23 de septiembre de 2016

Adiós a mi neceser de verano: productos más usados en agosto 2016

Ayer, oficialmente, terminó el verano.
Hoy llueve. Vuelvo a utilizar un neceser de tela, más amplio, labiales más oscuros y una base de maquillaje líquida. Digo adiós a mi polvera color azul piscina, a bronceadores que a la vez son iluminadores y a la ausencia casi total de maquillaje en los ojos: el otoño pide otra cosa.
Pero no quería despedir la temporada más alegre del año sin hablaros brevemente del maquillaje que la protagonizó:

Mi neceser de verano
Me ha "salido" un post bastante gamberro, en la línea de Bliur, bloguera a la que tanto admiro. Vamos allá.

1. Maquillaje compacto solar de Sisheido
Una polvera bonita dentro de su simplicidad, un producto práctico, y más desde que encontré en la portentosa perfumería Nan´Belle de Haro una borla de suave algodón para aplicarlo, un acabado de terciopelo y una fórmula que respeta mi piel, ¿qué más puedo pedir?

¿Qué más quieres, Federico?
Eres guapo y eres rico
Las mujeres te desean...
Qué más quieres, Federico *

(*) Espero que nadie se sienta ofendido por esta cancioncilla completamente heteropatriarcal que cantábamos con inocencia en nuestra niñez: aplicada en este contexto es una evidente broma.

2. Dúo de bronceador e iluminador Hollywood de W7
Es el producto "low cost" del verano. En infinidad de días lo he usado solo, sin base siquiera y sin nada más (la barra de labios se me presupone, la aplico nada más lavarme los dientes de mañana, ñam).
Me chifla el brillo satinado que tiene incluso la parte bronceada, huyo del concepto "polvos de sol mates" que es lo que se lleva ahora. Si yo naturalmente nunca voy a ser morena no sé por qué debo buscar la naturalidad cuando uso pote a todas luces: como dijo la inefable Alaska, "más es más".
Y sin embargo el brillo que aporta este producto es bastante discreto, sano y bonito, no es como para deslumbrar a una farola. Enciende la piel con un halo chic que hace muy oportuno el nombre con el que lo bautizaron desde la marca. Y ¡por menos de cinco euros!


3. Barra de labios Delicate de Dolce & Gabbana
Constituye, junto al Mauve mania de Maybelline y al Lasting finish número 35 de Rimmel By Kate Moss, mi triada labial veraniega. Este rouge de D&G es puro lujo dorado, me lo compré en Bilbao el dos de agosto y junto a mis labiales KissKiss de Guerlain y al Dolce Vita de Nars se ha convertido en mi labial favorito. La duración e hidratación son excelentes, pero lo que llega al alma es el color, un oro rosa femenino y perfecto.

4. En verano suelo maquillar muy poco mis párpados: uso rímel waterproof y fijador de cejas (lo primero de Urban Decay, lo segundo de Essence, para lograr el perfecto equilibrio), pero ambos se me han acabado por lo que no "salen en la foto".
De lo que sí hice uso y abuso fue del iluminador ciliar de Benefit: piqué con él cuando me diseñaron las cejas, me arrepentí porque para su cometido es demasiado denso y blanquecino y cuesta un riñón..., pero le encontré un fin alternativo y ahora lo utilizo a modo de "jumbo Milk de Nyx", es decir, difuminado por todo el párpado móvil; acompañado solo de máscara de pestañas deja un efecto ojo desnudo y mirada limpia realmente bonito... Eso sí, no lo volvería a comprar y por el precio que tiene no lo recomiendo.

... Y, por supuesto, el neceser más turquesa del mundo mundial, con un estampado como de cuadro metafísico y laberíntico. Me lo compré en la fiesta Prestige en Sephora y, ya sé que va a sonar pelín superficial esta frase pero... ¡me ha hecho muy feliz!

16 comentarios:

  1. Eso me pregunto yo, qué más querrá Federico...XD. Aunque no veo la necesidad de renunciar al toque de bronceador (sutil) en otoño/invierno. Da vida en ciertos puntos del rostro, y aunque menos, también se puede coger un tonillo saludable en estas fechas con excursiones y deporte. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hija que neceser más chulo, de aspecto y de contenido.
    Yo uso broncer todo el año y me encanta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. A mi me encanta el bronceador para hacer un look rápido y natural de ojos y dar un poco de forma a mi cara de cuadro de el Greco. Me gusta mucho aquel tercer tono que sacó NARS (¿Establishment?) pero no he encontrado nada que supere como colorete, bronceador, tono de contorneado y sombra al maravilloso tono Zen.

    ResponderEliminar
  4. Yo en otoño e invierno soy más de coloretes bronce que de polvos de sol, no lo voy a negar..., de hecho quiero reponer el Luster de Nars que es mi "bronzer" de invierno. Y voy a usar mucho el Tan de Kiko. Y el iluminador de este dúo, por supuesto.
    Yo no parecería un cuadro del Greco aunque me contorneara hasta el alma, me parezco más a un cuadro de Rubens :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rubens lo mola todo.

      Eliminar
    2. Con comentarios como este de rubens, como no se te va a querer? Yo también soy mas bien un cuadro de rubens, y oye, tan feliz ;)
      Yo estoy aprendiendo a usar ahora los polvos de sol, hasta hace poquito no usaba ni bases, ni bb crean ni nada de nada ( y tengo 33 castañas) pero es que en esto del potingueo parezco ir atrasadisima, pero disfruto mucho con todo lo que me enseñais mis blogueras y voy cogiendo ya mas práctica.
      Besazos
      B.

      Eliminar
    3. No sé si tendréis un número de kilos mayor que el que marcan los cánones estéticos actuales, pero si es así, estoy segura de que no os parecéis a las 3 Gracias de Rubens. Si volvéis a ver la obra del Museo del Prado veréis que tienen una flacidez en los brazos absolutamente desproporcionada (parece que sólo tienen pellejo) que estoy segura de que no la tenéis. Además de celulutis en la espalda, porque lo que tienen en las piernas es un velo (y se aprecia que no tienen flacidez, salvo la figura de la derecha que tiene unos gluteos algo raros). Que es una gran obra por el moldeado de las carnes, su belleza, etc. etc. No lo discutiremos pero hoy en día las mujeres tenemos otra alimentación y otro hábitos y nuestros cuerpos no son así. Así que Chicas Dove, quitaros complejos que seguro que estáis estupendas.

      Eliminar
    4. Más linda eres,anónima... Besazos!
      B.

      Eliminar
  5. Yo lo siento mucho, pero a mí el color me gusta todo el año, y, para mí, el otoño no es invierno, tiene ese encanto de poderlo mezclar todo.
    Los polvos de sol me gustan con algo de brillo, generalmente, aunque admito que los de Essence de este verano me han ganado pro la mnga, pero mates-mates, tampoco son del todo, y siempre los acabo mezclando con algo mínimamente satinado.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Es que entre el estuchito y la polvera, tú no tienes neceser: lo tuyo es, directamente, una alegoría al verano hecha potingues :)

    ResponderEliminar
  7. Suscribo lo que dice B.
    Con anónimos así ¿cómo no se os va a querer?

    ResponderEliminar
  8. Mi querida e imprescindible Adaldrida, conocí en la universidad a un chico que se llamaba Federico, hace ya veinte años, era guapo, era rico y estudiaba Derecho. Siempre presumía de que las mujeres le atosigaban, y sin yo darme cuenta nuestros amigos comunes nos preparaban citas que en mi ingenuidad se me antojaban un tanto extrañas porque en absoluto me daba cuenta de nada de lo que estaba pasando. Cuando dejé el piso que compartía y me mudé nos perdimos la pista. Con el tiempo lo encontré de forma casual en una procesión de Semana Santa. Tenía una niñita preciosa de unos seis o siete añitos y seguía tan guapo y tan pijo, pero al reconocerme volvió la cabeza de forma un tanto despreciativa y algo orgullosa. Entonces y sólo entonces me he dado cuenta de que tal vez algo se me pudo pasar por alto. Mi vida es plena y feliz, pero a veces me acuerdo de Federico y de aquellos momentos. La vida sigue, Federico es feliz, yo también, la vida pasa entre colores, armonías y nostalgias, mi bebé acaba de comenzar la guardería, yo me he reincorporado al trabajo, y tú, querida Adaldrida, formas parte de ese pequeño rinconcito cotidiano que tengo para soñar. Y nada más, un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida anónima, yo también tengo una historia de adolescencia y primera juventud con un Federico, pero no era guapo ni rico: era muy atractivo y muy original..., y desde Lugo no acabamos juntos, ni siquiera empezamos :)
      Me ha gustado mucho cómo has contado tu historia.

      Eliminar
  9. En el libro juvenil "la cazadora de Indiana Jones" de Asun Balzola, que tanto me gustó en su día, acababan la historia de Federico;y es que en ese momento de reflexión frente al espejo, su niñera contestó a la retórica pregunta con un "juicio, hijo, juicio". Me encantó :)

    ResponderEliminar
  10. Qué bonito tu neceser..

    ResponderEliminar
  11. Me hace gracia, tu polvera de Azul piscine en tu bolsita Azul fondo mar Caribe.

    Me parto con vuestros Federicos, me ha hecho mucha gracia y coincide, os falta mucho para ser Rubenescas, yo os veo mujeres con curvas, que ahora se lleva mucho.

    Besotes

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...