28 de febrero de 2012

En Madrid. Azul de Mar

LLevo años hablando en la red de esta diminuta tienda madrileña que me tiene cautivada.
Concretamente, tres años y medio. La primera vez lo hice casi de pasada, en mi otro blog, en un post que hablaba de cansancio y bestsellers... Volví a dedicarle la mitad de una entrada hace exactamente dos años, el uno de marzo del dos mil diez... Pero, el post definitivo en el que declaré mi amor incondicional por esta tienda joya, diminuta como una isla, fue en el post sobre el colgante en forma de galleta.

¿Qué más puedo decir? Me ha hechizado. Y no, no cobro comisión.

- Y, si ya lo has dicho todo... ¿por qué vuelves a dedicarle post en este blog?

Pues porque estuve en Madrid... y por primera vez se me ocurrió la feliz idea de disparar flash en el interior de la tienda, no vayan a creer mis lectores que solo venden vestiditos primaverales como éste:



Vestido de Ginger and Soul,
montaje de mi amigo Lord Scutum


Nada más lejos de la realidad. Azul de mar vende anillos, collares y pendientes. A veces muy alternativos, a veces ideales para una boda:

El rincón de los abalorios de postín 

Rácimos de collares llueven sobre la pared: cuentas de cerámica se apelotonan junto a bolas de madera, y al lado, en unas minimalistas baldas de cristal, tintinean en rojo y bronce los pendientes largos más coquetos del mundo vintage.
Y, como la dueña gusta del cromatismo, los mil recovecos de la tienda están ordenados por colores. Al fondo, junto a una lámpara de papel celofán, se encuentra el rincón de los tonos empolvados, maquillaje, que tanto arrasan en la alfombra roja:


El rincón "nude"

Tocados, flores y carteras pueden encontrarse allí. Bolsos de ganchillo, de crochet, de bandolera, de cristalitos. Neceseres de maquillaje, monederos de boquilla. Pero, si como a mí, te va la nostalgia del blanco y negro, tu rincón es éste:


El rincón en B/N

Zapatillas de cordones en diseño minimal, botas con la punta de charol, bolsitos de cuadro vichy... ¡sombreros!
Precios razonables cuando no son francamente favorables a estos vientos de borrasca. Iluminación acogedora, música íntima... y un desvelo personal, de pequeño comercio y tienda artesana, que te hace palpar el cariño en cada vitrina, el buen gusto en cada objeto. ¿Cómo no iba a enamorarme?

26 de febrero de 2012

Por menos de doce euros... el paraíso en la bañera: chocolate y chupachups


Hacía mucho tiempo que no hablaba de mis baños de burbujas al atardecer...

Una bañera llena a rebosar, el agua caliente cuajada de espuma y emanando un aroma de jabón dulce, floral, cítrico... El cabello empapándose, los brazos hundiéndose lentamente, la música lejana, como en ondas, las revistas antiguas levemente salpicadas... es inútil resistir.



Crema de ducha Chocolate praline de Sephora: 7,80 euros
Jabón de manos Kids de mercadona: 3,90 euros

Y cada vez hallo nuevas combinaciones para enjabonarme de forma divertida, cálida y muy dulce. Una posibilidad es mezclar un gel fresco y una crema de ducha golosa. Té verde y chocolate, verbena y pastel de cumpleaños...  O crear tu propio postre en el baño gracias a Sephora y a Mercadona.

La línea Chocolate praline de Sephora se compone de cremas, aceites y jabones corporales que huelen a tarta de cacao, con ese toque de galleta en la base que lo convierte en un aroma logrado. Tuve el exfoliante que era una auténtica delicia. La crema de baño es hidratante, densa y olorosa, aunque también crea espuma. Y decidí aportarle un toque de frutos rojos, un delicioso aroma a piruleta.

El jabón de manos para niños de Mercadona es líquido, azul y muy espumoso. Ese color que posee, translúcido y azulado como el agua pura, es un gran acierto ya que trasmite una intensa sensación de limpieza. Y huele, intensamente también, a chupachups.A caramelos Drácula. Un agudo toque de dulce rojo que nos devuelve a la infancia, a las tardes doradas en el parque. Trenzas rubias, rodillas gloriosamente cercadas de barro, y una boca roja y azucarada. Cierra los ojos y déjate envolver... por menos de cuatro euros.


23 de febrero de 2012

La Dolce vita... gracias a mareas.

Hace poco hice un intercambio con mareas., del blog Con los pies en la orilla. Supe que quería tener el Bella Bamba, colorete de Benefit en un rosa vivo... demasiado vivo para mí. Yo lo tenía aparcado: fue un regalo y no me sentaba nada bien. Es falso que el rosa fuerte favorezca a todos los rostros: si tienes un óvalo facial redondo y una piel rosada con tendencia a la rojez... el fucsia no es tu amigo.

Mareas me ofreció el Dolce vita de Nars y, por un momento, pensé, "a ver si vamos a salir de la sartén para caer en la lumbre"... Tenía mis prejuicios, y estaban bien fundamentados.


Dolce vita de Nars... el colorete

El rubor Dolce vita salió al mercado hace ya algunas temporadas, como complemento del labial superventas de la firma. Cuando salió yo estuve allí para verlo (es Nars, no me lo podía perder...) y por vez primera sentí algo parecido a la decepción: la barra de labios es ligera y translúcida aunque bien pigmentada, y yo esperaba que el colorete compartiera esas dos adorables virtudes, pero no lo hace.

A primera vista, el Dolce Vita es mate, y es opaco y pigmenta mucho y...  Pero cuando Mareas me lo ofreció, me dije ¿y si...?

Una de esas intuiciones que terminan funcionando: cuando lo tuve por fin en mis manos, pude ver que no era tan plano como yo creía. Tienen un brillo muy ligero y un matiz ácido como de fresa en verano que yo no supe ver. Es muy pigmentado y hay que aplicarlo con mano volátil, haciendo magia borrás, tris tras ni lo ves ni lo verás sobre los pómulos. Ése es el truco.



Dolce vita en las mejillas, aplicado con mano ligera

El matiz afrutado y un punto ácido hace que no destaquen las rojeces: es un color cálido, nada frío. En la caja parece serio y en la piel adquiere un punto informal, gamberro, como de gominola de fresa con pica pica. 
Yo cometí la locura de combinarlo con azul noche en los ojos (Midnight blue de Clarins) y el rojo de mi vida inundando mis labios: Retrofuturist de Lime Crime. Pensé que el conjunto resultaría cuanto menos folklórico, pero iba a grabar una clase para la universidad y los focos absorben el color, así que me decidí.

Como regalo que anuncia la primavera me ha encandilado, y más por el hecho de que venía acompañado por ocho pulseritas finas y redondas en varios tonalidades de... ¡azul!

22 de febrero de 2012

Summer by Kenzo: un poema hecho perfume

Summer by Kenzo es un perfume que, probablemente, nunca llegue a comprar, porque es demasiado intenso para mí. Es cálido, sofisticado y sensual. Es una fragancia de gran dama, y no es perfume para una hobbit pija.
Y, sin embargo, reconozco que me ha cautivado con el aire de un amor imposible. La inolvidable Carmen Martín Gaite hizo decir a uno de sus más logrados personajes aquello de que "hay amores de novela y hay amores para casarse". Summer by Kenzo sería, según esta frase, un claro amor de novela.


SummerbyKenzo

Ya al leer los adjetivos con los que Pilar describía esta fragancia vi que me iba a enamorar sin remedio, pero también vi que sería un amor difícil, al estilo antiguo que tanto gustaba a la Gaite y tanto jugo poético le dio a lo largo de su vida literaria.
Entré en Sephora para olerlo. Su intensidad me asustó y no quise probarlo en mi piel, pero empapé un mullet con varias gotitas centelleantes, y lo guardé en el bolso.

Al día siguiente, al abrir de nuevo mi bolso... una intensa sensación de felicidad me embargó. Flotaba un aroma delicioso, femenino. Una alegría prodigiosa convertida en olor. Amarilla, festiva. Y, desde luego, muy sensual.
Hoy me he atrevido: al salir del trabajo, me he visto envuelta en las notas cálidas de esta pequeña obra de arte.

Hay perfumes que consiguen, solo con un rastro, transmitirte bienestar. Perfumes que te hacen feliz. Summer lo logra, pero de un modo misterioso y embrujador al que yo no estaba acostumbrada. Todas las fragancias que he tenido (Guerlain, Donna Karan, Bulgari...) han recreado en mi piel la sensación de haber llegado a casa. Y, sin embargo, Kenzo me sumerge de lleno en vértigo y aventura.
Lo diré de otra manera: hay fragancias que te llevan de la mano a tu niñez, perfumes que evocan tu más recóndita adolescencia... Summer by Kenzo, por el contrario, te hace sentir en su intensidad el hecho de que eres toda una mujer. Es una sensación que asusta y reconforta al mismo tiempo. Es deliciosa y alegre, pero con un toque de amargor que sabe a peligro.

Y sí, gira en torno a la nota de mimosas, es floral... pero la pirámide olfativa la podéis encontrar en cualquier página... ¡hoy me apetecía hacer una descripción poética!

20 de febrero de 2012

Por menos de seis euros... Lola Make Up: esmaltes que duran nueve días en la uña

Ya no es una novedad el reciente desembarco de doce nuevas lacas de uñas de la marca Lola Make Up en perfumerías selectas de este país... Doce tonos brillantes y perdurables entre los que sobresalen, en mi opinión, los delicados rosas, dorados y topos, una armonía limpia y empolvada, una oda a las uñas de diario.


Tonos rosas de Lola Make up, cortesía de la firma 

En las últimas temporadas, las grandes marcas prestaron mucha atención a los espectaculares tonos oscuros: berenjena, rojo vamp, azul petróleo... Lola también hace un hueco en su agenda creativa a estos maravillosos colores, y nos propone un verde esmeralda con matices de un azul profundo (Neptune, un esmalte que acabo de comprar a mi prima en el día que cumple veinte años...)

Sin embargo, Lola ofrece una sinfonía de rosas para envolver nuestras manos en la primavera, y entre estos primaverales tonos destaca el brillante Ballerina Pink, que nos mostró hace poco Gadirroja, con su dosis de dulce pastel y su apariencia de flor pálida. También me parece precioso el Delicate Peach, un rosa con ligero  matiz albaricoque, y el Sandstorm, dorado pálido.

El dorado de Loa, cortesía de la firma


Me parece llamativo el hecho de que esta casa joven, seria y accesible ponga tanto énfasis en los tonos diurnos. Son bonitos y fáciles de llevar, dos cualidades que me hacen ver un gran amor por el detalle detrás de la elección de colorido.
Toda una declaración de intenciones: pintarse las uñas no debería ser una excentricidad loca que cometemos en carnavales, un lujo permitido en bodas y fiestas de relumbrón: debería ser (y para muchas mujeres es) el último paso de nuestra manicura, un acto natural con el que embellecer nuestras manos de forma suave y divertida.

Reconozco que aún no conocía los esmaltes de Lola, y que me han hechizado. Éstos llevan por bandera y señuelo la etiqueta "Alto brillo", y no mienten: mil burbujas doradas surcan estas lacas. El brillo alcanza su máximo en el tono dorado, un champán reluciente, oro pálido que aporta sofisticación sin abandonar la tónica elegante y diurna. ¿Oro para vestir la uñas un miércoles cualquiera? Si: el tono Sandstorm, tormenta de arena, logrará la aparente paradoja.



Dove de Lola, cortesía de la firma


Sin embargo, debo decir que mi favorito, el que compré en aquella clara mañana de descubrimientos en Madrid, es el tono Dove: tiene nombre de jabón delicado y un tono que oscila entre el topo y el visón, y que, al modo de la mítica sombra Vex de Mac, adquiere un tornasol que lo convierte en tono camaleónico: es piedra, humo, beige, gris, crema... Y es, por último, ligeramente dorado por obra y arte del fono glitter que lo recorre.


Dove en mis manos


Pero, como en un buen menú de una fiesta exquisita, me he reservado lo mejor para el final: estos esmaltes cuestan CINCO euros con noventa céntimos y... duran intactos nada menos que ¡nueve días! en mis difíciles manos.

P.S.: Aquí os dejo un link con los puntos de venta de Lola Make Up, ya que más de una vez me los han preguntado. En Madrid se puede encontrar en las perfumerías Gilgo, en Sevilla la venden algunas perfumerías Aromas, y en Coruña, las perfumerías Arenal. También he visto que se venden en Córdoba, Málaga, León... ¡encuentra tu "perfumería amiga"!

14 de febrero de 2012

El Tag de San Valentín: Hoy me gustaría que me regalaran...

¡Felíz día de San Valentín...! o ¡feliz día de los Enamorados! o ¡feliz día del Corte Inglés...!

O de la Revolución más dulce del mundo, porque este santo, a caballo entre la historia y la leyenda,  era un cura de incógnito que, transgrediendo una ley injusta, casaba a escondidas a los pobres enamorados que no podían contraer matrimonio.

Y en este día surge siempre una pregunta: yo, que no tengo pareja ni parejo, si de repente alguien apareciera con un gran tarjetón, si yo pudiera elegir... ¿qué me gustaría que me regalasen?

¿Qué tal si lo convertimos en TAG?



Leónidas: los conocí en París. Frescos, belgas y deliciosos

Si fueran flores... ¡tulipanes!

Si fueran bombones... ¡de Leónidas!

Si fuera un libro... un poemario, por supuesto: Fin y principio de Wislawa Zymborska.

Aqua Allegoria Jasminora

Y si fuera un perfume, lo tengo claro... ¡Jasminora de Guerlain! LLevo varios meses locamente enamorada de este frasco dorado con exquisito tapón en forma de nido de abejas, que encierra el jazmín más limpio, acuático y verde que haya olido jamás. Un agua fresca de colonia... ¿de jazmines? Sólo Guerlain podía hacer realidad esta aparente paradoja.

El jazmín sale pronto, se nota, pero de forma suave. Me recuerda a los jazmines mojados por la lluvia, repletos de agua, una llovizna primaveral que suaviza el aroma. Me recuerda a mi abuela en el campo, durante los meses de verano. Me evocaba la idea de  París... y de algo irremediablemente fresco, verde y dulce al mismo tiempo: pronto supe por qué.

En la pirámide olfativa de esta fragancia, junto al jazmín, está el muguet. Esa flor blanca tan parisina que huele a limpio, a fresco, a vida bullendo, a delicadeza... La descubrí en París también, junto con los bombones Leónidas... Tenía, durante el  tiempo que viví allí, un frasquito de esencia de muguet, y solo abrirlo me llenaba de una extraña felicidad. Me recuerdo oliendo el muguet y bailando, frenética, una canción de Kylie Minogue... tenía quince años.

Mi historia con Jasminora comienza de forma clandestina: idilio en Sephora, besos furtivos, vaciado de testers, regalito de vial por parte de las vendedoras que son un amor... preveo un largo noviazgo, ¡y ya me veo rezando al santo para que termine en boda!


Y tú... ¿qué deseas? ¿Qué flor, qué chocolate, qué libro? ¿Qué  perfume?
Nomino a Gadirroja, a Morgan, a Mareas, a Pilar, a Tita Hellen, a Lili and Kors...
¡y a todo el que lo desee!

12 de febrero de 2012

Coloretes de Sleek Make Up Vol. IV: cómo aplicar rubor en tono berry en una piel pálida y rosada


El resto de la saga "Coloretes de Sleek Make up" podéis verlo aquí, aquí y aquí.


Berry Collection de Sleek: una edición limitada que, evidentemente, no fue creada para mí. El labial es muy oscuro, de una tonalidad similar a un fruto negro en vez de un fruto rojo. Y muy mate, cualidad que comparte con el colorete. El rubor, a primera vista, era más bien un tono teja sucio que un saludable frambuesa... Después de tener este pensamiento malévolo me dije que el término "berry" podría aplicarse también al color baya. De cualquier manera, un tono baya mate que no parecía llamar mi atención lo más mínimo...



¿Cómo llegó entonces a mi tocador el colorete Berry...?

A principios de enero decidí probar la crema de manos Little Bakery de Essence, y para completar el pedido a Maquillalia se me ocurríó de repente incluir la Berry Collection... Porque Pilar había cantado ya su belleza, y ningún colorete de Sleek me ha defraudado nunca. Porque estaba en esos días tontos en los que añoraba furiosamente la recién acabada Navidad, y si algo posee esta edición es un color muy navideño.
Y porque el precio que pedían  permite chafardear un poco, meter un par de dedos en el famoso rubor teja y escandalizarme por haber comprado algo que a todas luces no iba a utilizar, y un labial tan oscuro que podía servir para carnavales.


Bayas en las mejillas gracias a Sleek... y en los labios, gracias a Mac

50% de acierto. El labial me sienta "como una patada en toda la boca", nunca mejor traída la metáfora popular. Los tonos oscuros deben ser satinados, cremosos y hasta algo brillantes para no parecer una herida en mis labios.

Pero el colorete, bien trabajado, "con mano ligerísima"... regala al rostro un halo saludable y formal, como pensado para una reunión de trabajo de un miércoles cualquiera. Y si lo aplicas con la mágica Bionic Flat Buffer de Magic Coast, sobre el perfecto lienzo de una base jugosa y cálida con un sutil matiz dorado, no destaca rojeces ni deja un color plano o evidente en las mejillas.

Le estoy dando un uso frecuente. Como complementos, el Berry blush requiere una mirada limpia, desnuda, que yo intento lograr aplicando sombra Vex de Mac y máscara de pestañas, y un labial potente... ¡pero no negro! El cremosísimo Dubonnet de la firma canadiense fue el elegido, mi particular labial Berry para completar la colección.

10 de febrero de 2012

Naked 2 de Urban Decay: la maravilla cotidiana

Cuando salió al mercado la Naked de Urban Decay, una preciosa paleta de sombras de ojos en colores neutros, satinados, brillantes, sedosos tonos crema y marfiles iluminados, yo me abstuve.

Lo hice porque el envase era de terciopelo, atractivo pero manchadizo; porque entonces no tenía cuarenta euros (ni tenía trabajo estable), y porque no llegué a verla... siempre que por un motivo u otro aterrizaba yo en los almacenes Sephora de la calle Sierpes, en Sevilla, la sensación del momento estaba agotadísima. Me hicieron fácil el camino, escondiéndome la tentación. Y cuando al fin la tuve ante mis ojos, con el aliento entrecortado ante tanta belleza, recordé su tapa de terciopelo y mi bolsillo vacío... y me contuve.



Naked 2, de Urban Decay


Muchos blogs de referencia señalaban febrero del presente año como la fecha en la que llegaría a España la segunda edición de este anhelado best seller del maquillaje. Estuve en el Sephora de Gran vía al final de la pasada semana y las dependientas me la mostraron, recién llegada y con ese flamante aire de los días de estreno.

Y, ahora, todo había cambiado... para mejor. El envase de esta versión corregida y aumentada es metálico, sólido y muy limpio. Yo poseo una nómina... y un piso en alquiler, esa es la verdad. En la repisa brillaban incitantes nada menos que cinco ejemplares de la nueva joya de Urban Decay... y yo podía permitirme pagar cuarenta euros por una belleza útil.

Porque ésa es la mejor baza de la paleta naked: las sombras de ojos que comercializa esta casa son sedosas, aterciopeladasy duraderas, y éstas en concreto brillan por su gran versatilidad para crear maquillajes de lunes, belleza cotidiana.


Naked 2, vista de un lado...

La novedad en esta paleta son los tres colores mates que incluye:
Foxy, un vainilla pálido imprescindible para iluminar el arco subciliar de un modo minnimalista. Tease, un bonito visón con subtono lila, un tono que me recuerda a los saltos de cama de color maquillaje con coquetas puntillas que se venden en las tiendas de lencería, y Blackout, un negro negrísimo, denso, mate y muy pigmentado.

Pero lo que a mí me enamora son los dorados pálidos, rosas metálicos o melocotones que pueblan la paleta, para desnudar la mirada y vestirla con delicadeza y tonos muy limpios:

Half baked, el único que se repite en esta segunda toma, es un centelleante oro viejo que posee el brillo de una joya antigua y noble.
Bootycall es un rosa irisado muy claro, perfecto para crea puntos de luz en el lagrimal, una alternativa al clásico cristal blanco.
Chopper, cobre radiante surcado por mil burbujas de oro que bailan en su superficie.
Snakebite (¿mordisco de serpiente?), entra ya en el apartado de los oscuros "discretos", y es un marrón con subtono cobrizo y chispa dorada.
Suspect, un tono galleta maría con acabado húmedo, un brillo que casi no aporta color y que regala un tacto de aguaa la mirada.
Pistol, mi sombra favorita de la paleta, color humo brillante, gris ahumado suavizado por el brillo.
Verve, a medio camino entre el gris y el visón, claro pero poderoso.
Ydk, bronce como un traje de gala de Beyoncé, derrochando pailletes y glamour.
Busted, marrón chocolate y menos metalizado que el resto de los tonos, posee más bien un acabado mate pero con chispa dorada muy sutil.

... y del otro

La paleta es apabullante. Es todo lo que unos ojos necesitan para brillar a diario durante un año entero, resumido en una cajita beige. Y, para mayor embrujo, incorpora un doble pincel de largura perfecta, pelo sinténtico y trazo preciso.

8 de febrero de 2012

Ritual de belleza de choque con D´Lucanni: Una investigación

¿Recordáis mi paso por las cabinas de tratamiento en Bodybell? Al salir de la tienda, llevaba el rostro radiante y una bolsa de tesoros que, como broche final a una tarde espléndida, me había regalado la profesional que me atendió. Trini, con sus ojos expertos, decidió que lo que mi piel necesitaba era una cura intensiva de hidratación y protección, y eligió el programa adecuado a mis circunstancias.

Tratamiento para tres semanas de D´Lucanni

Shock-6 es un programa completo firmado por la casa profesional D´Lucanni que permite elegir entre dieciocho viales diferentes: puedes hidratar, proteger, regenerar, nutrir, tensar o llenar de vitaminas tu piel con activos puros y seleccionados con mimo.  El tratamiento que abarca tres semanas cuesta en torno a los veinte euros y supone una bomba de oxígeno para el cutis, que resplandece.

He sido paciente y he utilizado seis días de mi vida para aplicarme este tratamiento: los resultados me han gustado mucho. Luego, mi vena investigadora ha salido a relucir y he estudiado a fondo los ingredientes. Lo que encontré no me gustó tanto. Os relato los pasos de principio a fin y que cada una juzgue si merece o no la pena.

El tratamiento está pensado para usarlo dos días en semana, a lo largo de veitiun días. Trini me aconsejó que me aplicara la mitad del vial por la mañanan, recién salida de la cama, y la otra mitad por la noche, antes de acostarme. Primero la hidratción, seguida de la protección una vez que la primera hubiera penetrado en la piel.

Vial de 2,5 mililitros

El vial hidratante es un cóctel de principios botánicos calmantes y regeneradores: glicerina, urea y arnica para hidratar, agua de hammamelis, camomila, tilo, hiedra, pepino, aciano y malva para suavizar la tez, saúco para descongestionar y, por último, hierba del muro rica en taninos y flavonoides, e hiperico, poderoso antioxidante que ya se utilizaba en el Renaciomiento en hospitales de la piel, no en vano es conocido como el antibiótico medieval.
El vial protector es una mezcla de colágeno hidrolizado y albúmina.

La forma de aplicar ambos viales no podía ser más placentera: hay que masajear suavemente el rostro... Las sensaciones que te envuelven, sobre todo si como yo has construido un fondo ambiental con música clásica, son inefables.

La fórmula suena también a música celestial, pero de repente hay algo que chirría, si miras la lista de ingredientes un poco más de cerca. Puedo perdonar el propylene glicol que a mí al menos no me hizo daño nunca, incluso el Alcohol denat cuya presencia sorprende pero no se percibe, tal vez por estar situado al final de la lista.

Pero es que hay más, una cara oculta en estos dos preciosos viales.



¿Merece la pena?

Me resulta muy perturbador el primer ingrediente de la lista del vial hidratante: fluido amniótico. ¿Amniótico por qué? Imagino que se trata de células madre con una alta capacidad regeneradora, lo cual es perfecto para nuestra epidermis pero ¿de dónde han salido esas células? He leído en este artículo que en España no se utiliza placenta humana, tan solo animal, pero aún así creo que D´Lucanni debería puntualizar un poco la información que aporta al consumidor. Al menos, he descubierto que este líquido se encuentra en la placenta y que el futuro bebé o animal no sufre con estos adelantos cosméticos.

El vial protector se compone como ya hemos visto de albúmina y colágeno hidrolizado, ambos poderosos regeneradores de la piel. Pero también contiene urea, sal (¿sal?), y... ¡Methylchloroisothiazolinone! Que tras una rápida revisión en la red he sabido que es un componente cosmetico utilizado en cremas y lociones actua como antibacteriano y antihongos, pero cuyos efectos cancerígenos aún se están estudiando.

Así que aunque mi piel quede con este aspecto tras los masajes, yo no repetiré.

¿Existe alguna alternativa...? Sí: más cara y difícil de encontrar, pero existe. La parte soleada de la fórmula, todo ese precioso torrente de destilados florales que detallé más arriba me recuerda intensamente a los productos de la magnífica firma Secretos del Agua, muchos de estos principios activos estaban presentes en el Agua de Musgo que probé hace un par de años y que también fue como agua milagrosa para mi cutis..., y carece de inquietante química.

Solo me queda una cosa por decir: al menos el sérum de vitanima C de D´Lucanni, que Trini utilizó conmigo en aquella relajada tarde, está libre de inquietante química. Es un alivio.


EDITO: D´Lucanni me ha hecho llegar un comunicado que trasncribo íntegro en comentarios. En él, se afirma que el líquido amniótico es de procedencia bovina, que está registrado legalmente y que ningún animal sufrió en el proceso. Me alegro infinito, porque los resultados son excelentes.

6 de febrero de 2012

Azul noche, azul petróleo, azul turquesa

Mi color favorito es el azul. No digo nada nuevo, ¿verdad?

Agua mineral Solán de cabras...
fotografiada en un momento de inspiración

El azul es el color del agua. Del cielo nocturno que pinta Van Gogh, con sus astros arrebolados. Es el color de la mística (azul purísima, el manto de la Virgen.) Del verano y sus noches encendidas. De las cúpulas en iglesias italianas.

Mi armario guarda tres prendas fetiche que comparten esta tonalidad. No forman conjunto, porque pertenecen a gamas muy distintas del color que me disloca: son pinceladas de azul que combino con negro, con marrón chocolate o gris marengo... para sentirme viva.

LLamamos azul noche a un color embrujador, como de terciopelo. Y si el artífice de la prenda que va a empuñar semejante color es Adolfo Domínguez, mayor encantamiento, ¡ración doble de magia!

Adolfo Domínguez

Este chaquetón lo compré junto a mi madre, en una de nuestras inmersiones festivas en la tienda del centro comercial Nervión Plaza, unos días antes de la boda de mi prima favorita. Su tonalidad engancha, parece sacada de un mes de agosto a medianoche, mecidos por las farolas y los hielos de un chispeante cóctel.
Está fabricada en polyester al cien por cien y es gozoso, de peso pluma y tacto fresco... pero abriga y es confortable como una manta en el sofá de tu cuarto de estar.

Otro azul de cuento es el tono petróleo, oscuro y brillante como una joya gótica:


Fantasy bis

Este bolso fue una de mis primeras compras del año pasado, recién llegada a La Rioja. Necesitaba un bolso ¿cuándo no necesito un bolso yo?, y lo encontré por quince euros en Desmán, una precioso tienda étnica de anillos de madera, pañuelos pirata y jerseys de ganchillo, situada en la calle Gallarza de Logroño, bajando hacia la poética Plaza del Mercado. Lo firma Fantasy bis, y tiene un deje rockero que se deja ver en tachuelas y cremalleras, y ese tono manchado y reluciente que me evoca la primera máscara de pestañas de alta costura que tuve, de YSL.

¿Y qué decir del primaveral turquesa...?


Tréboli

El turquesa se creó para las bailarinas. Para los relojes de pulsera. Para los trajes de baño. Es una zambullida en una piscina azul. Una bajada de cinco grados en el termómetro, en pleno verano.
Y nunca se me hubiera ocurrido combinarlo con camel en la punta, al más puro estilo Chanel, pero la mezcla respira cool y elegancia a partes iguales. Conseguí estas bailarinas el pasado viernes en Tréboli (Pérez Galdós, Logroño.) A su arriesgado mix de colores añade una mezcla no menos atrevida de acabados: ante y charol se funden en tus pies al módico precio de dieciocho euros.

Todas tenemos prendas fetiches, que conjuran la niebla, que llaman a voces a la primavera. ¿Cuáles son las tuyas?

4 de febrero de 2012

¡SORTEO! 300.000 VISITAS Y 500 SEGUIDORES: ¡GRACIAS!


Hoy he amanecido con la cifra redonda: trescientas mil visitas han rondado este blog, que nació como un desahogo y creció como un taller de escritura y maquillaje. Y ya sois más de quinientos los que seguís este espacio.

La culpa es vuestra: entráis cada día, aunque no sea yo ningún gurú del maquillaje. Aunque la cámara de mi teléfono móvil sea pésima y su dueña no haga ningún atisbo de comprar otra. Aunque no sea lo mío difuminar sombras en el párpado y delinear a ras de pestañas con una línea perfecta, ¡ni siquiera maquillar la water line!

He intentado crear un blog de descripciones: describir es algo que sé hacer y que me gusta hacer: tentar con las palabras, jugar con las palabras... Y las palabras emocionan, enganchan: ¡aunque sean las de una hobbit pija!

Quería daros las gracias. Y, para agradecer vuestra compañía, he decidido hacer un... ¡sorteo semi exprés!


Hasta el 14 de Febrero

Los productos que voy a sortear entre vosotras han sido comprados por mí, nadie los ha regalado. Por supuesto están a estrenar, algunos venían con precinto o caja cerrada y otros no, pero son nuevos todos.

Estos son:

- Colorete Coralista de Benefit: mi idea primitiva fue sortear mi rubor favorito, el Luster de Nars, pero en mi último viaje a Madrid se había agotado. Este es mi segundo colorete preferido: no sorteo el nuevo Hervana porque si la ganadora posee una tez morena no va a poder disfrutarlo. Y, además, porque Coralista es también una fantástica sombra de ojos, o al menos yo la utilizo así.
- Productos Lola, mis preferidos de la firma: bronzer nª 3, labial Peachy, gloss nº3 de la colección del verano.
- Productos Essence de ediciones limitadas: paleta de sombras Vampire´s love, y la sombra nude y mate más bonita del mercado: Canvas, de la colección Woom Booom.
- Productos Sephora: Flashy liner en negro, el mejor delineador que he probado, y el nuevo bálsamo labial, de un color rosado que se activa con la temperatura de los labios y fluctúa entre el rosa pálido y el fucsia vivo.


¡La bañera no entra en el sorteo,
que fue un regalo de mis amigas!

Vamos ahora con las condiciones:

- El sorteo comienza hoy, día cuatro de febrero, a las doce del mediodía, y termina el día Catorce de febrero a las ocho de la mañana.
- Es necesario ser SEGUIDOR del blog y tener perfil habilitado para participar.
- Debes comentar en este post, con tu nick, el nombre de tu blog (si lo tienes, NO es obligatorio tener blog para participar) y un par de frases sobre cómo llegaste a mi blog.
- Mi intención es realizar el sorteo POR LA ONCE el 14 de febrero, pero no sé bien cómo hacerlo, si alguien me explica el método en los comentarios, Tiene una participación extra.
- No voy a publicar lista de participantes, los comentarios a este post son en abierto y públicos: los comentarios son la lista de participantes.

EDITO: Xandra, Anita y Mariquititas Rojas me lo han explicado: asignaré un número de una o dos cifras por orden de comentarios y el 14 de febrero, el número que coincida con la terminación de la once será el ganador...
Lo prometido es deuda: vosotras tres tenéis dos participaciones!

Y gracias a un genial anónimo, he resuelto el problema de las cifras y el sorteo NO ESTÁ CERRADO, podéis participar hasta el 14 de febrero a las ocho de la mañana.
¡¡¡Mucha suerte a todas!!!

3 de febrero de 2012

Te odio, te amo (I) Hoy, Essence. (Fix & Matte Traslucent Loose Powder, photos & review)

Essence: esa marca a la que solo me arrimo cuando mi bolsillo está triste, cuando llora por los rincones diciendo: "se me ha acabado tal potingue y no tengo un duro". Y también, "tengo el día caprichoso y no quiero entrar en Sephora..."

Para eso vale Essence. Miss Potingues ha bautizados sus productos con el expresivo nombre de "Potichuches", y me parece un nombre cristalino. Cuando éramos niñas y teníamos doce pesetas en el monederito de Hello Kitty, las mirábamos con amor y musitábamos "me llega para dos regalices rojos y dos caramelos de Drácula". Y caminábamos al kiosco felices como perdices.

Todos sabemos lo que es el lujo. Todos preferimos chocolate Lindt a bote de Nocilla, y jamón de Jabugo a mortadela. Todos sabemos también cuándo no se puede y, justo entonces, viene Essence y nos da una alegría en el desierto.

Con sus mil pintauñas de colores que son una incertudumbre y tienen la emoción del riesgo, ¿éste me saldrá bueno o malo? Y cuando sale bueno, surgen fuegos artificiales del frasco, lo tenemos que reconocer. Con sus sombras que son un pequeño milagro o una gran decepción. Con sus coloretes pésimos, todos ellos. Con sus bases a base de silicona, que no soporto.


Fix & Matte de Essence +
brocha Bionic Flat Buffer de Magic Coast,
la combinación perfecta.

Y, a veces, surge la sorpresa. Deslumbrante. Una joya que cuesta menos de cuatro euros, ¿por qué no?
Los polvos sueltos translúcidos Fix & Matte son finísimos, quince gramos y medio de magia blanquecina que se funde en tu piel sin añadir color ni textura a tu rostro: solo limpia, fija y da esplendor, ¡como la Real Academia de la Lengua Española!
Limpia porque consigue un acabado pulido, fija realmente el maquillaje durante una jornada entera, y da esplendor... porque no acartona.



Look de lunes...

El lunes, para hacer caso a los expertos, decidí proteger mi cara con un factor cincuenta coloreado de D´Lucanni: un tono precioso y una protección eficaz, pero brillante... muy brillante, en el mal sentido de la palabra.
Tenía claro que quería ojos desnudos y gloss Zinfandel de Isadora en los labios, al estilo "enero dulce"..., pero mi piel brillaba tanto que decidí probar la cajita de polvos blancos que reposaba en mi tocador. Varias pasadas volátiles, empuñando la magnífica Bionic Flat Buffer de Magic Coast (¿no tiene nombre de varita mágica?), consiguieron mantener mi piel así durante una larga jornada de trabajo.

¿Alguna pega? Sí: por mucho que he investigado, no he podido dar con la fórmula de los Fix & Matte. Ignoro cuáles son sus ingredientes, aunque mi piel es reactiva y ha reaccionado bien a ellos. Eso ya es un alivio, pero me gustaría tenerlo por escrito, ¡el papel sellado aporta mucha tranquilidad!

1 de febrero de 2012

Por menos de siete euros... hogar, dulce hogar con Mercadona

Comenzar el día o terminarlo sumergida en olores de infancia, de verano o Navidad... Aromas de chocolate y abuela, de mantas y tazón de leche junto a nuestra serie favorita en la tele, de tarta de cumpleaños...

No existe nada más relajante que llegar a casa, dejar las llaves en el aparador de la entrada, encender una vela y leer, bajo mantas, sabiendo que te espera un baño espumoso o una larga conversación telefónica con alguna de tus amigas que viven lejos. Ese suele ser mi plan de cualquier lunes, al atardecer...

Y Mercadona me ayuda a conseguirlo.


Olores golosos al llegar a casa, gracias a Mercadona

Leyendo el magnífico post "Tardes de revistas, tés y velas" de Maryland, decidí probar la vela de vainilla de El bosque verde, que al precio de 1,89 euros promete aromatizar dulcemente nuestro hogar.
Aún sin prender, deja un tenue rastro a crema inglesa. La encendí por primera vez en una tarde de sábado: había invitado a mi primo a un maratón de pelis en el home cinema, y ya en el umbral de mi casa mi invitado exclamó: ¡qué bien huele! Hasta comienza a olor bien en el ascensor...
Pero, tal y como apuntaba Littlegingery, es un aroma discreto, que te llena de dulzura con suavidad. Mantiene tu casa cálida, titilando su luz de vela que proyecta sombras volátiles en la pared e invita a la confidencia, y desprende un olor que al ser sutil evoca la idea de delicias culinarias, pero también la de jabón, sábanas limpias de hilo, tocador antiguo y flores blancas junto a nuestro mejor frasco de perfume.

Ése quiero que sea el aroma de mi casa... y Mercadona me ayuda a conseguirlo por menos de dos euros.


El relax según Mercadona

Y, a la hora del baño...

El gel Fashion for Girls de Deliplús forma parte de un pack que mi tía Isabel pidió a los Reyes Magos para adornar mi zapato en el balcón, en aquella noche del seis de enero. Es un auténtico volcán de sensaciones. Últimamente disfruto mucho de mi bañera, y por eso me interesan (y estoy comenzando a coleccionar) los geles golosos, esos que hacen mucha burbuja y te transportan al Edén con un olor paradisiaco.

Este gel espumoso es así. De hecho, desde aquí pido formalmente a los creativos de Mercadona que conviertan este aroma en una colonia convencional, con vaporizador y todo. Un perfume como éste, de preciosas notas de frutos rojos con base de violetas y una salida fresca y cítrica al mismo tiempo, y a un precio que tratándose de la casa Deliplús no sería excesivo... ¡arrasaría!

Huele a cruce entre frutería, pastelería y buena perfumería, no digo más. Y a esto se le une su refrescante color fucsia vivo, un diseño "ergonómico" que evita que el frasco se escurra en la bañera, y una fórmula rica en glicerina, lo que le da un toque de nutrición muy apreciable.

¿Y tú? ¿Despides el día con olores golosos?