17 de agosto de 2015

Flechazo cosmético: Cake liner de Kryolan

Tras una semana ensayando con el pincel y la pastilla de color, debo declararlo a los cuatro vientos: ¡Amo el cake liner de Kryolan! Desde el primer momento, la primera "rayita" que tracé en su superficie supe que estaba hecho para mis ojos.
Vale la pena gastarse tres veces más que en el producto de Catrice: aunque pagué aproximadamente doce euros en Herbu frente a los aproximadamente cuatro que me pidieron en Beautik , ¡resulta treinta veces mejor!

Cake liner de Kryolan +pincel biselado de Martora 

También es que le he encontrado una buena pareja de baile espectacular: el pincelito biselado de Martora es fabuloso. Es recio pero flexible, bien cortado y preciso... incluso en mi pulso, que es bastante temblón. No me he atrevido a introducirlo en la línea de agua, pero a ras de pestañas superiores, reina.

Cake liner de Kryolan 

El delineador en cake es una pastilla de color, (en mi caso, marrón, pero ya me haré con el negro), que parece mate y seca como ninguna y que no va a pigmentar nada..., cuando de repentehumedeces el pincel, retiras el exceso de agua en la tapa, y surge la magia.
Es facilísimo "hacerse la raya" con este formato: lo que pierdes en rapidez lo ganas en comodidad. Pero lo que de verdad enamora del delineador de Kryolan es, por un lado, la duración que es buenísima, y por otra parte, el color tan sublime que regala al párpado: tanto, que no necesito otra cosa que una pasada de rímel para vestir mis ojos cada día.

Así queda en los párpados 

El cake liner marrón de Kryolan posee un embrujador tono topo que deja un halo de misterio maravilloso, emulando así mi tan buscado efecto "Mirada Laura Ponte". Pido disculpas por mis cejas asilvestradas, me las hicieron en Yves Rocher pero hace ya dos semanitas, voy a pedirle a mi madre que las limpie un poco más.

... Cuatro horas después 

Cuatro horas más tarde, el delineado permanece intacto, aportando su hechizo y duende a un look que sólo necesita completarse con el colorete Luster de Nars y con el labial Organza de L'Oreal París... ¡Cara de vacaciones!

13 comentarios:

  1. Me enncata el marrón para el delineado, te queda genial!
    Te invito a que pases por mi blog por si te gusta, besos, :))

    ResponderEliminar
  2. Un color muy bonito, veo que también tienes el corrector salmón, ya nos contarás qué tal es.me he enamorado del foulard que llevas en la foto, es precioso!

    ResponderEliminar
  3. Te queda genial el marrón. Fíjate que yo no habría picado con él pero en tu piel clara, hace ese efecto misterioso en la mirada que comentas, sí!
    BESOS!

    ResponderEliminar
  4. éste no le he probado pero sí el de make up store que es del mismo estilo y también lo tengo en marrón

    muackss

    ResponderEliminar
  5. Qué guapa estás, corazón!
    Me gusta el embrujo que le da a tusojos ese cake liner.
    Los pinceles de Martora son de lo mejor. Yo tengo uno desde hace casi 20 años, que se dice pronto, y sigue perfecto. Vale que no lo uso a diario, peor sólo por el pasod el tiempo tendría que haberse ajado, abierto, pinchar, ...nada, como nuevo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. El marrón para delinear queda precioso, no tengo ningún producto así prensado, los tengo pero en gel.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Gracias por vuestros comentarios. El fular es de mi madre que es La Elegancia con mayúsculas, es italiano.
    El corrector salmón es genial, pero quiero probarlo en alguien con verdaderas ojeras para dedicarle post.

    ResponderEliminar
  8. Te queda fantástico.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Yo tengo un set en el que vienen cinco colores y lo amo!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. He visto la paleta de cake liners y estoy por mirarla en el salón del look y pedírmela, porque me parece un must.

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Te sienta muy bien. En cuanto pueda, me lo agencio.
    Me gustan tus perlas barrocas, ¿son de Majorica?

    ResponderEliminar
  12. Que precio tiene el corrector salmón?

    ResponderEliminar
  13. Las perlas son más falsas que Judas :) pero preciosas. Son de Bijou Brigitte.
    El Supracolor me costó sobre los diez euros, pero no lo sé a ciencia cierta. Cuando haga el post sobre él, seré más precisa porque investigaré en el Herbu de Logroño.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...