23 de junio de 2015

En L'Oreal Madrid: Organza, mi barra de labios favorita, y un trenzado medieval by Dani Gómez

Durante el pasado fin de semana, paseando por la madrileña calle de Fuencarral, encontré una tienda exclusiva de la firma L'Oreal París. Una luz cegadora, un espacio diáfano y blanco, un profesional atento y cálido, y unas horas mágicas de conversación y colorido sin fin me inundaron en esa mañana de domingo.

Como la felicidad aquí en la tierra nunca puede ser completa, me causa honda pena el hecho de no haber podido hacer fotos decentes. La única imagen digna es la que voy a mostrar a continuación, ya que mi flamante Galaxy estaba en reparación y tenía un mierdimóvil con una cámara lamentable, pero aún así me quedé obnubilada ante la profusión de maquillaje que ofrecía el local: un mueble expositor dedicado solamente a máscaras de pestañas, otro para bases, otro para barras de labios... Habéis acertado: éste último fue el que robó mi corazón.

Impresionante, ¿no?

Adoro los labiales Color Riche de L'Oreal, que además celebran justo ahora un glorioso aniversario. Son cremosos, duraderos y de colores atractivos, es decir, por dieciséis euros y medio (que en la tienda de Fuencarral se quedan en sólo trece), tenemos un producto de calidad que hace soñar a todas las mujeres de la tierra.

Y es que además en las perfumerías suelo ver la colección siempre muy menguada, por lo que me encandiló descubrir tantos ejemplares juntos. Si no hubiera sido casi final de mes me habría llevado cinco a casa, y lo cierto es que me probé una decena de tonos, melocotones, rojos, chocolates..., sintiéndome como el personaje de Julia Roberts cuando en Pretty woman la llevan a comprar vestidos.

...Y a modo de final feliz de película, volví a reencontrar el labial de mi vida, el color de mi adolescencia, el tono exacto que me hizo vibrar por vez primera ante una barra de labios: junto al mítico Peche juteuse de los labiales Par la vie de Bourjois, el delicado y preciosísimo Organza de los antiguos Accord naturels de L´Oreal fue el rouge que me embrujó cuando se acababa mi niñez.

Organza 236 

Yo estaba absolutamente convencida de que este añorado tono no se vendía ya, pues la colección Accords naturels desapareció hace mucho tiempo, pero un impulso me llevó a comentar a Dani mi amor por ese tono antiguo en concreto y vi cómo se le iluminaba la mirada: es eso lo que caracteriza a un buen profesional: saber reconocer entre la marea de referencias nuevas y antiguas un nombre que se siente familiar porque se posee en tienda.
El reencuentro ha sido emocionante: pronto veréis "en acción" al que me sigue pareciendo uno de los colores más favorecedores del mundo: un tono desnudo metálico y cremoso a la vez con subtono malva y cierto destello dorado. Es muy dulce y muy sutil, y tienen algo de chocolate claro que me encanta, con un subtono rosado que le aporta suavidad. Recuerdo que de jovencita pensaba en él como el labial que usaría en mi boda, y el nombre "Organza" sugiere que mis deseos no iban muy desencaminados.

Pero lo mejor estaba por venir.
Dani me había preguntado si yo era profesional, y yo bastante ruborizada respondí que no, que solo escribía un blog... Me preguntó el nombre, se lo di y seguí mirando sombras de ojos y labiales. Cuando me acerqué a pagar la barra de labios de mi vida junto con sombra mono por seis euros con noventa céntimos y una sombra en crema de larga duración (Infalible) por sólo cuatro euros y medio, Dani ya había mirado mi blog y me preguntó si le permitía hacerme un trenzado. Imaginad mi asombro y mi alegría.

Trenzado medieval by Dani Gómez

En mi vida me habían peinado con tanta belleza, ni me había tratado un perfecto desconocido con tanta delicadeza, sin pedir nada a cambio, simplemente por el placer de disfrutar una conversación y descubrir un blog nuevo. Dani me comentó que lo que había visto le había gustado mucho, y viniendo de un artista tan consumado, desde aquí agradezco infinito sus palabras.
Y las tres trenzas y los treinta preciosos minutos de su tiempo que me regaló.

18 comentarios:

  1. En primer lugar decirte que es un placer cuando te tratan así en un sitio, y sientes como esa persona se implica contigo, te atiende amablemente y te hace sentir especial.
    En segundo lugar decirte que el labial es precioso, pero lo mejor es que hayas encontrado ese tono que tanto te ha gustado a lo largo del tiempo y que creías que nunca volverías a tener. Y en definitiva es muy bonito.
    El peinado es igualmente precioso.
    Me ha encantado el post y lo has contado con un gran cariño, se ve lo mucho que te gustó la experiencia y lo agusto que estuviste ese tiempo.
    No conocía esa tienda exclusiva de L'Oreal en Fuencarral, me lo punto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. El peinado es ESPECTACULAR!! Vaya tarde echaste porque encontrar un tono adorado de años atrás es también un gran hallazgo.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Yolilarose23 junio, 2015

    Hola Rocío, hoy incluso se me han llenado los ojos de lágrimas (no ha pasado de ahí). Qué maravilla encontrarte con alguien así, sin decir ya nada del hallazgo de ese tesoro de juventud. Da igual lo que escribas, leer tus crónicas siempre se convierte en algo mágico para mí, la forma en la que transmites no es ni medio normal... supongo que a los demás lectores les pasará lo mismo. Qué alegría haberte encontrado hace unos años! Un besazo
    PD. El trenzado increíble, que maravilla :)

    Yolilarose

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito todo: el pintalabios, Dani, el peinado y el relato. Me ha encantado todo.

    ResponderEliminar
  5. Qué belleza de peinado y de gesto <3
    Dani se portó genial, así que le mandamos un abrazo desde aquí.
    Estoy deseosa de verte lucir ese labial.
    Me encanta cuando encuentro a profesionales de verdad que aman su trabajo y los materiales con los que juegan cada día, y saben reconocer un tono o una referencia, aunque hayan pasado años.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Es precioso cuando encuentras personas que regalan su conocimiento o su tiempo con tanta generosidad. Son esos gestos los que fidelizan más allá de un buen producto. Yo estuve el jueves pasado con María de Makeupzone en un curso aquí en Barcelona y salí con esa misma sensación de agradecimiento puesto que nos atendió y resolvió nuestras dudas con un cariño y una atención que fueron mucho más allá del propio contenido del curso. Y una vez te han ganado el corazón...
    Precioso el trenzado y maravillosa tu sensibilidad.
    Un besazo,
    Lorena

    www.lorenavalera.com

    ResponderEliminar
  7. Es precioso cuando encuentras personas que regalan su conocimiento o su tiempo con tanta generosidad. Son esos gestos los que fidelizan más allá de un buen producto. Yo estuve el jueves pasado con María de Makeupzone en un curso aquí en Barcelona y salí con esa misma sensación de agradecimiento puesto que nos atendió y resolvió nuestras dudas con un cariño y una atención que fueron mucho más allá del propio contenido del curso. Y una vez te han ganado el corazón...
    Precioso el trenzado y maravillosa tu sensibilidad.
    Un besazo,
    Lorena

    www.lorenavalera.com

    ResponderEliminar
  8. Increíble! qué suertuda! Hace mucho que no escribo pero siempre te leo, y leerte hoy me ha provocado una sensación de bienestar y un poco de envidia, pero sana puesto que me encanta el peinado y me habría gustado ver a Dani haciendo este tremendo trabajo.

    ResponderEliminar
  9. Que maravilla!! El peinado es de cuento de hadas!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Que maravilla de peinado. Me recuerda a una princesa medieval, perfecto para un evento o para una novia.
    Que buenos profesionales hay todavía en el mundo que recuerdan tonos y nombres y te los buscan con brillo en la mirada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Lo primero decirte querida Adaldrida que te ha quedado un post muy "poético" ¿Porqué será???? ja ja ja, tu labial de juventud precioso, yo en mi juvenud aunque me pintaba los ojos, entiéndase por pintar los ojos en llevar máscara de pestañas!!! los labios tardé mucho en hacerlo!!!!, y que ganas tengo de darme un paseíto por la calle Fuencarral!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  12. El peinado es precioso y te pega un montón, ¡bien por Dani! La colección Pour la vie de Bourjois también es la de mis comienzos... Me encantaba el rojo, lleno de pigmentos dorados... Tendríamos que abrir una lista o algo así: "Damnificadas por los discontinuos..." Si los directores de determinadas firmas y marcas observan blogs, Fb, etc., verán que tendrían mucho éxito las reediciones de determinados productos de los 80 y 90 (sobre todo ahora que las adolescentes de aquellos años estamos en plena etapa adquisitiva). Carmen. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gran idea, Carmen. Cómo me gustaría recuperar mis primeras pinturas de Max Factor.

      Eliminar
    2. Estoy absolutamente de acuerdo con el anónimo, Carmen: es una gran idea. Yo misma he recordado al usar el labial Organza mi otro gran amor lorealístico: el apetecible Blush delicieux, ese que anunciaba Laetitia Casta con mejillas jugosas, ese de tapas que parecían de golosina, en el tono 157 Apricot rose.

      Eliminar
    3. Os vais a reir, pero nada más escribir mi mensaje, mandé la sugerencia a la web española de Bourjois... No servirá de nada, pero por mí que no quede. En colonias, yo añoro muchísimo Eau Future, y las nostálgicas de Estivalia son legión. No te quiero contar lo que venderían Chispas, con el fenómeno "Yo fui a EGB"... Ais, qué grandes directoras comerciales se están perdiendo... (Carmen).

      Eliminar
  13. el labial me ha encantado pero el peinado es maravilloso. Tengo muchisimas ganas de entrar ya en esa tienda y conocer al gran Dani. Besos guapa

    ResponderEliminar
  14. Que bonito peinado medieval, muy principesa,es genial !! y tu labial memorable vuelve a ti y tu a el,felicidades por los encuentros.

    ResponderEliminar
  15. Dani tiene unas manos!! y la tienda de L'oreal porque ya no vivo en Madrid, si no la pisaría más

    muackss

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...