30 de junio de 2014

Lavarse el pelo con Moussel de Legrain

Últimamente no me llevo bien con el tradicional binomio Champú + Acondicionador.
Será el calor que lo trastoca todo, será el último champú utilizado, que ni fu ni fa, será el peso que aporta el Agua de lluvia de Secretos del agua..., pero el pelo no me aguanta limpio y radiante ni siquiera un día.

Ayer decidí cortar por lo sano, y no sólo el flequillo, que me lo cortó mi dulce madre... Acordándome de un antiguo post de Moli Art, ¡me lavé el pelo con Moussel, y sólo con Moussel!

Junto a la carreta de Muga

Éste es el resultado.
Moussel limpia muy bien, posee aceites esenciales de Petit grain y un olor a infancia inconfundible. Una compañera me dijo un día que sus vecinos lo usaban para lavar al perro y no, yo no soy un perro..., pero también funciona conmigo. Deja una ligereza y suavidad increíbles, sin electricidad pero sin peso ni pringue alguno.

Qué animadas son las fiestas de San Felices, San Juan y San Pedro en Haro, telón de fondo de esta fotografía.

Vuelta de la batalla del vino,
vista desde el balcón de mi abuela
A pie de calle

En Haro saben divertirse. Y yo me sumergí en la pachanga, bailé con las peñas, disfruté de lo lindo y engullida por el bullicio medio pensé, ¡cómo tendré mañana lunes el pelo!

...Pero cuando esto escribo,  lunes ocho de la mañana, veo en el espejo mi cabello razonablemente limpio, flequillo aún brillante y hasta unas ondas gruesas muy retro que me han regalado, al alimón, las sábanas y el gel Moussel. 

28 de junio de 2014

Gloss Lychee luxe de Mac: look & outfit (H&M y Gerry Webber)

Los brillos labiales son para el verano. Cuando llega el calor, me rindo ante su ligereza, fulgor y frescura. Y después de mis adorados Chiuaua de Nars y Watermelon de Stila, mi gloss ideal es el Lychee luxe de Mac.

Lychee luxe de Mac

Junto a la sombra Satin taupe fue lo primero que compré al descubrir esta marca, allá por el año 2006. Es un gloss jugoso y radiante, con glitter muy fino, una textura láctea y un color coral azucarado.


He disparado las fotos en Vista Alegre, en Haro. Llevaba poco maquillaje: unos brochazos de polvo solar de Sisheido, colorete Luster de Nars... y el halo radiante que regala la vida relajada, como dicen en el magnífico anuncio de Casa Tarradellas, "El fin de semana es tuyo".

Entrada a Fuente del moro

Me apasiona disfrutar de los fines de semana en Haro. La vida se detiene. El aire huele a espliego...

En esta foto no llevo gloss

Y me chiflan las blusas veraniegas: ésta es de H&M y es una de mis favoritas. Y por la noche...

Cazadora de verano de Gerry Webber

Mi madre ha venido a pasar el fin de semana con nosotras y me trajo una cazadora firmada por Gerry Webber, en imitación de ante y con troquelados muy rockeros, pero en un tono coral metalizado que combina a la perfección con mi gloss de Mac.

Detalle del troquelado

De noche,  con la cazadora y el gloss

Son los colores de un verano que comienza: alegres, relajantes y muy soleados.

26 de junio de 2014

Perfumes de verano: Gotas de Mayfer (a qué huele y cómo lograr que dure)

Ha llegado el verano y mi fragancia preferida en este tiempo ha resultado ser una colonia a granel que cuesta siete euros con noventa céntimos... el litro.
Gracias a una comentarista descubrí y pude hacerme con las deliciosas Gotas de Mayfer, que en Logroño vende una perfumería de las de toda la vida de la calle República Argentina.

Si en invierno esperó su turno apaciblemente en una balda, en verano me ha enloquecido. Gracias a su generoso envase, literalmente me baño en ella. La uso como bruma de almohada. Y de repente han empezado a decirme aquello de "qué bien hueles".

Foto mía tratada con filtro Viñeta de Samsung

Sí, huelo muy bien, pero... ¿a qué? He rastreado Google y Twitter, y en ningún sitio declaran notas olfativas de este portento. Tanto que Gotas de Mayfer se empieza a parecer a la Coca Cola: nos hace felices y su fórmula es mágica.
Sólo he sacado en claro que es una colonia artesanal, que se elabora en Santander y que de tiempo en tiempo se convierte en trending topic al grito de: "¡Mmmmm, qué fresquita es y qué rica huele!"

Y sí, Gotas de Mayfer es una colonia muy fresca y muy rica, pero es que ambos términos son amplios. Si por frescor se entiende notas alimonadas tipo Álvarez Gómez, esta fragancia es ardiente. Y cuando oigo el adjetivo "rico", me echo a temblar pensando en Pink Sugar de Aquolina. Pero no.

Esta colonia me huele a pompas de jabón. De hecho me recuerda adorablemente al gel Moussel de Legrain: tiene ese aroma limpio, jugoso y chispeante de una bañera a rebosar de espuma. Es un acorde jabonoso que no tiene nada de empolvado porque no es seco, ni nada de aldehídico porque no huele a detergente de lavadora.
Es el puro olor a limpio, a vida, a cítricos sin limón y con un fondo de hierbas tipo lavanda no invasivas.

Y aunque se trata de un perfume bastante suspiroso, he conseguido que me dure casi todo el día, aplicándolo a granel sobre mi cuerpo y aplicando antes, sobre las zonas de latido, (muñecas y garganta), una crema hidratante sin olor y con alto contenido en parafina.

Dedico el post a mi amiga Camino y a mí tía Carmen. 

24 de junio de 2014

El Fúcsia de mi vida: Flamingo de la colección Diva Carioca de Sephora

"La privación es causa del deseo".
Qué gran verdad. Una verdad que he podido comprobar en mis propios labios.
El fúcsia no era mi color favorito... hasta que hace un par de semanas un pequeño accidente me dejó huérfana de él. Cuando tuve que cantarle un réquiem a mi ejemplar del labial Impassioned de Mac, ¡todo se volvió negro!

Flamingo de Sephora

Desde entonces no he parado de buscarle un sustituto. Me negaba a razonar interrogandome: ¿cuántas veces has usado el Impassioned en los últimos tiempos? En dos, tres ocasiones... pero llega el verano y siento que lo necesito para vivir.

...Y entro en los almacenes Sephora y lo veo... rodeado de colores vibrantes y visuales brasileros: Flamingo, el labial fúcsia de mi vida, mucho más barato que el original,  más duradero, más mate y por tanto más cool.  Un tono fresa neón que enciende las farolas por la calle.

Chuache

Es semi mate pero muy cómodo, y dura una eternidad. Aguanta, de nuevo, un desayuno y una buena limpieza de dientes.
¿Es o no es como para volverse loca de amor... cromático? 

21 de junio de 2014

Tarde de viernes en Kiko Make Up Milano: colecciones Sport proof, (novedad), y Dark heroine, (rebajas)

Ayer culminé una semana intensa y quise dar la bienvenida al verano... picoteando en el local de Kiko que hay en el Centro Comercial Parque Rioja de Logroño.
Quería ver la nueva colección que han lanzado con ocasión del Mundial de Brasil, ya que había leído muy buenas reseñas de sus coloretes en crema, poseedores de ese apetecible formato como de bombonera o macarón que ya utilizara Guerlain.

Colección Sport.  Proof de Kiko

Esta colección está pensada para deportistas amantes del maquillaje, por lo que promete permanencia en la piel en condiciones extremas.
Disfruté como una cría, me probé los lápices que no me parecieron tan resistentes, y los brillos labiales que a pesar de sus tonalidades bellísimas como cantos de sirena no me hicieron perder pie, ya que tras desinfectar el pincel pude probarlos y vi que: uno, pican que rabian (lo llaman "efecto balsámico"), y dos, huelen y saben a jarabe para la tos.

En cambio me obnubilaron los cuatro coloretes, y tuve que contenerme para llevarme solo el número uno, un melocotón clásico alegre y neutro a la vez. Cuesta seis euros con noventa céntimos y efectivamente es muy duradero. En la piel adquiere un acabado en crema-polvo bastante seco sin perder un punto de jugosidad, y en un día caluroso y húmedo ha aguantado horas y horas como todo un campeón.

Máscara de pestañas Sport Proof de Kiko: 7,90 euros


La chica que me atendió era una gran vendedora: a los cinco minutos charlábamos como si fuéramos amigas, lo que me parece la estrategia de márketing más barata y eficaz del universo. Bromeó diciendo que me iban a tener que contratar en Kiko porque me conocía las novedades mejor que ellas, a lo cual respondí que acababa de leer la reseña de ese colorete en el blog de Lola.mine.
Y, cuando iba a pasar por caja con mi pequeña comprita, me preguntó... ¿has visto la nueva máscara de pestañas waterproof? Y ¿has visto las rebajas? Ya digo, una profesional.

Acabo de comprar el rímel Sport proof de Kiko, y yo siempre me emociono con las máscaras de pestañas para luego irles encontrando pegas. Pero hay dos datos objetivos que me hacen pensar que en esta ocasión no voy a sentirme defraudada: por una parte, el goubillón es recto, suave pero firme y de tamaño medio, abre la mirada sin manchar los párpados.

Máscara de pestañas Sport Proof de Kiko EDITADO


Y en segundo lugar la fórmula, que no es suculenta, no pringa y seca muy rápido. No tiñe la pestaña del negro más brillante del mundo, no aporta un volumen sobrenatural..., pero a cambio me da justo lo que yo quiero: no se descascarilla, no mancha y aguanta el sudor y el lagrimeo ocular durante horas. Además, por supuesto, de curvar, separar y alargar las pestañas.

Pido disculpas por el estado salvaje de mis cejas: soy consciente de que están imposibles... la semana que viene les dedicaré tiempo.

Paleta "Street taupe variations" de Kiko

Y al final encontré estas paletitas de la colección Dark heroine... ¡a cinco euros!
Yo soy la típica chica sin cultura de rebajas, con un despiste monumental a la hora de encontrar chollos... así que casi me desmayo de la emoción al añadir, con dedos trémulos, la paleta "Street taupe variations" a la cesta.

Fila 1

La paleta se presenta con una un negro mate suave pero muy pigmentado, de textura sedosa, y con un topo maravilloso, de efecto húmedo y con mil burbujas plateadas bailando en su superficie.

Fila 2

Continúa con un rosa helado muy pálido, y con un azul plomo metalizado preciosísimo.

Fila 3

Y acaba con un blanco champán cuajado de glitter y con mi sombra favorita, un topo dorado metálico que quita la cabeza, y que acabo de estrenar:

Look Sport heroine EDITADO

El precio original de la paleta era de unos diecisiete euros, y sus sombras son aterciopeladas y de duración media, más que aceptable.
Estoy feliz como una perdiz con mis compras: tres armas convincentes para llenar de color mi verano.

19 de junio de 2014

Ritual de belleza, primera parte: limpieza y mascarillas

Comienzo una ronda de crónicas de mis rituales de belleza, respondiendo a una comentarista que me preguntó cómo aplicaba yo mis mascarillas y cómo aplacaba granitos y rojeces.

Cuando tienes la piel muy reactiva corres el riesgo de no limpiarla bien, porque identificas limpieza con fricción, enjuagues o productos caros.
Pero la falta de rigor en este paso provoca saturación de poros y alguna que otra islita de granos, y voy a demostrar empíricamente que se puede limpiar en profundidad sin agredir nuestra piel... ni nuestro bolsillo:

Mi ritual de limpieza


1. Por la mañana solo necesito masajear suavemente mi rostro con un disco ovalado de algodón empapado en agua micelar. Utilizo ambos productos de Mercadona porque para mi gusto son los mejores en relación calidad-precio.

- Fue mi amiga Cris la que me descubrió el algodón Deliplús y se lo agradezco infinito. Sus discos son grandes y suaves, de puro algodón y lisos, sin relieve alguno. No se despeluchan y cuestan menos de un euro.

- El agua micelar de Dermik cuesta solo cuatro euros: huele a camomila y posee camomila. Es pura calma embotellada, puedo hacer una ligera presión en la zona ocular sin causar cataclismos. Después vienen las cremas oportunas... y a volar libre hacia un nuevo día que me regala Dios.

2. Por la noche me entretengo mucho más.  Como no pienso hacerme con ningún Gadget tecnológico que me irrite la piel y el bolsillo, me regalo una doble o incluso triple limpieza:

- En primer lugar, humedezco mi cara con agua mineral, termal o micelar, nunca con agua del grifo, y aplico una pulsación del aceite desmaquillador de TBS. Adoro este momento en el que todo se empieza a derretir, a emulsionar. El aceite es ligero y se soporta bien en verano, contiene aloe vera y camomila y se lo lleva todo, todo y todo. Otra buena alternativa es la loción limpiadora Cetaphil. Acabo con otro disco de algodón empapado, y la carita limpia y sin rojeces.

- Ahora llega el momento de consentirme con una mascarilla. Alterno la de arcilla rosa de Cattier con el limpiador facial al aloe vera de Nature Republic (cosmética asiática), que al ser denso y blanco funciona muy bien como mascarilla. La primera cuesta la friolera de solo cinco euros y dura la vida, además de contener caolín,  manteca de karité, menta piperita. El segundo posee aloe vera, vitamina C y E. Ambos limpian, fijan y dan esplendor, como la RAE.

- Aplico la mascarilla y la dejo reposar unos diez minutos. Luego la retiro con un flis flis de agua mineral o termal y varios discos de algodón. Con un poco de paciencia se puede retirar un producto de este tipo sin necesidad de abrir el grifo.

- Para terminar, una vez por semana exfolio mi piel con una esponja de raíz de konjac de la marca Etude house (cosmética asiática). Para no hacer uso del grifo, casi siempre reservo un vaso de agua mineral para humedecerla.
Es una esponja muy suave y eficaz que compré en la perfumería Primor por unos cinco euros. Es una gozada masajear con ella la piel,  no irrita y estoy aumentando la frecuencia, vamos, me estoy enviciando con una rutina facial, la exfoliación, que antaño me provocaba pereza.

Me gusta limpiar bien la piel. Mientras lo hago, escucho música, bostezo, pienso en el día siguiente.., ¡rezo! Dios se esconde entre los discos de algodón del Mercadona. 

17 de junio de 2014

Polvos de sol de chocolate, de Bourjois: delicia soleada

Los polvos de sol y yo no somos uno: no fueron hechos para mí.
Entre otros motivos, porque soy muy blanca y solo los utilizo como colorete; y para tal fin tengo mi adorado rubor Luster de Nars. La prueba de mi despego es que he sido la feliz dueña de los famosos Laguna de Nars y Terracota de Guerlain..., y terminé regalandolos por falta de uso.

Delice de poudre de Bourjois

Pero desde hace mucho tiempo sentía un verdadero capricho por esta polverita de cartón que, según las crónicas, olía delicadamente a cacao.

Junto al vermú del domingo

Y era verdad. Dispuestos en forma de cuatro onzas, estos polvos de sol despiden un aroma embriagador y nada dulzón, y aportan un color muy natural, cálido y sutilmente dorado. Son mates como corresponde a la moda actual, pero no apagan la piel.

Así queda

...y así

Os los muestro en un look de domingo, con poco maquillaje y con mi nueva cazadora de verano, regalo de mi madre por mi onomástica. Firmada por Síntesis, es impermeable, ligerísima y en color blanco roto. Combina muy bien con mi vestido mexicano de bordados en oro pálido... y con mis mejillas teñidas de dulce chocolate. 

15 de junio de 2014

Manicura #ConLaRoja: aún es tiempo de ilusión (y dos reflexiones)

Señoras y señores, he conseguido pintar una bandera española en una de mis uñas. Fue antes de la debacle y aún resiste, (ahora y siempre al invasor) en mis manos.

Manicura Con La Roja... y con Gel play de Debby

Debo decir dos cosas: amo los esmaltes Gel play de Debby, y amo a Xavi Alonso. Desarrollaré la segunda parte al final del post; ahora toca alabar el brillo duradero, la belleza del color y sobre todo  la comodidad que ofrecen estas lacas por menos de dos euros. Se venden solo en Bodybel y poco a poco voy haciendo colección.

El número nueve es un rojo guinda sublime, y encontré un amarillo ni muy cálido ni muy estridente,  el número 28.

Mano izquierda, primer intento

En un principio,  llevada por el fervor patrio, comencé con una francesa gruesa y a pulso con los dos colores, pero vi que resultaba demasiado barroco más allá de la noche del partido... y con la que había caído.

Gel play de Debby, número nueve

Así que al día siguiente, desmaquillé esa mano, pintando las uñas en rojo solo...

Mano izquierda, segundo intento

Con la excepción del pulgar,  en el que repetí la hazaña patriótica. La bandera me ha salido imperfecta, como imperfectos somos nosotros. El periódico, siempre grandilocuente, grita "humillación mundial". Yo diría baño de humildad para ganar, sorprender e ilusionar más y mejor.

De Google imágenes

Y aquí llegan las reflexiones, o mejor dicho,  admiraciones. Primera: adoro a este hombre, es el colmo de la elegancia, la hombría de bien y la fermosura. Xavi Alonso ha roto la barrera ontológica que separaba el ser del estar (bueno).

Vía Pensar por libre

Segunda: ver llorar de rodillas a Iker me rompió el corazón, pero a la vez lo redimió a mis ojos. Ha pedido perdón como un campeón. En palabras de Dani Martín, "los valientes, los que saben llorar con la cara descubierta".
Por eso, porque nos ha emocionado en tantas ocasiones, porque yo que detesto los cotilleos he visto en YouTube catorce veces seguidas su mítico beso a Sara..., ¡oh capitán, mi capitán! 

13 de junio de 2014

Primer pedido a Asos: tres productos icónicos de Stila

Me lancé a comprar en Asos, me atreví a dar mi número de tarjeta en la red y quedé sorprendida de lo fácil que es hacerlo, de la sensación de seguridad que ofrecen y de la rapidez de su servicio.

Mi pedido en Asos

En sólo cinco días me llegó el paquetito vía Seur sin coste alguno de envío (y sé que Seur cuesta un buen dinero.)
No puedo ocultar que lo recibí con ilusión de niña, o al menos con la ilusión de aquella adolescente que se asomaba al mueble expositor de Stila, en el Corte Inglés de Nervión en Sevilla, como si fuera un mundo abreviado...

Convertible Color de Stila: 16 euros en Asos

La chica de veinte años que no tenía cinco mil pesetas para invertirlas en una de estas polveras mágicas, y que en el fondo pensaba que aquello era demasiado bonito para ella...
La mujer de treinta años que viajó a París tras haberse doctorado y tampoco pudo ser pues compró antes un colorete de Nars y las sombras Cloud y Diamond lil de la firma de sus pensamientos y ya no le quedaba plata...
Esa niña-mujer ha visto culminados sus deseos cosméticos gracias a un clic de ratón y a un par de comentarios de sus lectores.

Gerbera de Stila

Encontré todo lo que quería aquí. Al principio tuve un poco de miedo a la hora de comprar, ya que la firma ha pasado por varias manos desde que me cautivó y temía que los productos hubieran desmejorado. Pero no.
El tono Gerbera es tal cual lo vi en el Sephora de los campos elíseos, y tal como aparecía en mis recuerdos de niñez sevillana: una explosión de alegría cremosa, refrescante, que se funde en la piel y produce luz y color sin aportar grasa.
Los primeros ingredientes de este rubor en crema son aceite de ricino y cera de abeja, es decir, grasas vegetales no oclusiva e incluso beneficiosas para el cutis.

Abajo, Convertible Color.  Arriba, Lip Glaze

El Lip Glaze es otro producto mítico de la marca que yo ya tuve. Un apetecible gloss de olores y colores afrutados, y de envase translúcido a rosca. Cuando yo era jovencita, sacarlo del bolso era todo un detalle de coquetería vanguardista, y con el tiempo no ha perdido ese halo. Yo pedí el tono Watermelon, un rosa frio transparente y muy jugoso.

Diamond lil de Stila

Por último he vuelto a disfrutar de la que sin duda es mi sombra de ojos favorita de todo el universo cosmético: la poderosa y embrujadora Diamond lil. Aquí sí he notado cambios, aunque lo que más me interesaba no ha variado.

Chuache

Soñaba con este color entre humo y plata quemada, y con este tacto aterciopelado, casi cremoso. Y sigue siendo igual que en mis sueños. Sin embargo el envase no es el mismo... (es más práctico y a la vez más anodino), y la duración falla un poco más. Nada que una buena pre base no pueda solucionar.

Así quedan en la piel

Os dejo un look muy cotidiano, de jueves, elaborado con estos tres sueños hechos realidad por obra y arte de Internet: sólo me han pedido 44 euros... por todo. 

11 de junio de 2014

Mi segundo intento de nail art: verde agua francés con Rímmel, Essence y R de Regalo

R de Regalo es una encantadora tienda de Haro que ahora cierra sus puertas, lo cual merece un homenaje con toda pompa, mitad elegía, mitad oda de acción de gracias. Su dueña, Carmen, tiene un gusto exquisito y solía traer bolsos y neceseres ideales, y muchos de los segundos albergaron mis pinturas favoritas.
También vende pequeñas joyas de alta bisutería, diseños exclusivos que se me solían salir del presupuesto, pero como ahora está todo al 50%, me compré por sólo veintitrés euros un anillo para recordar la tienda y decidí adornarlo con una manicura especial:

Foto mía tratada con filtro frío de Twitter

El anillo tiene una gran piedra ovalada de resina, tipo ámbar pero en tono verde agua, uno de mis colores preferidos. Yo no sé nada sobre colorterapia, pero sí sé que las tonalidades aguamarina siempre me relajan...

En la bodega CUNE de Haro- foto sin filtros

Por primera vez en la vida me he atrevido con una manicura francesa, a pulso, ya que con las guías no me acabo de entender. Los esmaltes base para elaborarla han sido un blanco cremoso y un verde entre menta y agua de Rimmel London, de la Colección de Rita Ora:

Ingredientes del diseño- filtro frío de Twitter

Terminé la manicura con el topper de Essence número 12 "Bejeweled": blanco translúcido con burbujas plateadas. En las fotos a veces no da buen resultado porque sobre la laca blanca da aspecto picado, pero en la realidad deslumbra.

Foto sin filtros

Las lacas pastel de la colección Rita Ora de Rimmel London poseen un color precioso, pero su textura es demasiado gruesa y algo trabajosa. Hace rayas con una sola aplicación, y sin dudar prefiero las Gel Play de Debby.
Mi próximo propósito es hacerme con las lacas semi permanentes tipo gel de IsaDora... y con los pinceles para nail art de Claires. To be continued...

9 de junio de 2014

Confitura artesanal de Anguiano y cosmética orgánica de Abilia Martín en el #DíadeLaRioja

Hoy es el día de La Rioja, el segundo día de mi santo y el día en el que mi primo el del iPhone cumple 18 años. Día grande.

Representación de la batalla de San Bernabé

En Logroño se celebran las fiestas de San Bernabé, que conmemoran la victoria de la ciudad frente al sitio francés y que por eso son unas fiestas muy de época, los soldados franceses acampan a la orilla del río, el primer año que estuve disfrutándolas hasta montaron un corral de comedias y todo tiene un regusto entre medieval y renacentista que me rechifla.

Este año me ha tocado trabajar vigilando exámenes de mi universidad durante el fin de semana, en el epicentro de la ciudad. Hice la fotografía de la preciosa representación de la batalla hice desde la ventana del aula en la que nuestros aguerridos alumnos se examinaban con la banda sonora de Braveheart y algunos escopetazos de fondo...

Puesto de La casa de la mermelada

Mis compañeros y yo hicimos turnos y pude escaparme al mercado medieval. Estuve en un puestecillo de confituras caseras elaboradas en Anguiano. Tiene página web: http://www.lacasadelamermelada.com. Había mermeladas de todas las clases y sabores, presididas por un lienzo pintado por la artesana, que también es artista. 

Mermelada de uva tempranillo

Me llevé una de uva tempranillo para mi abuela, y la estamos disfrutando todos en Haro. Es dulce pero muy natural, tiene un resabio de vino de Rioja y está buenísima. 

Abilia Martín- foto mía con filtro Antiguo de Tw


Y descubrí otra joyita de la cosmética artesanal y ecológica: Abilia Martín. Una mujer riojana que imparte cursos de dermo cosmética en la Universidad Popular y que tiene su página web http://www.abiliamartin.com: vende productos de elaboración casera pero con materias primas compradas con certificado, para burlar los herbicidas químicos que hoy abundan por desgracia. 


El INCI bucólico

Me atendió su hijo, un adolescente con bastante ojo cosmético que me recomendó una crema hidratante con 72% de aloe vera,  acompañado de manteca de karité y aceites de sésamo, lavanda y... ¡cannabis!

Sólo puedo hablar de primeras impresiones, ya que la compré el sábado, pero le dedicaré un puesto de honor en un inminente post sobre mi ritual facial cotidiano. Pero os adelanto que huele a campo, que hidrata y borra rojeces y que cuando me la aplico... ¡¡¡me siento bieeeeen!!!

6 de junio de 2014

Mi primer intento de Nail art... con Gel play de Debby (por menos de dos euros)

El efecto "Glossy", un brillo como de manzana encantada, de golosina, se cruzó en mi camino en una soleada tarde de amigas.
Me encontré con estos esmaltes de Debby en la perfumería Bodybel del Centro Comercial Berceo y me llamaron la atención por ese brillo lacado y veraniego... y por su precio,  1.99 euros. Y me llevé mis dos tonos favoritos: el color agua y el color melocotón son para el verano.

No había comprado aún nada de esta desenfadada firma, prima hermana de la ya conocida Deborah Milano, destinada a un público joven y exclusiva de los centros Bodybel... y ardía en deseos de probarla.
Una vez en casa me sorprendió su facilidad de aplicación, fue casi como un juego de niños. Y dejé volar la imaginación y el pulso como nunca...


Gel play de Debby,  números 24 y 29

Un juego de combinación de colores, bastante sencillo pero favorecedor, que me tiene orgullosa. Es mi primer intento de nail art, y podría completar el look que hice para Gadirroja:

Tarta de melocotón y Blue Curaçao

Esta manicura la he bautizado como "Melocotones en la piscina", y me evoca el verano, diversión y vida sana al aire libre. En estos meses del año me entusiasma comer fruta y hacer ejercicio, siempre rodeada de color azul turquesa...

Bajo luz artificial y flash

Bajo luz artificial y flash

La textura es cremosa, el acabado lacado y sólido. Apliqué dos capas de esmalte base y solo una del otro color. No utilicé ningún "top coat" para que se viera bien el brillo, y no he retirado cutículas pero sí puedo afirmar que están bien hidratadas.

Dedico el post a Gadirroja y a Tita Hellen : siempre disfruto con sus creaciones,  ya era hora de lanzarme tímidamente... a la piscina.