29 de enero de 2013

Reflexiones... en la bañera (V: Descubriendo la marca Bodyfarm)

De nuevo vengo con reflexiones en la bañera.
Hacía mucho, mucho tiempo que no tenía tiempo para dedicarme un "baño gozoso" y ayer lo hice... estrenando nuevo gel de burbujas, de una marca desconocida para mí hasta ahora: Bodyfarm.
Bodyfarm es una firma de parafarmacia griega, como Korres o Apivita, pero a precios mucho más competitivos. Sus productos no poseen petrolatos, parafinas, aluminios o alcoholes, y sus tratamientos faciales también carecen de siliconas.


Gel de ducha de White musc de Bodyfarm: 3,99 euros

1. Por la noche no hay nada comparable al agua crujiente y oliendo a jabón tradicional. El gel de white musc tiene ese rastro de olor a limpio, pero a la vez un matiz muy femenino: es un aroma de piel. Entras en la bañera caliente y te envuelve el recuerdo del camisón de tu madre cuando eras niña y madrugabas para dormir un ratito junto a ella, el olor de la piel de alguien que amas. Te serena y te hace feliz a un tiempo.

2. Este gel hace mucha espuma, que forma islas en el agua y raras penísnsulas que voy desgajando con los dedos. No les pongo nombres de lugares remotos como hacía cuando era pequeña..., porque estoy escuchando "Linda", la canción de Miguel Bosé, que suena en la radio.

3. Cada aroma tiene un camino, un lugar y un tiempo. Al abrir el tarro de exfoliante de azúcar morena de Sephora he sentido nostalgia: ¡huele a pastel de Navidad! Mucho mejor, en estos días que añoran la primavera, el exfoliante "Holy basil" de Rituals. Menta y albahaca me hacen recordar que las mimosas pueden estar floreciendo en el Sur. Hay años muy tempranos en los que por esta época despierta el azahar.

4. He sentido tentaciones de llevarme a la bañera uno de los tomos de comedias de los Álvarez Quintero que tanto disfrute me están regalando... Pero en el último minuto recordé que este valioso regalo de Reyes es una edición antigua que data de los felices veinte..., así que me he llevado el suplemento de belleza de Telva de este mes, que es maravilloso y que ha terminado como una sopa. Volveré a comprarlo.

27 de enero de 2013

Amour de Nars: crónica de un amor y una búsqueda


LLevo mas de dos años mirando con ojos de deseo el colorete Amour de Nars: tiene una preciosa tonalidad rosada con un leve matiz albaricoque, es Nars, promete horas de color en las mejillas, es Nars, me gustan los coloretes en tono melocotón y éste... ¡es de Nars!


Amour de Nars- Blush brush de Real Techniques


Pero, a pesar de todo, mi idilio con Amour aparecía siempre a mis ojos como algo imposible, debido a su textura mate y a la concentración de su pigmento. Me lo probaba en el dorso de la mano y me asustaba. Al contemplarlo en el impecable mueble de la firma surgían a la vez el chispazo y la interrogación: ¿lo sabré dosificar?

Amour es un colorete poderoso y necesita una herramienta a su altura. Me recuerda un poema de Rubén Darío que comienza diciendo:

"Señora, Amor es violento,
y cuando nos trnasfigura,
nos enciende el pensamiento
la locura."

Para domara la belle fierecilla, lo más apetecible hubiera sido comprar la brocha Yachiyo, también de Nars, pero gastarme casi cincuenta euros en un pincel no entra en mis planes a corto o a medio plazo.
Franc delgado me lo probó en las mejillas y ya no pude quitármelo de la cabeza. Y la solución a este romance en duda llegó de repente: antes de navidad conseguí en Beautik la brocha de colorete creada por una de las hermanas Pixiwoo. Me costó unos ocho euros creo recordar y es tan suave y precisa que no parece real.


en mis mejillas


Gracias a ella he conseguido acercarme sin miedo a este maravilloso colorete, que recrea en los pómulos cierto aire campestre. El halo de chica sana y ruborizada que provoca me recuerda a la heroínas de Jane Austen.
A menudo se han hecho comparaciones entre este rubor y Orgasm, el buque insignia de la casa: se dice que son clones y que lo que los diferencia es la abundante chispa dorada que baila en la superficie del segundo: yo diría también que su pigmentación está a millones de años luz de Amour.

¡Ah!, y en la mejilla no parece tan mate porque saca la luz de la piel, de la suntuosidad de color. Es un tono optimista, inocente, relajado y fresco, pero nada tímido.

Otras reseñas de coloretes Nars en mi blog:
Gilda, aquí.
Dolce vita, aquí.
Taj Mahal, aquí, y look de fantasía con Taj Mahal (ojos- labios-mejillas), aquí.

25 de enero de 2013

Comer en la calle Laurel de Logroño: mis sugerencias

Hace poco vi un post en Provinciana´s  que publicitaba la zona de vinos en Valladolid... , y he decidido ofrecer mi propia visión de "salir de vermut en Logroño".
Como la belleza consiste en alimentar espíritu y estómago... os ofrezco hoy un recorrido por una de las calles de pinchos más míticas del Norte de España. Por algo uno de mis compañeros en el trabajo me llama de broma "Poeta Laureada..., es decir, licenciada en la calle Laurel".


¡¡¡Y a mucha honra!!!

Yo suelo entrar a esta afamada zona por la calle Capitán Gallarza, que baja hacia Portales. El primer bar si lo ves desde allí es una novedad llamada "la Tavina" que sustituye a una tienda de toda la vida que se llamaba "Rima", lo han puesto por lo fino, con un espacio dedicado a vinoteca que vende botellas buenas. Hay rumores que susurran que sus pinchos no son para tanto: sin embargo, en el piso alto tienen un comedor que probé junto a unos alegres camaradas de mi universidad y que sirve un espléndido menú por dieciocho euros: puedo decir que vale la pena.


Brocheta del Juan y Pinchamé.
(Todas las fotos son mías)

Mi bar favorito de Laurel es el Juan y Pinchamé: está en la otra acera y ahora sirven croquetas y queso camembret rebozado, pero durante mucho tiempo fue local de un solo pincho: la brocheta de langostino y piña, que es lo que siempre pido yo. Cocinada a la plancha y caramelizada luego con soplete... triunfa. Vale los dos euros con veinte céntimos que cuesta.


Pintxo de foi del Donosti


Cerca del Juan y pinchamé encontramos el bar Donosti, que tiene productos de gran calidad, y que ofrece un pincho de foie fresco alucinante. No se puede pedir a menudo porque es caro e insano, pero como capricho si viajas a La Rioja no puedes dejarlo pasar: lo sirven cubierto de virutas de violeta confitada, y la mezcla de sabores y perfumes es puro lujo. Cuesta sus buenos tres euros con treinta céntimos, pero en cambio es un local en el que puedes pedir un vaso de agua fresca para acompañarlo y no te ponen mala cara.

No puedes irte sin probar los champiñones de Ángel, a la plancha con ajito: una pila hermosa de cuatro champiñones que no te costará más de un euro con veinte céntimos . Y en Triskel (ya en la Travesía de Laurel, al fondo de la calle), sirven un pulpo exquisito y, para abrir boca,  una tapita de auténtico queso tetilla gallego por un euro.


Tortilla de patatas de El Albergue


Mi última recomendación gastronómica no se encuentra en Laurel sino en la Travesía de San Juan: allí había un bar llamado Mere que servía la mejor tortilla de patatas del mundo... pero cerró.
Afortunadamente, los dueños de El albergue, en la misma travesía, han contratado a la épica cocinera del Mere... y te darán una generosa porción de tortilla por solo un euro y medio.

Saliendo del Albergue nos encontramos cara a cara con la concatedral de Logroño, que es realmente bonita.
No es mi iglesia preferida de la ciudad, me gustan aún más Santa María de Palacio que tiene una aguja de cuento de hadas, o San Bartolomé que posee una belleza medieval, pero La Redonda está situada en un sitio estratégico para salir de Misa y recorrer los mejores bares de Logroño: ya me lo decía mi abuela: "hija, tú... a ganar indulgencias ¡y a gastarlas en solo tres minutos!"

22 de enero de 2013

Lo cotidiano deslumbra

Alguna lectora me pidió un look con los últimos productos de maquillaje adquiridos en Navidad... y os lo ofrezco en vivo, ¡en un vídeo!
...Y, de paso, os castigo con todo un recital de mi poesía en el encuentro Unir Alumni, celebrado en Madrid el 11 de enero de 2013.

(Aprovecho para dar las gracias a los equipos de Extensión Cultural, Organización de eventos y Audiovisuales de mi universidad por organizar el congreso y por subir los vídeos a UnirTV)





No recuerdo qué sombras de ojos llevaba en ese look, ni creo que importe mucho..., pero en cambio quería enseñaros cómo subliman la piel los meteoritos compactos con olor a violeta de Guerlain, combinados con el colorete Melba de Mac. "Esperamos verlos muy pronto en acción",  dijo Miss Potingues... ¡sus deseos son órdenes!
Y en los labios llevo el Nude Dior en el tono Ingenue, que luego pensé que para el gran público se vería deslucido, pero crea una armonía serena y limpia con un matiz cálido.

Me quedé todo un fin de semana en Madrid y adquirí (¡por fin!) el colorete Amour de Nars, del que prometo crónica y que ya para siempre me evocará esta inolvidable experiencia de recitar ante mis compañeros y jefes de trabajo.

20 de enero de 2013

Uñas para qué os quiero: Look Salsa de Marshmallow


Gracias a Tita Hellen sé en qué consiste la salsa de marshmallow, una crema de melaza que por lo visto es muy famosa en los Estados Unidos... La gente allí se prepara sandwiches de mantequilla de cacahuetes y esta salsa para evitar que nazcan envidias entre el azúcar y el colesterol y ambos se disparen al mismo tiempo. Hellen describe el invento yanki con estas certeras palabras:

"Es un plastucio blanco dulzarrón que sacan de los unicornios cuando los empachan a arco iris y nubes de dulce y les dejan reposar y hacer la digestión viendo todas las temporadas de los Teletubbies y, si les sabe a poco, Magnolias de Acero".(párrafo tomado de este post.)

Por supuesto, el concepto en sí es horrible y yo nunca compraría un bote de algo tan empalagoso..., pero la palabra marshmallow me fascina pues me evoca mi infancia, la tienda Gretel donde comprábamos nubes por arrobas y la mascarilla de dulce de nube de Kenzoki, que cada día añoro más y más.

Look Salsa de Marshmallow


Por todo eso he decidido dedicarle una manicura.
Los tonos batido de fresa, cupcake o crema azucarada quedan muy bonitos, dan un aspecto de uña limpia y dulce... y al ser colores claros alargan ópticamente los dedos de la mano.
Mi amiga y compañera de trabajo Anita me había regalado en navidad un esmalte de Claire´s que justo posee ese tono. Creo que es el número 25. Yo, por mi parte, tenía la laca Sweet as candy y el topper Hello holo de Essence casi sin estrenar... y la imaginación proyectando, como afirma un personaje de los Álvarez Quintero.


Detalle..

Declaro mi admiración sin límites hacia el topper Hello Holo de Essence: por menos de tres euros logramos un acabado chispeante, de fiesta, de tarta de cumpleaños. Las burbujas son diminutas y no tienen relieve, brillan al sol y son verdes, doradas, azules y plateadas en la sombra.

He aplicado en el dedo meñique, el corazón y el pulgar tres capas de Sweet as candy, y las he alternado en índice y anular con una sola capa del esmalte color "pastelito de la Pantera Rosa" de Claire´s, rematado por el inefable Hello Holo de Essence.

¿Os gusta el resultado?

18 de enero de 2013

Por menos de cinco euros... El gloss de Sfera

Hace unos dìas, era lunes lunero y yo necesitaba un poco de color en mi vida.. Mi amiga y compañera de trabajo Anita supo verlo y me propuso una tarde de rebajas en el centro comercial Berceo.
Risas, jerseys y descubrimientos cosméticos: alineados junto a la caja registradora de Sfera vi... toda una línea de maquillaje low cost repleto de poesía.  Paletas de sombras de ojos de una calidad bastante alta, esmaltes de uñas de color verde agua o verde botella con reflejos nocturnos...
Sin embargo, lo que más me gustan son los brillos de labios: son duraderos de verdad y poseen nombres inspirados e inspiradores.

gloss de Sfera: 4,95 euros
Ines Apaixonada... (imagen tomada por mi amiga Anita)


Inés apaixonada: ¿habéis encontrado un título para gloss más evocador que este? Esta dama que se enamora en portugués ofrece un precioso color bronce con destellos dorados que permanece en el labio por horas.





Ines Apaixonada

Dear Anita



También me llevé un fucsia translúcido con chispas plateadas que responde al dulce nombre de Dear Anita, y que, por supuesto, embrujó a mi amiga... Y a mì también, porque, si obviamos la separación natural de las palabras, este brillo es De Aranita!


17 de enero de 2013

Soin de la roseraie, de Couvent des Minimes: review

Esta es la última entrega de la "saga fuga" de Reyes, lo prometo.
Entre mis regalos no podía faltar una de las coquetas bolsitas de charol azul de la perfumería Douglas. El azul claro de la tienda, parecido al de Tiffany´s, encerraba toda una rutina facial que mis tíos Javier y Eva habían pedido al rey Baltasar para mí.
Douglas comercializa los productos de Couvent des Minimes, la segunda firma de L´Occitane creada en 2004 según la filosofía de ofrecer ingredientes naturales a precios competitivos.  Hasta ahora yo había probado su agua de colonia, que es demasiado cítrica para mí (ahora prefiero el olor a limpio y las notas florales y golosas como la mimosa o el muguet), pero que es optimista y entra dentro de la familia de "aguas curativas", acqua mirabilis..., y una deliciosa leche limpiadora a base de agua de rosa de damasco, rosa gálica y rosa salvaje que precisamente me regaló mi tía Eva hace un par de cumpleaños.


Soin de la Roseraie, imagen mía

 
 
Si esa loción limpiadora era ya  una auténtica gozada, repleta de polifenoles de uva, aceites milagrosos y aguas suavizantes, la crema facial y el contorno de ojos que completan los cuidados a base de rosa de la casa me han parecido una auténtica obra maestra.
Su fórmula se compone de leche de rosa salvaje, aceite de rosa mosqueta y agua de rosa de damasco: tres rosas distintas en tres texturas diferentes para hidratar, regenerar y calmar la piel. No hay rastro de parabenos, petrolatos o colorantes en ella, aunque sí aparece en un lugar discreto la silicona.
 
Sin embargo, el primer ingrediente de la lista sigue siendo "vitis vinifera seed oil", por lo que este producto a base de rosas es también un tratamiento de vinoterapia, repleto de polifenoles de uva antioxidantes, y el feliz culpable del aroma tan maravilloso que desprende la crema. Porque debo decir que la rosa no es mi olor favorito, pero esta crema huele a un ramo de rosas frescas en una bodega, al pie de barricas de roble.
  
 
Piel calmada tras un día agitado
 
 
Subo una imagen de mi piel recién hidratada por la noche, tras un día de sol de invierno en Madrid en el que olvidé la protección y comí en pleno parque del Retiro... Mi cutis había sufrido una sobrecarga y estaba rojísimo, pero tras  limpiarlo con agua micelar del Mercadona e hidratarlo con mi nuevo ritual de Couvent des Minimes, aparece calmado y feliz.
 
Lo mismo puede decirse de mis ojos, ya que el contorno de ojos de la línea es uno de los más eficaces que haya conocido.  Su formulación es similar a la de la crema, pero incluye también aceite de coco y mantequilla de karité en los primeros puestos de la lista. La hidratación y el relax son las mejores bazas que ofrece este tratamiento específico, y es justo lo que yo necesito.
 
Tratamiento de la rosaleda: poesía hecha perfume y calma absoluta en la piel. ¿Qué más se le puede pedir a un ritual nocturno? ...Haberlo encontrado bajo tu ventana en la mágica mañana del seis de enero.

15 de enero de 2013

Mercadona descataloga la Monogotas de melón... y los Reyes me regalan la de vainilla

Era una de mis colonias favoritas para refrescar las altas temperaturas en verano: me la descubrió Tita Hellen, olía al chicle de melón de mi infancia y en los días de calor me embrujaba su carácter chispeante... aunque luego lo aborreciera en invierno por la misma razón.

Y digo "era" porque Mercadona ha retirado esta fragancia dulce y picante, la más original de las colonias que comercializa a un precio de tres euros con ochenta bajo el nombre de Monogotas.
Ignoro qué fines persigue la cadena con esta política de ir descatalogando todas sus fragancias frescas y dejar solo las dulces con un punto empalagoso: primero desaparecieron las de pera y manzana, que eran riquísimas, y ahora se despide la colonia más retro del mercado, con su inconfundible aroma a chuches de final de los años ochenta.


Monogotas de melón que guardaré como oro en paño
Monogotas y bodymilk de vainilla, regalo de Reyes
 
¿Qué nos queda? En la perfumería de Mercadona podemos encontrar la Monogotas de coco que huele a ambientador tropical sintético, la de canela que está muy lograda pero es un aroma que no puedo soportar, la de mora que  para ser una colonia de diario sin pretensiones es rica e intensa y despide un aroma de frutos rojos que me trae buenos recuerdos, y la de vainilla, a la que yo ni siquiera había acercado la nariz temiéndome lo peor.
 
...Pero los Reyes Magos son sabios y dejaron caer un pack de Monogotas de vainilla cerca de mi zapato, y gracias a ellos he descubierto un perfume sorprendente.
El bodymilk hidrata sin resultar pesado. Huele a bizcochos, no es nada artificial e incluso se puede apreciar en él un toque como crujiente, de crumble de mantequilla y galleta.
La colonia es mucho más compleja y sabia de lo que al principio pudiera parecer. Me recuerda la "Passion for chocolate" de Zara, en lo fácil que es de llevar pese a las apariencias.
Al principio huele con intensidad a vainilla, pero de un modo bastante natural y alejado del acorde a flan que yo temía. Y media hora después de aplicada, abandona el matiz avinillado para dejar paso a un olor a limpio, a jabón algo dulce pero blanco al fin y al cabo: se convierte en una fragancia suave, empolvada y asombrosamente elegante.
 
 

12 de enero de 2013

Más regalos de Reyes: el maniquí

Los Reyes Magos han sido pacientes: encontraron esta obra de arte en verano, en una tienda de decoración de Haro (La Rioja) y, pensando en Adaldrida, aguardaron las navidades para regalársela.


El maniquí
 
 
El maniquí es de madera negra con lunas y estrellas dibujadas en la sensual ropa interior que lo cubre, también pintura. Me quedo con la frase de mi padre: "oye, este maniquí ¡es muy sugerente!"
Para ropa no sirve, pero me ha resuelto un enigma al proporcionarme un buen sitio donde ordenar mis collares...
 
 
...y los collares

Aquí os los muestro: uno verde de estilo étnico que es también regalo de Reyes; otro de cuentas plateadas que fue de mi madre; uno de pasta color márfil que combina con todo y mis favoritos, el mítico colgante en forma de galleta de Azul de mar (Madrid), y uno tribal de madera que me regaló hace tiempo mi mejor amiga, Merl.

¿Con cuál te quedas? ¿Te gustan este tipo de accesorios?

9 de enero de 2013

Meteoritos compactos de Guerlain: puro lujo

Comienzo la crónica de los regalos de Reyes con esta polvera magnífica, de aires vintage y textura mágica, que no solo es un objeto bonito para resaltar el tocador sino la esencia de la paradoja: ¡cuanto más matifica la piel, más la ilumina!


Imagen tomada de aquí
 
 
Guerlain confecciona auténticas joyas de la cosmética, por dentro y por fuera. Yo nunca me sentí tentada por sus meteoritos porque el formato no me parece cómodo, pero en esta edición la casa ha conseguido embotellar toda la luz que proporcionan las míticas bolitas en un polvo compacto fácil de utilizar... y de contemplar.
Éste ha sido un "regalo inducido": llevaba mucho tiempo deseando una polvera antigua, y la compré en la misma noche de Reyes con un dinerillo que me dio mi abuela, para colocarla entre los otros paquetes y no abrirlo hasta la mañana del día seis. 


La joya por dentro, foto mía


 Pero tras el precioso envase retro hay una alquimia paradójica: este polvo regala al rostro un acabado mate y luminoso al mismo tiempo. La polvera incluye una borla de algodón suavísima, y unos toques tras la base o el corrector aseguran un día entero de piel impecable. El efecto es duradero, y persistente es también el aroma que desprende el producto: a violetas y jabón, a tocador de auténtica dama.

Otro regalo fue el precio que pagué por estos polvos prensados, que en perfumerías convencionales no baja de los 45 euros, pero en Prieto me los vendieron por solo 34. O, mejor dicho, ¡pagaron los Reyes Magos por mí!

7 de enero de 2013

Un regalo de Reyes no cosmético... ¿o sí? La llave dorada


2013 va a ser un año especial, y quizás por eso mis Reyes han sido espléndidos.
Tradicionalmente cuento en este blog cuáles han sido los regalos que Sus Majestades han tenido a bien colocar rodeando mi zapato, pero en esta ocasión ha habido más de una sorpresa cosmética que tendrá su reseña aparte.

Hoy solo quiero hablar de dos regalos maravillosos. Yo quería alguna comedia de los Álvarez Quintero, pero lo que no podía esperar eran diez tomos, ¡diez! Y otro regalo aún más cautivador...

La llave dorada

Es este.
Había pedido un colgante en forma de llave dorada... Los vi hace no mucho en un mercadillo medieval, pero cometí el error de no llevarme uno. Entonces solo era un dije con aires modernistas, pero como en marzo publico mi poemario "La llave dorada"... lo mío era ya un capricho con fundamento. Al no encontrar el colgante, los Reyes se desesperaron, y en el último minuto consiguieron una llave antigua, entraron en un bazar chino, compraron laca de purpurina dorada y, ni cortos ni perezosos, esmaltaron la llave.

Cuando la recibí aún conservaba el aroma a laca de uñas: ¿es o no un regalo teñido de surrealismo cosmético?

5 de enero de 2013

Bésame mucho: hoy, el rouge que estrené en Nochevieja 2012 (Nude Dior en el tono Ingenue)

LLevo meses soñando despierta con el nuevo concepto de labios desnudos que propuso Dior a comienzos del otoño: una boca sonrojada, "blushy", un labio tintado con un color natural pero nada pálido, porque el tono beige maquillaje nada tiene que ver con la carnación natural del labio femenino. Incluso las pieles más pálidas tienden al rosado, al melocotón, al rojizo suave.



Nude Dior
Imagen tomada de Google



Desde que leí las primeras reseñas en blogs estuve tentada con estas barras de labios. Sin embargo cuando iba a los almacenes Sephora a probarlas, me envolvía la idea de lujo excesivo y pensaba: "compraré una en una ocasión única". Para mí las navidades son precisamente eso, una ocasión única... así que el 31 de diciembre aproveché que me ofrecían un descuento del 20% y conseguí mi primer Rouge Dior por solo 25 euros. Con él saludé el nuevo año.


Ingenue- Foto mía, tomada bajo luz artificial y con flash,
pero el tono es muy fiable


Ingenue es un nude que baila deliciosamente hacia mi tono preferido de labial, el melocotón. Tiene un matiz anaranjado muy tenue, que destaca con suavidad en las pieles pálidas y armoniza la tez con matices oliva. Y posee una textura cremosa y casi brillante, como de natillas, que lo hace muy cómodo en el labio.
Y es duradero, algo que parece impensable siendo su acabado tan jugoso. Sin embargo, por debajo del brillo y de la textura láctea, el color tiñe la piel y, a varias horas de la aplicación, el labio se ve naturalmente sonrojado.

Sin rebajas cuesta unos 33 euros, lo cual puede parecer demasiado para un capricho personal, pero lo convierte en un regalo lujoso, que nos hará quedar muy bien a última hora sin arruinar del todo nuestro bolsillo. Tu madre, amiga o prima te adorará.. y la nueva novia de tu hermano pensará al abrir su dorado paquetito que ha caído en una familia política encantadora.

1 de enero de 2013

Brillar en Navidad (III). Taconazos vs Slippers

El tacón alto consigue que una mujer se sienta poderosa.
No hablo de poder como opresión: una mujer sobre tacones no piensa en pisar sino en brillar. Hablo de poder como esplendor. El brillo enciende el corazón de quien lo ostenta e ilumina el rostro de los demás. Hablo del poder que nos regala la contemplación desde lo alto, sobre ruedas: sentirnos especiales y descubrir eso que brilla también en las personas que nos rodean. Así me siento yo cuando me subo a mis tacones.


Tacones de la marca Lola Blue, 39 euros


Estos son los zapatos que me han hecho sentir poderosa en Navidad.
A mediados de octubre, caminando por la Gran Vía de Logroño, los vi en el escaparate de la zapatería Crash y no pude apartar su imagen de mi mente: soñaba despierta con su fulgor acharolado y negro, hasta que decidí comprarlos.
Son mucho más cómodos de lo que podría achacarse a un tacón de diez centímetros, y los zapatos más altos y hermosos que haya tenido yo nunca.

Hice un par de pruebas llevándolos al trabajo: el mundo visto desde unos tacones es más brillante, y los lunes parecen tocados por la varita del mago Merlín. Sus magníficos centímetros me han abierto los ojos a un mundo nuevo y me han hecho descubrir para qué sirve una moqueta: ¡para amortiguar el dolor de la belleza!


Slippers de Bershka, 9,90 euros

El truco maestro es llevar en una bolsa unas slippers para utilizar en la calle y evitar así malos tropiezos.

Encontré estas slippers en el borde mismo de la Navidad, en Bershka. Quería unas de tachuelitas y encontré la versión más dark, con un punto rockero que me chifla. Imitan el ante, material que me gusta mucho menos que el charol pero que al parecer es moda.
Mis tíos dicen que son un arma de destrucción masiva, pero a mí me parecen una forma digna de bajar de las alturas cuando una mujer ya no puede más.. sin perder un átomo de "charme".

...Y la mejor manera de entrar con buen pie en el año que comienza: ¡feliz 2013!