27 de diciembre de 2016

Mi neceser de otoño-invierno y Look de Nochebuena

La vida cosmética de esta hobbit pija se divide en dos partes: antes de descubrir el precioso neceser color verde agua con letras doradas de Mr. Wonderful..., y después de haberlo comprado.

Foto bucólica que hice el 24 en Maestu 
Una afirmación que puede parecer superficial o hiperbólica, pero que reproduce fielmente una realidad: antes de hallar esta práctica bolsita de maquillaje en el perfil de Instagram de la marca, yo andaba siempre en busca perpetua del neceser de bolso ideal: uno que no fuese ni minúsculo ni enorme, que cupiera en mis bolsos y que fuera bonito, muy bonito. Por un momento creí encontrarlo en Isadora, esa tienda especial de la zona de compras más hipster que conozco, el Soho Benita sevillano que descubrí junto a mi amiga Cris:


Sin embargo este ejemplar que hasta la fecha era mi favorito de mi ya extensa colección, estaba bastante inutilizado por ser un poco grande y de tela, es decir, muy manchadizo. Le tengo reservados otros usos diferentes.
Pero creo sinceramente haber hallado MI bolsita de pinturas, el neceser de bolso de mi vida: bonito y sobrio para no cansar, femenino y con un toque "kawaii" que enamora, con un mensaje muy propio de la firma pero que no roza la glucemia, y sobre todo de un tamaño perfecto y de un material tipo tela como esponjosa que se lava realmente bien, la suciedad escurre sobre su superficie.
Ya tengo el continente... ¿queréis saber cuál es el contenido?


El contenido de mi neceser casa a la perfección con estos días de Navidad, porque sus ingredientes fueron los mismos que utilicé para el look de Nochebuena que quiero reseñaros aquí:

- Base de maquillaje: por supuesto, Toleriane Fluide de La Roche Posay, mi favorita de todos los tiempos por duración, cobertura, fórmula y acabado, que si la aplicas bien queda precioso e impecable.
- Colorete: por vez primera he sustituido mis dos polveras negras de Nars (Luster & dúo Orgasm/Laguna) en aras de mi nuevo rubor de colección: Sweet Sweet Fantasy de Mac (edición Mariah Carey) que sienta bien a cualquier color de labios o párpados. Eso sí, para viajar volveré a Nars porque los envases de Mac resultan mucho más frágiles.
- Labiales, llevo mis tres preferidos del momento: el inefable Electric Peach de H&M, un melocotón metalizado sublime; el rosa dulce de Benecos que compré con Subflava y La Tía Maruja y que se llama First Love; y un bálsamos con color de Flormar que me costó cuatro euros con noventa y cinco céntimos y recrea el perfecto efecto labios de piruleta, o labios mordidos en clave naïf.


Respecto al maquillaje de ojos, en mi neceser de otoño invierno llevo:

- Lápiz Goof proof de Benefit: me he reconciliado con este lápiz, no así con el gel fijador, y lo llevo siempre conmigo porque cepilla y define muy bien las cejas.
- Jumbo número cinco de Kiko: ultra duradero y de un color topo rosado metalizado realmente bonito que aporta profundidad a la mirada.
- Jumbos de Look Expert de Beter: mi más reciente adquisición que me tiene loca de amor: Copper glow es un tono castaño con chispas doradas que recuerda muchísimo a la sombra Galápagos de Nars, y Night Gray, un gris antracita con chispas plateadas increíblemente bonito.
- Lápices kohl de Physicians fórmula: Natural, un marrón entre ceniza y topo ideal para marcar la línea de agua, y Pewter, un gris plomo metálico que aporta luz y oscuridad a un tiempo.
- Máscara de pestañas Excessive Lash de MUFE, tamaño talla de viaje: Maravilla de las maravillas que alarga, separa, tiñe y ¡no produce efecto ojera!

Ya me va creciendo el flequillo ¡bingo!

Casi todos estos productos de maquillaje entraron en juego en el look de Navidad: elegí un delineado ahumado a juego con mi blusa negra brillante de Amitié, pantalones de terciopelo negro de Zendra y taconazos abotinados de charol; y labios y mejillas a juego con la americana de seda tornasol color salmón que llevaba sobre este conjunto básico en negro:
Me maquillé con la base de La Roche Posay aplicada con la esponjilla sin látex de P.S.Pro (Primark), combinación que me rechifla por los resultados que ofrece: piel pulida e impecable pero fresca y natural todo el día...
En las mejillas, el rubor de Mariah Carey para Mac, que pese a parecer mate en la polvera, n el pómulo saca un brillo de piel sana muy sobrio y muy bonito.


Con la taza de té que me regaló mi madre por Nochebuena 
En los labios, el lip balm de Flormar en el tono Watermelon: un rosa labio de niña que acaba de comer chuches, húmedo y lleno de vida. Parece etéreo pero tiñe la boca y permanece: de hecho, en estas dos fotografías habían transcurrido varias horas desde que lo apliqué.
En los ojos delineé a ras de pestañas inferiores con el lápiz Natural de Physicians fórmula, y en el párpado superior combiné el lápiz gris oscuro de esta firma con el jumb del mismo tono de Beter, pero dándole una forma nada usual en mi modo de maquillarme pues ¡me estrené con el rabillo!

Detalles del look 

En esta foto lo veis mejor, de la misma manera que podéis percibir cómo fijé la ceja con el lápiz con goupillón de Benefit.

Con más miedo que vergüenza emulé lo que tantas veces he visto en vídeos de YouTube, tracé una línea a ras de pestañas superiores y al terminar continué un poco en línea ascendente hasta la ceja, cerré uniendo la línea y rellené con el jumbo. Resultó mucho más fácil de lo que imaginaba y, si la línea de agua se emborronó ligeramente tras un par de horas como se ve en la imagen, el trabajo del párpado superior aguantó durante toda la tarde y la noche.

Con un par de pasaditas de rímel terminé el look, que repetí en la comida de Navidad corrigiendo los excesos (en Nochebuena me había quedado el rabillo muy Amy Winehouse). Pero al final quedé contenta de haber arriesgado un poco, ya que de tener unos ojitos pequeñitos pasé a lucir ojazos: ¡brillantes y poderosos! 

12 comentarios:

  1. Estás guapísima y el contenido de tu neceser es muy tentador. En este caso, el tamaño (del neceser) sí importa: yo necesito también que se adapte a mi y no sea demasiado grande ni pequeño.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Como siempre... muy guapa con eselook¡¡¡ Yo tengo también el Cooper glow y a veces lo utilizo como delineador y otras como sombra.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. el neceser es divino, igual que tu. Besos

    ResponderEliminar
  4. Yo te veo guapísima. Sí al rabillo!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Muy guapa Rocío, un maquillaje muy suave que lo hace más sofisticado ese pedazo de delineado!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  8. Hola Rocío, Feliz Navidad!
    Que tal es la composición del bálsamo labial?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María. No lo detalla por lo que temo lo peor, pero por otra parte hidratan mucho, por lo que no me extrañaría que tuvieran manteca de karité.

      Eliminar
  9. Me encanta la primera fotoooo...

    ResponderEliminar
  10. Hola, es un neceser precioso tanto por fuera como por dentro, estás muy guapa. Un besazo y sobre todo feliz fin de año y muy buen año 2017.

    ResponderEliminar
  11. Pero que neceser más mono y que bien te quedó ese look. Estabas radiante.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...