5 de octubre de 2013

Bare Mineral Ready: de polvos minerales y muñecos de goma

"¡Qué título tan raro...!" 
La entrada también va a ser surrealista, y larga. Pónganse cómodos.
Andaba yo por los trece años y mi abuelo se reía de mí, conmigo, porque me apasionaban ya los "pintalabios" pero aún seguía jugando con ardor: de repente aparecía con la boca de un naranja flamante y las uñas en rojo p..., y con esas mismas manos que querían ser de mujer me ponía a acunar a mi muñeca Maite, un delicioso bebé pelón que fue todo mi mundo hasta bien entrada la adolescencia.

Tocador invadido...


Ayer caminaba bajo la llovizna pensando: "de hoy no pasa que me compre la base en polvo de Bare Minerals, aprovechando el descuento del 20% de Sephora que ya termina, es la única base que he visto que no tenga siliconas, es una vergüenza, de Catrice a Chanel todas las bases tienen silicona, y hasta Clinique y la Roche Posay que se supone que son para piel sensible, todas llenitas de silicona, ahora mismo entro en el Sephora para llevarme el Bare Mineral Ready de mis amores..."

Ése era el curso de mis pensamientos, pero mis ojos se detuvieron en el escaparate de Tabycer, un estanco de los de toda la vida que hay en la calle Vara del Rey en Logroño.  Y allí, entre pipas y cachimbas estaba, esperándome, el muñeco más adorable del mundo.

Salvaguardando mis libros en mi mesa de trabajo...

Me lo llevé junto con otros dos para mis sobrinos (gran excusa), y reconozco que esta noche me ha acompañado en mi inmensa cama. Huele como olían los muñecos de mi niñez: a goma nueva y a vainilla antigua. Es una artesanía, no está fabricado en China sino aquí, en Alicante, y lo firma la casa "Nines artesanals d´Onil".

"Te quiero, ya sé que eres un trozo de plástico, pero cómo no quererte con esa cara que pones", le dije antes de dormirme. En respuesta, esta mañana se ha despertado entre mis brazos y me ha dicho, con lengua de trapo: ¿sabes qué? Tienes que ir a Sephora a por la polvera, que ayer la olvidaste.

Bare Mineral Ready 

En la perfumería, una sola pasada de este polvo mineral en mi cara me ha terminado de convencer. Es muy suave, cubriente, no marca líneas de expresión... ¿por qué? El secreto está en la fórmula, como siempre: ausencia total de siliconas, alcoholes o mineraloils, pero en cambio lleva aceite de rosa canina, glicerina, minareal de algas, cera de jojoba... Y, por supuesto, dióxido de titanio, ya que incorpora spf 20.

Y se declina es numerosas tonalidades: éste es el mío.

Número R170


Repito: una sola pasada de brocha. 
El envase es negro, minimalista y plano. Le veo dos inconvenientes: tiene la misma textura gomosa de los rubores de Nars, llena de glamour y de futura suciedad. Y no trae borla: ya sé que el polvo mineral debe aplicarse con una brocha tipo kabuki cortada al ras en plano, pero aún así, para el bolso nunca viene mal una borla de algodón.

13 comentarios:

  1. No tan largo.
    Me ha encantado tu nueva historia de tierno amor con ese muñeco. Recuerdo ese olor...
    Y los polvos quedan preciosos, hacen una piel perfecta.

    ResponderEliminar
  2. Uy, uy, uy, esa base la voy a necesitar yo.
    Me gusta muchísimo esta entrada me trae recuerdos de mi adolescencia, que sí, también disfruté del jugar con muñecas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me apunto la base... Interesante :)

    ResponderEliminar
  4. También a mí me gustan esos muñecos...

    ResponderEliminar
  5. La base es verdad que dura y cubre mucho. Ahora busco una kabuki para llevar en el neceser...

    El muñeco me recuerda a uno adorable que tenía mi prima Cecilia, siempre se lo envidié. De una forma sana..., por eso me apeteció comprárselos a mis sobrinos y me dice... qué diablos, pa mí también.

    ResponderEliminar
  6. Yo también tenía un muñequito de esas características y me encantaba su olor, que por cierto nunca se iba!

    ResponderEliminar
  7. Pero qué casualidad... precisamente probé esta base, el otro día en un Sephora, y me encantó...
    Eran las 8 de la tarde , yo estaba agotada, en la cara ni rastro de maquillaje, sólo cansancio y stress y la dependienta me dio unas pasaditas con la brocha y , ¡milagro!. ¡De verdad que es una maravilla! lo que no sabía es que no lleva siliconas. Ahora después de tu entrada, si que me decido a invertir en una buena brocha y en esa base.
    Gracias

    ResponderEliminar
  8. He oido tanto bueno de esta marca, no sabía que por Sephora las tenían. Y sí, los muñecos de antes de plástico olían como a plastico dulce, y por alguna razón, ese olor también me hace feliz. Besotes

    ResponderEliminar
  9. pues los he sacado hace poquito en el blog porque a mí me han maravillado también y los uso cuando no tengo tiempo de maquillarme o quiero ir sin mucha cosa

    besos

    ResponderEliminar
  10. Hola!! Uy pues yo no conocía esos polvos pero si con una sóla pasada ya te han quedado así de bien...me interesan!! Mira que no soy de maquillaje mineral pero lo mismo hago una excepción!!
    Qué bonito el muñeco, yo también recuerdo el olor que describes de los muñecos cuando era niña :)
    Besos, http://boudoirandotherthings.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  11. Tu muñeco huele como tienen que oler los muñecos y no a petroleo, puaj... como los de ahora.

    Me apunto la base. La última que me compré fue la teint miracle compact de Lancome, aunque mi marido dice que me queda la cara blanca..me cogí el tono 2.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  12. No me extraña que te hayas enamorado del muñeco.

    M.

    ResponderEliminar
  13. Tengo pendiente de probar esa base, asi como la nueva de MUFE de la que hablan maravillas.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...