21 de noviembre de 2016

First love de Benecos: el labial rosa más dulce del planeta, y VLOG Especial #BioCulturaMadrid

Recientemente asistí junto a mis colegas y amigas, las bloggers Subflava y La Tía Maruja, y por vez primera en nuestras vidas, a la edición de la feria BíoCultura que se celebraba en el ferial Ifema de Madrid. La experiencia fue inenarrable. Descubrí la marca artesanal Aromas de té, de la que hablaré muy pronto, y la marca de cosmética orgánica Amapola; me compré un embrujador anillo de ámbar... y una deliciosa barra de labios color batido de fresa de Benecos.

First love... amor del bueno

Una dulce modalidad de rosa que, a nada que rastreéis este espacio, sabréis que junto al color melocotón y al tono labio forma mi triada mítica, mi obsesión cromática en cuanto a labiales. Pero si el matiz melocotón abunda en el mercado, y los labiales color labio han proliferado desde que las marcas de gama media se lanzaran a intentar clonar la inimitable barra Dolce vita de Nars..., el color batido de fresa no suele ser habitual.
Me explico: abunda el tono rosa en general, chicle, neón, fucsia, bebé..., pero este matiz Pastelito de la Pantera Rosa que tanto me fascina no suele encontrarse, por eso en cuando lo vi en la feria, y la señorita se ofreció a limpiarlo para mí, no dudé en probármelo, como veréis ahora mismo en mi nuevo vlog:




Y, como bien predijo Subflava, el resto es historia: me lo llevé a casa, y desde entonces no he parado de utilizarlo. Es un rosa hecho para mí. Es inocente pero tiene fuerza. No brilla ni posee una cremosidad excesiva, de esa que te hace sentir incómoda por parecer que el producto va a derretirse en tus labios o resbalar por tus comisuras, de hecho diría que su acabado está a caballo entre un satinado y un semi mate.
Dura muchísimo: eso ha constituido toda una sorpresa para mí, porque yo ya conocía (y amaba) otro labial de la firma, el Pink honey, un tono labio desnudo pero con personalidad, más color miel que rosado, que tuve, gasté y repondré algún día porque me encanta, pero resulta más cremoso, brilla más y quizás por eso dure muchísimo menos.



Pero no son solo su tonalidad ni su textura las virtudes que me han hecho enloquecer ante esta tierna barra de labios: también priman el precio, que rondaba los siete euros, la calidad del producto, que cuenta con el sello Ecocert y, sobre todo y ante todo, su imbatible nombre: ¡First love! Quien así lo ha bautizado es un artista: en el imaginario colectivo de aquellas mujeres que disfrutamos de nuestra adolescencia a finales de los ochenta, brillan ahora y por siempre los primeros acordes de aquel mítico anuncio de Cocacola. first time, first love...
Y sí, me parece un tono ideal para iniciar una larga y prolífica historia de amor con el maquillaje ecológico, con la marca Benecos... y con la magnífica feria #BioCultura.

20 comentarios:

  1. Este tipo de rosas me suelen parecer complicaditos, encuentro que quedan bien a muy pocas afortunadas. Nos enseñarás un look completo, a ver cómo lo combinas?

    ResponderEliminar
  2. Un rosa de esos que están hechos para ti (y que, si me planto yo, parezco lista para deslizarme por las pistas de Sierra Nevada). A Amapola le tengo muchas ganas desde hace años.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Eso eso... Queremos looks
    M.

    ResponderEliminar
  4. No puse look precisamente para no hartar al personal, pero en las siguientes entradas me lo vais a ver con distintas combinaciones.
    Gadi, esa crema de aloe vera con bien de manzanilla me tentó mucho y hasta me arrepentí de no comprar, pero tienen página web y a lo mejor hago pedido.

    ResponderEliminar
  5. Cada vez que te veo aplicarte el pintalibios directamente del probador (por muy "limpio" que esté), me da un repeluco tremendo. Herpes, aftas, enfermedades infecto contagiosas... y tú, vulnerable ante estas amenazas reales. Todo eso y más me viene a la cabeza cada ve que te veo llevarte una barra a tus preciadas mucosas.
    Además, a mí no me gustaría nada pasarme por el dorso de la mano un labial que ha sido probado en boca ajena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo desinfectaron vaporizando alcohol y yo lo vi, de hecho lo dije en el vídeo precisamente para espectadoras como tú.
      De todas formas, ya es hora de aceptar que vivimos rodeados de virus y bacterias 🙈

      Eliminar
    2. Sí, bueno, pocas bromas, que hay cosas muy malas por ahí y, como dice Hellen, algunas tardan mucho en irse. Los probadores de cosmeticos (especialmente los de textura grasa) son un paraíso para los agentes patógenos y el alcohol da hasta donde da.

      Eliminar
    3. Anonimo repelente: de algo hay que morirse. La esclerosis multiple se da mas en paises desarrollados porque el sistema inmunitario no se desarrolla correctamente por exceso de higiene. La fuente es mi neurologo. Te paso su numero y discutes con el.

      Eliminar
    4. Repelente tú, maleducad*. Ponte tú a discutir con tu neurólogo.

      Eliminar
    5. Repelente es quizás una palabra demasiado fuerte pero sin querer ofender a nadie, estoy con el segundo anónimo: una vez dije que me rociaron el labial con alcohol poca discusión le veo al asunto...

      Eliminar
    6. Repelente no es fuerte. Segun la rae en su tercera acepcion significa: impertinente, redicho o sabelotodo. No soy maleducada. Con mi neurologo, no discuto.

      Eliminar
    7. Discrepo, es una grosería inaceptable y malintencionada. Allá cada uno. Yo desde que pillé una terrible mononucleosis en mi centro de trabajo (y, a mi pesar, se la pegué a mis familiares), estoy muy concienciada con cosas como la transmisión de enfermedades por la saliva o la gente que no se lava las manos después de hacer un uso "menor" o "mayor" de WC.

      Un abrazo, amigas.

      Eliminar
  6. Coincido con Miss Potingues, definitivamente es TÚ rosa y punto.

    También te digo que menos mal que le echaron alcohol, porque yo tampoco me lo probaría con la facilidad que tengo yo para pillar herpes labiales, que sí, que tenemos virus y bacterias, pero hasta que te quitas algunos, telita de la Buena.

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Hola preciosa!!ahora mismo llevo puesto el watermelon, es precioso, me encantan estos labiales!gracias por el post, me suscribo y me quedo a leerte un poquito más y por supuesto te invito a mi blog, me haría mucha ilusión tenerte por allí! Bss

    ResponderEliminar
  8. Qué copiota fui con las compras! Ando encantada con ellas. El labial es pura inocencia de bonito. Ahora, que el colorete... Ya lo verás mejor cuando vengas :D Un besote!

    ResponderEliminar
  9. Muy bonito el labial, no he probado nada de la marca todavía pero tengo una tienda a lado del trabajo donde tienen la marca, así que todo se andará!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hay productos de Benecos que son un lujo para piel y mucosas. Hiciste muy bien en atraparlo al vuelo. Yo quiero un lila, a ver si lo encuetro en la marca.

    ResponderEliminar
  11. Y tanto... el tono es precioso y te queda maravilloso con tu tono de piel.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...