5 de abril de 2015

Chocolate de Resurrección: bronceador, iluminador y rubor soleado de Bourjois

¡Feliz Pascua de Resurrección! Hoy la hemos celebrado en casa con una espléndida gallina de chocolate, y mentiría si dijera que no la he catado. He probado un poquito... más de lo que debiera. Pero este día tan especial ya comenzó con mi dulce preferido, gracias a Bourjois.
Ya es primavera y he decidido estrenar el combo de polvos de sol, iluminadores y colorete soleado que compré en Madrid por Navidad. Al llegar a Logroño nevaba, y decidí guardarlos en un cajón de mi tocador para volver a encontrarlos en abril.

Délice de Poudre Duo


Un día estaba curioseando en el Corte Inglés y terminé en el rincón de Bourjois, que es mi firma de gama media favorita. Lo peor del Corte Inglés es que todo es más caro; lo mejor es que ese "todo" está a tu alcance: en perfumerías de provincia es muy corriente ver las vitrinas algo vacías, y yo por ejemplo llegué a pensar que Bourjois había retirado su línea de cacao, porque no la veía ya en los almacenes riojanos.
Le dije a la dependienta que quería los famosos polvos de chocolate blanco, y me respondió que acababan de recibir un fabuloso "dúo" de bronceador e iluminador. Me dejé llevar por la novedad, pero ahora sé que mejor habría comprado lo que llevaba en mente, ya que yo ya tenía polvos de sol mates, y éstos me resultan demasiado mates y oscuros. Para pieles medias o trigueñas me parecen perfectos, pero no para mí. En cambio me ha hechizado el sutil brillo de la parte clara de la polvera...

Chuache

Cuando pasas el dedo por el iluminador parece que va a desaparecer, que de tan discreto se diluirá en tu rostro..., pero luego aplicado se funde dulcemente y enciende con elegancia sienes, pómulos, arco de Cupido y cuanto quieras, sin resultar evidente.
Lo que sí es evidente, purpurinoso y fiestero como un castillo de fuegos artificiales es este polvo de sol "especial mejillas y decoración" que me puso cara de perro flaco y bizco desde el mueble expositor de Bourjois, y cual Rodolfo Langostino en Navidad (el tiempo oportuno), me dijo... "cheváme a casa".


Délice de Poudre- Spécial pommettes et décolleté

En la cubierta del envase, de cartón duro, destaca un letrero que reza: "99% soleil". Y es que el sol se cuela de rondón e inunda este producto, que más que un bronceador es un divertido colorete, y es amor. Un delicioso polvo de sol color cacao, ni muy naranja ni muy rosa, infusionado con mil burbujas doradas y como cubierto por una pátina de brillo dorado: no se perciben tropezones de glitter, el oro convive con el chocolate bronceando e iluminando la piel al mismo tiempo.


Chuache
Así queda en la piel

Hoy he teñido mis mejillas con este rubor dorado de fiesta, y antes, en la parte alta del pómulo, he extendido el iluminador. También lo apliqué en el lagrimal.
En los ojos utilicé el rímel de princesas de Essence y sombras "desnudas" de una paleta que también me han regalado.En los labios, una de mis barras favoritas de todos los tiempos: Ravishin de Mac, un melocotón cremoso y delicioso que parece competir en dulzura con los polvos de cacao.

Look chocolate de Resurrección con Bourjois

Estas polveras me parecen la versión barata de los Chocolate soleil de Too Faced. El aroma que desprenden es muy similar al que olí recientemente en Sephora pero por la mitad de precio, y crea adicción. Los polvos de sol de Bourjois huelen goloso y cálido. Y con ellos no tengo que medirme ni reprimirme: ¡son mi auténtica dosis de chocolate de Resurrección!

11 comentarios:

  1. No he picado aún con ellas pese a que me tientan desde hace tiempo. Tú estás muy guapa con tu look en melocotón y tonos cálidos.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Esas flores blancas, por cierto, las vais a ver en algunos posts porque son un centro de tela que era ¡de mi bisabuela!, y me ha encantado como telón de fondo de mis fotografías de maquillaje. Siempre me han provocado envidia las fotos que hacen Naoko y Lola.mine, de los blogs Not so addicted to beauty y A beauty and healthy life: suelen ser fotos muy elegantes y femeninas y suelen tener siempre flores y colores suaves. Estoy intentando aprender a hacer buenas fotografías.

    ResponderEliminar
  3. Te quedan fabulosos puestos y sí, algunos polvos de sol para pieles claras son un problema, pero este tono creo que es estupendo.

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Los dos productos son muy bonitos y creo que les sacarás mucho partido en la cara y como sombras de ojos.Mi bronceador fetiche es el colorete Zen, de Nars.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que los individuales son más claros y más satinados.
    Yo tengo la polvera doble y los uso mezclados con el iluminador, prueba así que quedan muy, muy bien.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Te queda bonito ese toque bronceado.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Mareas, al final regalaré el dúo y repondré sólo los polvos de chocolate blanco, porque es la única parte que uso.
    Miss, y eso que mi piel está hecha un trapo por culpa de usar toallitas desmaquillantes a diario en el gimnasio, mal, y por un par de días que no me desmaquillé, peor...

    ResponderEliminar
  8. Uuuuf que bonito queda el broncer dorado. Voy por él.

    ResponderEliminar
  9. Yo tengo los segundos polvos que enseñas, pero la versión de hace al menos...10 años. Los compré como polvos de sol pero me resultaban muy cobrizos y no los usé demasiado. Eso si, todavía huelen a chocolate que da gusto aunque la pigmentación es muy baja, hay que rascar bastante con la brocha. A ver si los saco del fondo del cajón...

    ResponderEliminar
  10. Tengo los de Bourjois, y casualidades de la vida los de Too Faced por un regalo llegaron a mi, y la verdad no veo diferencia entre ambos. Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Preciosos!! Hace mucho tiempo estuve interesada por los iluminadores de chocolate blanco, hace años. Después se me pasó la fiebre y cayeron en el olvido.
    Pero hoy tú rescatas esa agonía con este post jajajajajjaja Me encantan los de choco blanco, y me parece precioso el polvo de sol con brillis utilizado como colorete, aunque prefiero otros tonos de rubores, pero queda muy bonito.
    Un besote!

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...