9 de abril de 2015

Segundo descubrimiento olfativo del año: Eau de Lancaster Grace edition

Durante los últimos tres meses he estado realizando un callado trabajo de campo, una intensa investigación empírica por diversas perfumerías para detectar, descubrir, encontrar "mi" perfume.
Siguiendo el consejo de una comentarista anónima, decidí buscar entre las fragancias clásicas: me fui a las casas más emblemáticas y probé varias referencias que me parecieron una cumbre de la elegancia, pero en mi piel me "sonaban" impostadas, artificiales...

Y, de repente, sin buscarlo, llegó a mí una fragancia a temporal, mítica, que me parece exquisita y limpia al mismo tiempo.

Eau de Lancaster Grace edition

Hace unos días mi amiga y compañera de trabajo Vicky celebró su cumpleaños. En la hora del almuerzo terminamos en una terracita al sol y vino su hermana a entregarle un regalo, que era... ¡una colonia! Vicky nos la fue pasando para que viéramos "lo bien que olía"..., y yo caí rendida ante sus efluvios.
Esta versión de la mítica Eau de Lancaster data de 1987 y es más dulce y femenina que la primera: posee menos notas cítricas y más florales, y, adivinad... Sí, aparece mi adorada mimosa entre sus acordes medios.  Mi nariz no miente.

El resultado es delicioso: un aroma limpio a jabón de flores. Pareces recién salida de la ducha pero sin caer en el molesto rastro a "detergente de lavadora", al no haber notas aldehídicas.
Tras una partida radiante de azahar, albahaca y lavanda llega la mimosa, acompañada de nardos y geranio, para terminar en un fondo de ámbar y maderas que le aporta persistencia en el tiempo.

Un aroma clásico para soñar... y que tiene muchas posibilidades de convertirse en el Perfume de mi vida. 

13 comentarios:

  1. Pintaza tiene.

    ResponderEliminar
  2. Tiene buena pinta... pero será bastante carita, no??? ... mi favorita es Green tea de Elizabeth Arden... sobre todo para el verano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es de los más caros, lo he visto en Bodybel por treinta euros el bote grande. En Mariely y Primor estará aún más barato.

      He tenido el Green Tea de Elizabeth Arden, pero en mi piel es muy suspiroso ( Dura un suspiro).

      Eliminar
  3. Me gustan mucho estos post de tu "investigación perfumística".
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. Pues hija a mí me tocará también tirar de clásicos e irme a probar porque los nuevos son "demasiado" para mi olfato y no me termina de encajar ninguno. Ahora quiero probar el nuevo de Prada que de esta firma me suelen gustar.
    Prueba Eau de Lancome que igual te gusta también :-)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Interesante. Esta fragancia la usó durante años una conocida mía, y lo curioso es que nunca parecía llevar colonia, pero sí irradiaba limpieza y frescor.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo un clásico "Ô de Lancôme". De toda la vida y no me canso, oye...

    ResponderEliminar
  7. Con O de Lancome me sucede lo mismo que con Eau de Rochas: demasiado cítricas. Cuando hay limon en la salida, para mí ya es demasiado: prefiero florales limpias.

    ResponderEliminar
  8. A mi la que me encanta es Miracle de Lancôme. Aunque en el día a día para ir al trabajo uso monogotas de vainilla (me chifla el olor y mi marido me dice que huelo dulce)

    ResponderEliminar
  9. Es la que usa mi santa madre. Es tal cual lo cuentas. Pero yo las prefiero más gourmand, tipo vainilla.

    ResponderEliminar
  10. Yo la tengo y es maravillosa. Creo que es una fragancia que no tiene edad y ademas es perfecta en cualquier época del año (yo me la pongo de otoño a primavera).

    ResponderEliminar
  11. Yo también sucumbí al kit de oferta de Perfumerías Arenal de 125 ml con gel y crema y un bolso además de regalo; todo lo regalé excepto la colonia, que es a la vez un perfume... Creo que la clave está en la mezcla del azahar con el nardo y la bergamota, me parece que son la clave. Y suave, sí, pero a la vez ese toque de perfume tan agradable y elegante que es tan difícil de conseguir. Es una de mis colonias, ha pasado a mi colección porque las cambio casi cada día como cambio de ropa o complementos; no me gusta oler siempre igual aunque la base sea la misma. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Por cierto, me gustaría saber tu opinión sobre Sarah Kern: Mystere De Paris. He leído la descripción de componentes y se me escapa. Tengo un olfato extremadamente fino, pero con tantos olores no sé cómo resultará la mezcla final, ¿una magnífica explosión de maravillas o un potaje fatal como cuando pruebas colonias y sales que... en fin...? La he visto de muy buena oferta en internet y me gustaría saber como dije qué opinas. ¡Gracias! Ah, es de 2014.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...