1 de noviembre de 2016

Look otoñal: Ombré bush en Mauve me y Lingerie lips en Embellishment de Nyx

Desde que comenzara el frío en el Norte y empezara a oler el aire de mi ciudad a leña y a castañas asadas, es decir, desde hace unos diez días, no hago otra cosa que usar mi nuevo colorete y mi nuevo labial líquido mate de Nyx, ¡e incluso cosecho alabanzas!


El término "incluso" no viene dado por falta de autoestima: como sucede a cualquier mujer mi autoestima es como un río o como un acordeón, que sube y baja cuando quiere aunque intento que nunca tanto que sería pecaminoso ni tan poco que sería enfermizo...

No, sencillamente estoy acostumbrada a verme "bien", a gozar de "buena cara", con mejillas en melocotón y labiales con ligero brillo... El tono malva en pómulos y los labios ultra mates escapan de la tan manida "zona de confort" para mí. Lo primero, porque no me ruborizo en ese color en absoluto, y no se funde en mi tez e incluso puede hacerme un efecto de piel sucia, como me ocurrió con el Sin de Nars o con el Antique de Sleek..., y lo segundo, porque siento cómo cada centímetro de la piel de mi boca se seca y me pongo nerviosa.



Pero como me enamoré de estos dos productos al contemplar su belleza cuasi infinita en mi último  viaje a Madrid, y con ellos rompí una dieta que está siendo el hazme reír de mi conciencia (la proclamo desde aquí dieta río, para hacer juego con mi autoestima), decidí dar uso a mis compras y rescaté una joya comprada en Murcia: la brocha Yachiyo de MuakUp Shop (sí, esa que cuesta once euros en vez de cincuenta) obra el milagro: con ella el pigmento se difunde armoniosamente, con delicadeza japonesa.
Y, en cuanto a los Lingerie... he descubierto que los bálsamos Crazy rumors que se encuentran en las perfumerías Primor, que ya me gustaban de por sí, debajo (o encima) de este labial son la pura maravilla, porque su consistencia es cerúlea y no brillan, pero nutren muy bien el labio sin perder ese efecto terciopelo tan bonito que aportan los labiales líquidos mates.

Pido disculpas por las cejas salvajes

Para celebrar Todos los Santos, acudir al cementerio con mi familia, comer juntos y luego tarde de peli y manta, he combinado ambos productos, que casan a la perfección como si estuvieras destinados el uno al otro desde el comienzo de los tiempos en la mente divina.. Desde luego, el tono Embellishment es tan bonito que despide un fulgor de la belleza celestial.
En los párpados apliqué el jumbo topo rosado de Kiko (el número cinco), el delineador de Kat Von D y la nueva máscara de pestañas de Make Up For Ever. Tres pasos para unos ojos limpios pero profundos.
Creo que me sienta bien hacer de vez en cuando una excursión cosmética y alejarme de los melocotones... vuelvo luego aún con más amor a ellos, ¡y eso siempre es bueno!

18 comentarios:

  1. tengo fichadísimo ese colorete y esa brocha también. Te animo a usar tonos como estos, te sientan muy bien. Besos

    ResponderEliminar
  2. Si nos ponemos así nadie se ruboriza en naranja ni en marrón. Ni en melocotón!!!! Todos los coloretes deberían ser rojos ...

    ResponderEliminar
  3. Creo que ese colorete te quedaría muy bonito con el labial nude, de Kat Von D, que sacabas el otro día

    ResponderEliminar
  4. Estaba deseando leer esta entrada, ya tú sabes.

    El malva me encanta, es un color profundo y femenino, variante del lila "que a los tontos espabila". Son tonalidades difíciles, porque efectivamente, nuestra piel no suele producirlas, y hay que encontrarles el punto. Al verte puesto el colorete, se han confirmado mis sospechas, es precioso, al igual que el labial líquido. Me recuerda un poquito al Cabana Boy de The Balm.
    Por cierto, maxi punto para esas yachiyo. Nars sólo copio el concepto, estas brochas ya existían antes de que esa marca la hiciera famosa.
    Conclusión...quiero ese dúo!!

    Un abrazo!!!!

    PD: la autoestima siempre alta, que cuando no nos queremos a nosotros mismos, las personas de nuestro alrededor sufren (L).

    ResponderEliminar
  5. Te queda genial y tengo muchas ganas de probar uno de estos "lingeries".
    Cuidadito con "las mujeres" y las generalizaciones. Históricamente no han traído nada bueno. Igual que las que se hacen con los hombres. Yo hablaría mejor de personas, de algunas.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón: no quería repetir ningún tópico o arquetipo..,

      Eliminar
  6. Te quedan bien esos tonos. Son la versión fría que combina muy bien con tu piel.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Jolín, pues extiende tu zona de confort unos colores más allá, porque estás fantástica! Qué arte te das para armonizar tonos-productos-acabados...

    P.D. creo recordar que en alguna ocasión mencionaste que el Sin de Nars te hacía sentir un poco incómoda por el nombre. Qué curioso que te hiciera 'cara sucia' (aunque ahí el nombre no influya, claro)!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oleeee, tienes mucha razón y cuánto ingenio...
      Efectivamente no me gusta que se explote comercialmente la idea de pecado: el sexo vende, pero odio que lo mezclen con la religión.

      Eliminar
  8. Yo ayer me compré dos lingerie, y de momento estoy muy decepcionada (y mira que me duele decirlo) Tenía varios labiales de nyx y me encantaban, y estos (me compré el ruffle trim y el exotic) no se me parecen nada a los swatches que he visto online, son dos marrones muy apagados sin más. Además me hace tantas arruguitas en los labios que no paro de pensar que parecen los labios de un reptil, me eche lo que me eche debajo. Les voy a dar veintemil oportunidades, claro está, pero les tenía muchas ganas y me he quedado un poco plof :(

    A ti, sin embargo, te queda increíble.
    Besazos.
    B.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. B, es verdad que muchos Lingerie son demasiado marrones, por eso elegí este que me parece el más bonito.

      Eso que dices de la piel de un reptil me pasó el primer día (mira el "chuache" en el post de mis compras en Nyx, hasta una comentarista dijo que mi labio tenía pinta de cuarteado...)
      Te aconsejo poner debajo y encima un bálsamo ceruleo rico en manteca de karité y/o cacao y que no tenga petróleo. Por ejemplo de Loccitane o estos de Crazy rumor. Suerte.

      Eliminar
    2. Chicas, habéis probado a poneros debajo una capita fina de Cicaplast? Forma una especie de barrera protectora que no se funde con el labial pero 'resguarda' el labio

      Eliminar
    3. Mil gracias a las dos por el comentario. Sois un amorete.
      Mmmmmmmmmuacks.
      B.

      Eliminar
  9. Sin duda, me quedo con el colorete. Bss.

    ResponderEliminar
  10. Te sienta estupendamente el labial, yo menos mal que los probé antes de lanzarme, ya que no son para mí, con todo el dolor de corazón porque veo unos colores d elo más atractivos!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  11. Y pensar que hace nada estaba pensando que cuando fuera a Nyx iba a comprar el Embellistment y un colorete de los ombre, y son las dos cosas que muestras aqui, que casualidad!
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Que chulo te queda ese labial!!
    Yo tengo el Push Up que compré para probar y ahora "necesito" más tonos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta el colorete y el labial, la verdad, creo que son un matrimonio estupendo.

    Besotes

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...