6 de enero de 2016

Reyes Magos 2016: ... y mi copa rebosa

Como todos los años, y cumpliendo una gozosa tradición, paso a detallaros los regalos con los que Sus Majestades han tenido a bien rodear mi zapato de charol, no sin antes comentaros que la noche de ayer fue verdaderamente mágica:

...y solo es una porción de nuestro cuarto de estar

Vimos la cabalgata desde el balcón de la casa de mi abuela (es un primer piso), y armamos tanto jaleo que tanto Gaspar como Baltasar alzaron la cabeza, nos sonrieron y saludaron, para mayor regocijo de mis primitos mellizos: con apenas dos años y medio, fueron los claros protagonistas y su alegría gritando "Navidad!" y "Baltasar!" nos traspasó a todos.

Cabalgata en Logroño

Luego llegó el momento de colocar los regalos, y pudimos comprobar una vez más que las prudentes palabras "amigo invisible" que alguien se atreviera a pronunciar tímidamente cuando arreció la crisis no parecen formar parte del diccionario de nuestra familia: hasta 190 regalos contó mi primo el del iPhone (en total somos treinta locos regalando a diestra y siniestra...) 
Este año me han regalado libros y cosméticos como siempre, y como novedad... ropa!

Chaquetón Nottingham

A mí no me gustaba nada que me regalaran ropa porque... no me solía entrar! Pero eso afortunadamente ha cambiado (y más que cambiará si Dios y yo queremos, ya que de aquí a final de febrero que tengo una boda quiero adelgazar cinco kilos), y ahora disfruto con este tipo de regalos. 
Mi prima Claudia me ha comprado este precioso chaquetón de pelo negro (sintético of course), de su tienda, que ya no es Primark sino una mucho más elegante, de corte brittish, que se llama Nottingham y es preciosa, pronto le dedicaré post. El abrigo es muy calentito y vestido. Y para debajo...

Blusa Pull&Bear

Mi primo el del iPhone me ha comprado esta blusa azul noche de terciopelo y estampado al estilo kimono en Pull&Bear. Es cómoda y bonita a partes iguales, sirve para vestir en tribunales de TFG o para ir al teatro pero también para la oficina o para wherever.
Además he tenido libros de Harry Potter de mis tíos, un libro de recetas y un precioso bebé marca Pepote de mi madre, una manteca corporal de fragancia Powdery rose de Treets traditions que me he puesto yo :) y un secador de pelo con difusor de mi tía Conchita que me va a resultar de lo más útil junto a la espuma Rizos descarados de Giorgi line.

Libros & cosméticos 

Mis tíos de Burgos me han regalado un infusor de té y una infusión llamada "Cómete calorías" de la casa Cafés Santa Rosa que contiene Pu erh, rooibos, canela, cayena y limón. La tendré que mezclar con cacao Valor sin azúcar, porque sino será demasiado para mí.

Infusiones

Pero lo que más ilusión me ha hecho, además de la ropa y de la magia, es una auténtica gayata de montañero que ha pedido mi padre al rey Baltasar (los regalos de mi padre siempre son especiales...)

UN PALO! UN PALO!!!


Tiene justo mi altura, y mil escudos claveteados: es una costumbre alemana la de clavar en el bastón el escudo del pueblo o castillo alemán visitado. Mi padre tiene varios bastones y siempre me deja uno cuando emprendemos nuestras excursiones veraniegas, pero ha querido que yo posea uno en propiedad.
Ya me veo paseando con él por el bucólico parque del Ebro!


13 comentarios:

  1. ¡cuantas cosas! eso es que has sido buena y te lo mereces

    me gusta mucho el Kimono :)

    ResponderEliminar
  2. Lo del palo es de traca, jajajajaj!
    Ole tu padre qué arte tiene!

    Disfruta mucho de tus regalos, guapísima!

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena por tus fantásticos regalos que no tienen desperdicio de principio a fin. Me ha encantado la blusa que te regalo tu primo, la infusión y el infusionador (tengo uno y es un invento sencillo de los que te solucionan la vida) y por supuesto, tu auto-regalo.
    Un besazo y que lo disfrutes todo muchísimo.

    ResponderEliminar
  4. He visto que has retwiteado LA cabalgata de Valencia. No ha sido el ayuntamiento. Ha sido LA societat coral micalet. Ha sido una commemoration de una cabalgata que tuvo lugar en 1937 para los ninos refugiados rojos. Ha sido una recreation historical simplemente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, millones de gracias por la noticia. Me alegra de verdad.

      Eliminar
    2. La primera vez que se celebró fue en el 36 y la última en el 37.
      Estas son las fotos de la del 37: http://www.lasprovincias.es/fotos/valencia-ciudad/201601/05/cabalgata-republicana-1937-valencia-30122554581610-mm.html

      Pero claro, como en vez de estar en el 2016 parece que estamos en el 36, los dos bandos aprovechan para tirarse los trastos y celebrar cosas antiguas sin importar los niños.

      También ha habido cabalgata normal en Valencia: http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2016/01/05/568c204146163f007a8b45dc.html

      Eliminar
  5. Es divino el chaquetón de pelo sintético. Grandes regalos.
    M.

    ResponderEliminar
  6. Muy bonitos los regalos Rocío, me encanta el chaquetón aunque en Valencia no está haciendo temperatura para esas cosas!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Oye me encantan tus regalos, que preciosidad de blusa me parece muy tú y la tetera es majisima.
    El que más aprecio es el detalle del rey mago de tu padre, es maravilloso los ratos que vais a compartir con ese bastón.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Precioso el chaquetón. Feliz año.

    ResponderEliminar
  9. Rocío se te ha colado la g en Magestades!
    Los regalos preciosos, me encanta el kimono!
    Un beso y feliz año preciosa!
    Lorena

    www.lorenavalera.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja con tanto auto sacramental de Calderón me pasa eso, cuando hacía mi tesis leí un centenar de veces la palabra Magestades y ya pienso que se escribe así.
      Millones de gracias.

      Eliminar
  10. Con tanto regalo precioso sí que te has quedado hecha una reina. Me alegra mucho ver que no soy la única que pese a los "años", no pierde la ilusión en los Reyes, y este año gracias a Dios tuve ilusión a rebosar. Por cierto, el bastón de senderismo es de una utilidad tremenda, de más de una caída me ha salvado por patosa, es casi un seguro de vida para el senderista ajaja. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...