23 de julio de 2015

I'm back! Bakery Coffee by Golden Cupcake en Haro

¿Entonces has vuelto, Adaldrida...?
No, porque técnicamente nunca "me he ido", pero es verdad que en esta semana he tenido un repente de cansancio y tristeza, que también existen, y en algún momento he pensado hasta en cerrar... Pero ¿qué sería de mí sin vosotros?

Bakery Coffee by Golden cupcake en Haro
Foto mía tratada con filtro Positivo de Twitter 

Así que no me voy, "vuelvo"..., y lo hago con una review de un rincón dulce que acaba de abrir sus puertas en Haro (La Rioja), haciendo chaflán con la calle Vega y la plaza del ayuntamiento, en lo que antes era un Barclays bank.
Bakery Coffee pertenece al grupo Golden Cupcake, una franquicia con locales por toda la geografía española, y ofrece al público una típica pastelería americana de aires fifties:

El dulce interior 

Entras y te recibe una sublime lámpara de cristal en el techo, muebles blancos decapados, flores en las mesas, un muro empapelado en suaves tonos rosas estucados y un espejo con cita de Audrey Herpburn:

Espejito, espejito mágico...

Por supuesto, una pastelería americana especializada en cupcakes, pastas, layer cakes etc no tiene nada que yo deba tomar, ¿recordáis cuando descubrí un local de Tomy Mel's en Murcia? Allí pude pedir una ensalada César;  aquí ni eso. Pero descubrí que también servían helados americanos Sandy y no me pude resistir.

#NoFilter

He aprendido a detestar el combo hamburguesa + patatas del McDonald's al grito de "¡mil quinientas calorías de golpe es una salvajada!", pero amigas, aunque no lo diga en voz muy alta los helados me siguen privando y este verano sólo he picado con uno para diabeticos, de yogur. Fue ver el cartel de Sandys me dije aquello de "porque yo lo valgo" y "el azúcar es remedio natural contra la nostalgia"..., y me pedí un mega Sandy con sirope de chocolate y "topping" de nubecitas. Ole yo.

#NoFilter 
Hay un mini Sandy que cuesta un euro, un señor Sandy que cuesta dos euros, y el Mega Sandy con topping que cuesta  dos con ochenta. La chica directamente me ofreció éste último, y al  ver el topping de nubes dije Yes.
Está de vicio, es cremoso y delicioso, pero he descubierto algo desolador y esperanzador a partes iguales :

#NoFilter

¡No pude acabarlo! Cuando llevaba un tercio mi conciencia empezó a dar batalla, así que le ofrecí el resto a mi abuela. Aún quedó un poco para desayunar hoy, junto con una pieza de fruta.
Y mientras desayunaba decidí (en firme) continuar con el blog y me dije: Ésto no ha sido una especie de regalo de consuelo, concepto que no acabade gustarme, ¡sino una celebración!

20 comentarios:

  1. Qué bien! Creo que haces bien en seguir. Si hubieras necesitado vacaciones del blog también hubiera sido comprensible, pero en momentos de nostalgia la escritura se hace más rica y además es terapéutica.
    Qué pinta el helado! Con nubes! No conozco la cadena, estaré atenta a ver si la veo por Madrid :D
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que decidas seguir!! Y no sabes cuánto.
    He pasado por delante de la pastelería hace unos días y de no ser porque la tarde la habíamos pasado en la "herradura" y ya íbamos un poco hasta arriba de pinchos varios hubiéramos rematado ahí mismo. Nos conformamos con pasar por delante con ojitos de deseo...Sé que volveremos y entonces creo que probaré tu helado (desde ahora "Helado Rocío en la nube".
    Gracias otra vez por seguir ahí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía yo que tuviera lectoras en Haro, qué honor.
      Y cuánto cariño se desprende de tus palabras, millones de gracias. Rocio en la nube :)

      Eliminar
    2. No soy de Haro, Rocío. Vivo muy cerca (Miranda de Ebro) pero ni siquiera soy de ahí. Eso si: amo esta tierra tanto como la mía. Y tenemos otra cosa en común: nos dedicamos ambas a la docencia. Un beso muy fuerte!

      Eliminar
  3. Me alegro muchísimo, guapetona!!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. qué buena pinta!!! y me alegro de que sigas

    un consejo .. los helados para diabéticos y en general los productos para diabéticos son peor, al final tienen más hidratos de carbono, así que ten cuidado, es preferible que te comas un helado normal y disfrutes del momento es lo que yo hago, siendo diabética

    muackss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, y dicen "sin azúcar" pero de la grasa no dicen nada, ya lo imagino... Por eso sólo me permití uno.
      Gracias por el consejo.

      Eliminar
  5. Hola guapetona!!
    Me quiero morir, pero que tienda más preciosa, me gusta todo, la decoración y ese helado... Mmmm tiene que estar riquísimo!
    Yo puedo ponerme a dieta, me quito de la comida "basura" como bien dices 500 calorías de golpe es demasiado! Pero es que el dulce es mi perdición y mi locura!

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Cuánta razón tiene Iris. Con lo "light" (y sus equivalentes 0%) pasa lo mismo: quitan el azúcar o la grasa pero añaden mil ingredientes malísimos para lograr un producto más atractivo. Lo mejor es comsumir productos lo menos procesados y manipulados posible. Si te vas a tomar una cerveza o una cocacola, mejor en su versión clásica que sin alcohol o zero y siempre con moderación.

    ResponderEliminar
  7. Que ambiente más bonito, es precioso.
    Yo te digo lo siguiente... un poco de azúcar nunca viene mal y levanta un poco el ánimo así que hiciste bien.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Me alegra leer que ha sido un lapsus temporal. Ayyy, ese tipo de sitios me encantan pero hija, una que está a dieta (eternamente) mejor ni pisarlos. Aquí en Sevilla abrieron hace "relativamente poco" una cadena de cafeterías que se llaman Amorino de helado artesanal, tartas a cada cual más rica, un ambiente estupendo y encima todo decorado con ángeles y aunque no es barata cada vez que puedo voy con mi madre a darme un caprichito.
    No sé si las conocerás.
    Lo dicho, me encanta saber que sigues con nosotras y arriba ese ánimo.

    ResponderEliminar
  9. Me alegro de que no te marches.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  10. ¡Cuanto me alegro de que sigas aquí! Te leo hace mucho tiempo, pero nunca escribí comentarios. Sin embargo, paso muy buenos ratos leyendo este blog y se ha convertido para mí en un "imprescindible". Se que a veces hacemos cosas que nos terminan cansando y pareciendo monótonas, pero también se que tu escribes, y que lo haces muy bien, y escribir ayuda mucho para salir del cansancio, la tristeza, la nostalgia... (en mi modestia, lo digo por experiencia propia). Y eso es lo que haces en este blog, transmitirnos sensaciones, sentimientos, colores y olores con tus palabras. Un abrazo muy fuerte. Paloma.

    ResponderEliminar
  11. Que alegría más grande!!!! No cambies nunca y si te vas de merecidas vacaciones vuelve siempre!!! Muac muac

    ResponderEliminar
  12. Te sigo desde hace muchísimos meses, aunque nunca comento. Reconozco que ayer me fui triste a la cama, porque pensé que no te iba a leer más por las noches. ¡ Ignoras cuánto pueden consolar y animar tus palabras, Rocío!. Hoy mi día ha sido más feliz tras saber que podré seguir encontrandote en mi tablet por las noches. Un beso enorme desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  13. Viendo sólo el helado, me empacho.Yo no me puedo comer eso :(

    ResponderEliminar
  14. Bien! Me alegro de que sigas.

    ResponderEliminar
  15. Yolilarose24 julio, 2015

    Qué alegría que nos vayas a seguir regalando tus palabras. Gracias por todo Rocío. Y sí, un helado al año no hace daño ;)

    ResponderEliminar
  16. Yo no soy golosa pero me alegro que disfrutarás tu helado por partes y feliz.

    ResponderEliminar
  17. Si lleva toppings no puede ser malo. No lo digo yo, lo dice Darcy... bueno y yo, los dos :P.

    Besazos guapa!

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...