1 de enero de 2016

Outfit y Look Nochevieja´2015: oro, charol, Bell y Urban Decay

Para despedir el pasado año elegí el mismo vestido que en 2014: una auténtica pieza vintage comprada en El Corte Inglés durante mi adolescencia. Verde botella, cubierta de diminutas burbujas doradas. Semejante prenda pedía, si no a gritos a destellos, complementos dorados, mucho glitter en los párpados y unas mejillas luminosas:

Look Nochevieja 2015
Antes de detenerme en el maquillaje, y como del vestido hablé ya hace un año, voy a repasar los distintos complementos que lo acompañaron en esta ocasión: hacía mucho que no combinaba mi ropa con joyas doradas y realmente pude constatar de nuevo que regalan luz al rostro, lo iluminan y le aportan calidez, como si de la llama de una vela se tratase. Elegí por un lado mi reloj Full Blooded de Swatch en color oro junto a la sortija en latón dorado con piedra de Swaroski color ámbar de Las mil y una cuentas,

Filtro Instant de Apple

... y una auténtica joya familiar: la pulsera de oro que mi padre le regaló a su madre con su primer sueldo, y el anillo a juego que forjaron con los eslabones que sobraban cuando falleció mi abuela Cecilia:

Filtro Instant de Apple

Al cuello, un regalo de las recientes navidades: junto al libro de las horas que ya os enseñé, mi tía Maite me entregó un camafeo dorado, con ventana labrada y espacio para guardar "un mechón del cabello de la persona amada o una píldora de veneno", bromeó ella. Por supuesto, me decanto por la primera opción, aunque ambas son igualmente folletinescas.

Camafeo con cadena- feria de artesanía
Pero los claros protagonistas de mi outfit en esta Nochevieja han sido los zapatos, ya que por primera vez en mi vida he encontrado un modelo que me disloca, es verdaderamente cómodo, estiliza el pie, es de charol y ¡tiene seis centímetros de tacón!

Zapatos Jhesu
Los he comprado en la zapatería Caminata, en la calle Jorge Vigón de Logroño casi casi haciendo esquina con Vara del Rey. Costaban setenta y cuatro euros pero tenían un veinte por ciento de descuento, (son mis primeras rebajas del año y supongo que las últimas), y se quedaban en cincuenta y ocho euros: una ganga teniendo en cuenta la clase tan fina de piel de la que están hechos.
De ellos me gusta todo: el tacón bastante alto pero ultra cómodo y seguro, el brillante charol que me emociona... Pero lo mejor es que ópticamente hace que tu pie y tu pierna parezcan muchísimo más esbeltos:


Con pantalones

Con pantalones pitillos y blusas entalladas pero de corte evassé hacen un tipo estupendo, pero incluso con vestido y medias, al ser de caña tan baja no acortan la figura.
Y ahora pasamos a hablar de... maquillaje. Tras el combo universal para mí estos días, compuesto por el maquillaje solar spf 50 de Be+ (año nuevo, polvera repuesta) y el colorete peach de L´Oreal París, me decidí por labios melocotón también (oh, sorpresa), y comencé a construir la mirada.


Catrice, Bell y Urban Decay

Para la boca estrené la barra dorada Caviar and champagne de Catrice, de la colección de Navidad de la marca, que ofrece un envase preciosista, una textura cremosa pero firme y un acabado luminoso pero sin brillos por menos de cinco euros.

Quería estrenar en los ojos el lápiz 24/7 y el rímel ultra waterproof de Urban Decay y lo hice: así os puedo aportar mis primeras impresiones de ambos productos.
La máscara de pestañas es impresionante. Me parece hasta barata para lo que aporta: unas pestañas negras, densas, ¡largas! (con más longitud que volumen.) Volátiles, bien curvadas y sobre todo limpias, intactas, sin grumos, sin efecto ojera. El lápiz resiste todo un día a ras de pestañas superiores, y es la primera vez que he podido utilizar un delineador en la línea de agua sin temor a sacarme un ojo o a emborronar mi párpado inferior. Estoy más que feliz con ambas compras. 

Jumbo de Bell/ labial de catrice - "chuaches"

Pero si recordáis el comienzo de mi crónica, yo quería unos párpados bling bling. Y no era fácil encontrarlos, porque detesto la purpurina por lo engorrosa que resulta, y no me apetece invertir en un primer muy especializado si luego no le voy a dar uso, y... casi había renunciado a mi afán de conseguir unos auténticos párpados de Nochevieja cuando, al entrar en Beautik para recoger el labial de Catrice ( y el otro labial de la colección para mi madre), descubrí las nuevas sombras en lápiz de Bell.
Un formato jumbo y un compromiso de duración a prueba de bombas es lo que ofrece este producto cuyo precio no llega a los cinco euros. Elegí el tono tres, creo, porque el número aparecía en el plástico que fue directamente a la basura. Es un tono entre gris y malva, de efecto húmedo, surcado por mil chispas plateadas. Una locura. 

Con los ojos cerrados
Foto en interior con luz artificial, disparada por mi tía Pilar

En esta ocasión la marca Bell (perteneciente, al igual que Treets, al grupo Ortrade) ha logrado poco menos que un milagro cosmético: aunar en un sólo lápiz la permanencia de un producto de larga duración y la fugacidad, magia y el caos luminoso de un acabado rico en purpurinas. Doy fe de que  el brillo mojado y centelleante de esta sombra permanece fiel a lo largo de la jornada... y un poco más.
Sí, me gustó tanto el modelo y el maquillaje, que repetí. Para la comida de Año Nuevo, llevaba el mismo vestido de escote barco y lamé verde botella, el mismo charol y el mismo oro, y la misma luz paradójica en el rostro: salud campestre y virginal inundando las mejillas, y opulencia de noches barrocas desbordando los párpados.

13 comentarios:

  1. Y lo guapa que estás, y lo bien que lo cuentas.
    Feliz año, preciosa!
    Me alegro de que repusieras tu tan amada polvera de Be+.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Qué bonitas esas sombras

    ResponderEliminar
  3. ¿el lápiz de ojos es el Zero?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, el Zero es negro y sólido, yo elegí el tono Uzi que es gris antracita escarchado.

      Eliminar
  4. No me extraña que repitieses. De todas formas, es que desde que te has cortado el pelo estás arrebatadora. Preciosos tu maquillaje y el camafeo.
    Feliz año, guapísima!

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que has elegido unos colores perfectos para la ocasión. Y el look muy festivo pero sutil. Me encanta!

    FELIZ AÑO!

    ResponderEliminar
  6. Me gusta que vuelvas a animarte con looks tan bonitos.
    M.

    ResponderEliminar
  7. Tus mejillas y el camafeo, dos obras de arte. Espero que hayas tenido una buena entrada de año. Un abrazo y a esperar a sus Majestades de Oriente!

    ResponderEliminar
  8. Feliz año nuevo guapa!! Me encanta el look y el vestido, si te gusta, hay que repetir!!

    Besazos enormes y que tengas un 2016 generoso en vivencias maravillosas.

    Muas

    ResponderEliminar
  9. Me encanta el look!
    Feliz 2016!!

    ResponderEliminar
  10. Estás Preciosa! Me gusta mucho tanto el conjunto como el look, te queda genial.
    Me alegro de que encontraras la polvera.
    Feliz año guapa, espero que este año te traiga lo mejor!!
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  11. Me encantó esta entrada, que maravilla de vestido, las joyas y el reloj.
    Ya no hablo del maquillaje que que preciosidad de colorete. Y es que los melocotones son lo tuyo.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...