31 de diciembre de 2013

Los Favoritos de Adaldrida: 2013

2013 ha sido un buen año para mí. Tengo mucho que agradecer. He publicado mi último poemario, La llave dorada, y ya estoy a la mitad de otro libro de poemas. He seguido trabajando cada vez más y mejor, me he afianzado, me han pedido cada vez más cosas, retos emocionantes, he participado en varios encuentros UNIR alumni, me han invitado por vez primera a un congreso internacional en Palermo, me he sentido en mi casa en La Rioja y he hecho amigas de las de "para siempre". He tenido también momentos apurados, pero fui bendecida con una amnesia parcial para lo malo por la que también doy las gracias.

En cuanto a cosmética, he hecho hallazgos interesantes y he permanecido fiel a unos cuantos productos. Vamos con mis favoritos de este año. Todas las fotos que ilustran el recuento han sido disparadas por mí.

1. Tratamiento Facial

Tónico de camomila y árbol de té, elaboración propia

...El resultado

a) Tónico de camomila y árbol de té, de elaboración propia
No he vuelto a comprar un tónico comercial. Este preparado (tenéis aquí la receta), refresca la piel, la desinflama, la calma... Es antiséptico y suavizante, es barato y fomenta la creatividad.

Creme Fraiche de Beauté de Nuxe: 29 euros

b) Creme Fraiche de Nuxe
Aquí podéis ver la reseña completa de esta crema que por su tacto y su olor es deliciosa, pero que además calma y nutre la piel como pocas. Le siguen "de cerca" Skin rescuer de Kielhs y la crema personalizada de Apivita a la que no hice post en su momento, cuando la compré en primavera, mal por mi parte. Ahora en Madrid volveré a comprarla y le dedicaré crónica como se merece.

C-Vit de Sesderma: 31 euros

c) Contorno de ojos C-Vit de Sesderma
Es maravilloso, un chute de vitaminas por la mañana y por la noche. Aquí hablé de él, me tiene enamorada. Ahora lo uso para mimar a mi madre, y como es un bote generoso estoy aplicándolo en todo su rostro, que ha descansado y se ha iluminado.


2. Tratamiento corporal

Shaint Chakra de Rituals: 12,90 euros

Shanti Chakra de Rituals
Rituals sigue siendo una de esas tiendas donde me siento en casa. Este año he descubierto el nuevo ritual, el del buda risueño, y durante la primavera me emborraché con su bruma de almohada Happy Mist que usé como colonia matutina e incluso perfume nocturno. Sin embargo sigo fiel a la crema corporal Honey Touch de la gama Ayurveda, y sobre todo al aceite perfumado Shanti Chakra, una de las fragancias más sensuales que he podido gustar.

3. Maquillaje

Nars en mi tocador.

Nars, Nars y Nars de nuevo ocupa mi corazón. La vida es más bonita con Luster ruborizando mis mejillas, Dolce vita realzando mis labios y Etrusque dando luz cálida a mis ojos. (Y ahora también, con Bad Behaviour aportando misterio y profundidad.) Espero ofreceros pronto un vídeo con todos mis productos desfilando.


Bonne Etoile de Dior:
ni siquiera sé el precio, lo compré con un 20%de descuento en Sephora

Otro favorito indiscutible es el quinteto Bonne Etoile de Dior. La única pega que le encuentro es que podría haber sido perfectamente un dúo, y haberme costado mucho menos, ya que solo utilizo la delicada sombra topo plateada y la apabullante sombra color petróleo, pero ambas se han convertido en adicción para mí.
Bases de maquillaje favoritas, dos como ya sabéis: Double Wear Light de Estee Lauder y la polvera azul de Shiseido.

4. Labios

Princess Peach de Catrice: no llega a los cinco euros


Está claro, mi labial favorito es el Princess Peach de Catrice. Beautik es otra de las tiendas donde me siento cómoda, y han sido muchos los descubrimientos que han coronado el año... pero esta barra de Catrice es el lugar al que siempre vuelvo. He contagiado la fiebre a mareas y a mi madre, que me lo pidió como regalo de Nochebuena.

5. Uñas

Watermelon de Essie: unos 12 euros en Bodybel

Ceramic nail Laquer nº 269 de Artdeco: unos 12 euros en Douglas


Uñas de verano, uñas de invierno. Son muy distintas. Yo soy partidaria de colores lisos, el nail art y yo no somos uno. Este año me he dejado seducir por el tono Watermelon de Essie, un rosa entre fresa y sandía realmente cautivador, y por el nº 269 de ArtDeco, un tono dulce de castaña maravilloso. Curiosamente, ambos rondan los doce euros, no son ni Dior ni Essence y así me gustan: en el justo medio reside la virtud.

Para cerrar el post y el año, dejo en el aire una pregunta: ¿hay algún producto que hayamos buscado con tesón y aún no hayamos encontrado? Yo espero que el 2014 me traiga una limpiadora realmente suave y eficaz, me he cansado un poco del sistema de doble limpieza... Y una base líquida sin siliconas y de color claro para utilizar en el invierno.

29 de diciembre de 2013

Por menos de 25 euros: Soho Benita & Regina Market, regalos de Navidad en Sevilla

Se va acercando la noche con más "duende" del año, esa noche en la que todos adquirimos el poder de convertirnos en pajes de Sus Majestades los Reyes Magos... como dije en un haiku que inventé para mi reto "un tweet, un haiku" que tengo muy olvidado y que retomaré en el catorce:



El caso es que durante el puente de la Inmaculada estuve en Sevilla, y mi amiga Cris me descubrió un circuito de compras que las sevillanas conoceréis ya de sobra, pero que a mí me deslumbró por su encanto y su novedad, ya que cuando dejé mi ciudad natal hace casi tres años no era tan conocido.


Isadora (C/ Pérez Galdós)

Hablo de las calles Pérez Galdós y Regina, en el centro de la ciudad, que se han constituido como estandarte de las compras más "hipster" del momento.
Este nuevo núcleo que han bautizado como Soho Benita y Regina Market es parecido a la también sevillana calle Amor de Dios, a la que dediqué varias crónicas en mi otro blog (aquí y, de pasada, también aquí). La diferencia reside en que ésta es para un público claramente hippie, el reino de los discos de vinilo y las camisas de iconos pop, muy años setenta y ochenta, mientras que Benita y Regina tienen un encanto más fifties, un estilo cupcake muy cuidado. Ambos circuitos explotan la nostalgia pero en dos direcciones muy distintas.

De la calle Pérez Galdós me quedo con la tienda Isadora, en la que podrás comprar camisetas bonitas y originales, bolsos muy Doris Day, zapatos tipo oxford y neceseres de estética retro y azucarada por menos de diez euros:

Detalle de la tienda

Mi neceser de Isadora: 9,90 euros

Espero que disculpéis la enumeración caótica de términos en inglés que invade esta entrada, me han salido directamente del corazón a la hora de calificar los ambientes y productos de cada tienda...

Otra opción que tampoco sale ruinosa y también es muy chic es la tienda "Berry Fields" en la calle Rivero, que vende zapatos de ensueño (estos ya se suben de precio), pero también ofrecen muñecas, juguetes vintage y broches en forma de cintas TDK muy asequibles, y verdaderos bolsos joya por veinticinco euros:

Berry Fields (C/ Rivero)

Bolso en forma de libro: 25 euros

Tanto Cris como yo miramos con amor este original bolsito en forma de libro, y ambas opinamos que podría ser un regalo magnífico por relativamente poco dinero. Me consta que en América se pagan bestialidades por este tipo de bolsos cosidos a mano.
Sin embargo mi calle preferida de este paseo es Regina: puedes desayunar en La mercería todo tipo de panes con todo tipo de avíos, desde mermelada de castañas hasta nutella, hay zona wifi y el público es gafapasta total: si te identificas con esa tribu te sentirás en casa, y si no, te servirá como lección de cultura urbana.
Y dentro de la calle Regina, mi tienda favorita es El Chino de Telmo.

El chino de Telmo, detalle de la tienda

No es ningún chino pero está decorado en forma de bazar, con abigarramiento y precios de risa, ya que en esta tienda, regentada por el famoso Carlos Telmo, hay buen gusto a raudales. Aquí entras con un billete de cincuenta euros y sales con regalos para tu madre, tus dos hermanas y tu sobrina pequeña. Hay anillos que dan el pego por menos de cinco euros, perritos de peluche y lámparas de cerámica.

Bolso de fiesta  "gelly": 22,88 euros

Yo elijo dos objetos joya en esta tienda: la primera es este clutch de metacrilato rosa, absolutamente divimo y perdidamente de moda, al precio de 22,88 euros: apunto que todos los precios de esta tienda terminan en ocho al ser éste el número de la suerte en china.

Collar inspirado en Chanel: 12,88 euros

Y mi regalo preferido del local, de hecho yo se lo pedí a mi madre y lo recibí en Nochebuena, es este impresionante collar de perlas enormes inspirado en unos collares que ha sacado Chanel en su último desfile. Claramente por ese precio es pura bisutería, pero os aseguro que las perlas tienen un color tan bonito y cálido que iluminan la piel de su portadora como lo haría la luz de unas velas.

Si vives en el Sur, los Reyes Magos te susurran al oído... tres o cuatro tiendas para regalar y regalarte.

27 de diciembre de 2013

Descubriendo los Ceramic Nail Laquers de ArtDeco: 3x2 en Douglas

Mi madre me regaló un décimo en la lotería, quiso la suerte que terminara en seis... por lo que gané veinte euritos, y la misma tarde del día 24, antes de celebrar la Nochebuena, el frondoso billete se convirtió en tres lustrosos esmaltes de uñas de una firma que nunca había probado antes: ArtDeco.

Ceramic Nail Laquers ArtDeco: 11,95 euros

Últimamente no he maquillado mucho mis uñas, me causaba pereza y sobre todo impaciencia el acto de esperar a que se seque la pintura. Pero cuando vi el tono marrón glacé de ArtDeco en una revista no pude evitar caer rendida...

Ceramic nail laquer nº 269

El acabado de estas lacas es muy brillante y pulido, y su textura es muy ligera, por lo que se aplican en un abrir y cerrar de ojos y secan a la velocidad de la luz.  Sin embargo aunque careciera de tales virtudes, creo que habría comprado el tono 269 simplemente por su belleza. Es un tono mermelada de castaña, cremoso pero con efecto charol.

Ceramic nail laquer nº 293


Si para Nochebuena elegí un tono dulce, invernal y discreto, en Nochevieja voy a cubrir mis uñas con un vestido dorado, como bien dice Susana, de The beauty blog. Ella utiliza esta bonita metáfora para hablar de un esmalte de glitter color oro de la marca Anny, mientras yo os recomiendo el mismo producto pero firmado por ArtDeco. Me parece una opción aún mejor porque las burbujas doradas que lo surcan son más diminutas y con matiz metálico, por lo que una capa servirá como esmalte de acabado pero con dos capas, las que llevo en la foto, se convierte  en un tono tan sólido como centelleante.

Cada esmalte de ArtDeco cuesta casi doce euros, así que pasé por caja con el famoso billete y cuatro monedas más..., cuando la dependienta me dijo que estaban en oferta de tres por dos, y que podía escoger un tercer tono. No lo dudé:

Ceramic nail Laquer nº 268

Lo había visto al lado del color Marron Glacé, una deliciosa y eléctrica tonalidad fresa escarchada, pero pensé contenerme... Sin embargo, al ser regalo de la casa, a mi casa vino y alegró mis uñas en la comida de Navidad.  En la foto llevo una sola capa.

Estas tres lacas, que  han sido un auténtico regalo, (digamos un tercio de mi madre, un tercio de la Lotería Nacional y un tercio de la perfumería Douglas...), me han devuelto la ilusión por cuidar mis manicuras.

20 de diciembre de 2013

Descubriendo By the face junto a Tita Hellen: el ataque de los clones

Un nuevo universo de barras de labios ha entrado en mi vida: y no es lo mejor que cuesten menos de cinco euros cada uno y ofrezcan una calidad como para extasiar..., sino que los descubrí junto a Tita Hellen.
Por  fin pude conocer a una de las bloggers más divertidas y variadas de esta esfera, en uno de esos miércoles raros en los que viajo a Madrid en el día por motivos laborales y se me queda colgada una hora tonta.
El miércoles pasado la aproveché muy bien.






Nos citamos en la puerta del Primor de Príncipe Pío. Yo tenía una hora y veinte euros para gastar. Es asombrosa la perfumería Primor, la única tienda del mundo en la que vas con eses ajustado presupuesto para permitirte un capricho diminuto y sales con cuatro caprichos grandiosos: llegué a la caja registradora pensando "hoy me lo he saltado, seguro", y la amable dependienta me anunció: "trece euros con veintiséis céntimos". Y eso sin contar con el lujo de comprar junto a Hellen La sombra, que tampoco tiene precio.

Nº 3/ Nº15 de los labiales de By the Face

Estuvimos cotilleando Catrice y Wet´n Wild pero no picamos con nada, The Balm que estaba arrasado (intuyo que van a descatalogar el colorete Hot Mama y ardo de indignación), Essence en el que pillé las dos sombras de la colección de Navidad que son maravillosas, y cuando casi nos íbamos... descubrimos By The face, la nueva marca "low cost" española...
Por cierto, tiene bemoles que perteneciendo la firma al suelo patrio no la describa simplemente como  "barata", pero es que el término anglosajón alude ya a todo un concepto que no se corresponde solo con un precio bajo sino con un tipo de maquillaje moderno, colorista y a ser posible de calidad por pocos euros... By the face acaba de arrancar en el mercado y pretende resultar accesible, a nivel de precios y de visibilidad en tiendas.

Tengo que dedicarle más tiempo, solo pude probar los labiales y se me metieron en el bolsillo estos dos. Solo digo una cosa: por cuatro euros y medio tenemos una textura cremosa y duradera, un brillo galáctico pero sobrio a la vez... y dos clones clavados del Retrofuturist de Lime Crime y del Rebel de Mac.
 Juzguen ustedes:

Labial nº3 By the face


Retrofuturist de Lime crime


¡¡¡Es que son idénticos!!! dejando aparte el hecho de que cuando fotografié el rojo de Lime Crime no tenía la cámara que poseo ahora. Sin embargo, he utilizado la misma pose para ambas imágenes, al más puro estilo Gadi. Casi siempre sonrío así, sin apenas abrir la boca.
Pido disculpas por la falta ostensible de perfilado: no tenía a mano ningún lápiz y solo deseaba probar el tono.

El número 3 de By the face es un rojo alegre, un rojo puro, un rojo tomate pero dotado de un brillo como de manzana de caramelo.  Se ha convertido en el Rojo de mi vida: porque cuesta cuatro euros en vez de diecisiete, porque puedo encontrarlo en España y porque, aunque parezca mentira, su acabado y textura me parecen mucho más cómodos que su clon de Lime crime.

Nº15 de By The face

Rebel de Mac

Me compré este tono ciruela porque he leído que es un color de moda y ya no tengo el Rebel, lo he debido regalar, prestar o perder... y la verdad es que no lo echo de menos. Los labiales de Mac cada vez se me hacen más cuesta arriba.
El ciruela de By the face me gusta mucho más: tiene un brillo especial, cautivador. Incluso en esta foto bajo luz artificial se percibe. Y, como también son moda la mezcla de labiales, esta mañana he aplicado encima una capa de bálsamo rosa chicle de Maybelline y he conseguido y tono fresa silvestre magnífico.

Lo mejor es que la historia no ha hecho más que comenzar, tanto con la firma como con Tita Hellen. nos despedimos con un "to be continued..."

18 de diciembre de 2013

Por menos de ocho euros... Máscara de pestañas Fly With Me de Nyx

Nyx es esa firma barata que hace unos años pegó un pelotazo, todas nos moríamos de ganas por tener sus pintalabios y sus jumbos de ojos, luego descubrimos que ambas cosas eran mantequilla pura, y luego cayó en el olvido hasta que la generalización de los almacenes Beautik en toda la geografía española volvió a auparla y nos hizo caer en la cuenta de que la marca era mucho más que un par de éxitos dudosos y pliegues a mansalva.

En mi última visita a Beautik descubrí en el mueble expositor de Nyx unos coloretes minerales que son novedad y que me regalaré por Navidad... y toda una gama de máscaras de pestañas a cada cual más atractiva. Como se me ha terminado la mía de LRP, decidí probar el rímel Fly With Me.

Fly With me de Nyx


De nuevo me pudo la literatura: entre toda la variada oferta elegí este producto por lo lírico de su nombre... Y sí, realmente, las pestañas vuelan conmigo.

Lo que me gusta: promete larga duración y lo cumple, no se descascarilla por la ojera. Abre la mirada, riza la pestaña y la separa y alarga considerablemente. No irrita. Me rechifla el cepillo, es firme pero suave, de silicona y ancha un poco en el extremo. Odio los goubillones en forma de cono porque me rasgan aún más los ojos y porque no llegan a las pestañas diminutas de la parte interna. Este cepillo en cambio recoge todas y cada una de mis pestañas.

Lo que no me gusta: estoy acostumbrada a un tono más negro, mi pestaña es rubia y el rímel de LRP le regalaba un tinte de carbón glaseado... pero todo no se puede pedir.
A las partidarias del volumen no les gustará esta propuesta: la fórmula no hace grumos ni pegotea las pestañas, pero a cambio tampoco las engrosa ni una milésima de milímetro. Sin embargo amí esto me da igual porque lo que busco es longitud.

Y cuesta menos de ocho euros, ¡una cifra que siempre acaba siendo un arma poderosa para despegar!

15 de diciembre de 2013

Makimarujeo por mi cumple: maquillando a mis amigas

Ayer celebré mi cumpleaños con varias amigas de la UNIR. Hicimos plan de chicas y de maquillaje: la cita era en mi casa, ya que querían resolver dudas y cotillear mi tocador.  Las recibí con chocolatinas, "pintalabios" y bolas de Navidad:

El carro de bienvenida...


... y tras un poco de chocolate y agua fresca nos pusimos manos a la obra. Los materiales eran una paleta de sombras "de luxe" y otra "low cost" (Urban Decay y Wet´n Wild para ojos desnudos o dramáticos), mis coloretes, correctores y labiales de Nars,  brochas de calidad... y la imaginación proyectando, como afirmaba un personaje de las comedias de los Álvarez Quintero.


Maquillando a Mikaela


Mi mundo Nars (próximamente, vídeo de Youtube)


En primer lugar les recordé lo que repito muchas veces en este espacio: no soy maquilladora ni nada que se le parezca, solo poseo un amor profundo por el maquillaje, un tocador surtido que es fruto de muchos años de pasión y una buena dosis de buen gusto que tampoco es motivo de orgullo, porque me la ha regalado El de Arriba.  Me gusta mezclar colores y ésa era una de las preguntas que quería hacerme, por ejemplo, mi amiga Mika. ¿Qué tonos debo usar?

Mika es rubia pero trigueña, con una tez muy cálida y unos enormes y preciosos ojos color verde musgo que no necesitan sino un toque de luz dorada. Nada más verla pensé en el colorete Taj mahal y el corrector Honey, ambos de Nars, y en dos o tres sombras cobrizas para ella. Éste fue el resultado:

Mikaela, en tonos cálidos

El rubor se fundió en su piel resaltando sus mejillas, mientras que en el párpado móvil mezclé las sombras Chopper y Bootycall  de la paleta Naked 2. El tono cobrizo ocupaba casi todo el espacio dejando limpio el lagrimal, en el que apliqué la sombra luz trepando por el primer tercio del párpado. Fundí ambas sombras trabajando con pincel para descubrir que la unión de estos dos tonos crea un efecto holográfico:

Chopper + Bootycall + Foxy de Naked 2 Urban Decay
Máscara Fly with me de Nyx/ Fijador de cejas de Kiko

Para contrarrestar el uso de una paleta tan cara, maquillé pestañas y cejas a todas mis amigas con dos productos que adoro y que juntos no suman quince euros: el fijador trasparente de Kiko para poner orden en sus preciosas cejas estilo Cara Dellevigne, y la máscara de pestañas Fly with me de Nyx que estaba estrenando con ellas y que me ha dejado obnubilada: prometo dedicarle post en exclusiva.

El fijador de Kiko fue uno de los objetos de mi tocador que más gustó junto a los coloretes de Nars. Peiné las cejas de mi amiga hacia arriba pero luego, a la hora de fijar, procuré hacerlo de forma apaisada, en horizontal, de dentro afuera. Una vez vi a Franc Delgado que lo hacía así, y las cejas quedan más ordenadas y naturales.

Mi amiga Montse con coloretes de Nars


Montse quería saber cómo camuflar ojeras y aplicar colorete. Le hablé del corrector radiante de Nars en el tono Honey, que ya queda confirmado como gran maravilla, y le maquillé de forma muy sutil con una mezcla de dos rubores de Nars: Daydream y Gina. Me temo que en la foto no se ve bien, pero al natural quedaba un ligero halo melocotón muy favorecedor.
Montse sufre, como yo, de poca pestaña, por lo que me encantó probar la máscara Fly with me en ella. eja una pestaña muy negra y levantada, muy bonita. Le di un consejo que había escuchado al maquillador internacional de Nars Alex Hanson: no debes tener los ojos ni muy abiertos ni muy cerrados cuando apliques rímel, sino entreabiertos, mirada baja y fija. Otra técnica que a mí me funciona: hay que aplicar desde la base pero luego yo doy capas muy finas en las puntas, insistiendo.

Camino y su ahumado ligero


Y la más atrevida del grupo fue Camino, que me pidió un ahumado pero que pudiera llevar a la calle. Con ella estuve casi veinte minutos explicando algunas cosas mientras nuestra amiga Elena nos filmaba en vídeo. Por ejemplo, le dije que cuando los ojos van a ser dramáticos deben maquillarse en primer lugar.

Usé los dos tonos de negro, mate y con chispa, de la paleta Blue had me at hello de Wet´n Wild. Con el pincel tipo lápiz de mac deposité una buena cantidad de sombra negra en la esquina externa del párpado, y con otro pincel limpio mojado en la sombra luz blanca de la misma paleta fui difuminando lo negro, hacia la cuenca y hacia dentro aclarando cuando llegamos al lagrimal, "como si la noche cediera la luz al día", expliqué, y mis amigas estuvieron toda la mañana haciendo bromas sobre mis metáforas de cosmética poética.

Delineé a ras de pestañas superiores con la sombra negra mate y apliqué rímel de Nyx. Camino no necesita máscara, sus pestañas son mi eterna envidia, pero un "smoky" requiere este paso.  Luego comenzó el trabajo para cubrir ojeras, que mi amiga tiene pronunciadas. Allí fue cuando el corrector de Nars me acabó de enamorar.

Mi amiga Anita tenía un brote de acné que traté con aceite de árbol de té y camuflé con corrector de Bourjois, no hay foto (respeto su decisión), pero quedó tan encantada que, de camino a la calle laurel donde rematamos nuestra feliz mañana, se decidió a entrar en el Bodybel para comprar los que son sus primeros útiles de maquillaje:

Bourjois al poder

Corrector Healthy mix, base en polvo Bío Detox con sello Ecocert y el mítico rubor Rose d´Or: todo de Bourjois, una marca de precio medio que cada día me cautiva más. Estoy convencida de que no se arrepentirá de ninguna de estas tres compras.
Mis amigas me regalaron el nuevo disco de Robbie Williams y una mañana inolvidable. Os lo dije de viva voz y lo pongo por escrito: ha sido una de las mejores fiestas de cumpleaños de mi vida.

13 de diciembre de 2013

En Mishea, cofres de Navidad de Secretos del agua por 29 euros... y un paso más hacia el pelirrojismo

Tarde de viernes trece, a mi amigo Joaquín Moreno le han dado el premio Adonáis de poesía por un libro que mis ojos vieron nacer, comienzan los fastos de mi cumpleaños y el lunes grabaré una clase magistral para la UNR... Este cúmulo de eventos y buenas noticias solo podía significar una cosa: hora en la peluquería para cortar, peinar y dar color a mi vida, saludando así con dignidad la vorágine de color que en estos momentos la rodea.

Tonos 834/843  + Coloración natural de Secretos del Agua


Me encanta ponerme en las manos mágicas de Míriam, lo digo otra vez y lo repetiré siempre. En su pequeño salón de la calle Múgica de Logroño se respira paz. Tiene sugus en su mesa de recepción ("coge un par de los azules, sé que son tus favoritos"), y una nueva ayudante los viernes y sábados que se dedica a lavar el pelo masajeando el cuero cabelludo con delectación. "Mi trabajo es hacer que de puro relajada te duermas", me dice Andrea sonriendo, y lo consigue. Llego al corte de melena como drogada, ronroneando como un gato.

Antes de pasar por el lavabo, Míriam ha mezclado en mi cabello tres colores distintos: el 834 que ya utilizó la vez primera y que es un dorado cobrizo, el 843 que es ya un cobre en toda regla aunque de base dorada, y algunas vetas rubias conseguidas gracias a una nueva coloración natural de Secretos del agua, mucho más hidratantes y respetuosas con la cabellera.


Champú 250 ml + Tratamiento 100 ml: 29 euros


Además de esta novedad en coloración, Míriam me cuenta que Secretos del agua ha sacado unos cofres especiales para Navidad en los que nos ahorramos casi diez euros. Puedes elegir el champú que desees, en tamaño grande (yo aconsejo el purificante que es una maravilla), y un acondicionador a escoger entre el agua de lluvia, el agua de tierra o el texturizador.
Yo ya he acabado mis dos productos de la marca, por lo que durante las navidades conseguiré mi cofre, cuando solucione un pequeño pero intenso debate que mantengo con la peluquera. Quiero llevarme el Agua de lluvia porque me dejó maravillada en mi primera visita, porque necesito hidratar muchísimo mi pelo para evitar la electricidad y porque posee un nombre tan poético... pero Míriam opina que para mi cabello fino es aún mejor el Agua de tierra.

Sea cual sea el tratamiento elegido, una vez lo pruebe prometo crónica, loa, oda... o elegía.

11 de diciembre de 2013

Reflexiones... en la bañera (X)

María me ha pedido unas reflexiones a remojo, y como leer es obedecer y estoy probando lo nuevo para el baño de Yves Rocher que huele a mazapán crujiente... aquí les ofrezco una nueva tanda de reflexiones (navideñas) en la bañera.

En la bañera con Yves Rocher


1. Mmmmmm... me temo que puedo llegar a 39 grados. Hace tanto frío que nada me apetece más que un baño muy caliente. Aprovecharé para exfoliarme al estilo hamman, y así equilibro los posibles daños que (dicen que) causa el vapor caliente en la piel.

2. Hace tanto frío que mojar mi cabeza, aunque sea en agua humeante, es una heroicidad, porque señoras y señores... yo no tengo secador en casa. Me seco el pelo al aire, ayudada por una toalla de micro fibra. Odio los secadores porque electrizan (aún más) mi melena, y cuando me mudé decidí prescindir de tele y de secador.

3. Qué ganas de cortarme un poco el pelo, de dar un paso más hacia el pelirrojismo con unas mechas traviesas. Ya no falta nada para el viernes.

4. Yves Rocher ha lanzado su colección de Navidad, llamada "Cacao collection", con geles y cremas corporales que huelen a chocolate con naranja o con frambuesa... y a mazapán navideño, que es la variante que yo he elegido. Ellos lo llaman Cacao & Pistache pero el aroma es pura fiesta de Nochebuena. Tiene hasta un punto de licor tipo turrón alcohólico.

5. ¿Por qué siempre que estoy dentro del agua suena "Morena mía" en la radio? ¿Por qué no se cansan los de Cadena 100 de ponerla día y noche? Es una canción que me perturba, y una vez dentro me da pereza salir para cambiar de dial.

6. Miguel Bosé sonríe de un modo arrasador y me chifla su versión de "Solo pienso en ti", "La vida es bella" junto a Noa, su éxito "Linda" a dúo con la gran Malú... Es música de una belleza casi insoportable. Y tampoco me disgustan las canciones eróticas cuando demuestran buen gusto, yo soy la que va por la calle cantando "comiéndote a besos" de Rozalén ..., pero hay un punto blasfemo en "Morena mía" que me desasosiega.

7.  El gel de Yves Rocher hace una espuma fina que forma penínsulas en la superficie del agua y yo me entretengo en dividir continentes con los dedos formando islas como cuando era niña. Por si algo faltaba, mi amiga Anita y yo nos compramos en Bodybel un pato de goma disfrazado de reno, que flota orgulloso. Y después de bañarme me pongo el pijama y me meto en la cama con un Niño Jesús de peluche que me acabo de comprar.

8. Hoy es once del doce del trece. Y ayer este blog cumplió cinco añitos.

9 de diciembre de 2013

All about eyes: mis compras en Sevilla. (Contorno C-Vit de Sesderma/ Radiant Concealer de Nars)

Una comentarista apuntó que estaba esperando mi regreso al Norte para ver en el blog mis compras sevillanas... y conjurando la saudade aquí me tenéis escribiendo la primera parte de mis crónicas desde el tren.
Han sido unos días inolvidables de amigos, de libros, de tiendas absolutamente preciosas en la calle Regina y de... ¡cosméticos!
Siempre acabo tentada por los mismos objetos de tocador: barras de labios, coloretes, alguna crema facial nueva..., pero llevo tiempo diciéndome que ya es hora de tratar  mis ojos como se merecen: necesitaba reponer crema de contorno, ya que el Ureadin está en las últimas y no me ha convencido del todo.
Y a mis casi treinta y seis años ha llegado la hora en la que necesito comprar un buen corrector de ojeras.

C-VIT de Sesderma/ Radiant concealer de Nars



El contorno de ojos C-Vit de Sesderma fue una recomendación de otra comentarista, pero en Logroño es difícil hallar productos de esta casa. Así que, al llegar a Sevilla, lo primero que hice tras abrazar a mis padres y quedar con mis amigos fue zambullirme en la parafarmacia del Corte Inglés.

Lo que más me gustó fue ver que venía en un tarro como de crema hidratante, un generoso tarro que contiene no menos de treinta mililitros al precio de treinta euros. También vi que había probador, y aunque no ignoro que habrán metido el dedo quién sabe qué ingente masa de personas, yo también lo hice para ver si al acercarme al ojo la poción mágica, mis lagrimales estallaban o por el contrario se sentían arropados por la vitamina C.

Ocurrió lo segundo, Laus Deo. Fue como un efecto flash, al instante se me relajó la piel. Me cautivó, también,  la textura de gel cremoso de este contorno, y el maravilloso aroma que desprende, como a caramelos de mandarina. El olor es debido a que en la formulación han añadido aceite de naranja dulce para potenciar el efecto del ácido ascórbico al 2%. También hay glicerina, manteca de karité, vitamina E, aceite de coco y una silicona volátil que le perdono de todo corazón. En un par de días, me veo menos tirante la zona y menos ajada cuando me puede el cansancio. Volveré a hablar de este bálsamo de Fierabrás cuando lo termine.

He dicho cansancio y es que, últimamente, se me acumula allí. Es un cansancio feliz, así que recordando aquel verso del poeta Miguel D´Ors, "radiantes de cansancio", me he decidido por el corrector radiante de Nars.
Aún recuerdo cuando, hace una década, compré un pincel iluminador de Elizabeth Arden por vez primera y una amiga de mi madre me dijo que no lo necesitaba en absoluto... Tampoco necesitaba hace apenas tres años el Touche eclat de Yves Saint Laurent, que utilicé para iluminar otros puntos de mis rostro: no me quedé con ganas de repetir ni uno ni otro, ambos resultaron muy caros para mis pocas necesidades de entonces.
Ahora tengo trabajo, nómina y alquiler, todo lo cual redunda en cansancio radiante y en cierta facilidad para desprenderme de 26 euros, aunque en este caso ambos potingues han sido un regalo materno por mi cumple.

Ojos: sombra topo Inglot, rímel Clinique y corrector Nars
Mejillas: Betty Lou Manizer de The Balm
Labios: Butter Gloss "Meringue" de Nyx

EDITADO: incluyo foto tomada a primeras horas de la mañana... Tengo que experimentar con mi nueva herramienta, pero por ahora me gusta que el aplicador sea de esponja en vez de pincel y que el producto sea cremoso en vez de líquido: así no marca rayas ni se mete en los pliegues. Cubre mucho y a la vez aporta luz, es decir, es un auténtico corrector. Y lo he elegido en el tono Honey, con un matiz melocotón que es que verdaderamente neutraliza las sombras oscuras.

Ahora ya puedo vestir mis ojos con estos dos velos mágicos: uno abriga la mirada desde el interior... y el otro la ilumina.

6 de diciembre de 2013

Carta a los Reyes Magos 2013

Como ya suele ser tradición, al acercarse la fecha de mi cumpleaños y las Navidades mi tía Eva me pide que escriba en el blog una lista de deseos para hacer más fácil la labor de los pajes...
Esta deliciosa costumbre data de un tiempo remoto, cuando aún tenía solo mi otro blog que era de poesía y (algo de) maquillaje. Un día cercano a estas fechas hice una lista de recomendaciones, lo que cualquier dama debería tener en su tocador, y al llegar la fiesta de mi cumple mis tíos me habían comprado productos de esa lista... de la que me ilusionó sobre todo el colorete Blush Delicieux de L´Oreal en el tono Apricot Rose, que ya empezaba a ser una rara avis en las perfumerías.

Comienzo la carta con un collage salido de mis manos (y de mi Google imágenes), en el que hablo de cinco deseos y los puntúo del uno al cinco según la intensidad de mi apetencia...



Mis deseos...


Queridos Reyes magos:

Creo en vosotros con vehemencia, cada vez creo más, exististeis hace dos mil años lustro para arriba o abajo, fuisteis a visitar a un Niño siguiendo una estrella y ahora sois espíritu puro pero lo que existió, existe... El caso es que un espíritu no se maneja mucho por los centros comerciales por lo que vuestro trabajo es inspirar sentimientos de generosidad en los seres queridos de niños y mayores... Vamos, que sois como las musas. Aquí mi muso, aquí mi rey mago. Encantado, encantado. Esto no es serio, tendré que comenzar de nuevo el post.

Bueno, lo dejo que por ahora no estorba, ya si eso lo quito luego. Vamos con mis deseos para esta temporada de cumpleaños/Navidad.

1. Por favor, por favor por favor, quiero el nuevo Rouge Dior en el tono Mazette. Si no lo encontráis también quiero el tono Trafalgar... Bueno eso son "dos" pintalabios deseados, pero disimulad fingiendo que solo os he pedido uno.

2. Quiero, ansío, anhelo, ruego y hasta añoro sin tenerlo aún el último disco de Robbie Williams: "Swings both ways". El personaje no me cae bien pero he escuchado algunas canciones en Cadena 100 y es un álbum muy especial, de aire clásico y muy agradable. Un día me desperté con una de esas canciones y la sensación de haber caído en el Cielo fue intensa. Hasta lo puse en un túit:




3. Del mismo modo pido el nuevo álbum de Dani Martín.  Ya sabéis que me fascina este hombre y todas sus letras, y su voz de chuleta sensible, mmmm... qué pena que este año no venga a Logroño. De este trabajo elijo la canción Qué bonita la vida, es preciosa...

4. Me encantaría probar la máscara nueva de YSL pero esto casi que no lo pongo porque es muy cara, me apaño bien con mi rímel de LRP y, si voy a pedir lujos, prefiero los Rouge Dior.

5. Y quiero volver a usar esta manteca de The Body Shop, porque a veces no apetece usar hidratantes corporales tan perfumadas, y porque echo de menos la nutrición que aportan las mantecas de esta marca. La de limón dulce es mi favorita: es cítrica y fresca pero muy sutil y con un deje a postre cremoso que se interrumpe y acaba en una nota limpia muy lograda.

Ahora, queridos Reyes, tendría que decir eso de he sido muy buena durante este año... pero no sé si es verdad: lo cierto es que he trabajado muchísimo y he disfrutado aún más. Y, como según cuenta Miguel D'Ors en su nuevo libro, a su modo todas las noches son Noche de Reyes, os doy gracias por todo.

5 de diciembre de 2013

Los Favoritos de Adaldrida: Noviembre 2013

En noviembre no me apetecía hacer el recuento de productos terminados, y no porque no haya conseguido agotar unos cuantos botes... Lo que sucede es que, en general, mi opinión sobre ellos es bastante anodina y no, no me apetece ofrecer un post anodino...
En cambio he utilizado hasta la saciedad cinco productos que se han convertido en mis favoritos del mes, y quería detenerme en ellos:

1. Paleta Naked 2 de Urban Decay

Foto mía tratada con filtro "Esbozo Arte" del Samsung Galaxy S4

Esta paleta es todo un mundo abreviado que viste mi mirada en un abrir y cerrar de ojos. Podría pasar toda una temporada de otoño-invierno utilizando esta única herramienta más una máscara de pestañas y no me cansaría ni me faltaría nada. Es más: por vez primera siento que una paleta no es solo un capricho de coleccionista sino una necesidad en el día a día. Y esto se nota en lo machacada que la tengo:

Pistol, YDK, Chopper

Casi no tendría que haber señalado los tonos que más utilizo, porque en ellos se palpa el uso cotidiano. Hay un par de sombras mates en la paleta que están casi intactas, mientras que Pistol, YDK y Chopper evidencian el uso casi cotidiano.  Pistol es un gris ahumado medio que me encanta, YDK es un topo rosado maravilloso, y Chopper es un cobrizo azucarado que abre la mirada en un minuto.


Loción Cetaphil y champú en seco Swarvpof Professional
Foto mía tratada con el Fitro "Animación" del Samsung Galaxy S4



2. Loción limpiadora Cetaphil 

Ha sido de nuevo un descubrimiento para mí, una auténtica reconquista. La uso como primer paso de limpieza y no utilizo discos de algodón... No, lo mío con este gel lácteo es puro oasis sensorial: lo fundo con los dedos en mi piel aún maquillada, hago círculos suaves y veo cómo todo se derrite. Luego ya vendrán, sí, los algodones empapados en agua micelar para retirar. Pero este primer masaje calma mi piel de forma suave y muy placentera.

3. Champú en seco Osis+ Refresh Dust Texture de Swarzpof

Es el mejor de los champús en seco que haya probado, porque limpia de verdad. Es una pequeña maravilla. No se encuentra en grandes superficies sino en tiendas especializadas, en Logroño se vende en el comercial Crish del pasaje de Vara del Rey.
Utilizar estos inventos no tiene nada que ver con la ausencia de rutinas de higiene: yo me ducho todos los días pero hay ocasiones en que la falta de tiempo o el frío atroz me llevan a no mojar la cabeza. Este champú es profesional (existe otro seco de Gliss que ha aparecido en varias de mis crónicas de Terminados, y que no acaba de convencerme...) Y no es solo que refresque, no es que disimule la suciedad por una noche... Es que limpia, de veras. Y esa sensación de limpieza no dura un día o dos, no: hasta cuatro días consigue tener limpio el cabello este champú. Deja el pelo bonito, con cuerpo, volumen, sin aspecto polvoriento y sin encrespamiento. No sé cómo, pero este artilugio combate la electricidad, mi mayor fantasma capilar en los últimos tiempos. Y sí, después de usarlo he escuchado las mágicas palabras: "¿estuviste en la peluquería, verdad?"



Perfume Misk de Taj Sultana/Gloss Elegance 4 de Mercadona

4. Perfume de musk de Taj Sultana:

Compré este frasquito de tapón dorado hace cuatro años, en el 2010 y comienzos de 2011 no usaba otro perfume, pero cuando me trasladé a la Rioja creí haberlo perdido, en la traslado... Hace un par de meses apareció en uno de mis neceseres de viaje.
Contiene cinco mililitros y es muy duradero al ser aceite y al estar envasado en formato roll on. Es esencia de almizcle árabe vegetal, (ningún ciervo almizclero ha sufrido por mi culpa), y huele a piel fresca, limpia, recién salida de la ducha. Es femenino e intimista, cálido pero radiante.

5. Gloss nº4 de la colección Elegance de Mercadona.

Es el brillo de labios m´s bonito que he tenido nunca. Es coral pero tiende a rojo labio, con un punto fresa... y un matiz dorado, vamos, es como el Aleph de Borges: todos los colores de barras de labios apetecibles... reunidos en un solo punto del universo.

3 de diciembre de 2013

Lo que compré en el Black Friday de Sephora: Sombra de ojos Bad Behaviour de Nars

Ya está aquí la segunda y última entrega de la saga (saga fuga, por su brevedad), de mis compras en el afamado Black Friday.

Quería aprovecharla para comentar que las dependientas de Sephora me han tratado con gran calidad profesional y humana, que me siento en esos almacenes como en casa y que, como los lectores de este blog fuisteis testigos de un pequeño repente que me entró por el hecho de que no permitan hacer fotos, desde aquí rectifico y os relato lo simpáticas que han sido las vendedoras conmigo.

Había apartado, para comprar en esta señalada fecha con un 20% de descuento, el colorete Day Dream y la sombra de ojos Bad Behaviour de Nars. Pero, cuando llegué a casa y abrí el paquete seforístico, me encontré con otra sombra de la colección, de color crema con reflejo dorado, vamos, el extremo contrario de lo que esperaba hallar...


Bad Behaviour de Nars
Foto mía tratada con filtro "animación" del Samsung Galaxy S4

Me dije, "se han equivocado", y lo peor es que al pertenecer a una edición limitada ya no les quedará lo que quiero, y aunque les quede me temo que he perdido el ticket, ya que soy un pequeño desastre... Y sí, confieso que recé pidiendo un pequeño milagro, pues me dije que si debo esperar un maremoto para solicitar ayuda divina, a lo mejor me paso la vida entera sin rezar ni un Padrenuestro...
Llegué a Sephora y quedaba ¡un ejemplar! de la sombra Bad Behaviour. Tuve que decir que había perdido el ticket, pero una de las vendedoras me recordó, dijo en seguida que ella me había vendido los dos productos, y como recordaba el importe exacto de la compra, buscó su registro en el ordenador.

Así queda en la piel


Esto es desvelo por el cliente. Esto es profesionalidad y cercanía. Y gracias a este buen hacer puedo ofreceros la reseña de esta sombra gris y aterciopelada, a caballo entre la tonalidad humo y el color antracita.
El ahumado perfecto y modulable, el look dramático en pleno lunes. Me recuerda a la sombra Diamon Lil de Stila que hasta el día de hoy era mi favorita. Tengo los ojos pequeños, rasgados y algo hundidos debido al uso continuado de las gafas, por lo que estas sombras algo oscuras pero no demasiado me favorecen. Aportan un halo de misterio cautivador.

...Y en los ojos

Foto disparada a paso veloz, a las nueve menos diez de la mañana solo para mostraros lo bonita que queda la sombra, solo ella, aplicada con mano generosa en el párpado móvil y difuminada con los dedos por el pliegue y hasta el arco de la ceja. Basta una pasada de rímel para terminar de vestir los ojos.

Si encuentras en tu camino esta luminosa sombra no la dejes pasar.

2 de diciembre de 2013

Lo que compré en el Black Friday de Sephora: rubor de Nars en el tono Day Dream

Por primera vez puedo ofreceros fotos decentes de un colorete de Nars y estoy emocionada...
He sido bastante comedida en el Black Friday, entro otras cosas porque me encontraba en medio de un congreso organizado por la UNIR y solo tuve media hora al acabar las conferencias... Ya se sabe que el trabajo regenera al hombre, y a la mujer a veces no le da un respiro para gastar mucho más de lo meramente razonable.

Day Dream de Nars


El colorete Day Dream pertenece a la colección Guy Bourdin de Nars pero espero con ardiente ilusión que lo incorporen a la línea permanente. Además sostengo una tesis que espero poder demostrar en este reportaje: este nuevo tono es el justo medio entre (o el hijo de) dos pesos pesados de la firma: Orgasm, que tiene demasiados tropezones dorados para mi gusto, y Amour, que también para mi gusto es demasiado mate.

Day Dream de Nars


Day Dream comparte esa tonalidad deliciosa, arrolladora y sutil al mismo tiempo, que poseen los dos arriba mencionados. Es un rosa melocotón soleado, inocente, favorecedor. Es junto a Penny Lane uno de esos coloretes en los que el rubor parece nacer de dentro de la piel. No es ochentero, no es dramático: es el maquillaje desnudo pero con color y vida.

Así queda en la piel

Y la textura es golosa y misteriosa a partes iguales: no tiene ni un pelo de mate pero carece de partículas brillantes que a mí al final me acaban estorbando. Nuestras mejillas no desprenden naturalmente burbujas doradas, al final es más verosímil un brillo campestre que delate felicidad y salud. Eso es lo que consigue esta nueva adquisición de Nars: un tono a caballo entre el toque limpio y un efecto azucarado, como de chuches.

Look Day Dream Nude


En la foto llevo el maquillaje solar de Shiseido con los meteoritos de Belle para dar un poco de brillo, un poco de sombra Satin Taupe de Mac y mucha máscara de pestañas de LRP. Para los labios, he descubierto que una generosa capa del gloss Chiuaua sobre una ligera capa del labial Dolce Vita, ambos de Nars,  consiguen una boca muy dulce y voluminosa.

P.S.: No olvido el concurso que tengo en marcha: me está siendo difícil elegir entre las concursantes. El día de mi cumple (16 de diciembre) publicaré mi fallo sin más demoras. El premio sigue siendo el mismo: un colorete de Nars y una vela de Yankee Candle. Pido disculpas porque no pude hacerme con Loves me, loves me not, por lo que destinaré a la premiada la vela Vainilla Lime que no he probado, está nueva; como compensación compré el tart con olor a margaritas que sí había, y lo incluyo en el premio.

El colorete aún no ha sido comprado pues lo dejo al libre albedrío de la ganadora, aunque me temo que el objeto de esta reseña por ahora es efímero y queda fuera de la elección.