25 de junio de 2015

Agua oxigenada y miel: dos remedios caseros contra el herpes

Durante mi último fin de semana en Haro tuve un brote de herpes labial.
Me suele visitar como un volcán, de un día para otro, en momentos de picos de estrés, o sea, un par de veces al año. Entonces extremo mi higiene para no afectar a nadie y acudo a una farmacia en busca de aciclovir: "no puedo vivir sin ti, no hay maneeeeraaa", y el picor se calma en no menos de tres días.
Pero era domingo, no había ninguna farmacia cercana y sé por experiencia que si no lo atajas en los inicios se eterniza...

Miel artesanal y agua oxigenada 


"Agua oxigenada", recetó mi tía la enfermera: por curiosidad pura y dura me puse a googlear y vi que existen dos remedios caseros contra este mal, que ahora estoy capacitada para afirmar de forma empírica que funcionan.

Uno es el agua oxigenada, que no me provoca tanta aprensión como el milagroso aceite de árbol de té, que también dan como remedio eficaz pero no me atrevo aacercarme a la boca. En cambio estuve todo el domingo aplicando pequeñas compresas de H2O2 en el labio, y  a la hora de acostarme el alivio era empíricamente constatable.

Pero el golpe de gracia lo dio el tercer remedio casero propuesto por San Google: una  mascarilla de miel artesanal. Las propiedades antibióticas, anti inflamatorias, calmantes y regenerativas de la miel son mundialmente conocidas, (de hecho, el día que  me  decida a comprar bisabolol, manteca de karité y conservante Cosgard en  Aromazone para fabricar mi  crema ideal añadiré miel en polvo al pedido...), pero es que  su poder contra el herpes me  dejó  obnubilada por la rapidez con la que actuó. Tengo la suerte de contar con un tío que tiene abejas y que cultiva una miel exquisita: nada que ver con los mejunjes industriales que parecen jarabe de glucosa. Esto es calidad. Me suelo permitir una cucharadita en momentos de resfriado: aquella noche aderecé un yogur natural cero con este manjar, y apliqué con un bastoncillo un guisante de miel sobre el herpes. Encima deposité una gasita y me fui a dormir.
Ni  veinticuatro horas tuve que esperar: a la mañana siguiente habían desaparecido todos los síntomas. Y no han regresado. 

12 comentarios:

  1. Se lo recomendaré a mi madre!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No sufro de herpes, nunca he tenido uno pero se lo fastidiosos que pueden llegar a ser. Pusiste remedio a tiempo y la verdad que la elección "de los ingredientes" fue buena.
    Por mi parte adoro la miel, la uso muchísimo y es uno de mis indispensables. Hace tiempo hice un post sobre ella por lo mucho que me gusta y los numerosos beneficios que nos ofrece. Es un producto totalmente natural, un oro meloso que nos cuida por dentro y por fuera.
    Me alegra que estes mejor y que ese herpes vaya remitiendo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Qué suerte poder contar con miel de verdad. Cuánto envidio a tu tío, mi sueño es vivir entre colmenas.

    ResponderEliminar
  4. Pues no lo sabía. Yo no tengo herpes desde que fui mamá (ni idea de porqué pero así es...cambian tantas cosas en el cuerpo con la maternidad!) pero Manolo sí los padece, así que me viene genial.
    BESOS!

    ResponderEliminar
  5. No sé si fuiste el fin de semana pero han abierto un Primor en la Calle Goya 22, Madrid. Creo que te viene mejor que el de Príncipe Pío. Con respecto a la aplicación de aceite de árbol de té en la boca pica que te puedes echar a morir pero se sobrevive.

    ResponderEliminar
  6. Si es que no hay nada para lo que no sirva la miel!! Eso sí, artesanal y de la buena, que lo que venden por ahí parece agua-chirli.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Lástima no haber conocido el remedio de la miel, proque yo llevo casi 2 semanas con el alien ahí pegado.
    A mi me está yendo muy bien con Clorhexidina y Avril, y con -alucina,vecina- la BB cream con aceite de árbol de té de The Body Shop. Me lo puse para taparlo un poco y poder salir a la calle sin parecer algo extraño, y lo seca rapidísimo, aparte, de que clma el dolor y la inflamación al momento.
    Un fichaje!!

    Por cierto, la miel artesanal, se digiere mejor que la industrial, los azúcares son menos dañinos. Ojalá tuviera yo a alguien cercano con miel de ese estilo...! A mi me toca buscar y rebuscar cada vez que me apetece, y, como me apetece pocas veces y en poca cantidad, no me renta lo que me piden en algunos sitios por ella.

    Un besazo,. guapa!

    ResponderEliminar
  8. Yo no he tenido casi nunca herpes labial pero si siempre es bueno saberlo!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  9. Mi madre las sufre bastante así que le diré lo de la miel.
    Tengo entendido por el naturalista que una cucharadita de própoleo a diario es mano de santo para que no se vuelvan jamás.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Cuando menos se espera o desea puede visitarte un herpes labial y de inmediato hay que actuar sobre el,el aciclovir vá genial,lo que desconocía es los otros remedios naturales,así que fenomenal si ayudan.Animo con ese estrés.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta la miel "de verdad", voy a probar a hacerme una de esas mascarillas.

    ResponderEliminar
  12. Pues sí, lo de la miel es increíble. Ya me lo habían comentado algunos pacientes árabes que suelen usarla en las excoriaciones en las piernas de los niños!!!! Y lo del herpes es una lata...como el pasado...que siempre vuelve!!! Un abrazo y un besito!!! Viviana

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...