30 de diciembre de 2012

Mis favoritos del año: Premios Hobbit 2012

2012 ha sido un año plagado de grandes hallazgos, unas cuantas decepciones y varios deslumbramientos... cosméticos.
Paso a detallar los productos más usados y mejor valorados por mí en este año que termina con una primera edición de los Premios Hobbit, idea que tomo prestada del blog "El libro de conjuros de Tita Hellen".

Me he decidido por perfumes, tratamiento facial y corporal, porque en colorido todas sabéis cuáles son mis debilidadess: maquillaje en polvo con spf 30 de Shiseido, colorete Luster de Nars, paleta Naked 2 de Urban Decay, Touch eclat de YSL y, últimamente, labial Princess Peach de Catrice.

Allá voy.



Monoi Coco, de parfumerie Tiki



Premio Hobbit al mejor desmaquillador: aceite puro de coco de la Parfumerie Tiki.
Este año he descubierto que el aceite de coco es un poderoso limpiador que saca estrellas a mi piel. Su olor inspira, su textura limpia e hidrata,  pero… solo puede conseguirse en Iherb. Le dediqué un post y estoy tramitando nuevo pedido: mientras tanto me conformaré con la loción Cetaphil.

 
Agua termal LRP
 
 
Premio Hobbit al mejor tónico facial: Agua termal de La Roche Posay.
Éste ha sido un año de "no tónico", pero en los días de verano he acudido a esta maravilla embotellada para refrescar mi piel. El agua termal calma, suaviza, hidrata sin engrasar y fija el maquillaje. Un truco: rocía una buena dosis sobre el rostro y, sin darle tiempo a que se evapore, aplica la crema hidratante. Este gesto retiene el agua en el cutis. En el mercado hay muchas marcas que la comercializan, pero mi favorita es la de LRP porque es rica en selenio y apacigua la piel mientras la hace fuerte.
 
 
Intral de Darphin



Premio Hobbit a la mejor crema hidratante de invierno: Crema Apaisante Intral de Darphin.
Esta crema es pura alquimia a la hora de cuidar mi piel. Contiene manteca de karité para hidratarla, vitamina E para protegerla y camomila para calmarla. Es un poco densa y brillante para el verano, pero en invierno es un abrigo para mi rostro, que reconforta sin agobiar.

 
Cuidado Pieles Intolerantes Be+
 

Premio Hobbit a la mejor crema hidratante de verano: Crema Hidratante y Calmante Be+, de Cinfa.
Le dediqué post aquí y aquí. En invierno se queda corta de hidratación, pero es uno de los mejores tratamientos para piel reactiva que haya probado: la bebida ideal para pieles sensibles en días de calor.



Honey Touch de Rituals
 
 

Premio Hobbit a la mejor crema corporal:  Honey Touch de Rituals.
¿Qué más puedo decir? Estoy enamorada. He hablado en varias ocasiones de esta maravilla: la más reciente, esta.


Revitalized hand cream, de EA
  
Premio Hobbit a la mejor crema de manos: Green Tea de Elizabeth Arden.
Deja un olor maravilloso en las manos, y las hidrata  como una lluvia nutritiva. Fue uno de mis primeros hallazgos de 2012, y la reseñé aquí.



Suavinex colonia


Premio Hobbit a la mejor colonia de diario: Suavinex.

He probado unas cuantas colonias de diario: en este año,  la Monogotas de Melón del Mercadona, y Love Love Love de Agatha Ruiz de la Prada..., pero siempre vuelvo a esta "baby cologne" porque tras una salida fresca de bergamota posee las notas olfativas que siempre me han gustado: muguet, musgo y almizcle. Y toda fragancia que gire en torno al muguet huele para mí a infancia, a calma absoluta, a sábanas limpias, a mimos y a primavera.
Es la típica colonia para guardar un frasco en la oficina y perfumarta a primeras horas de la tarde, cuando el cansancio amenaza con hacer acto de aparición.



Eau D´Hadrien



Premio Hobbit al mejor perfume de verano: Eau d´Hadrien de Annick Goutal. 

Un claro caso de amor-odio: compré este mítico perfume en las pasadas navidades debido a un impulso literario, y de repente me horroricé y arrepentí. Pero la compra estaba hecha y decidí reservarlo para el verano: la idea funcionó. Tiene un punto de amargor, de limones agrios, que lo hace difícil, pero el fondo es una auténtica obra de arte, y ya que hice el desembolso, prometo crónica en breve.



Summer de Kenzo
 

Premio Hobbit al mejor perfume: SummerbyKenzo.
Me enamoré en Febrero, le dediqué post, en agosto comencé a escuchar rumores de final trágico, en diciembre he comenzado a atesorar botes, mililitros de felicidad. Es un perfume que provoca amor, pero amor del bueno, del imposible con final que arranca lágrimas. Me arropa, me hace feliz. Los que se acercan a mí me dicen: “qué bien hueles”, y mi amor se acrecienta. ¿Podré resistir al final de esta obra de arte? ¿Será “Le mimosa”, de Annick Goutal, capaz de hacerme olvidar su fragancia cuando la última gota se evapore?

27 de diciembre de 2012

Brillar en Navidad (II). Mejillas inocentes con Glossy Rosewood, de Glossybox

Muchas bloggers han recibido la cajita especial de Glossybox para estas navidades, Glitter box, y la han reseñado. Por eso, voy a centrar mi crónica no en la caja en sí sino en un par de productos que me han ilusionado y que me parecen una gran opción para brillar en estas fiestas.

Glossy Rosewood, de Glossybox- Barriguita Antigua Roma


Glossy Rosewood: Palo de rosa brillante. He descubierto que el término inglés "rosewood" significa también jacaranda, una de mis flores favoritas y gran fuente de inspiración para los poetas sevillanos, que todas las primaveras cantan la belleza de esos árboles rosados o violáceos del Sur.
Este colorete participa de ambas tonalidades: es un rosa muy dulce que adquiere viveza gracias al matiz ligeramente lavanda que descubre su interior. El efecto es inocente y delicado: mejillas de niña buena.
El rubor goza de una textura firme, sólida y suavísima, como de nube: al tacto parece terciopelo y a la vista, aunque es mate, extrae el explendor natural de la piel y lo sublima.
Y la segunda sorpresa de esta edición especial de Glossybox es el esmalte de uñas de Alessandro: glitter plata de larga duración.


Laca de uñas Alessandro.

He aplicado cuatro manos de este topper plateado para celebrar la Nochebuena, y el efecto es una capa uniforme de purpurina en las uñas, un destello navideño sin igual.

Y ya veis que fui agraciada con otra Barriguita. Morgan, al leer en este espacio que deseaba tener una, ni corta ni perezosa se apresuró a buscarla por varias perfumerías físicas y virtuales y me la envió. También he cortado su melena, como hacía de niña, y no puedo dejar de contemplar sus pies diminutos, que me recuerdan al poema "los pies de mis hijas", de Amalia Bautista:

Qué feos son los pies de todo el mundo,
menos los de mis hijas. Qué bonitos
son los pies de mis niñas. Los mofletes
redondos y rosados de los ángeles
envidian sus talones, y sus dedos,
vistos desde la planta, diminutos,
tienen la suavidad de los guisantes.
Los tienen a estrenar. Y me conmueve
pensar en cada paso que aún no han dado.


(Amalia Bautista.)

25 de diciembre de 2012

Brillar en Navidad (I). Exfoliación e hidratación con Rituals


Veinticinco de diciembre: un día para brillar.
En cualquier fiesta de esta época dorada, toda preparación comienza en la bañera. Si puedes permitírtelo, debes empezar la jornada con un prolongado baño mientras escuchas villancicos en clave de jazz mezclados con rumbas navideñas... Todo ello gracias a Rituals y, en mi caso concreto, gracias a mis tíos Javier y Eva que me regalaron por mi cumpleaños una muñeca Barriguita y dos auténticos tesoros para mi toilette.

La exfoliación corporal puede ser un acto más o menos placentero, según el aroma y la textura que posea el producto elegido, pero siempre es un milagro: suaviza la piel, la purifica y limpia, hace que brille. Y gracias a los exfoliantes de última generación, podrás ahorrarte el segundo paso de aplicar una pesada crema sobre piernas, escote y caderas antes de vestirte, ya que hidratarás tu piel al exfoliarla y al bañarte, dejándote mimar por la combinación de aceites que te propone Rituals.



Mimos en Navidad

Himalaya Wisdom es un exfoliante compuesto por una sal finísima, que relaja los sentidos mientras desintoxica la piel porque recuerda la arena de la playa (aquellos rebozados salvajes que terminaban con baño en el mar eran un auténtico ritual de belleza, y nosotras sin saberlo...)
Pero lo que marca la diferencia es que la abundante sal del Himalaya se encuentra suspendida en un cóctel hidratante de aceites: coco, melocotón, argán y jojoba se unen para dotar a este producto de una hidratación sin igual. Cuando bajo el agua se desprende la sal de la piel queda una intensa sensación de seda y un olor fresquísimo como de "mojito verde": menta fresca y albahaca que perduran aportando una profunda limpieza.

El agua caliente, por su lado, no bulle de espuma como en otras ocasiones, sino que se ha cubierto con un manto reparador con la misma fragancia de la crema Honey Touch (a amor),  gracias al aceite de baño Honey Harmony. Un elixir nutritivo compuesto por caléndula y miel, aceite de girasol y de soja, pimienta roja y vitamina e que consigue lo imposible: transfomar el agua del baño no solo en un rico y duradero perfume, sino en todo un tratamiento: en una bebida hidratante para la piel.

Tras lavar mi pelo, decidí que la Barriguita tenía serios trasquilones en el suyo... y agarrando una tijera recorrí en un solo gesto todo el camino que va de una mujer de treinta y cino años a una niña que acaba de recibir el juguete más deseado.

23 de diciembre de 2012

Navidad en Beautik: colección Holidays Joy de China Glaze

No me ha tocado la lotería... ¿o sí? ¿Acaso tener amigos, familia, trabajo y un Niño Jesús rodeado de manzanas rojas y paquetes dorados no es suficiente regalo?
En Rituals, muérdago y luces se combinan con esos villancicos ingleses que te hacen pensar en una humeante taza de chocolate y en los más esperanzadores versículos del profeta Isaías. El mundo no se acaba, las centelleantes luces se empeñan en desafiar a los famosos tres días de oscuridad absoluta... y a Beautik ha llegado la colección navideña de lacas de uñas de China Glazé, que se llama Holidays joy.


Navidad en el pesebre... y en mis uñas


La joya de la corona de esta edición limitada no es ninguno de los toppers de purpurina que posee (uno rojo y otro dorado), ni un esmalte azul y burbujeante como una estrella que también conseguí, sino un tono rojo guinda metalizado, de acabado sólido, que parece el espíritu de la navidad hecho color y que se denomina "Cramberry Splash".

Y aquí os lo muestro en una imagen navideña que he disparado para el reto de El armario de Lu By Jane. Con ella os deseo unas fiestas llenas de sueños cumplidos: de los que se satisfacen franqueando las puertas de Rituals o Beautik... y de los más importantes e invisibles.
¡Que el Niño Jesús os haga felices... como él solo sabe hacerlo!

19 de diciembre de 2012

Rubor Gilda de Nars: review

Gilda: un nombre evocador. ¿A qué mujer no le gustaría ser pelirroja como las heroínas de los cuentos de Chesterton, irradiar luz, tener piernas sinuosas y saber desprenderse de un guante como ella?
Incluso a Rita Hayworth le hubiera gustado ser de verdad su personaje, no solo encarnarlo, a juzgar por esa frase mítica, ("los hombres se acuestan con Gilda... y se despiertan conmigo"),  que demuestra una vez más que Aragorn no es lo mismo que Viggo Mortensen, por muy atractivo que pueda ser el actor. Nuestros sueños valen mucho más que un puñado de hormonas.


Gilda de Nars


François Nars utiliza el color para hablarnos de sueños: solo así puede explicarse que haya creado un rubor para pelirrojas (y pieles blancas y delicadas), tan inspirador.
Gilda es un coral vivo que puede modularse a voluntad de usuarias: desde un ligero toque a unos pómulos de Heidi en versión montes del sur, si lo aplicas "a puñados".



Gilda en mi piel- administrado con mano ligera


Tiene un subtono rojizo que por ejemplo Gina no posee, y por eso puede parecer un poco más difícil para una pielroja como yo, pero a cambio su textura, que en la caja se vislumbra como mate, integra un brillo sano gracias al cual el producto se funde en la piel y da la sensación de propio: rubor campestre embotellado.
Y aporta tal halo de frescura y viveza al rostro, que no se precisa otra cosa que polvos compactos, kohl negro y rímel para iluminar el cansancio de una jornada laboral.

16 de diciembre de 2012

Hoy tengo 35 años... y un accésit del premio Adonáis de poesía

...Y lo celebro con Nars, ¿con quién sino?
Os ofrezco una foto que me hice tras el fallo del jurado, en la que se puede ver que llevaba:


Junto a los poetas Beades y Julio Martínez Mesanza


 - El rubor Luster de mi firma de maquillaje favorita en los pómulos, y el maquillaje solar de Shiseido en todo el rostro (por si alguien lo dudaba.)
- El impagable (y baratísimo) labial Princess Peach de Catrice en los labios, que se está convirtiendo en mi tercer infalible y que junto a los dos anteriores puede constituir una triada cosmética, los tres fantásticos de un neceser básico: añades un buen rímel y con ellos al fin del mundo.
- Sombra blanca helada de Catrice y delineador gris acero metalizado de Essence: era la primera vez que probaba esta sencilla receta y me hizo sentir muy cómoda, aunque mis gafas ocultan este hecho: el resultado es luz con la justa dosis de oscuridad.

Lo que sí pueden verse son las cejas bien depiladas (como siempre desde que vivo en La Rioja, confío en Yves Rocher), y maquilladas con el que es mi último descubrimiento en materia cosmética: un sencillo gloss transparente, sin purpurinas de ningún tipo pero de consistencia densa y duradera: garantizo, a quien lo pruebe y lo combine con sombra glaciar en todo el párpado,  horas y horas de mirada limpia, abierta y brillante.

Feliz como una perdiz recité un par de poemas ante público y jurado (al que, por deformación académica, denominé como "tribunal" a la hora de agradecer el accésit), caminé acompañada de familia y amigos por un Madrid soleado entre dos charcos de lluvia, tomé café y turrones y luego se me presentó una duda existencial: ¿lo celebro entrando al cine para ver El Hobbit, o visitando a Franc Delgado en el rincón de Nars en Goya?

...Habéis acertado. Dentro de poco, habrá reseña del colorete Gilda de Nars en este blog.

13 de diciembre de 2012

Reflexiones... en la bañera (IV)

Una nueva tanda de reflexiones, esta vez en la bañera de la casa de mis abuelos (Vitoria) y envuelta de burbujas de Moussel. Bajo el agua caliente y fragrante pensé en mi infancia feliz y en la muerte... de un modo surrealista y vagamente cosmético.

 

1. La bañera de Vitoria es también honda: sus azulejos son de color salmón y dibujan tulipanes. El gel Moussel es el que compraban siempre mis abuelas y mis tías: huele a mimos y a patos de goma flotando sobre el agua.

2. Vitoria para mí significa Navidad: abrigos y villancicos. LLuvia en los escaparates. Gretel, la tienda de golosinas. Biberones mágicos en la espejera, trufas de Goya y películas de Walt Disney en la tarde de nochebuena, en los cines Guridi.

3. Los abuelos nos daban dinero y nos decían: "gástalo en algún vicio bonito"... Con uno de esos regalos en metálico me compré mi primera barra de labios, que era de Cacharel, con el envase metalizado en oro rosa y en forma de labios para besar. Un vicio realmente bonito.

4. En la bañera sigo leyendo "Perder y ganar" de J.H. Newman: me fascina su descripción viva y colorista del ambiente de Oxford, todos los desayunos con té y mermelada mientras se desgranan profundas discusiones teológicas.

5. Yo, que cuando voy a ver a alguien realmente importante lo primero que hago es echar mano del colorete Luster de Nars, pienso de pronto en presentarme ante Dios sin poder tapar siquiera las rojeces de mis mejillas...
Luego caigo en la cuenta de que el alma no necesita maquillaje. Pero, tras la Resurrección de la carne... ¡con cuantísimas ganas volveré a utilizar la polvera de color azul piscina de Shiseido!

11 de diciembre de 2012

Super Haul: el viaje a Sevilla (descubriendo el Corte Inglés)

Estuve en el Sur durante el puente de la Inmaculada.
El adviento en Sevilla es mágico: doce grados con sol, noches llenas de luces y de frío cálido, tardes repletas de villancicos populares.
La Plaza Nueva albergaba la Feria del Libro Antiguo, y en la caseta de la editorial Renacimiento, que es todo un mundo abreviado, encontré cuatro comedias de los Quintero: Malvaloca/Doña Clarines y La puebla de las mujeres/ El genio alegre, en edición retro de Austral, que no me costaron nada porque Marie Christine del Castillo se empeñó en regalármelas...

En los almacenes Fnac compré las dos temporadas de Downtown abbey, una de las pocas series que me dislocan (junto a Padres forzosos y El ala oeste de la Casa blanca.)


Descubriendo el Mediterráneo... digo el Corte Inglés

Y por supuesto hice una fructífera visita al Corte Inglés. Fue toda una reconquita, fue como descubrir el Mediterráneo.
En Logroño no hay Corte Inglés y me gusta así: el pequeño comercio es de primera calidad, eficaz y muy amable, y está sufriendo. Pero eso no es obstáculo para que disfrute en la capital de marcas que solo puedo encontrar allí. Me hizo feliz visitar el rincón de Kenzo y fundirme una vez más  en sus aromas de loto y arroz... La chispeante conversación de Rosa, la encargada del corner, me hizo sentir como en mi propia casa.

Paso a detallaros lo que compré en este viaje, tras un mes de noviembre de relativa austeridad:


Haul


- Summer de Kenzo. Rosa me ha confirmado la triste noticia: han descatalogado esta fragancia que es pura poesía para los sentidos. Y aunque tengo ya "fichado" el precioso frasco de Le mimosa de Annick Goutal, pensé que debía despedirme de mi perfume haciendo acopio de alguna que otra caja, para continuar oliendo a delicadeza, sensualidad y alegría por muchos meses.

- Bálsamo labial para besar, de Kenzoki.  Amor, amor, catástrofe. Nunca había tenido un "cacao" tan gozoso en mis bolsillos. Le dedicaré post con fotos, porque deja unos labios comestibles, pero mientras llega la crónica solo digo que tiene textura de nube, aroma de muñeco Nenuco y resultados propios de balneario.

- En Mac repuse la sombra de ojos Satin Taupe, que es la única que amanece de repente un día en mi neceser con auténticos agujeros por culpa del uso. Un marrón grisáceo lleno de misterio y discrección que a mí me recuerda a los primeros looks de Laura Ponte cuando saltó a la fama: logra en nuestros ojos un tenue reflejo de esa mirada de embrujo, melancólica y poderosa que caracteriza a la modelo.
y me hice con el colorete Melba, el rubor que utilicé en la defensa de mi tesis: un melocotón clásico, mate, optimista y lleno de vitalidad. Lo he comprado para tenerlo en el cajón de mi mesa en la oficina, porque aporta frescura y alegría a una piel cansada de inmediato: es la mejor ampolla flash que yo haya podido conocer.

- En Lush he conseguido medio litro de mi gel de baño favorito: Snow fairy. Una edición limitada que sale a la venta en cada Navidad y que huele a gominola de fresa ácida. Y en la perfumería Garmont pude saludar a Eva y conseguir al fin una de las míticas cremas de manos de la Winter  collection de Essence: Caramel hot chocolate regala esa sensación de piel llovida que tanto me gusta. Es rocío hidratante y dulce para mis manos, y también va directo a mi botiquín de urgencias cosméticas en la oficina.  Huele a Jude Law ofreciéndote una taza de humeante cacao con nubecitas en plena película The Holidays...

7 de diciembre de 2012

En diciembre, Glossybox te organiza el neceser de viaje

Hace más de una semana que recibí la caja de Navidad por cortesía de Glossybox, y al abrirla pensé, ¡qué gran solución para organizar mi bolsa de aseo en el puente de la Inmaculada!


Glossybox Diciembre 2012


Ante mis ojos aparecían dos tallas de viaje de crema cotidiana y crema nocturna de la lujosa (y desconocidad para mí) firma Rodial;  un primoroso vial terminado en roll on de uno de los perfumes de moda, Valentina de Valentino; un "calentador de manos" que aún tengo que investigar, una abundante muestra de la mascarilla 3 minutes miracle de Aussie y una base de maquillaje con ácido hialurónico de By Terry.

He tardado unos días en reseñar el envío porque no quería ofrecer un acuse de recibo al uso, sino una crónica de algunos de los productos regalados. La primera impresión acabo de reseñarla: Glossybox me ha solucionado el neceser de vacaciones. He aquí mis conclusiones finales:

- Lo que no voy a utilizar: la mascarilla milagrosa de Aussie, que ya me decepcionó en su día; no quiero exponer mi cabello una vez más. El milagro solo se desencadena si utilizas esta densa crema rosa con olor a chucherías de un modo puntual, pero el uso frecuente solo me condujo a la desesperación y a la riqueza léxica, ya que inventé un nuevo término que aunara las dos catastróficas consecuencias del mágico producto: aplastuciar. La mascarilla de Aussie aplastucia tu melena, es decir, la aplasta y ensucia por el módico precio de ocho euros con noventa céntimos.

- Lo que siempre olvido comprar y luego necesito: etiquetas para marcar regalos en la ajetreada noche de Reyes, ¡qué gran detalle por parte de Glossybox!



glossybox Diciembre

- Lo que nunca hubiera comprado, pero agradezco: Hyalluronic face Glow de By Terry. No lo compraría debido a su precio y a que en el noveno lugar de su formulación hallamos Dimethicone, silicona oclusiva, no volátil y terriblemente reactiva en mi piel.
Agradezco la generosa talla de diez mililitros porque me permite conocer en profundidad esta base, amarla a pesar de sus defectos y poder criticarla con datos empíricos en la mano. Este producto arranca estrellas a la piel. Si tu cutis no es alérgico a la silicona, disfrutarás de un velo aterciopelado, una ilusión mate y luminosa, una suavidad de seda y una cobertura invisible y eficaz. Si tienes la piel normal y resistente, este tubito es tu arma de color para las fiestas. Debo reconocer que yo misma he acudido a este hechizo de maquillaje en tres o cuatro ocasiones, y aún no he visto dañada mi tez.

- Lo que va de cabeza a mi neceser de viaje: la crema de día y el perfume. Rodial es una marca de lujo que a veces he podido ver en blogs como Mil caprichos, y tener un frasquito de 15 mililitros de tratamiento avanzado no está nada mal.
La crema Glamtox day me ha embrujado. Huele muy bien y es muy cómoda. Posee una potente base de ácido hialurónico y esferas de colágeno, por lo que hidrata la piel y alisa líneas de expresión.También contiene vitamina C, taninos de granada y un factor medio de protección solar (spf 15). El principio activo más curioso de esta crema es la mirra, que me evoca la noche de Reyes, peo que cumple la función de aportar luminosidad absorbiendo la grasa inoportuna.
Glamtox night no es para mí: reonozco que es un producto impecable pero basado en el retinol, principio activo que no soporto bien y que afortunadamente no necesito aún.

El perfume que trae la Glossybox de diciembre se desliza por garganta y muñecas gracias a su formato en roll on, y es también un fragancia invernal, que arropa la piel y la cubre de sensualidad e inocencia a partes iguales. Valentina mezcla acordes florales de jazmín con un fondo de ámbar y con una nota olfativa que me apasiona: el melocotón. La nota de durazno siempre hace que un perfume sea suave y delicioso.

Dentro de poco ofreceré un post sobre el arte de viajar con minitallas y maximuestras en el neceser, para sentirnos guapas y a la vez... ligeras de equipaje.

5 de diciembre de 2012

Por menos de 28 euros: en Rituals, perfumes de viaje y madera

A estas alturas del blog os habréis dado cuenta de que Rituals es para mí una auténtica debilidad: la sensación de casa que se respira en sus locales los convierte en un lugar para la conversación, la relajación y la amistad.
Edurne, la encargada de la tienda de Logroño, se ha convertido en una amiga con la que hablo de cremas yde aromas, pero también de cine, lecturas o tiendas de ropa... Y tener una amiga en Rituals hace que conozcas en profundidad la firma, pero un beneficio colateral mucho más interesante es que descubres soluciones a tus problemas cosméticos de forma inmediata y placentera.


Perfume bar de Rituals

Yo tenía que viajar, ninguno de mis perfumes cabía en mi neceser, se lo conté así como de pasada a Edurne... y voilà!
... Pude conocer en primera persona el embriagador universo de las fragancias Rituals, y su confortable y preciosista método para conseguir un perfume de bolso.
Porque la casa comercializa sus creaciones en un frasco de líneas limpias de cristal, pero también en formato recambio de veinte centilitros de capacidad para insertar en un exclusivo perfumero de madera natural.


perfumes Rituals: 27,50 euros/ 20 cl + perfumador de lujo

Rituals ofrece varios aromas y un modo verdaderamente original de probarlos: nada de mullets de cartón blanco porque, ¿os habéis detenido a pensar qué tienen en común un trozo de cartulina y la piel de una mujer? ¡Nada! en cambio, en Rituals los dependientes pulverizan un abanico con la fragancia deseada y lo dejan fluir cerca de ti: la tela del abanico te acaricia y el perfume te envuelve.

Así me enamoré de la fragancia nº4: Violet &White Lily. Es un perfume dulce y floral pero poderoso. Huele a violetas pero con corazón amaderado y un fondo de talco y de jabón. Es un perfume de invierno: un aroma que a pesar de su dulzura y su rastro limpio me abriga, arropa mi piel.
Su creador, el nariz Vincent Shaller, dice haberse inspirado en un ramo de flores silvestres frescas, cortadas justo después de una llovizna primaveral. Sin embargo, a mí me evoca una tarde de Navidad comiendo caramelos de violeta, mientras mi abuela Cecilia se perfume frente al tocador, los frascos de cristal tintinean, de fondo suenan los Boney M y el crepitar de la chimenea.

El recambio cuesta 17,50 euros y el original envase, 10. Por menos de 28 euros, tenemos un perfume de viaje... y de auténtica madera.

2 de diciembre de 2012

Queridos Reyes Magos:

Dentro de quince días es mi cumpleaños, y dentro de veintidós... ¡Navidad!
Por eso mis tíos Javier y Eva, los mejores pajes del mundo, me han pedido que os escriba una carta en mi blog, con una lista de tres o cuatro deseos para ayudaros a buscar entre tanta "fábrica de sueños". Hoy, primer día de Adviento, me siento un poco triste porque mi abuela Cecilia está ya en el

CIELO
(foto mía)

pero sabiendo lo que ella disfrutaba regalando, y recordando los miles de osos de peluche que ella me regaló y los que yo le regalé a ella cuando fui un poco mayor, creo que le gustará leer junto a vosotros esta carta.


Tomado de aquí



1. Me encantaría recibir el colorete Bucolic Poppy de Givenchy, de la colección de esta pasada primavera. Dejé pasar esa edición limitada por austeridad, pero nadie dice no a un regalo... eso sí, tendríais que ir a la perfumería  Nan Belle de Haro... ya que en Logroño no se vende esta magnífica marca.

2. Mi segundo deseo es propio de Magos, porque es difícil de encontrar... pero a lo mejor sabéis navegar por Amazon, Uniliber o el mismo Ebay.
Me haría mucha ilusión tener en mi biblioteca alguna comedia de los hermanos Álvarez Quintero, ya que como no están de moda no hay manera de encontrarlas en librerías. Me encantaría tener un tomo de su teatro completo publicado en Espasa Calpe, creo que era el cuarto pero no recuerdo bien: sé que en él había una comedia fascinante llamada "La divina inventora". y si no se consigue ése, me conformaría con alguno de estas comedias:

- La divina inventora.
- Ventolera.
- Mundo mundillo.
- Manantiales.

Ya sé que este gusto literario mío es obsoleto y desfasado... aunque podría llamarlo vintage: tanto el término como el concepto son tendencia de "rabiosa actualidad".


Imagen tomada de aquí


3. Y por último, siguiendo con la estética retro, me fascinaría recibir una de estas Barriguitas: son las auténticas muñecas con las que yo jugaba de niña y me tienen encandilada. La edición especial que han lanzado este año se llama "Historia del vestido" y las he visto en la juguetería Poly, en el Centro comercial Parque Rioja.
Me gusta sobre todo el modelo Años 50 porque es iguala una Barriguita que tuve yo, pero si no la encontráis tampoco diría no al modelo Antigua Roma...

Gracias por escucharme siempre.
Vuestra,

Adaldrida.