9 de noviembre de 2015

Haul Ziaja + Bomb cosmetics... y Los Terminados de Adaldrida: Octubre 2015

Ziaja es una marca polaca que gozó de un boom colosal para luego padecer un anti boom igual de desmedido. Su estrella se apagó por sobreexposición en los medios, y también porque se nos vendió como cosmética natural y cuando miras a la cara algunas de sus formulaciones, como diría Tita Hellen, tiembla Pasteur.
Sin embargo, no debemos olvidar nunca que se trata de cosmética low cost, y la calidad de lo que ofrece está en consonancia: por eso, yo no me aplicaría ninguno de sus productos faciales, pero en el terreno corporal me parece que esta firma tan aclamada antes y denostada después nos puede dar algunas alegrías.

Potichuches, ¡ñam!

Yo confieso que desde que compré el gel de pan de jengibre, que fue edición limitada la pasada Navidad, no había vuelto a picar con esta marca, pero en el pasado sábado volví a tropezar con ella al entrar en la perfumería Acoris de calle Chile en mi ciudad, Logroño, para reponer las sales Epson a la lavanda de Treets. Últimamente duermo poco, y estas sales se me ayudan mucho a relajarme... pero habían cometido la desfachatez de evaporarse tal y como cuento en el segundo vídeo de productos terminados que subo a mi canal de YouTube:





En el vídeo olvidé comentar que el desodorante de piedra de alumbre de La boutique de los perfumes me ha durado la friolera de ¡diez meses! Y es el mejor desodorante que he tenido en mi vida, y no descarto la idea de dedicarle un post exclusivo. También he terminado mi primer tubo de crema facial de Pure Czech, del que ya hablé en este espacio: no quería dejar pasar el post sin repetir que es pura magia, como podéis ver en este autorretrato velazqueño, en el que aparezco sin gota de maquillaje excepto mi poderoso pintalabios de W7, pero eso sí, recién aplicada la crema:

Y con pijama de estrellas de Primark...

Grabé el vídeo en la mañana del sábado, y acto seguido decidí reponer las sales Epson. Y, ya en la perfumería, no pude resistirme a olisquear los productos de Ziaja que desconocía, algunos por ignorancia y otros porque son rabiosa actualidad.
Lo primero que probé fueron diferentes cremas corporales pues necesito una para sustituir al bodymilk de coco de Revlon que está en las últimas. De todos los aromas hubo uno que me embriagó y que se ha ganado en sólo un par de aplicaciones un puesto fijo en mi tocador:

Loción corporal de semillas de uva de Ziaja: 4,80 €

La loción corporal de uva de Ziaja se presenta en un práctico bote con dispensador que sugiere ligereza y rapidez, pero en cuando usas el producto un par de veces caes en la cuenta de lo nutritivo que resulta. Hidrata en profundidad, se absorbe muy rápido y contiene manteca de karité, glicerina, pantenol y polifenoles de uva...además de aceite mineral, pero ninguna silicona oclusiva.
Y sí, huele de vicio, a bodega en el mes de octubre, a limpio con cierto deje dulce pero muy neutro. El aroma es riquísimo, pero es que la formulación es de alto nivel para una crema que no llega a cinco euros: esto pasa ya de potichuche o alegría para el cuerpo a ser una opción muy digna dentro del mercado de las (buenas)  hidratantes corporales.

Luego pasé a oler el gel de arándano y fresa silvestre de la gama "Fruity". Amor, amor catástrofe... que además en mi caso ha sido el pistoletazo de salida a mis ganas de Navidad.

Gel de arándano y fresa silvestre de Ziaja: 2,99 euros

Porque este gel huele a Navidad pura, y será el protagonista de mis reflexiones en la bañera del mes de diciembre. Se dice que estos geles no son nada hidratantes, y efectivamente no lo son, pero es que yo en un baño de burbujas no busco nutrición, pues no me voy a restregar el cuerpo con el producto. Para eso utilizo pastillas de jabón extra cremoso de Lush u otras marcas. Estos geles los quiero para llenar mi vida de espuma y buen olor, misión sobradamente cumplida.
Mucho más me interesa saber si para dentro de un mes me habrá empalagado este aroma que ahora me enloquece. Debo decir que cuando probé los geles de galleta, chicle y cocacola de la marca terminé saturada al segundo baño, pero este aroma me parece muchísimo menos artificial y mmmm... me gusta tantísimo que no creo que me canse. Tengo que escribir un post con esos geles de baño que repito y repito y no me saturan nunca.


Gel de chocolate y naranja de Ziaja: 1,95 euros

El que me parece toda una incógnita es el gel de edición navideña que ha lanzado Ziaja este año. El de las vacaciones anteriores, de pan de jengibre, fue una auténtica joya que además por aclamación popular han debido incluir en el lineal fijo porque en mi visita a la perfumería volví a encontrarlo. El de este año huele a bombón de naranja, es cremoso pero líquido... y también tendrá su momento de gloria (o deshonor, quién sabe) en este espacio. Lo he visto un pelín más sintético que el gel de arándano (con el que ya podéis ver que he vivido un auténtico flechazo), y desde luego mucho más artificial que el de pan de jengibre, pero es pronto para sacar conclusiones.

Regalo de la dueña

...Y, al pasar por caja, la chica de la tienda que es un encanto me quiso regalar una bomba de baño de la marca inglesa "Bomb Cosmetics", repletita de manteca de karité. "Tú elige la que quieras", me dijo, "pero mi favorita es la de manzana y frambuesa". Y, después de dar una vuelta breve por las distintas opciones vi que efectivamente, era el mejor aroma. Huele fresco, a manzana verde, y dulce, a frutos rojos. Es una combinación que enamora... y que protagonizará otro post filosófico a remojo.
¡Cuánta dulce tarea tengo por delante!

13 comentarios:

  1. Ya sabes que Bomb me encanta. Y Ziaja aun no la he probado...
    Estás muy guapa con tu pijama de estrellas.
    BESOS!

    ResponderEliminar
  2. Las cosas que huelen a navidad cuando ya tenemos el gusanillo me pierden! De Ziaja tengo pendiente estrenar unas muestras que me dieron. Muy bonico el pijamilla! Besos.

    ResponderEliminar
  3. Que ganas tengo de probar Ziaja!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tendré que probar ese gel de jengibre, y la loción corporal de semilla de uva.
    Hay un jabón en Etnia de uva que huele, ufff!! Tienes que probarlo.

    De las bombas de Bomb Cosmetics te recomiendo la que tiene forma de corazón rosa, huele a Flower by Kenzo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Me he comprado otro tubo del gel de mis amores Jengibre para celebrar que llegó el Otoño y de paso un bote del nuevo de naranja para olfatear.
    La hidratante de uvas la dejo apuntada en mi wl hasta que necesite hidratante corporal.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Creo que me has convencido y voy a probar el desodorante, ¡qué buena pinta tiene! Yo hace tiempo también utilicé la piedra de alumbre y no me convenció en absoluto

    ResponderEliminar
  7. Las bombas no me gustan nada!!! sin embargo el gel de naranja de Ziaja me encanta!!!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Tomo nota de la loción corporal de semilla de uvas y del gel de estas Navidades tiene muy buena pinta! La bomba es preciosa, a simple vista parece una golosina.

    ResponderEliminar
  9. yo tambien soy fan de las bombras de bomb cosmetics. Me chiflan

    ResponderEliminar
  10. ¡Tengo ese gel Fruty desde hace cuatro días! ¡Me chifla! Aquí lo venden en Aromas Artesanales, pero nada de Bomb Cosmetics, las únicas bombas que tienen son las de Treets. El gel de pan de jengibre me encanta, huele igual que el té de adviento, uno de mis favoritos. Pero aunque fue edición limitada, aquí aún lo hay, si quieres te lo mando, ¡que no nos cobras nada por el blog, y es fantástico! Carmen.

    ResponderEliminar
  11. Usé ese gel de ducha durante mucho tiempo, y me encanta! Y más yo, que me vuelven loca los olores dulces.
    La bomba de baño tiene muy, muy buena pinta.
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  12. La bomba está en mi tocador... y perfuma toda esa zona de mi dormitorio. Es magnífica y tengo muchas ganas de probarla.

    ResponderEliminar
  13. El gel tiene muy buena pinta, pero es que la bomba
    ... ¡guau!

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...