11 de abril de 2016

Blonde look: crema colorante a la henna de Corpore sano/ paleta Monarch de Kat Von D

Sigo experimentando en casa con mi cabello, dando pasos audaces hacia el claro concepto "quiero volver a ser rubia".
Un deseo que hoy por hoy no me pueden conceder en las peluquerías tan fácilmente, porque mi conversión al pelirrojismo se hizo por medio de barros naturales, y cuando utilizamos el adjetivo "natural" nos referimos a henna... Y los tonos cobrizos logrados por medio de esta maravillosa sustancia son muy difíciles de borrar. Y en un rapto de inspiración me dije: el desdén con el desdén, al enemigo con el enemigo mismo. Si nada puede con la henna, utilizaré henna.
Por el camino he descubierto lo fácil, barato y creativo que es "teñirse en casa"..., sobre todo si tienes el pelo corto.

Crema colorante a la henna/ champú a la camomila de Corpore Sano

En realidad yo fui a CataNatura a por otra cajita de henna Radhe Shyam, pero no había de mi color y entonces reparé en unos "tintes naturales" de una firma catalana que yo conocí en Sevilla, en mis inolvidables visitas a la tienda Gea: Corpore Sano.
La Crema colorante a la henna de esta casa promete una coloración semi permanente (de cinco a siete lavados, que se alargan si utilizas su champú a la camomila), sin amoniaco, sin agua oxigenada y sin parabenos. Y sin necesidad de hacerte tú la mezcla, y sin  manchar el lavabo poniéndolo todo hecho un cisco, y sin tener que esperar tres horas sino ¡cuarenta y cinco minutos! Por menos de ocho euros, tenía que probarlo.

El frasco con aplicador

Dentro de la caja viene un frasco de sesenta mililitros con una boquilla tipo manga pastelera que facilita muchísimo la aplicación, un gorro y dos guantes de plástico. Sólo necesitas un peine para extender de manera uniforme el mejunje, que es gelatinoso, brillante y de color miel, no chorrea y no huele a nada.
Los ingredientes de esta crema de color son como para llorar de alegría. La única química que encontrarás es Propylene glicol y ácido estérico. Después, muy en primera línea, hallamos:

- Miel
- Jugo de aloe vera
- Henna
- Aceite de germen de trigo

El champú ya lo compré en Gea hace muchos años, y con él la melena duraba limpia casi una semana, algo que ahora me resulta ciencia ficción. En la otra cara de la moneda, recuerdo que resecaba un poco, claro que entonces yo era una vikinga y no usaba acondicionador ninguno. Espero dedicarle unas palabras desde la experiencia en una nueva entrega de la saga "aún sigo enamorada". Mientras tanto, veamos el resultado de la crema colorante...

Y éste es el resultado
Con mi habitación de fondo... y ya algo despeinada

He querido publicar estas dos fotos juntas porque una la hice nada más lavarme el cabello, y la otra varias horas después.
Creo que hasta me asusté al verme tan rubia cuando mi cabello se hubo secado. Y eso que no es un tono nada artificial, todo lo contrario. No sé cómo explicarlo porque parece magia... ¡pero es mi color natural de pelo, el rubio que yo tenía antes de que comenzara a oscurecer! Como no lo apliqué igual por todos los lados pero me aseguré de extenderlo de raíz a punta, queda un efecto de pelo "besado por el sol" precioso. Y se nota el aceite de germen de trigo: no hay sequedad ni puntas maltratadas por ninguna parte tras el proceso de "tinte".
¿Cubre canas? El envase así lo promete, pero yo no tengo aún ese grado de experiencia y sabiduría que te regalan los años. Lo que sí puedo decir es que cubre las raíces, así que no sé por qué no iba a hacer lo propio con cabellos blancos.
Como podréis entender bien, me hallo absolutamente feliz con este descubrimiento, tanto que me apetece maquillarme como si fuera a una fiesta...

Look Blonde Monarch

Así que, por el precio de un post... estas fotografías que realicé ayer, en un rato de descanso entre estudio y estudio, me sirven para hacer dos reseñas o crónicas unidas: al verme así de rubia, me apeteció mucho maquillarme con la fantástica sombra de ojos dorada de la paleta Monarch de kat Von D. Puedo prometer y prometo que sólo tenía pensado aplicar ese tono..., pero entonces pensé, "ay, y si ilumino el lagrimal, y el arco de la ceja, y doy profundidad, y me hago un ligero delineado arriba... y abajo también, ¿por qué no?"
Hice unas primeras fotos que no salieron bien... porque tenía los párpados tan vestidos y de repente las cejas sin arreglar. Y se me ha terminado el fijador de Essence, que me chifla. Y de repente vi una de las sombras de la paleta y volví a pensar... "me arreglo con ésta". ¡Bingo!

Ingredientes del look

En primer lugar apliqué la sombra marrón chocolate satinada en las esquinas externas del párpado móvil, subiendo un poco por la cuenca, con el pincel tipo lápiz de Mac. Luego, con el pincel tipo boli de Sephora Professional extendí la sombra dorada en el centro del párpado, difuminando hacia el lagrimal y un poco sobre la sombra marrón. Esta sombra es pura luz barroca, luz de vela acogedora, chimenea en invierno y Semana Santa en Sevilla...
Después iluminé con las dos sombras luz de la paleta, y con la sombra negra mate y un pincel biselado de Martora delineé a ras de pestañas superiores. Como digo, me iba a quedar ahí, rímel, colorete Wake up sping de Essence y un labial del que espero hablaros pronto..., cuando supe que el look estaba incompleto  y descubrí la sombra color ceniza mate de la paleta. Es la marcada con el número seis en la imagen y estaba intacta. Me ha sorprendido lo bien que quedan las cejas con ella, y eso que utilicé un pincel de lengua de gato que no era lo más adecuado ...


El toque final

...Y ya me decidí a delinear también a ras de pestañas inferiores, suavemente con la sombra negra mate de la paleta pero luego, en un rapto de inspiración (¡el furor poético!), difuminé la línea con los restos de sombra ceniza que había en el pincel de lengua de gato. Me encanta el halo de misterio que aporta a la mirada.

Después de todo esto volví sobre mi ordenador, sobre el temario que estoy preparando para una asignatura de un máster de lengua y literatura que va a ofertar UNIR dentro de muy poco... y la tarde me cundió como nunca. ¡Si es que cuando te sientes más guapa trabajas mucho mejor!

21 comentarios:

  1. Pues me encanta el color de pelo que te ha quedado y me chifla el corte de pelo con ese flequillo, estás muy guapa! Mañana se lo enseño a mi hermana, que también era rubia de pequeña y ahora tiene el pelo castaño. Durante años llevó mechas pero es muy esclavo y al final el pelo acaba sufriendo con tanta decoloración. En verano se le aclara muchísimo y parece que tiene reflejos. Las paletas de Kat Von D son una pasada, entiendo que quieras empezar con algo sencillito y acabes como una puerta, a todas nos ha pasado :-D Un besote!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues si cubre canas, me parece toda una revolución. Y obviamente, mucho mejor que la henna (no puedo con lo pesada que se me hace de aplicar).
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Es un dorado muy bonito. Tanto el del pelo como el de los ojos XD
    M.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta el tono y el brillo que le has sacado a tu pelo.
    BEsos!

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo, guapa trabajas mejor, y vas por la calle mejor y te sientes más segura. Será una tontería, pero así es.
    Una preguntita, se te ve el pelo con mechas, ¿eso es porque las tenías de antes y esta henna no te las ha tapado? ¿o estos reflejos los ha hecho precisamente la henna?, ¿es verdad que encima de la henna no se puede poner tinte porque no te lo admite el pelo?. Me ha comentado una amiga, que si se echaba tinte convencional, sólo lo admitiría el pelo , en la parte de las raíces donde la henna no estaba. Yo no entiendo de esto, pero a ver si tú me lo aclaras. Besito
    Muy guapa, eh? te ha quedado genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que donde te has puesto Henna no agarra bien el tinte. Yo me puse mechas en Myshea hace un mes y casi no se notaban: los reflejos rubios me han salido con esta crema, o al menos se me han enfatizado.

      Eliminar
  6. Qué suerte tienes Rocio! No tienes canas y te puedes poner en el pelo lo que quieras. Besos guapetona

    ResponderEliminar
  7. Como me gusta la paletita y el look!!!! al final picaré con ella, respecto al tinte yo te lo veo bien pero poco más puedo decirte..., no entiendo absolutamente nada de este tema...

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me encanta el tono que te ha quedado, es precioso y muy muy natural, te sienta genial!
    El inci del producto me gusta mucho y además el hecho de que no haya que esperar tantas horas como con la henna es estupendo.
    Igualmente el look que te has marcado es precioso!
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  9. Ha quedado genial.

    ResponderEliminar
  10. Has dado con tu corte de pelo. Ese flequillo es lo más sexy y bonito para un pelo corto. Con el color también te veo muy bien, es un rubio natural que queda con personalidad. La verdad es que estás hecha una valiente atreviéndote con esos cambios caseros... yo no soy capaz ni de coger unas tenacillas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por vuestros comentarios. Es verdad que da yuyu teñirse pero vistos los destrozos de algunas peluquerías refiero enfadarme conmigo misma y no pagar un pastizal. Incluuso en Mshea donde sé que me van a hacer algo bonito y bueno, cortar y peinar son veinte euros y con el color son treinta más. Por esos treinta euros hago una tarde en Primor Madrid :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego... qué razón tienes!! Hasta mi peluquera me dice que me entiende perfectamente, porque de no ser peluquera, ella no iría tampoco a la peluquería. Me enseña cómo debo teñirme en casa porque comprende que los precios son muy altos, y las canas en dos semanas ya las tienes asomando. No se puede gastar una tanto en el tinte. Y sobre todo, porque salvo trabajos muy especiales, como unas californianas, un simple tinte te lo pones tú y queda igual de bien. Además, hay montones de páginas donde te venden tintes profesionales. La última vez que me puse el tinte en peluquería, me soplaron 50 euracos y me dejaron bastante mal. Desde entonces, se acabó. Me lo gasto en ropita o en una buena crema.

      Eliminar
  12. En primer lugar, tengo que yo fui lo del comentario de melindrosas y no lo dije ni por Tita Hellen ni por ti, sino por las comentaristas expertas en protocolo (a las que no invitaría a comer a mi casa para que me pongan faltas). Siento si os sentistéis aludidas y ofendidas pero me malinterpretásteis. Pido disculpas por no haberme expresado bien y también a todo aquel al que haya podido herir con mis palabras.

    Con respecto al tema de los tintes, depende de la calidad. Muchas peluquerías utilizan tintes de ínfima calidad y lo cobran a precio de oro. A mi madre le llevan 40 euros y el tinte rubio ceniza, al cabo de unos días se pone naranja. Mi tía lleva cuarenta años usando los tintes de supermercado de L'oreal de color rubio platino y siempre ha lucido un color envidiable. Cuando yo le echo el tinte a mi madre no se le pone naranja porque se lo compro en tiendas de peluquería profesional y no me gasto dos euros por tinte. Para el pelo corto, lo mejor es echarlo uno mismo en casa. Los tintes de Alter Ego de fruta no huelen (y son buenos) y los majirel de L'oreal (aunque huelen) son estupendos también. Seguro que hay más marcas estupendas en el mercado que no conocemos y que nos sorprenderían.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias por la aclaración.

      Eliminar
    2. No te preocupes, no creo que nadie pueda sentirse mal por tu comentario, u ofenderse. No has dicho nada malo. Cada una expresa sus opiniones, y entre todas nos damos consejos y contamos nuestras cosas.

      Eliminar
  13. Bueno, yo creo que todas estamos de acuerdo en lo mismo. El resumen de todo esto es que cuando algo merece la pena, se gasta una lo que haga falta, y si no merece la pena, pues no. Se trata de optimizar recursos en lo que a ti concretamente te va bien. Mi madre se compra los del supermercado y tiene un pelo fantástico, a mi me va bien con Revlon profesional, y a Rocío le queda genial la henna. Cada melena es un mundo. Pero sí que es cierto, que en el mundo de la belleza hay para todas de todo, y la experiencia personal hace que errores que se comenten sirvan para aprender, por eso mismo, hay mujeres que conforme pasan los años están mejor y se sacan más partido, gastando incluso menos.


    Cómo me gustan estas charlas! Chicas, las ideas que me dais!!

    ResponderEliminar
  14. Me parece que ese pelo corto y con ese color es lo mejor que has hecho en mucho tiempo, te veo super favorecida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Qué valiente atreviéndote con cambios de look caseros, te ha quedado muy bien!!
    Por cierto, acabo de comentarte en el post del día 5 (el del vídeo de tus placeres diarios) y le vuelve a salir la moderación de comentarios, igual que el el último post de uñas. Igual lo tienes puesto para cuando alguien comenta en algún post antiguo.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Allí, has dado en el quid. Estoy publicando comentarios atrasados que si se escriben una semana después de la actualización hay que moderar y no lo recordaba... Gracias.

      Eliminar
  16. Qué bonita es la nueva colección de Kiko. Mira que no me gusta esa marca pero no me he podido resistir.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...