29 de mayo de 2014

Coloretes baratos y buenos: hoy, Blush n# 54 de Bell, ¿clon del Sunbasque de Mac?

En mi reciente viaje a Madrid, tenía una visita pendiente, trazada con ilusión desde hace tiempo:

Metro Bilbao (Madrid)

... y diréis, ¿qué tiene la estación de Bilbao para ser la causa de tal peregrinación?  Pues si salimos por Luchana impares, encontraremos el cine Palafox que aún ofrece la sublime película "Ocho apellidos vascos", y justo al lado hallaremos...

Bell

¡La tienda oficial de Bell cosmetics en Madrid!
Fui a reponer la base Illumi, a pesar de haber comprado ya la BB cream Lovely Girl de Skin 79 que cada vez me gusta más. Pero es que había soñado durante semanas con reponer en mi tocador este tubito... or not to be to.

Rubor 54 de Bell

Iba a tiro hecho, con poco parné en el bolsillo..., pero el maquillador empezó a alabar mis mejillas, (icono poniéndose rojo), y me pidió permiso para colorearlas. Y aquí llega la solución al enigma de mi bronceado en el pasado post, que provocó preguntas en los comentaristas.

Colorete 54 de Bell: 3,15€

Este colorete posee un tono melocotón bronceado cálido, no tiene grandes tropezones de glitter pero sí muchas micro chispitas bailando en su superficie, y aporta ese efecto de pómulo "quemadito" por el sol que hace años conseguía yo con un rubor seis veces más caro: el Sunbasque de Mac.

Chuache

Dura bastante en la piel, más que el original ya que los coloretes de Mac a mí me desaparecen por arte de magia. Por eso he querido dedicarle este segundo episodio de la saga de coloretes baratos... y buenos.

28 de mayo de 2014

Kajal de Stila/ The Celestial Powder de Kevyn Aucoin (makimarujeando en el neceser de Cristina)

¿Recordáis este post...? En él me adentraba en el neceser de una de mis compañeras (y amigas) de la Universidad Internacional de La Rioja... para mostraros un precioso Convertible Color de Stila. A raíz de aquella publicación supe gracias a varias comentaristas que puedo conseguir productos de esta añorada firma en Asos, y ya estoy preparando un pedido jugoso...

Hace un par de días, mi colega y amiga llegó a la oficina cargada con sus otros tres "tesoros" en cuestión de maquillaje para dejármelos probar y reseñar en el blog. Se trata de los míticos polvos iluminadores Celestial de Kevyn Aucoin, el kajal de Stila y un colorete de la marca Tarte. ¡Muchas gracias, Cristina!

En una terraza, tomando café... y fotografiando

A pesar de su generosidad, solo los retuve durante una hora al mediodía, el espacio que tenemos para comer, ya que son tres productos demasiado especiales e inalcanzables.
Por eso las fotografías que hice no tenían nada de artísticas, ya que las realicé en la terraza de un bar con el metal sucio de las mesas como fondo...
Pero he aprovechado esta misma circunstancia para disparar una de esas fotos gamberras que tanto me gustan, mezclando pasiones distintas de mi vida cotidiana. En este caso no son cosméticos y libros sino... ¡cosméticos y la hora del café con colegas! Un café algo extraño ya que alguien pidió batido, alguien pidió infusión, alguien Cola-cao... y de regalo nos sirvieron patatas fritas (aquí podría insertar un icono riéndose).

Celestial Powder de Kevy Aucoin

De las otras fotos, que daban un poco de pena, he rescatado ésta, en la que se puede apreciar la textura y la luz que posee el sublime iluminador firmado por Kevyn Aucoin. En la piel es seda pura, terciopelo, mantequilla... ninguna de las metáforas que se me puedan ocurrir llega a convertirse en hipérbole. Conozco muchos iluminadores en polvo, pero tanto los caros como los baratos me resultan demasiado evidentes. Por eso regalé el  Mary Lou de The balm y hasta el Albatross de Nars..., y por eso ni me planteo comprar el múltiple Copacabana.
Este producto, en cambio, se integra en la tez iluminándola sin brillo ni purpurina alguna. Es sutil y transparente, pero sublima la piel logrando el ansiado efecto "luz que emana del interior".

Así quedan en mi piel

Hay que saber que salía de toda una jornada laboral, por lo que dar aspecto descansado era un reto...
En esta fotografía llevo la BB cream Lovely Girl de Skin 79 y el labial Holo is the new yolo de Catrice. Tras aplicar el colorete tarte, con la brocha que incorpora la polvera celestial tracé dos medias lunas en el final de las mejillas hacia las sienes. Luego con el sobrante acaricié el puente de la nariz y la zona de las ojeras, integrando bien con el maquillaje. Y al final, con los dedos bien impregnados, apliqué iluminador en todo el párpado, desde el ras de las pestañas al arco de las cejas, y dibujé las comisuras de los labios: este gesto resalta muchísimo la boca.

¿Merece la pena gastarse casi cincuenta euros en estos fuegos artificiales embotellados? Yo creo que sí..., pero tomándolo como inversión y planteándose en serio el monoteísmo o la monogamia: Un Solo Iluminador... y mejor aún si te lo regala alguien que te quiere bien.

El kajal de Stila es de mina blanda. Para ahumados tiene que ser poderoso: yo me decidí por un delineado tradicional aunque dramático.
Sí, ennegrecí también la línea de agua, lo que es toda una primicia... ¡nunca lo había hecho! En la oficina hasta me piropearon, lo que me hizo ponerme roja y casi arruinar el trabajo...
En la calle me di cuenta de cómo resalta el matiz miel de mis pupilas un delineado negro "como Dios manda". Pero se levantó viento con sol y mi ojo derecho lagrimeó lo que quiso, por lo que veis en la foto un ojo maquillado por dentro y fuera... y otro, el accidentado, ¡solo por dentro!

Pues ésa fue la sorpresa de la jornada: el kajal de Stila puede que no sea muy duradero en ojos sensibles... pero allí donde todo se diluye y sucumbe, en la delicada Water line, ¡resiste ahora y siempre al invasor!

26 de mayo de 2014

Rincón coreano en Primor: BB Lovely Girl de Skin 79, labial de Etude House y limpiador facial de Nature Republic

He disfrutado de un maravilloso fin de semana en Madrid con mis padres. Han sido unos días muy familiares, pero tuve un hueco para acercarme a la perfumería Primor de Príncipe Pío.
En realidad quería reponer el rubor Hot Mama de The Balm porque no acabo de animarme con el Angelika de Nars pero quiero un colorete rosa con chispitas.
Una mala noticia: están retirando The Balm en Primor. La buena noticia: he visto que en Maquillalia tienen ese colorete, por lo que no lo están descatalogando como temía.

La estantería asiática de Primor

Una vez visto el mueble expositor de The Balm tan triste y solo, visité el espacio reservado para las BB creams de Skin 79... Y cuál fue mi sorpresa al contemplar no sólo productos de esta firma, sino también de Etude house, Lioele y hasta de Tony Moly. De esta atractiva casa vi las famosas cremas con envases en forma de tomate o huevo,  aunque ni rastro del exfoliante labial que es lo que me apetece.

Lovely Girl de Skin 79/ Dear my de Etude house

Vi BB y CC creams de Lioele y Etude house que me atraían aún más que las de Skin 79, ya conocidas..., pero no había probador por lo que acabé llevándome la Lovely Girl que además sólo me costó once euros. En cambio probé un labial de Etude house, en una tonalidad rosa muy veraniega (PK 005).

BB cream Lovely Girl de Skin 79: 10, 59€

Esta BB destaca por su coquetísimo envase y por sus buenos ingredientes que combaten las rojeces. No significa eso una ausencia de siliconas, pero éstas ocupan un humilde octavo puesto en la formulación, y se hallan rodeadas de buenos ingredientes como la caléndula, el aceite de macadamia etc. No todo es lo mismo. No indica factor de protección solar, lo cual es algo que se le crítica, pero en la fórmula aparece el dióxido de titanio... ¡en tercer lugar!  Yo creo que eso es un buen síntoma.

Así queda en la piel

El tono es claro pero no blanco ni gris, y la cobertura es invisible pero cubriente: parece que no llevas nada, pero el tono se iguala y las rojeces vuelan. Eso sí, intacta solo dura cuatro horas. Sin embargo, gracias a su formulación, cuando desaparece la base aparece tu rostro fresco y con buen aspecto.

Dear my en PK 005 de Etude house: unos 11 €

El labial PK 005 de Etude house es un rosa alegre, entre chicle y coral, de textura firme pero no seca, que dura una eternidad en el labio. Me recuerda ligeramente al Costa Chic de Mac... pero más rosa.

De cerca... detalle del grabado en el labial

Así queda en el labio

Un dato: blanquea ópticamente la dentadura. Yo tengo ahora mismo los dientes algo amarillentos, y este tono los ilumina un poco:

Dear my de Etude house

Por último, vi algunos "sleeping packs" y sérums de ácido hialurónico, pero al final me llevé lo que necesitaba: un limpiador facial al aloe vera.

Limpiador facial de Nature Republic: 12,50 €

Contiene aloe orgánico certificado por un sello de caracteres coreanos que desconocemos aquí; vitamina E y C. Es una masilla blanca de aspecto arcilloso que emulsiona con el agua, (en mi caso, agua termal Evian), y que limpia realmente bien: sientes que los poros de tu piel respiran. Huele a verde pero también a dulce: huele a piruleta ecológica.

23 de mayo de 2014

Reflexiones en la bañera (XV: rutina corporal y ritual nocturno de lectura)

Ya estabais pidiendo otro episodio de la saga fuga de reflexiones en la bañera... que esta vez desprenden una constelación de aromas suculentos y balsámicos.
En una de mis correrías por el Bodybel con mi amiga Anita descubrimos que Le Petit Marsellais había lanzado una crema de ducha de amapola...

Amapola y leche de algodón,  Le Petit Marsellais

1. Esto es pura lujuria cosmética. Una crema de ducha blanca, fundente e hidratante, pero espumosa a la vez. Huele igual que el perfume Papavero soave de L'erbolario: suculento y floral, dulce y muy relajante. El olor permanece en la piel invadiendo a su usuaria y llenándola de calma. Jabón y perfume harían una pareja estupenda.

Exfoliante de frambuesa y Manteca corporal TBS

2. Para un auténtico "Baño Gozoso" confío en los productos de The Body Shop.  Sus mantecas corporales son mis favoritas de todo el mercado, lo malo es que han retirado la de limón dulce que era mi preferida. Mi segunda opción, Spa wisdom Polynesia, me parece demasiado invernal, por lo que he elegido uno de los nuevos aromas, el de melocotón.

3. "Vineyard Peach" hidrata muchísimo. Y huele a verano en Maestu, a melocotones maduros en un frutero de loza. Y como sucede con sus antecesores, el olor impregna la piel convirtiéndose en perfume informal pero duradero,  que las personas cercanas alaban cuando van a abrazarte.

El exfoliante más dulce del mundo


4. Por fin he sucumbido al exfoliante de frambuesa de The Body Shop. El olor es ácido y dulce, pero lo que más me atrae es su textura de mermelada casera que además en verano resultará muy refrescante. Aunque echo de menos el aporte de aceites que regalaban los exfoliantes de Rituals o el de azúcar moreno de Sephora: no se puede tener todo.

5. Tras el baño,  directa a la cama a leer. Mis últimos libros devorados: "El despertar de la señorita Prim", de Natalia Sanmartín Fenollera; "La librería ambulante", de Christopher Morley; y "Elogio del libro de papel", un ensayo de Antonio Barnes, colega mío de la UNIR.  Los dos primeros mezclan amor y libros; el tercero mezcla libros y filosofía. Necesitáis los tres.

6. De vez en cuando hay que leer algo ligero: ahora ando releyendo "El secreto de Chimneys" de Agatha Christie. Adoro a esta mujer y esta historia, que mezcla amor, humor,  política-ficción e intriga.

Mi ritual favorito

7. Pero lo que más me descansa es escribir un poema y, al filo de la media noche,  cerrar el cuaderno, el libro y los ojos... al lado de Jesusito.

21 de mayo de 2014

Perfumes de primavera: Happy mist de Rituals/ Flores de cerezo de L'Occitane

2013 fue un año errático para mí en cuanto a la elección de fragancias.
En 2011 había descubierto Eau d'Hadrien de Annick Goutal, que luego resultó ser demasiado ácida para mí piel pero que sin duda es una gran creación; en 2012 llegó el Perfume De Mi Vida, Summer de Kenzo, que en 2013 desapareció por completo dejándome "huérfana".
Cometí alguna que otra tontería olfativa hasta que ya a final de año encontré un perfume embriagador: Flor de oro y acacia de L'Occitane,  que me ha acompañado durante el invierno,  haciéndolo más radiante. Si no fuera porque no dura nada en mi piel, sería el sustituto ideal de mi llorado Summer by Kenzo.

Mis fragancias de P/V 2014

Para esta primavera, decidí volver a confiar en L'Occitane: sus propuestas son delicadas y no son tan caras como otras que llenan el mercado.
Pero antes me pasé por Rituals para reponer mi bruma favorita: Happy mist no es un perfume pero yo lo uso como tal, pues su rastro permanece más que muchos otros y me recuerda a una Acqua Allegoria de Guerlain que usé con fruición: Mandarin & Basilic.
Hay diferencias, claro. La primera de precio: 16 euros frente a 61. Además,  Happy mist es un poco más dulce y un poco menos chispeante, y sobre todo,  más acuática. Con esto no quiero decir que tenga notas oceánicas, sino que huele a naranjas mojadas tras una llovizna: un aroma muy sevillano que yo he bautizado como "naranjos llovidos".

Pero la novedad de mi primavera ha sido este delicioso frasquito de Flores de cerezo de L'Occitane. Lo compré y estrené la tarde en que iba a recitar en voz alta por primera vez poemas de mi próximo libro, y es que este perfume es muy poético: es como un haiku olfativo.
En esa misma noche me dijeron aquello tan reconfortante de... ¡Qué bien hueles! No deja una estela gloriosa,  sino cercana, ya que su nota predominante es la delicadeza: además de oler a cerezo y a cereza sutil,  contiene muguet en notas medias y ámbar en notas de fondo, por lo que es alegre pero con una calidez que lo serena. Al ámbar se le suma el almizcle dando como resultado un olor limpio muy agradable porque no posee aldehídos: no recuerda al detergente de lavadora.

Happy mist es alegria pura, explosiva y cristalina. Flores de cerezo es un perfume íntimo, de belleza limpia y en voz baja, de felicidad... sotto voce.

19 de mayo de 2014

Colección Starlight de Belle & Make Up: luz sutil y favorecedora

He tenido la gran suerte de recibir un paquetito de parte de la firma cosmética de los supermercados Eroski...

En los que por cierto, cada vez compro con mayor frecuencia: acabo de descubrir que venden pan de nueces y una sopa natural de espárragos verdes que quita el hipo y que me alegró la pasada semana. Es un gozo saber que puedo comprar comida fresca y sana en Eroski, ya que antes lo que más me atraía de este supermercado eran los lazos de hojaldre Pastisoria,  que  recomiendo encarecidamente a quien padezca de bajadas de glucosa... Pero para mí, claro, no era plan, y no solía acercarme.

Algunos productos de la EL Starlight de Belle

Tras esta digresión culinaria, paso a desgranar los cuatro tarritos mágicos que han llegado a mis manos.
Starlight es la colección que proponen desde Belle & Make Up para esta temporada de primavera verano 2014: la luz de las estrellas tal como la percibimos desde el planeta azul es una luz más lírica y delicada que la que desprende el sol: pues es eso lo que han logrado los creativos, texturas y acabados que poseen un brillo sutil.

El iluminador de la colección


El plato fuerte de la edición limitada es una preciosa polvera color albaricoque dorado muy pálido, surcado por vetas rosadas y frías. La combinación logra dar relieve al rostro, pero la textura es mucho menos fina que la de las perlas iluminadoras de la temporada anterior.

Sombra de ojos y lápiz retráctil

La sombra de ojos y el delineador retráctil y waterproof comparten mi color favorito para maquillar la mirada: marrón grisáceo, topo metalizado. Ambos son duraderos aunque el lápiz lo es mucho más: con la sombra hace falta una ayudita.

Así quedan en la piel

Como veis la sombra es galáctica, con un brillo como de agua subterránea. En el párpado se transforma en un velo color topo que armoniza muy bien con la raya, de ese tono marrón frío que tanto favorece a las rubias. Y pensar que me estaba planteando comprar de nuevo el kohl Ambré de Chanel...

Esmalte Moon Dust de Belle

Si la propuesta para vestir mis ojos me había desarmado, el esmalte de uñas bautizado como "polvo de luna" me terminó de deslumbrar. Tiene un enigmático tono piedra metalizado que me evoca la sombra de ojos Vex de Mac, y me está aguantado impecable durante cuatro ajetreados días.

Moon Dust de Belle & Make Up

Disparé esta foto cuatro días después que la anterior, concretamente a las ocho de la mañana del domingo dieciocho de mayo. El sábado había fregado platos y bregado con antipáticos "abre fáciles" por lo que me temí lo peor... Pero mis uñas sobrevivieron intactas.

Dedico la imagen a Mareas,  y a todos los lectores que comentaron lo mucho que les gustaban los pies de mi Jesusitodemivida.

17 de mayo de 2014

Mi primer pintalabios, chispas: "Holo is the new yolo", de Catrice (EL Haute Future)

Mañana comulgan por vez primera mis dos sobrinas. Son tan princesas que me hace muchísima ilusión verlas vestidas de blanco... y he decidido regalar a cada una su primer kit básico de belleza: una barra de labios y un Rosario, para que puedan estar bellas por fuera... y por dentro.
Y a Begoña, de Beautik Logroño, le gustó tanto la idea cuando entré en la tienda con los dos neceseres de estética "cupcake" en busca de un pintalabios claro y bonito, a caballo entre la discreción y la fantasía, que le ha añadido a cada kit un esmalte de uñas de color melocotón, así como así, gratis et amore.

Kit de belleza para princesas... en su Primera Comunión

En realidad yo había elegido Beautik como la primera de varias opciones para buscar el pintalabios perfecto para dos niñas de ocho y nueve años, en plan "mi primer pintalabios", pero me quedé imantada viendo la nueva colección de Catrice, "Haute Future", una edición futurista, magnética... y repleta de ¡chispas!

Haute Future, Catrice

Un visual cruzado por mil ondas como de agua misteriosa, una propuesta de futuro radiante y limpia, muy alejada de las distopías literarias... y unos productos dignos de alta cosmética.
En primer lugar hablaré del labial que centra mi crónica. Holo is the new yolo es también el título de un top coat de la colección en el que bailan mil burbujas doradas, y como sugerencias labiales  encontramos un tono mora traslúcido y el elegido, un melocotón muy pálido, casi trasparente, cubierto por la escarcha más centelleante y glacial que se haya visto nunca en una barra de labios a buen precio.

Holo is the new yolo: 4,50 euros (también compré uno para mí)

Es perfecto también para nosotras, para acompañar un ojo recargado, para acudir a la oficina con un look discreto pero brillante o incluso para alegrar un tono mate de labios.
En esa misma tónica, Catrice oferta un producto iluminador líquido de efecto húmedo y repleto de glitter:

Iluminador EL Haute Future Catrice

Como veis, ofrecen unas maravillosas perlas irisdicentes en distintas tonalidades rosadas, que me habrían tentado de no tener las de Belle & make Up, además de cinco alucinantes esmaltes de uñas en tonos fríos y...

Sombras Baked de Catrice: no recuerdo el precio :(


...tres sombras de ojos de tipo mineral o cocido realmente preciosas. Hay un aguamarina algo escamoso y un plata fría y un topo de gran calidad.
Solo me llevé los tres labiales, uno para mí y dos para mis sobrinas. Compré el neceser en Natura, y el rosario-decenario del Papa Francisco, en Ars. Me chiflan los decenarios porque son más fáciles de manejar, y diez avemarías se rezan como quien bebe un vaso de agua. Éste además está hecho de pétalos de rosas y huele, como es natural, a rosa, pero nada sintético, muy fresco.

Mi regalo

"Me parece una idea preciosa", me dijo Begoña. Y añadió por su cuenta al neceser una laca de uñas de tono melocotón, "Scream Peach" de catrice. A mí el suyo también me pareció un gesto precioso.

15 de mayo de 2014

En ocasiones, veo labiales melocotón (esta vez fue en Bourjois)

Ya está aquí el verano: un verano de cartón piedra construido para la publicidad, en el que las firmas se adelantan y nos inundan de imágenes de agua turquesa y sol radiante.

Así que te acercas a un mueble expositor de Bourjois en Bodybel... y allí se te aparece el fantasma del soñado oasis en forma de nuevo colorete en crema, tono "besada por el sol" por supuesto (Cream blush número cinco, lo compraré y reseñaré pronto, ya que es un color miel dorada sublime). Y eso es sólo el principio...

El verano según Bourjois

¡Nuevos tonos de los Shine edition de Bourjois para el verano 2014!
Los Shine edition son jugosos, cremosos y deliciosos, tienen un tacto como de gelatina y un acabado de gominola. Ya el año pasado me llevé el famoso 1, 2, 3 soleil que una lectora me preguntó si lo catalogaría dentro de la categoría "melocotón".
Respondí que me parecía demasiado naranja... que yo seguía añorando el tono Péche jutéux de la antigua línea Par la vie de esta casa... ¡¡¡y parece que me han escuchado!!!

38 Sunset Peach

Mi color favorito de los nuevos tonos para el verano 2014: Sunset Peach (número 38). Este es un melocotón en toda la regla: dulce y vitamínico, naranja y rosado.

37 Raspberry Kiss

Y el tono 37 Raspberry Kiss, un dulce tono fresa muy veraniego, también me gustó.
En ocasiones veo barras de labios... y pienso seriamente en comprarlas.

13 de mayo de 2014

Ritual para un pelo bonito: Carpe diem de Rituals y Agua de lluvia de Secretos del agua

Hace sólo un año, mi pelo era una central eléctrica, un nido de golondrinas que ahora, gracias a los productos de Secretos del agua y Rituals, luce así:

Foto disparada por mí
En el Espolón (Logroño)

Y a pesar de todo, hay que mantener un equilibrio enorme entre productos. Voy a hablar en este post de mi rutina capilar durante este último año, y de los descubrimientos que hice.

Primero llegó a mí vida el champú purificador de esta firma artesanal. Es un limpiador con cero siliconas, pero que además posee el poder de arrastrar toda la materia oclusiva que satura los poros,  por lo que calma el cuero cabelludo.
Fue una maravilla, me ha normalizado el pelo eliminando electricidad, caspa y picores, pero...
Un año después me he dado cuenta de que debe ser un tratamiento puntual, porque al tener esa función de arrastre las mechas no me duraban nada.

Carpe diem/ Agua de lluvia

Y así es como he llegado al binomio Rituals - Secretos del Agua.
Ahora uso un champú que quizá tenga un poco de silicona, pero en un nivel aceptable, bastante natural, y que me deja el pelo suelto, brillante y con mis mechas cobrizas en su sitio. Carpe diem además es un champú que combate la electricidad... y que huele a flor de cerezo.

Agua de lluvia es un acondicionador curioso: su textura es muy fluida pero posee un gran poder de hidratación y gran cantidad de agua biopolar como principio activo. Hidrata mucho pero hay que saber utilizarlo porque, como me advirtió Míriam de la peluquería Mishea, puede aportar demasiado peso al cabello fino, y si sobrepaso la dosis no me aguanta más de dos días el pelo tan limpio como a mí me gusta.
Es culpa mía: siempre acabo aplicando acondicionador en las raíces, y en sólo dos días me las noto sucias... Y a veces olvido también escurrir la cabellera para que ni una gota de agua colorada quede en su interior: soy un pequeño desastre.

En resumen, los tres productos que he utilizado durante estos meses son tratamientos de alta calidad... pero requieren de un manual de instrucciones.

12 de mayo de 2014

Tarta de melocotón y Blue Curaçao (Entrada al concurso de La Pinturera)

Gadirroja organizó un delicioso concurso, delicioso porque se basa en los primaverales tonos pastel, que al menos a mí me relajan y me hacen feliz.
Por eso, a pesar de mi torpeza, he decidido participar..., por supuesto con un look en mi color pastel favorito: el melocotón.

Pero he querido introducir una ráfaga de color turquesa, para aprovechar mi nuevo delineador de Essence que me tiene obnubilada: por eso lo he bautizado como "Tarta de melocotón y Blue Curaçao".

Look " Tarta de melocotón y Blue Curaçao "

Para preparar el "lienzo", he utilizado un final de mi base de maquillaje favorita, Illumi Corrector de Bell, que ha encontrado un noble Fin y me ha dejado "huérfana de luz"... cuando vaya a Madrid voy a comprar tres tubos por lo menos.

Bodegón de productos utilizados

En los párpados he creado una base con el colorete en crema número dos de Bourjois, he peinado las cejas con un producto color ceniza de Catrice y he maquillado las pestañas con el rímel 1 second waterproof de Bourjois, que tras una primera impresión buenísima ha comenzado a descascarillarse creando efecto ojera. Mal.

Bodegón de productos utilizados

Pero los protagonistas del look han sido el colorete mosaico de Bershka, la barra de labios Princess Peach de Catrice, y la mezcla de sombra melocotón y raya turquesa en los ojos.
Para colorear el párpado móvil opté por la parte más clara del colorete en degradado de la EL Beach cruisers de Essence, y en el lagrimal apliqué un punto de brillo mojado con un gloss transparente de Bourjois.

10 de mayo de 2014

En Beautik Logroño, paleta de sombras "Del mar" (Sleek) y colección "Beach cruisers" (Essence)

"Del mar", (en español), no tiene grandes turquesas ni aguamarinas, pero sí varios corales, un azul petróleo mate que hipnotiza y un dorado de lo más favorecedor.
... Además de venir envuelta en una cajita de cartón firmada por Sleek que enardecerá a las fetichistas y coleccionistas:

Paleta iDivine Del mar (Sleek)

Compone la nueva obsesión de la temporada toda una sinfonía de colores mates y metálicos para disfrutar del sol que ya empieza a brillar.  Morados delicados, verdes safari, naranjas relajantes...

De cerca...
No, no me la he llevado a casa. Siempre me modero mucho ante una paleta porque sé que utilizaría solo la mitad de los tonos. Todavía me duele tener en un cajón la maravillosa paleta de Alicia en el país de las Maravillas, de Urban Decay, casi sin utilizar. Cierto es que las paletitas de Sleek son más practicables y cuestan tan solo diez euros, pero de esta edición solo usaría los tonos coralinos, azules y dorados:

Algunos colores bajo luz natural

También hay un blanco muy interesante, ya que no es mate ni satinado, se queda a medio camino. Cada vez me atraen más las sombras blancas para crear looks limpios. En todo caso ya ven: la mitad de la paleta ejerce sobre mí la atracción de la piedra imán..., y la otra mitad me deja indiferente. Consultaré con la almohada.

Las dos joyas de la colección Beach cruisers de Essence

(EDITADO)

En cambio sí he picoteado algún que otro producto de la vitamínica colección de verano de Essence, Beach cruisers. En esta edición limitada pude saciar mi sed de color turquesa, ya que posee toda una línea de sombra de ojos, delineador y esmalte de uñas de esta tonalidad refrescante, que además han bautizado con un nombre de lo más creativo: "Keep calm and go to the Beach". Desde luego han logrado un color relajante, adictivo y lleno de agua y sol, que nos anima a mantener la calma y sumergirnos en el mar.


Aquí, chuaches de los Liners y la sombra

La laca de uñas iba a venirse conmigo a casa cuando Begoña, la dependienta de Beautik Logroño, me avisó de que era de acabado arena (o azúcar) líquida. Ella sabe que no es una textura que me encante, y fue tan honesta como para advertírmelo. La sombra sí se me me metió en el bolsillo y su color es precioso, pero en el párpado pigmenta poco y dura menos, amén de hacer pliegues. Lo tiene todo.
El delineador en formato tintero vale el triple de su peso en oro. De color turquesa eléctrico y de larguísima duración, no es tan fácil borrar el chuache del dorso de la mano...

De abajo arriba:
tono melocotón, rosado, mezcla de ambos

Y por último debo hacer una loa al rubor más bonito que haya lanzado al mercado Essence o ninguna otra marca low. He realizado otra fotografía porque en la anterior se veía más rosa de lo que realmente es, es en realidad un alegre melocotón satinado que va oscureciéndose hasta convertirse en un coral rosado casi mate: un juego de colores degradados tan a la moda, pero de textura menos polvorienta y acabado menos plano que el ejemplar naranja del dúo "Blush up" que de forma tan espléndida reseñó Iris, y del que sólo me llevé el degradado más dulce: ahora me alegro.

7 de mayo de 2014

Un esmalte de uñas para un reloj: Blue-jeaned de Essence para Star Chief de Swatch

Me chiflan los relojes Swatch.
Creo que se nota. Lo primero que me compré al cobrar mi primera nómina en la Unir fue un reloj Full Blooded en tono verde menta, que llevé al fallo del Premio de poesía Adonáis. Y cuando se publicó La llave dorada me regalé el mismo modelo en color oro: lo visteis en acción en este vídeo.

Y, como no hay dos sin tres, he vuelto a entrar en la preciosa tienda que distribuye Swatch en Logroño, que se llama Luna de Avellaneda y está regentada por dos chicas encantadoras. Aprovechando un recital en el que iba a declamar por vez primera poemas inéditos de mi nuevo libro que va costruyéndose a pasos quizás no agigantados pero sí emocionantes..., me regalé de nuevo un reloj grande, masculino, de acero, sumergible a tres atmósferas... y absolutamente hipnótico.

Star Chief de Swatch

Lo que más me gusta es su correa de eslabones mates y cromados... y su esfera de una tonalidad que a la luz natural parece azul noche y en interiores se transforma en azul petróleo. Es uno de mis colores favoritos y nada más adquirirlo pensé en combinarlo con mi camisa vaquera de Levi´s, y así lo hice para el recital.
...En un segundo momento pensé en  maridarlo con uno de esos esmaltes que se han puesto de moda, con efecto dénim. Sé que L´Oreal París vende uno, pero antes de llegar a su mueble expositor en Bodybell me tropecé con las lacas de efectos especiales de Essence, y había una con un adictivo acabado Blue Jean:

Blue-jeaned de Essence

En la imagen solo he aplicado una capa, y sin ningún producto de sellado o acabado. Estos esmaltes son galácticos, oníricos. Hacen soñar. Cien burbujas doradas bailan por su superficie. Son la mezcla perfecta de esmalte y top coat de fantasía en un solo frasquito, y además he podido comprobar que se desmaquillan bien. Son varitas mágicas en estado líquido... por menos de tres euros.


Manicura absolutamente improvisada
pido disculpas si las cutículas y el color no están en condiciones

¿A que hacen una gran pareja?
Reloj y esmalte parecen haber nacido el uno para el otro... y haberse encontrado un martes cualquiera sobre el asfalto de la capital riojana en manos de una hobbit pija.