3 de abril de 2015

Feliz, feliz no cumpleaños: el rubor de Cenicienta de Essence

Una buena amiga es una alegría para siempre. Y si aún no gustándole especialmente el mundo de la cosmética ni el de los blogs se dedica a leer el tuyo con ojos atentos, descubre que te quedaste sin el colorete de la colección Cindirella de Essence, lo consigue y te lo regala..., la alegría llega a plenitud.

Colorete Cindirella de Essence

Ana, una de mis amigas, encontró en el Bodybel de Gran Vía (Logroño) este colorete y el esmalte azul de la colección, y decidió comprármelos por "San Queremos", feliz, feliz no cumpleaños, que son los regalos que más ilusión hacen.
Había olvidado que las ediciones limitadas de Essence suelen llegar a los almacenes Bodybel con una semana de retraso con respecto a la perfumería Beautik: aún podéis intentar encontrarlo.
Y no se me ocurrió mirar porque, como comentó mi Pepito Grillo anónimo en su día, no necesito otro colorete... Pero las amigas nunca regalan lo que necesitas, ¡sino lo que deseas!

Envase de ensueño

El envase es de cartón duro, bastante consistente y con pinta de amortiguar posibles golpes en las caídas. El estampado que luce es de puro cuento de hadas, en esos tonos azules violáceos que simbolizan el ensueño, la poesía y el amor.

La belleza está en el interior

Pero, como reza la melodía, la belleza está en el interior. El color es rosa soleado sin llegar a coral, pero con un punto amelocotonado. Regala a las mejillas un rubor muy fresco y a la vez inocente, ideal. Parece el rubor de Cenicienta, ya engalanada y rendida en los brazos del príncipe durante el baile fugaz.

Chuache

Decían que era mate y a mí los coloretes mates no me suelen gustar, pero he encontrado pequeños destellitos en su superficie.


Así queda en la piel


Essence me está sorprendiendo por la calidad de sus productos: el gel de cejas y la máscara morada que Subflava me regaló se han convertido en básicos, y esta polvera encantada ya tiene su hueco en mi neceser.  Era lo que necesitaba: un color rosa de princesa pero al mismo tiempo alegre y vitalista..., ¡un rubor feliz!


12 comentarios:

  1. tengo claro que es precioso!! y tu amiga un encanto

    muackss

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena y que lo disfrutes mucho, guapa!

    ResponderEliminar
  3. Yo también lo tengo y por lo que vale no merece la pena dejarlo en el stand; no es la panacea pero deja un color muy bonito y el packaging es amor.
    Muack!

    ResponderEliminar
  4. A mi me encanta este colorete. Me gusta mucho ese satinado sutil que deja.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Ya sabía yo que ese colorete y tú os volveríais a encontrar... y lo bien que te sienta!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Es realmente bonito.

    ResponderEliminar
  7. Rubor feliz y que una amiga lo vea y se acuerde de ti es un puntazo así que ahora ya tienes la felicidad plena.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Me encanta, amigas como soles tienes! saludos!

    ResponderEliminar
  9. Que detalle tu amiga. El estuche es precioso, una monada da pena gastarlo jajaja. Muy chuli el blog saluditos

    ResponderEliminar
  10. Qué chulada. Voy a pasarme por mi Bodybel

    ResponderEliminar
  11. Es un color tremendamente favorecedor. Te has recorrido todas las películas Disney con tu post :D.

    Besotes

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...