25 de febrero de 2016

Outfit & dieta creativa: camisas de Adolfo Domínguez/ hacer deporte en los parques de Madrid

Ayer acudí a una endocrina de la Seguridad Social aquí en Logroño, que sin embargo conoce, aprecia y sigue los principios de mi querido doctor Salvador de la Clínica Universidad de Navarra.
He adelgazado tres kilos y medio desde Navidad, tras varios meses de estancamiento, y estoy feliz: no seré yo quien diga que no cuesta (y cada vez más porque el cuerpo "recuerda que ha sido gordo"), pero estoy en 73 kilos y la doctora me ha puesto un objetivo muy realista y esperanzador : llegar a los 68. Un gran número.

Blusa de Adolfo Domínguez

Y una de las ventajas de bajar peso, aparte del beneficio que supone para la salud y la autoestima, es que puedes abrir el armario y desempolvar esa prenda fetiche que hace tiempo dejó de favorecerte: en mi caso esta camisa en crepe arrugado de Adolfo Domínguez tan especial, tan elegante, que heredé de mi madre y que he conseguido llevar con dignidad a los últimos tribunales de defensa de TFMs en la Universidad Internacional de La Rioja.
La combino con básicos negros de H&M, un bolso metalizado de Zara y mis tacones negros de charol, aunque  el domingo pasado decidí calzarme las zapatillas de Harry Potter para caminar por el madrileño parque de Santander. 
Y lo que en principio iba a ser un inocente paseo en familia..., se convirtió en una sesión de divertido deporte urbano.

Parque de Santander (Madrid)

Cuando viajo durante el fin de semana noto en seguida la ausencia de gimnasio en esos dos días, por lo que busco opciones. 
En Madrid descubrí este parque de barrio, entre las estaciones de Cuatro caminos y Guzmán el bueno, que posee un mini golf y una pista de corcho absolutamente deliciosa. Yo nunca había corrido, en primer lugar porque no tenía fuelle (y aún hoy lo hago a nivel tercera edad), y porque sobre el asfalto me parece una salvajada, pero pisar el corcho es como entrar en un mundo paralelo. Con mi padre me dediqué a andar parsimoniosamente hasta que descubrimos una isla de "columpios para mayores" y el autor de mis días preguntó si no sería aquello una elíptica.
Y no, no lo es, pero me subí al columpio tal cual iba, "arreglá pero informal", y en media hora trabajé los músculos de piernas, glúteos y hasta pectorales, y logré alzar la pierna hasta la altura de la cintura, no digo más.

Viva el deporte gratuito, soleado, al aire libre, con un padre leyendo a kant en el banco más cercano, los pajaritos cantando y tres o cuatro niños curiosos ejerciendo de coro griego. La vida en Madrid (ojo, y en fin de semana) es bella.

16 comentarios:

  1. Que bueno tener opciones sea donde sea. Y qué guapa estás con esa camisa recuperada. A por los 68, que están ahí ya mismo.
    BESOS!

    ResponderEliminar
  2. Lo primero de todo, felicidades por esos 3,5kg menos. Poco a poco se hace camino.
    A mi los parques urbanos me parecen una opción estupenda para que el deporte sea algo natural en nuestras vidas, y para que los adultos saquen a su niño interior al parque, que también quiere jugar. Es una pena que algunos estén tan descuidados como lo están.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Estas fenomenal!
    Felicidades y a por los 68 q fijo que para verano lo has conseguido!!

    ResponderEliminar
  4. Lo de estancarse es súper normal, animo.

    ResponderEliminar
  5. Mucho ánimo con tus metas y muchas felicidades por tus logros. El bienestar físico contribuye mucho a la felicidad emocional. Qué bonica en tu columpio. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Ánimo! estás preciosa!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Venga Ro a por esos 68 bien felices.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Felicidades por esos kilitos de menos, estás estupenda!! Ahora a por los 68, seguro que cuando menos te lo esperes has perdido incluso más del objetivo!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta me encanta la camisa y como llevas el tema, yo peso ochenta kilos y me veo incapaz de bajar. Es verdad que mido uno sesenta y cuatro;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay imposibles ni "casos perdidos". Mi mejor amiga ha pasado de 96 a 64 en año y medio con un endocrino.

      Eliminar
  11. Cundo vas viendo que tu cuerpo cambia esa es la mejor motivación que puedes tener y además la satisfacción que tienes contigo misma. Yo perdí 13 kilos hace un par de años, mucho ´´animo y paciencia guapa.
    Un beso!
    El Tocador de Mia.

    ResponderEliminar
  12. Hola Rocío: te felicito por esa pérdida de peso tan grande. Yo también debería adelgazar al menos 20 kgs, pero la fuerza de voluntad hace de las suyas. Me gustaría que pusieras lo que desayunas,comes,meriendas y cenas, para intentar hacer algo similar. Que conste que he mirado en tus entradas antiguas y alguna merienda he copiado,jijiji.
    Lo dicho, eres increíble, no cambies nunca.
    besos

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena! Y tengo que decirte que te queda genial el pelo corto. Yo soy de las que les gusta las melenas pero he de decirte que te hace muy juvenil y alegre. Lo dicho: sigue así que estas fantastica

    ResponderEliminar
  14. A tope con el deporte!! Estas imparable, muchas felicidades, dí que sí, nunca dejes de tener ese entusiasmo tan tuyo, es uno de tus grandes superpoderotes.

    Muases

    ResponderEliminar
  15. Ánimo a por esos 68.
    M.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...