29 de julio de 2012

Maquillaje y poesía: un look... y un poema

Hacía mucho tiempo que no enseñaba ningún look... y creo que nunca he subido aquí ningún poema mío.
Lo primero se debe a que en el último mes no he tenido tiempo ni para respirar, cuánto menos para depilar mis cejas... y sé que existe un cierto tipo de público al que incomoda ver unas cejas salvajes en un blog de belleza. Lo segundo... en este post va a quedar resuelto.


Soleil d´hiver, Gris Perle Irisé
de Peggy Sage

Si publico una imagen mía en este espacio no es para mostrar algún secreto canon de perfección que no poseo, sino para demostrar lo que antes he descrito con palabras. Y, como he visto que gustó bastante el iluminador Soleil d´hiver de Peggy Sage, quería enseñároslo en acción, iluminando mejillas y hasta el arco de Cupido, y combinado con la sombra Gris Perle Irisé en el párpado.

Dada mi pasión por el maquillaje, éste debería ser para mí fuente de inspiración poética.
Hace años dediqué un poema a un labial de Maybelline llamado Sugar plum que me enloquecía... de esa pieza solo recuerdo unos pocos versos: "nos cautivó, quizás, su brillo oscuro/ como la vida misma". Era un poema que narraba una peregrinación de dos amigas a una perfumería, y cómo ambas se prendan de la misma barra de labios, y se la compran.
Pero, ¿qué ocurriría si en la perfumería, el lugar más insospechado, la protagonista del poema encontrara así, sin anestesia, al objeto de sus desvelos... que no es precisamente un labial oscuro y reluciente?
De ese supuesto poético han nacido estos versos.

 
LUJURIA COSMÉTICA
Alta perfumería: mostradores
de un dorado pulido que contienen
en tarros de cristal alquimia y ciencia.

Azules resplandores publicitan
grandes sueños. Las puertas de vaivén
cosmético, cerrándose y abriéndose
nos regalan su música de agua.
Y de repente, tú, ralentizando
los segundos insomnes y fragrantes.

27 de julio de 2012

Al fin... Peggy Sage

Ayer paseaba al salir del trabajo por el centro comercial Parque Rioja, aquí en Logroño, que posee bastante solera al combinar grandes superficies de cadenas conocidas con pequeñas tiendas de comercio local. Tras cruzar una destellante esquina, encontré un oasis de cosmética: La boutique del Peluquero.

Cada vez me atraen más los espacios de peluquería profesional: brillan como reboticas futuristas repletas de frascos desconocidos para mí pero poderosos sin duda.
Entré diciéndome, ha sido un curso intenso, interesante, precioso, he tenido buenas noticias en el trabajo y me merezco un final de rebajas como Dios manda... momento "porque yo lo valgo" que encierra sus peligros pero que, si se sabe dosificar, da mucho juego cosmético.



¡¡¡Pegy Sage!!!

Porque allí me estaba esperando una firma que hasta ahora no se había cruzado en mi camino, pero que me había enamorado "de oídas": Peggy Sage.
En las comedias del Siglo de Oro, un argumento recurrente era éste del enamoramiento de oídas: un caballero que oye de continuo a su mejor amigo relatar las bellezas, físicas y morales, de una dama conocida por él y acaba perdidamente subyugado: la palabra posee un poder secreto y eficaz.  Así yo, mes tras mes leyendo en foros y blogs sobre esta firma, había acabado por sentir una curiosidad muy cercana al deseo.

Me apetecía mucho probar sus sombras de ojos. Me llevé cuatro godets, al precio de 4,40 cada uno, y me regalaron la paletita. Y bailó hasta mis bolsillos, también, una cajita de polvos iluminadores cocidos en mosaico con un precioso tono oro pálido y un nombre muy poético: Soleil d´hiver, sol de invierno...


Soleil d´hiver

Existe en varios tonos, más ardientes, más rosados..., pero este dorado leve surcado por vetas bronces parece hecho para mi piel. El polvo es fino y reluciente, y en las mejillas recrea un bronce tímido y un tacto húmedo. Me recuerda mucho el iluminador By Candelight de Mac, que también goza de un nombre lírico... La única diferencia entre ambos es que el de Peggy Sage no es edición limitada y que cuesta once euros en vez de veinticinco.

La paleta guarda mis tonos favoritos a la hora de maquillar los ojos:

Ultraviolet es una sombra luz, de tono rosa sucio con un fuerte matiz lavanda. Tiene un brillo metálico y frío muy apetecible en verano. Gris bleu irisé es el típico tono acero satinado que me gusta para dar a la mirada un aire misterioso y ahumado sin recargarla.

Ultraviolet es fina y sedosa, aunque no pigmenta demasiado. Gris bleu es pigmentada, pero polvorienta. No duran mucho en la piel.


L-R: Gris perle irisé, Nuit

Gris perle irisé es un tono muy especial.
Me emocionó su visión porque recordé, en un golpe de nostalgia cosmética, mis dos sombras favoritas de la desaparecida firma Stila. GPI es una acertada mezcla entre esas dos joyas que conseguí en el Sephora de Champs Elysées, en mi último viaje a París: Diamon Lil y Cloud. También se parece a la mítica Erika de Lancôme que yo nunca tuve. Es plata quemada con claridad de nube, tiene un matiz verdoso como de varita mágica y es sedosa y aterciopelada.

De las cuatro sombras, es la que más merece la pena, la más duradera, la más dócil en nuestra mano.
Nuit es un color azul noche satinada, misteriosa. Un tono potente suavizado por su textura, nada mate y nada purpurinosa. Pero es también un pequeño desastre: polvorienta como una noche de verano y fugaz como una estrella... no la recomiendo pese a lo admirable del color.

¿Cuál es m veredicto? El iluminador vale lo que cuesta en oro, no descarto la idea de hacerme con otros tonos. En cambio, no volveré a comprar sombras de PS. Salvando la preciosa y rara Gris Perle Irisé, que sí dura intacta al menos toda una tarde de calor, las demás no tienen la calidad que debieran.

24 de julio de 2012

Por menos de diez euros: 10 tesoros low chic que debes guardar en tu neceser

En tiempos oscuros, nuestro objetivo es maquillarnos por menos dinero, pero con la misma belleza y la misma ilusión. Invertir pocos euros en productos bonitos, coloridos y funcionales.
Delineadores turquesas, sombras galácticas, golosos labiales de charol escarchado y coral. Correctores que cubren sin saturar la piel... ni el bolsillo. Rubores melocotón que no llevan la firma de François Nars... y sacan, aún así, estrellas de nuestra piel.

He aquí mi lista de maquillaje low chic. Gana Bourjois por goleada, seguido de cerca por Lola Make Up. Essence y Deliplús, la eterna doble alternativa en época de crisis, cierra el círculo.

10 joyas low chic

1. Mirada a punto por 15 euros... gracias a Lola Make Up, Essence y Mercadona

El de este año es el verano más glacial de todos los que hayamos conocido hasta ahora: arrasan en  pasarela los lagrimales destellantes de luz plateada, y en la calle se ven párpados sobrenaturales, luminosos, cristalinos. Estos tonos que juegan con la idea de un blanco limpio agrandan el ojo y abren la mirada, pero no tenemos que acudir a Givenchy para conseguirlo: la sombra de un blanco metálico y casi plateado que lanzó Lola Make Up en su última colección cuesta 9,9 euros, es de larga duración y deja un halo helado en la piel muy favorecedor.

Otra alternativa es Bourjois, que en este verano hechiza nuestros ojos con una serie de sombras luminosas de base blanca con subtonos fríos o cálidos. Por 8,28 euros tienes el comodín que toda bolsita de pinturas necesita.

Me gusta combinar tanta claridad galáctica con un delineado fresco y atrevido: me ha enamorado este rotulador turquesa que conseguí en Mercadona por solo ¡dos euros! Puedo prometer y prometo que está hecho a prueba de torpes, que dura toda una jornada y que es arrebatador.

Y para rematar la mirada sugiero el rímel "I Love Extreme" de Essence. Su cepillo es grueso, su tinta negrísima, separa las pestañas y las densifica, las hincha y cubre de negro... por 2, 49 euros.



Os ahorro la visión de mis cejas salvajes
Lola + Deliplús + Essence



2. Labios al estilo Costa Chic de Mac pero con más brillo y duración, por 15 euros... gracias  Rimmel y a Bourjois

Kate Moss ha vuelto a deslumbrarnos con una colección de labiales para la marca Rimmel que, al menos en Mercadona, cuesta 4,95 euros. Yo tengo el tono 16, y es cremoso y mate, desprende un aroma de trópico sutil y sublime, y su color es muy parecido al afamado Costa Chic de Mac: un coral vitamínico, ácido y dulce, con grandes dosis de un matiz rosado y fresco.
Lo combino con el nuevo gloss de larga duración de Bourjois, en el tono Orange fruity. Este brillo aporta una sensación de labios desnudos e intensamente hidratados inédita, y dura unas tres horas intacto, lo que es toda una proeza en un gloss.


Ya no utilizo otro color...


3. Tez perfecta por solo 13 euros, con Bourjois y Deborah

El corrector Healthy mix de  Bourjois es ya un viejo conocido en este blog. Es el artífice escondido del primer look que me atreví a mostraros, y utilizado como base, logró la palidez saludable de mi maquillaje de Halloween. Por unos diez euros tienes una cremita que camufla rojeces u ojeras con el mismo afán.
Y podría hablaros de los rubores de Sleek o Milani... pero el colorete melocotón de Deborah es mi preferido dentro de esta gama, media si pensamos en calidad, bajísima si pensamos en precio: ¡Mari Luz lo vende por solo tres euros!

4. Y viste tus uñas por menos de seis euros con las tentadoras, magnéticas y eficaces lacas de Lola Make Up.

Son imbatibles: cuestan cinco con nueve euros,duran toda una semana intactas y tienen los tonos más bonitos del mercado, a la altura de Essie u Opi... pagando solo un tercio de su precio.

22 de julio de 2012

10 productos de lujo que debes tener en tu tocador

Ana, atenta (y hasta ahora desconocida) lectora de este blog, me pide en comentarios que le ayude a escoger un arsenal de potingues especiales en los que invertir una cierta cantidad de dinero.

La petición me ha ilusionado doblemente: por un lado, es algo fantástico que una comentarista me "ponga deberes", algo que puedes hacer tú cuando se te antoje; y, por otra parte, me pierde hablar de la belleza dorada y tornasol que se esconde en firmas como Nars o Gerlain, pero últimamente lo hago con cuentagotas porque considero inmoral tentaros, en tiempos oscuros, con una barra de labios que rebase los veinte euros o con un colorete mágico que se acerque peligrosamente a los treinta.

Pero, ya que me lo han pedido..., hablaré de mis diez colores mágicos, armas de mujer que fui atesorando poco a poco.



¡Va por ti, Ana!


1. PREBASE
No soy amiga de prebases o precorrectores que encarecen nuestro neceser, porque creo que el mejor lienzo que podemos conseguir es una piel bien cuidada. Y Mac no está entre mis firmas favoritas (aquí explico el por qué), pero sigo siendo fiel a Prep + Prime spf 50+. Como prebase es muy corriente, pero como pantalla solar no tiene precio. O sí lo tiene, unos veintisiete euros, pero yo lo pago gustosa. Deja mi piel a salvo, protegida de alergias o manchas, no huele a nada, no tiene color ni textura, no interfiere en el maquillaje, y sus ingredientes no hacen daño a mi piel.

2. MAQUILLAJE COMPACTO
La polvera azul piscina de Shiseido me acompaña cada año, de mayo a octubre. Cuesta unos treinta y cuatro euros y merece la pena. Se trata de un polvo sedoso, por lo que no marca pliegues en el rostro; y ligero, por lo que no satura poros ni ensucia la piel. Su spf 30 es ideal para el verano en el Norte, sus tonos son naturales y el acabado que regala es impecable.

3. ILUMINADORES
Tengo el lápiz mágico de Yves Saint Laurent, que borra la fatiga de nuestra cara en tres toques de alquimia, y el iluminador en polvo Miss Liberty de Nars, que proporciona un tacto húmedo y sobrenatural a las mejillas: colorea la parte superior de tus pómulos con el delicado rosa nacarado y luminoso de las conchas que recoges en la orilla del mar. Volvería a pagar cada uno de los treinta euros que me costó.

4. COLORETE
Por supuesto... ¡¡¡Luster de Nars!!! El primer producto de la firma que compré en España, en aquel mítico primer rincón del Corte Inglés de Pozuelo... Me lo vendió Mónica, que tiempo después sería maquilladora nacional de la casa. Lo necesitas: los veintinueve euros que cuestan arrancan fuegos artificiales al rostro más gris, es dorado pero discreto, melocotón, cálido y sobrenatural a un tiempo, translúcido y bronce, con burbujas doradas que bailan en tu piel.

5. BRONZER
Terracota de Gerlain: lujo inalcanzable a muchos bolsillos. He tardado años en concederme este capricho, y ni siquiera ahora sé cuánto cuestan porque los conseguí rebajadísimos. Son polvos ilusionistas; crean un efecto de resplandor bronce que dura jornadas enteras, quemando el asfalto de Madrid con su aire de vacaciones eternas.

Múltiple South Beach de Nars: me lo trajo mi amigo Pablo de su luna de miel en Nueva York, junto al labial Dolce vita. Eran un encargo pero terminaron siendo un regalo: sé que aquí roza los cuarenta euros, pero si quieres una barrita cremosa y sin embargo libre de aceites para colorear boca, párpados y mejillas, éste es tu producto. En los labios es melocotón empolvado, sobre los ojos se torna bronce y húmedo, y como rubor alcanza un punto frambuesa encendido que grita: el sol me ha besado tanto... ¡que me ha quemado!

6. ROUGE
Si tuviera que subsistir durante toda mi vida con dos labiales en mi bolso, elegiría el Dolce vita de Nars y un KissKiss de Guerlain.
El poético nombre del superventas de Nars se corresponde fielmente con el color que regala: un tono inocente y jugoso, un color labio mordido perfecto para cualquier miércoles de tu vida.
Y el bellísimo y escultórico envase de estas barras de Guerlain debe ocupar un hueco de tu bolso... Si eres de labiales rojos, te recomiendo Excés de rouge, un frambuesa poderoso, y si prefieres algo más discreto, invierte en el pintalabios perfecto: Péche frivole.

Y colorín colorado, este sueño de una noche de verano... sin crisis se ha acabado.
Pronto ofreceré la contrapartida: "diez joyas a buen precio que debes tener en tu tocador". Me doy cuenta de que en este top ten no hay productos para vestir la mirada..., pero en el post sobre maquillaje low chic incluiré alguna sombra y algún delineador.

19 de julio de 2012

Candy mint apple, de Essie: historia de un capricho y un reencuentro

"Date un capricho" fue la exótica recomendación que me regaló mi madre tras unos días intensos y una inolvidable mañana en las oficinas de la Seguridad social. El consejo, fluyendo a través de las ondas, sonó en mis oídos  a conjuro medieval, "espejito espejito mágico", porque no recuerdo habérselo escuchado antes.


caprichos para mis manos

Obedeciendo el inédito consejo dirigí mis pasos, ya muy de mediodía, a la antigua Nueva Antiqua (que ahora se llama Enoregalo aunque siga vendiendo cosmética de esa firma artesana), y me llevé un anillo de metal plateado con calados en forma de lunas y estrellas, uno de mis motivos favoritos.
Acto seguido decidí completar el caprichoso final de mañana con una visita al mueble de la marca Essie que la perfumería In Faradis ha tenido a bien colocar en la calle San Antón de Logroño.


Candy mint apple de Essie
+ Happy Anniversary de Opi

Candy mint apple: un nombre de cuento y una textura que no parecía tener final feliz en mis uñas.
Compré este esmalte de Essie en medio de la semana santa sevillana. Me embrujó su color menta con un raro matiz que brujulea entre el clásico celeste y el veraniego tono aguamarina.
Tras aplicarlo me desesperó su acabado cremoso y casi mate: nos peleamos y nuestra ruptura parecía definitiva: terminé regalando el frasco a una compañera que había caído presa de sus tentadores guiños... nos despedimos sin celos ni reproches.

Varios meses después, allí estaba, tentándome de nuevo. El mismo color, una temperatura que diluía rencores antiguos y una bombilla encendiéndose en mi mente: ahora que poseo un fabuloso comodín para dar un toque de magia a cualquier color mate, es decir, el Happy Anniversary de Opi... es el momento de lucir menta escarchada en las manos.

Y éste es el insospechado final feliz del cuento: lo que parecía un capricho se convirtió en una segunda oportunidad... tocada por la varita mágica y tornasol de Opi.

17 de julio de 2012

Por menos de tres euros... limpieza, exfoliante y mascarilla facial de My Skin de Essence

Lejos quedan los días en que una excesiva rebaja en un producto de cosmética despertaba nuestra desconfianza: la crisis ha barrido prejuicios, y a la misma y vertiginosa velicidad que cierra unas puertas, abre ventanas a posibilidades insospechadas.

LLevo casi un mes lavando mi rostro todas las noches con un limpiador multitarea, que exfolia suavemente, que puede convertirse en mascarilla y cuyos ingredientes principales son la arcilla, la glicerina, el dióxido de titanio y el estracto de granada. Su fórmula es libre de aceites, alcoholes y detergentes, y solo asoma algún timido parabén al final de la lista...



My Skin, de Essence... en mi mesa de trabajo


Y si todo esto me cuesta dos euros con cuarenta y nueve euros, en tiempos oscuros... ¡miel sobre hojuelas, dirían en el sur!

Compré a finales de junio dos productos de la línea de cuidados faciales de esta bendita firma alemana de maquillaje low cost.
La crema de pepino cuesta también menos de dos euros y medio, es fresca e hidratante, y es el primer espejismo tentador azul del verano que no irrita mi piel... pero, como contiene alcohol, escondido en los últimos renglones de la lista de ingredientes pero activo, y libera un ligero brillo que a mí casi me gusta pero sé que a algunas de mis lectoras puede molestar, no he centrado en ella esta crónica.

El limpiador es una delicia, y una delicia alemana, es decir, eficaz. La arcilla limpia y purifica mimando la piel. La granada es antioxidante, el dióxido de titanio protege y la glicerina hidrata. Tiene estracto de jojoba, y unos microgránulos que exfolian sin rascar pero haciendo notar su poder.
El aroma es muy sutil, a frescura frutal, y yo solo lo percibo cuando dejo actuar el producto en mi piel a modo de mascarilla. La retiro con agua mineral, y noto la piel reluciente, hidratada, intensamente limpia.

Ha sido el hallazgo del verano: por menos de dos euros y medio, dormirás cada noche con la piel muy tranquila.

15 de julio de 2012

Te odio, te amo: (II) Hoy, H&M: Fantasy ocean

El verano tiene la tonalidad del agua que baila, está sumergido en el azul soleado de las piscinas. Los ojos se perfilan en un turquesa de larga duración, batallamos con el sol empuñando la polvera color piscina de Sisheido... y las uñas encuentran su enemigo ideal en el esmalte más bello y desastroso del mundo: Fantasy ocean, de H&M.


Fantasy Ocean de H&M: amor, amor, catástrofe

Es tan arrebatador que le perdonarás todo: su textura líquida y engorrosa, esa frescura que derrite los relojes como en la mejor pesadilla de Dalí, el desierto de tiempo que hay que cruzar para que las uñas se sequen, su lírica costumbre de lascarse y su metafísica tendencia a azulear...
Todo se lo perdonarás, porque tras esta muralla de inconvenientes duerme la maravilla, y si perseveras, hallarás al final un azul paradisiaco, una llamarada de agua que grita vacaciones, un atisbo de playa en cada uña.

12 de julio de 2012

Rebajas en Sephora, 3. ¡He ganado la Porra de la Eurocopa en mi trabajo!

Dedico esto post a mis compañeros de Unir .

Estaba yo pensando en recetarme un mes de austeridad, algo que necesito como beber agua mineral Evian a la sombra de un bosque de hayas, cuando supe que, junto a otros compañeros... ¡era la flamante ganadora de la porra que hicimos en la Universidad Internacional de La Rioja a comienzos de la Eurocopa!


Gracias a Javi Martín por disparar la foto...
Y a Leandro por posar al entregarme "el sobre"

A pesar de lo que pueda sugerir la fotografía, mi único mérito ha consistido en "arrimarme a los que saben" de fútbol... Era viernes, estaba cansadísima y mi pelo era un desastre... pero mis compañeros decidieron inmortalizar el momento, y la felicidad se pinta en mi cara.
¿En qué me gasté la pasta? Varias compañeras me decían entre risas: "tienes que enseñarnos las barras de labios que pillarás en Sephora con este pellizco". Debo decir que lo primero que hice fue pagar el recibo de la luz, como una buena inquilina... pero luego, disfruté de las que serán mis últimas rebajas de la temporada.



KissKiss de Gerlain


Dos de mis adoradas barras Kisskiss de Gerlain, ya en declive porque llegan nuevos éxitos al mueble expositor de la lujosa firma. Comprendo el concepto filosófico de espacio, que limita la cantidad de producto que una marca puede mostrar y vender, pero... algunas elecciones me decepcionan, la verdad. Porque ningún labial, por doble espejo que contenga o cabalística letra G que ostente su nombre, podrá superar el precioso envase, dorado y escultórico, de los antiguos KissKiss, ni su lograda fórmula, de larga duración y larga hidratación, ni los embriagadores tonos que ofrecía Gerlain antaño.


Izquierda, Peche fougueuse- Derecha, Rose Malicieux



Estas barras de labios no solo significan lujo, sino belleza y armonía, y hasta si me apuras, sentido de las formas puras en el espacio puro. Recuerdo haberlas contemplado por primera vez hace casi cinco años en pampaluna, como un bosque de doradas columnas helénicas que trasmitían serenidad y alegría de vivir al mismo tiempo.
También recuerdo vivamente la primera vez que pude comprar una, porque fue tras cobrar mi primer sueldo.Y la fascinación de mis amigos poetas al verme sacar por vez primera del bolso semejante joya cosmética... fue el tono Peche frivole, un delicioso melocotón rosado en textura sorbete que, por su puesto, ya no he podido encontrar.


Péche Fougueuse




Rose Malicieux



Como en Sephora siguen ofreciendo un 25% de descuento en maquillaje..., me han costado veinte euros cada labial, todo un regalo tratándose de Gerlain.
He conseguido el Peche Fougueuse, un melocotón encendido con una gran carga de coral naranja en su acabado, perfecto para el verano, y el Rose malicieux, un ciruela rosado con chispa dorada perfecto para la oficina.

9 de julio de 2012

Defiendo mi Trabajo de Fin de Máster... ¿cómo me maquillo? (Post para Chuckita y Nathalie)

Algunas lectoras me han pedido consejos para maquillarse en la defensa de sus trabajos de fin de carrera o de máster.  Yo he formado y formo parte de tribunales que evalúan estos trabajos, por lo que puedo dar algunas indicaciones.

Lo importante no es cómo te vistas o te maquilles, sino tu actitud. Debes lograr que el tribunal  “se enamore” de tu trabajo, pero a la vez debes presentarte con humildad, en un equilibrio difícil pero apasionante.
La sencillez es el arma principal que debes manejar, unida a tu propio convencimiento. Todo lo que digas debe estar bien fundamentado en tu investigación. Huye de polémicas y de estridencias: evita a toda costa animaciones y "colorines" en tu power point. Trata al tribunal de usted, y espera a que todos los miembros hayan hablado para responder al turno de preguntas.

Y ahora, sí: voy a hablar de ropa y maquillaje.


Gracias a Claudia, de Cremitas perfumadas por este collage


Si fueras chico te sugeriría un traje oscuro de chaqueta y corbata: estas prendas enaltecen y embellecen a cualquier hombre. Siendo mujer te aconsejo: huye de escotes y minifaldas; en general, huye de todo lo que pueda distraer e incomodar al tribunal. Apuesta por una armonía que se pueda contemplar... incluso en tus uñas. Esa ausencia de exceso templará tu estado interior.
Te sugiero (aunque no soy ninguna experta en moda y puedo equivocarme en este punto,) un little black dress casual, de calle, un vestidito negro de estilo working girl,con largo a la rodilla, mangas cortas, ausencia de joyas y poco pero acertado maquillaje.

Colorea tus mejillas con un albaricoque suave y preferiblemente mate. Yo, en mi tesis, llevé el Melba de Mac pero, si tu presupuesto es ajustado, también puedes elegir el rosa más dulce y barato del mundo, el tono Adorable de Essence. 
Consigue unos ojos limpios con una sombra color piel satinada, máscara de pestañas y un lápiz marrón humo ligeramente emborronado: te sugiero el kohl Ambré de Chanel, que es glamuroso pero discreto y es un lápiz para siempre. ¡Aprovecha la ocasión para invertir en un pequeño capricho!

Perfúmate con un agua fresca y sutil que permanezca en la piel: me parece muy adecuada la nueva Halloween Blue drop de Jesús del Pozo.
Por último, y muy importante: opta por una barra de labios hidratante que no se rompa en mil pedazos, ¡porque vas a hablar! Elige un labial cómodo, cremoso, resistente y sutil. Te recomiendo la nueva Lip Butter de Revlon, en el tono Peach Parfait, un color caramelo de melocotón muy dulce y a prueba de discursos.

Ánimo, y adelante con los faroles. ¡Porque tú lo vales!

7 de julio de 2012

Rebajas en Sephora, 2. Hoy, Cargo se despide con precios verdaderamente locos

Cargo es una firma canadiense que destaca por sus envases en forma de lata, a caballo entre lo retro y lo funcional. También  es conocida por haber creado una gama de barras de labios de cuidada estética hippie, diseñadas por famosas norteamericanas, una línea de maquillaje de alta definición llamada Blue ray... y por amalgamar en sus míticas latas el concepto de polvos de sol y colorete, creando rubores veraniegos que concentran en nueve gramos la luz de una puesta de sol.



Coloretes de Cargo

Cargo solía venderse en los almacenes Sephora y ahora están liquidano sus productos: es una lástima pero siempre nos quedará Internet, la ciudad que no duerme... y, si quieres pájaro en mano, los precios locos prácticamente te regalan sus míticas latitas: los cuartetos de gloss cuestan ahora cinco euros y los coloretes, diez... cuando su precio en días de vino y rosas era de veinticuatro euros.

Yo conocía el tono Coral Beach, una mezcla de ráfagas doradas, corales y bronces que regalé a mi madre hace ya años. Y en Sephora encontré estos dos tonos tan distintos entre sí y tan diferentes a los que normalmente colorean mis mejillas.


Izquierda Catalina- Derecha Rome

Catalina es un rosa completamente mate que en la lata posee un vivo tono chicle, aunque repleto de dulzura. Como todo rubor mate, me provocaba dudas existenciales: el peligro de que fuera demasiado polvoriento y el de que quedara demasiado plano en la piel... se ve que prefiero los coloretes con un sano brillo, pero mis miedos eran infundados.
En las mejillas es muy fresco y muy luminoso, ya que la luz surge del color y no de la textura. Recrea un rubor azucarado pero poderoso. Es un poco frío para mi gusto, pero precisamente por eso es diferente a todo lo que tengo en mi tocador. Tiene una base cromática azul importante, virando hacia un tono lavanda suave que lo convierte en el perfecto compañero del labial Viva Glam Gaga de mac o el Airborn unicorn de Lime Crime...

Rome es un cruce entre el Sunbasque de Mac y el  Apricot Rose de L´Oreal (sí, sí, Isa: ¡he pensado en ti!) Un color veraniego, subido y muy cálido. En la lata es tono teja con matiz coral y burbujas doradas tan diminutas que no se nota su engranaje en el fino polvo. En la piel el teja se suaviza y se convierte en un coral que posee un punto rojizo y una chispa dorada perfectamente integrada en el color.

Al precio de diez euros, es decir, con un descuento del casi sesenta por ciento, merecen la pena... son el haz y el envés de un mismo verano: mañanas inocentes, tardes intensas de un sol incendiado.

P.S.: ¡¡¡VIVA SAN FERMÍN!!!
P.S.2.: Muy pronto, el post para las que defienen TFG/TFM.

5 de julio de 2012

Rebajas en Sephora, 1. Hoy, Gloss Coralista de Benefit

Han comenzado las Rebajas... y aunque me he recetado cautela, no puedo evitar oír, leer e incluso paladear la gran noticia: en Sephora encontraré todo el maquillaje rebajado al 25%  hasta el 14 de Julio, y una sección de "precios locos" que aliviará la temperatura del mes entero. Voy a dedicar algunas entradas a las rebajas en mis almacenes favoritos. aquí tienen la primera toma.



Coralista de Benefit

Benefit ha tenido una idea feliz: lanzar al mercado una serie de brillos labiales que hicieran juego con sus famosas cajitas de coloretes. He visto un gloss llamado Hoola, como el mítico bronceaor de la casa: un Bella Bamba vivo y burbujeante en un tono rosa sandía que invita a sonreír, un Sugarbomb en un ciruela suave azucarado y un Heervana angelical...
Pero el único que me ha tentado como para ser el primer candidato a primera compra en rebajas fue el compañero de uno de mis rubores favoritos.



Coralista Gloss


Esta brillante colección llega en el momento oportuno: el gloss es para el verano. En invierno buscamos el cálido abrigo que nos regala una barra de labios: abrirla escuchano el coqueto chasquido del envase, oler el aroma de tocador antiguo, con un ligero rastro floral o avainillado, y sentir el rojo cremoso invadiendo la fina piel de nuestra boca, es todo un rito invernal.

Pero en verano buscamos frescura,  un tacto acuático en los labios. Los brillos de Benefit no son baratos, (¿hay algún producto de esta divertida y eficiente firma que lo sea?), pero tienen una textura gelatinosa que permanece en el labio sin resecarlo.


En mis labios

Ahora Coralista deja de ser ese brillo soleado en las mejillas para dulcificarse un poco más en labios sin perder el matiz coral. A pesar de que baja un par de tonos en intensidad, como corresponde a un gloss translúcido, sigue siendo poseedor de la característica que hace tan especial al rubor que le da nombre: esa mezcla especiada de rosa bronceado y coral luminoso.

El precio normal de venta al público es de 17,95 euros: yo lo conseguí por 12,90 en Sephora. Próximamente, más. To be continued, siempre to be continued... como la vida misma.

2 de julio de 2012

Cherries in the snow, de Revlon, y Jaune trendy, de Bourjois ¡celebrando a España!

Hace poco encontré, en el generoso mueble de Revlon que posee la perfumería Primor en Logroño, la línea de antiguos labiales casi al completo, algunas de las nuevas lip butter y... ¡lacas de uñas!
Nunca antes había probado los esmaltes de Revlon y debo decir que son muy resistentes y que tienen un brillo tentador: tiñen la uña de charol rojo con un brillo de fruta de verano, de cerezas heladas...

Cuando vi el mítico tono Cherries in the snow (cerezas en la nieve) recordé una novela de Soledad Puértolas que me gustó mucho, "Recuerdos de otra persona". Me pierden las biografías, autobiografías y libros de memorias: el libro de Puértolas recorre las ciudades de su niñez con un lenguaje aseptico que pretende ser objetivo, y hay en él una página en la que habla de los veranos de su infancia y describe un postre que comía entonces: cerezas heladas.



Cherries in the snow, de Revlon: 10,10 euros


Minutos después olvidé las reminiscencias literarias para pensar en... fútbol. Sería fantástico llevar el lunes las uñas pintadas con este rojo dulce y portar en la mano el coqueto clutch amarillo que compré el pasado verano...


Cherries in the snow de Revlon + Jaune Trendy de Bourjois

El esmalte Jaune Trendy de Bourjois no es mi favorito: se aplica mal en la uña y permanece fresco durante horas, por lo que se estropea con solo una mirada que le dediques de reojo, pero...
¿Y si dibujo con él una mini bandera de España en los dedos pulgares...?
Para eso sí que sirve, y ¡¡¡nuestros campeones se merecen una epopeya cosmética, con un pulso de columpio y la emoción roja y amarilla!!!

1 de julio de 2012

Por menos de seis euros... lo nuevo de Mercadona (que ya no es tan nuevo)

La perfumería de Mercadona me hace feliz. Es una felicidad de diario, de andar por casa en bata y zapatillas la que me regala. Suelo ir a última hora de la tarde, después de haber trabajado todo el día en lo que me gusta, rodeada de personas que me gustan y llena de un cansancio que me gusta también, pero que al fin y al cabo es casancio y debe ser equilibrado por una breve contemplación de la cosmética que me gusta.

Caminaba hacia mi supermercado favorito cuando me encontré con una de mis tías, que en vez de preguntarme ¿vas al Mercadona? me interrogó con pretendida inocencia: "¿vas a Deliplús?

Y sí, iba a Deliplús... y estas son las novedades no tan novedosas que he descubierto.

Novotés del Mercadona- Deliplús

El veredicto: gana por goleada el amour fou. De las cuatro novedades que reseño aquí, tres me han enamorado por completo.

Comenzaremos por la que no lo hizo. El delineador en gel de larga duración efectivamente dura... pero lo hace emigrado bajo mis pestañas inferiores, recreando el perfecto y pertinaz efecto ojera.

La crema corporal de higo y freesia huele a tarta de frutas con nata. Es una crema que desprende un halo paradisiaco, de vacaciones, de aguas turquesas y heladería frente al mar. Su textura es muy ligera, pero hidrata mucho. Cuesta un euro con ochenta céntimos, y su ligero color azulado contribuye a crear esa ilusión de isla en medio del trópico.

La barra de labios mate Pink nº 12 es rosa y ácida, dulce y cremosa. Tiene aspecto de macaron goloso, y carece de brillo. Pertenece a una nueva generación de labiales mates que no acartonan el labio sino que lo esponjan.


Mate Pink nº 12 de Deliplús, 5 euros
Dicen que es el clon del mítico Chatterbox de Mac que popularizó Patricia Conde. A mí me parece aún más bonito, al ser más fresco. Es un tono cupcake o tarta de fresa, un pastel que resta almíbar gracias a la textura mate.

Y la esponja limpiadora con raiz de Konjac es absolutamente maravillosa. Cuesta también en torno a los cinco euros (perdonad mi despiste con los precios, mi falta de exactitud) y exfolia la piel con suavidad ejemplar. Tiene un tacto esponjoso de nube que mina la piel con eficacia.

Es cierto: Mercadona ha ido subiendo poco a poco sus precios. Sin embargo, la calidad de sus productos no ha subido poco a poco sino de forma desmesurada... así que a mí, al menos, me compensa... pero claro, estoy hablando desde el amour fou.