15 de agosto de 2016

Mi neceser para el gym en verano, y maquillaje solar: ¿Shiseido o Be+?

En lo que llevamos de agosto he conseguido perder un kilo de peso, y eso a pesar de algunas licencias poéticas que me permití: el banquete por los cuarenta años de mis padres, un soberbio plato de tempura en un japonés cuando mi amiga Merl vino a visitar Logroño, algún que otro aperitivo...
Lo que me está ayudando a adelgazar lenta pero segura es el merendar fruta, el cenar muy ligero y sobre todo el haber vuelto al gimnasio:

Sala de usos múltiples del Ayuntamiento Arraia-Maestu

Y cómo no hacer ejercicio en este marco incomparable, en este locus amoenus a golpe de Jessie J mientras, un dos un dos, caen gotitas de sudor y la vista se alza hacia la mágica montaña alavesa...
El ayuntamiento de Maestu ofrece a naturales y veraneantes una buena biblioteca, una sala de exposiciones donde presenté también mi último libro, una ludoteca rebosante de juegos y un espacio diáfano para el ejercicio con una elíptica, una bicicleta, una máquina de musculación y una cinta de correr en la que he alcanzado los seis con dos kilómetros por hora y también en la que me he pegado un tortazo colosal, como cuento en mi reciente vídeo de YouTube:



Consejo de perogrullo: si tienes el gimnasio entero para ti, como me está ocurriendo en verano, y estás sola con tu música, tu sudor y tus calorías quemadas... evita cualquier máquina peligrosa que adquiera velocidad, porque nadie te va a socorrer en caso de accidente.
Y otros consejos más amenos y menos dolorosos: si vas a hacer deporte bajo el sol (ya sea al natural o bajo un complejo acristalado), protégete antes, bebe agua durante y refresca después tu piel. Éstos son mis imprescindibles en mi bolsa de deporte:





- Transparent spray Spf 50+ de la gama Pediatrics de Isdin, versión "Wet": es la mejor fotoprotección solar que he probado nunca. En primer lugar es eficaz y segura, y en segundo lugar es comodísima: de tacto invisible, una bruma de frescor que te envuelve, en caso de apuro se puede utilizar en rostro sin rubor al no contener alcohol denat. Me costó veinte euros en farmacia y volvería a pagar cada euro que me pidieron por este bendito aerosol.

- Botella de agua libre de BPA del Tiger, de medio litro de capacidad, que relleno en un gesto ancestral que me entusiasma en la fuente del pueblo: el agua de Maestu es agua de manantial, limpia, fresca y riquísima.
Si no te gusta el agua de grifo te recomiendo llevar agua mineral fría (mis favoritas son Evian y Solán de Cabras entre las caras, Lanjarón que es de precio medio y Fuente Primavera de San Benedetto como milagro barato, un litro y medio cuesta no más de veinte céntimos en superficies como Alcampo y el sabor es maravilloso).

- Eau de raisin de Caudalie: ahora estoy pasando unos días en Haro y me volveré a comprar el agua de aloe vera que el año pasado descubrí, pero durante esta quincena he estado refrescando y calmando no sólo rostro, sin también cuerpo con este agua termal prodigiosa, rica en un ingrediente tan poderosamente antioxidante como es la "vitis vinifera". No huele a bodega en el mes de octubre como antaño, pero sigue calmando la piel con esmero y delicadeza.

Shiseido vs Be+

Y, como digo en el vídeo y enseño en la imagen, también tengo mis imprescindibles para acicalarme frente al lavabo del gimnasio, porque desde la sala de usos múltiples a mi casa hay un agradable paseo por todo el meollo del pueblo y saludar es la ocupación favorita de mis vecinos, por lo que no quiero que me vean zarrapastrosa o "tó sudá".
Así que siempre llevo mi peine de Kooh-i-noor que es de resina vegetal (ninguna tortuga ha muerto torturada por mi culpa, Laus deo), un alegre "pintalabios" y una polvera de maquillaje solar. En un principio llevaba la de Be+ de Cinfa, cuyas dos ventajas sobre mi polvera azul piscina (firmada por Shiseido) son las siguientes:

- Ofrece un factor SPF 50 en vez de 30. Sin embargo, últimamente veo muchas opiniones que prefieren el factor 30 porque dicen que estropea menos la piel sensible y que nos conciencia mucho más sobre el deber ineludible de reaplicar: que cada cual juzgue sus necesidades.
- Ofrece un acabado más natural, en crema.

Sin embargo he decidido que prefiero mi polvera de Shiseido por otras dos razones:

- El color más claro es mucho más apto para mí. El color "claro" de Be+ me queda horriblemente marrón si no lo difumino bien...
- Aunque parezca mentira, para llevar en el bolso prefiero el acabado empolvado porque, si tengo que usar una horrible esponja de látex (ando a la caza y captura de una borla de algodón que quepa en la polvera), el producto de Shiseido se deja aplicar a toques mientras que el de Be+ queda a rodales o corronchos.
Debo decir que ambas polveras, aplicadas en casa con la misma brocha, me gustan por igual, y que con el maquillaje solar de Be+ he conseguido a veces acabados pulidos y preciosos en la piel...,, pero necesita más tiempo y otras herramientas.

Hasta aquí mi neceser de gimnasio campestre... espero que hayáis disfrutado con el post o, al menos, con las preciosas vistas de la mágica montaña alavesa.

15 comentarios:

  1. Iba a decir que qué lujo un gimnasio para ti... Pero el golpe debió de doler.
    Me gusta tu neceser a ver ese agua de aloe vera que me ha dado curiosidad.
    M.

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches! Comparto contigo la opiniòn sobre el spray de Isdin..la mejor protecciòn que he probado. Solo le pongo una pega, y es que al ser tan ligero me da la sensaciòn de que no me he puesto suficiente y reaplico y reaplico..asi que el bote no me dura nada jaja!

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, compré un protector solar de Be+ para el cuerpo cuyo envase decia "tacto seco" y madre del amor hermoso, no habia quien extendiese eso. Una pasta blanca de esas que hay que trabajar media hora. Quiero probar el corporal spf50 gel-crema de Isdin. En cuanto acabe con el spray.

    ResponderEliminar
  4. ¡A mí con Be+ me salen granos, y eso que no tengo tendencia! Protege bien del sol, pero me mancha la piel. Y me dejas anonadada con ese spray de ISDIN: yo estaba feliz con el protector ISDIN SPF 50 en polvo, que se puede renovar cada dos horas con total facilidad y sin manchar mucho pese a la Dimethicone... Pero ese spray debe ser la bomba y mañana mismo voy a emprender su búsqueda... Besos. Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente me han salido un par de granitos y es de eso...

      Eliminar
  5. Enhorabuena por ese kilo, la perseverancia y el deporte tienen sus recompensas. Sin duda, vas muy y bien equipada. Las polveras de acabado crema no me tientan porque esos acabados me resultan pesados y me marcan mucho el poro.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  6. Si te soy sincera, a m´´i me costaría entrenar en ese gimnasio, sólo me apetecería irme a paear por esas arboladas.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso digo en el vídeo que lo combino con senderismo... En el otro vídeo sobre vacaciones en Maestu se ven varías rutas.

      Eliminar
  7. Es fantástico que siempre mires el lado positivo de las cosas. Yo, que con la edad voy perdiendo la vergüenza por el camino, le diría al conserje, como quien no quiere la cosa: "el gimnasio es una maravilla, pero es una pena que no pueda utilizar la elíptica por mi alergia al sol..." y si cuela, seguro que están encantados de moverla, porque espacio sobra allí. Qué bien que sigas perdiendo peso, la dieta-no dieta, y el ejercicio es lo único que funciona a la larga. Este año, mi descubrimiento ha sido el protector de Hawain tropic Silk hydration para el cuerpo. Estará lleno de porquerías, pero para el cuerpo no me importa, de momento. Es como aplicar una crema riquísima, no parece un protector para nada, hidrata y se absorbe fenomenal. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Muy bien hay que moverse y en ese entorno envidiable todavía más motivación.
    Yo estoy con el agua de uva de Caudalie aunque noto que me reseca un poquito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. El agua de uva es una maravilla. Yo sigo con ella en invierno también. Al gimnasio llevarme...me llevo las llaves y poco más ajaja. Es oler el deporte y me pongo rústica. Preciosidad de vistas tienes...

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado tu neceser de gimnasio. Vaya lujo el tener el gym casi para ti sola y esas preciosas vistas.
    Yo también considero que las bases en polvos son mejor opción para aplicar con prisas y llevarlas en el bolso. Soy muy fan de estos productos.
    Tengo ganas de probar el agua de Caudalie.!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Yo me pongo cremita y salgo pitando y si mis vecinos me ven... pues mira, más risa me dan algunos cuando voy a la piscina y les veo metiendo tripa (preguntaselo sino a Darcy que lo vió).

    Voy a hacer como tú y me voy a dejar de rellenar botellas y me compraré una formal de gimnasio, lo veo claro.

    Besotes

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola Rocío! Si me permites, te daré una pequeña recomendación: usa un bidón de ciclismo para llevar el agua. El plástico que se usa para los bidones es antibacteriano y no deja sabor en el agua. Además, no tienes que estar preocupándote de ir abriendo el tapón a rosca, con que dejes abierto el pitorrillo y aprietes un poco con la mano, ya sale el agua ;-) Un saludo!

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...