31 de octubre de 2016

Los Terminados de Adaldrida: el fiasco de Essential´aroms y posibles alternatuvas

Resucito esta sección, y vuelvo a recontar mis tarros vacíos..., para decir que no me ha gustado nada mi ritual de belleza Harmony de Essential´aroms, que para una piel reactiva la primera impresión sí es la que cuenta, y que a duras penas he conseguido terminar con el serum, el limpiador y la crema de esta gama antes de que ellos acabasen conmigo.


El sérum no me disgusta tanto, consigue atenuar la rojez con eficacia aunque a la larga también resulta demasiado graso. La crema y el agua limpiadora y tónica convirtieron mi piel en un desierto, debido a ingredientes como el aceite esencial de naranja amarga  y a su textura cerúlea/aceitosa: no repetiré... ni harta de huesos de santo.

Y ahora se me plantea una duda existencial, una variante del eterno "¿qué me pongo?" que aqueja a algunas mujeres y que en mi caso también se resume en tres palabras cruciales: ¿qué crema compro? Porque en el caso de aguas micelares tengo varias favoritas (Isdin, Nuxe e incluso Garnier...), pero en cuanto a tratamientos hidratantes las alternativas cada vez son menores.



La Créme fraiche de Nuxe ya NO es una opción válida para mí. Tal y como advirtió una avisada comentarista, han reformulado esta otrora joya de farmacia, y ya ni el envase resulta lujoso (se rindieron a la baratura del puro plástico), ni la fórmula resulta cautivadora y respetuosa con la piel. Han aumentado las siliconas y menguado los buenos ingredientes. Y de verdad siento nostalgia infinita, canto un réquiem, mi corazón llora por dentro. Era mi crema de cabecera y ya no es ni sombra de lo que fue. Muy triste.




Otra posibilidad que siempre tenía, la de gastar tan solo ocho euros en las tiendas Sé Happy de Logroño comprando una buena crema natural y artesana, casi mística gracias a los poderes de la cerveza y su conjunción galáctica con las sales minerales de un balneario mítico..., ya no la tengo. Pure Czesch ha dejado de distribuir sus productos en España (llorad las damas, si Dios os vala...), por lo que tampoco se encuentra ya en suelo patrio el maravilloso Face night Elixir que yo utilizaba de día y de noche, sin control, para hidratar y calmar mi piel roja...

Mirad cómo se pasan algunas webs: ¡cobran el doble!

Porque ésa es otra cuestión: yo siempre he utilizado la misma crema por la mañana y por la noche, pero creo que ese chollo se me acabó: a punto de cumplir 39, veo que la piel me pide "mambo nocturno" (mambo cosmético, entendámonos), por lo que cremitas ligeras y suavizantes como la luminosa de equinácea de NatAura o la Toleriane 0% de La Roche Possay son una solución... pero sólo para el día.
Por lo pronto ya me compré mi cremita de NatAura, que por fórmula y textura (blanca y cremosa pero líquida y muy refrescante), ilumina y calma mi tez como si fuera el bálsamo de Fierabrás..., pero sé que tengo que encontrar algo para la noche. Hagan sus apuestas, señoras: la búsqueda ha comenzado.

29 de octubre de 2016

Mi neceser de otoño gracias al Beauty to go de Sephora... y nuevo VLOG

A principios de mes me dijo Carlota, de Sephora Logroño, que por fin iba a aterrizar en los grandes almacenes de mi ciudad un flamante mueble expositor de Urban Decay. Y yo fui a verlo, y acabaré picando con alguno de sus productos nuevos o clásicos, pero por ahora lo que realmente me emociona de Sephora es el mueblecito que alberga la sección "Beauty to go", de la que se nutre mi neceser.

Mi neceser de otoño

Me gusta, me encanta, me rechifla y alucina el neceser de Zoella que compré en la perfumería Primor de Sevilla porque posee un tamaño ideal; cabe en cualquier bolso mediano (estoy intentando ir más "ligera de equipaje", como dijo el poeta). En él guardo:

- Para la piel: el corrector Healthy mix de Bourjois, aunque volveré a usar el Toleriane Teint de LRP, porque funciona tanto de corrector como de base de maquillaje. Por ahora, con el tubito de Bourjois y la polvera Magic Prism de Missha que llevo en el bolso, me arreglo

- Para las mejillas: colorete Luster de Nars, un melocotón con chispa dorada que es para mí un básico y que llevaba mucho tiempo fuera de mi neceser: en verano se me cayó al suelo y aunque lo compacté decidí regalar "el experimento" a Marta, una compañera a la que le apetecía probar este auténtico tesoro de Nars.
- Dúo Orgasm/Laguna de Nars, que compré en verano durante mi primer descubrimiento del Beauty to go: sencillamente, aúna el bronceador más natural y el rubor más luminoso del mercado
- Brocha de polvos minerales de Sephora profesional en el tamaño talla de viaje: de la misma sección, perfecta para coloretes de pigmentación baja o media

Mi neceser de otoño

- Para los labios: jumbo labial Rouge Aquarelle de Yves Rocher, un rojo fresa maravilloso que ilumina cualquier sonrisa, y dos  gloss: Orgasm de Nars y Lychee luxe de Mac.
- Para los ojos: Longlasting número 5 de Kiko, una sombra de ojos de larga duración en un color topo rosado metalizado increíble, y...
- kohl waterproof de Givenchy en el tono Chesnut, entre topo y chocolate, para delinear o emborronar los párpados, a mi gusto, y lograr la "mirada Laura Ponte" que tanto me gusta.
- Prime´n refresh de Gosh: me estreno enla marca con este contorno de ojos luminoso que me está salvando las mañanas: dentro de poco le dedicaré post.

Pero me hacía falta un delineador de ojos en negro y un rímel, a ser posible también de tamaño talla de viaje, por lo que acudí a Sephora. Éste fue el resultado;



Encontré un rotulador para corregir fallos en el maquillaje que me tentó mucho, pero lo firma Tony Moly y he decidido tomarme en serio el tema del testeo animal: esa marca testa y por ello voy a esperar que alguna otra más respetuosa tenga la misma (genial) idea...
También encontré un combo de BB cream + labial Envy de Estée Lauder en tamaño mini que me hacía guiños, pero pensé en que cuando se me acabe el corrector de Bourjois (que está en las últimas) querré comprarme el de LRP que también es base, así que lo dejé correr.
En cambio, hallé dos joyas increíbles:

Kate Von D/ Make Up For Ever

- Un fantástico kit de Kat Von D por 15,95 euros, que contiene un mini Tattoo Liner y un mini labial en el tono Magick: cuando lo vi no quería creer en mi buena suerte: llevaba meses fantaseando con la idea de comprar un segundo rotulador de esta marca para el neceser porque me parece el mejor que existe, pero me detenían tamaño y precio, y de repente, ¡apareces tú! Y acompañado de una miniatura de cuento, el labial rosa palo que veía en los vídeos de Aparichi MakeUp y tanto me atraía...
- Máscara de pestañas Excessive Lash de Make Up For Ever: amor, amor catástrofe. Este rímel deja las pestañas negras y tupidas pero muy separadas, definidas y largas. Lo tiene todo, también logra curvatura ¡y no mancha la ojera!

Look
EDITO: subo una foto en la que se ven ambos productos, labial de Kat Von D y máscara de MUFE en acción: mirad qué tono más saludable de labios y sobre todo mirad qué pestañas, ¡nunca las había visto tan negras y volátiles! También podéis ver la preciosa sombra France de la paleta Chocolate Pink Fizz.
Y con esto creo que mi neceser de otoño está lleno..¡hasta nueva orden!

27 de octubre de 2016

Paleta Chocolate Pink Fizz de I ❤️ MakeUp

"Chocolate rosa": qué palabras tan evocadoras. Poderosísimas. Cómo me llevan a mi niñez, a meriendas en la pastelería, batidos de fresa, cubiertas de tartas color fresa, pastelitos de la Pantera Rosa y felicidad...
Por todos estos motivos tan emotivos, en cuanto descubrí esta paleta en forma de tableta de chocolate rosa caí rendida de amor.

Chocolate Pink Fizz

Fue hace un año aproximadamente, en el canal de Arroín80, y luego la vi "en persona" (¿en paleta?) durante una visita a la perfumería Primor pero, en el último momento, tuve un arrebato de pragmatismo, me pudo la razón y me llevé la Naked chocolate porque lo que realmente necesitaba entonces era una paleta de neutros...
Ya sé que, si solo fuera por el precio que tienen (9,95 euros), podía haberme llevado las dos, pero me pareció un derroche y pensé que la Chocolate Pink Fizz me esperaría para encontrarse conmigo en su momento, un momento ideal...

.Et  voilà, mi "media paleta"...

Ese instante llegó el 13 del presente mes, cuando leí a Miss Potingues que esta colección de sombras funciona en su mayoría como una paleta de iluminadores: me dije, "la necesitas ahora y lo sabes". Hace poco se me cayó al suelo el único iluminador en polvo que tenía (Miss Liberty de Nars, sí, llorad conmigo), y decidí pedir esta joyita rosa a Maquillalia.
Y efectivamente: nada más abrirla mis ojos se posaron en la última sombra, sí, esa doble o triple con un tono champagne rosé que enamora:

Pink Fizz... perfecto iluminador

Parece muy evidente pero debido a su matiz cálido se funde amorosamente en la piel. Y si le das un último toque maestro con la sombra rosa que hay al otro extremo de esa misma fila, tienes un colorete sutil para pieles claras realmente luminoso.
Luego fui descubriendo el resto de tesoros que ofrece esta tableta de chocolate rosa medio derretida: podría clasificar las sombras en tonos de fiesta y tonos de diario, aunque todos pueden usarse siempre, ¡faltaría más!

De arriba abajo: Party, Celebrate, France

En esta reseña no os voy a describir todas las sombras de la paleta sino... mis favoritas, ¿me permitís esta pequeña licencia poética?
Entre el primer grupo (tonos de fiesta) destaco: Party, un dorado camel brillante, cálido y metálico; Celebrate, un azul grisáceo muy claro y lleno de purpurina que consigue unos párpados acuáticos y brillantes y, sin duda, mi sombra preferida de la paleta. France: un azul noche con tintes morados, un tono extraño, metalizado, embrujador, como de noche estrellada de Van Gogh. Me la ponen en un envase individual con apariencia de Mac o Urban Decay y me la creo...

De arriba abajo: Truffle, Girl

Entre las de diario, me vuelve loca este tono chocolate, algo rojizo y metalizado, y la que es mi segunda sombra favorita de la paleta: Girl, un topo rosado absolutamente encantador. Y aunque no haya fotografiado "chuaches", también me fascinan la segunda sombra de la fila superior, un camel suave mate para hacer transiciones, y la primera sombra de la fila media, un blanco escarchado ideal para iluminar el lagrimal y hasta el infinito y más allá.
Espero poder ofreceros muy pronto un par de "looks" que tengan, como protagonistas,  las sombras Girl y France: una para iluminar nuestro día y otra para brillar por la noche!

25 de octubre de 2016

Adora de Kat Von D: un "rouge" metalizado para un top color fuego

¿Recordáis el top color fuego de Amitié que os enseñé en una revisión de mis compras textiles de otoño y que generó un interesante debate?
Pues mi madre se lo compró igual y fuimos "de gemelas" al último evento familiar de la temporada, con el mismo jersey brillante y los mismos pantalones negros de "terciopelo" marca Zendra:

¡¡¡Gemelas!!!

Yo pensaba, de veras, llevar un labial melocotón, pero unos días antes había acudido a arreglarme las uñas a Nails Factory y el inefable Tomás (del local de Berceo, si pasáis por Logroño os aconsejo pedir hora con él, es el mejor manicurista del mundo), me recomendó un rojo clásico y dije ¿por qué no? Se llevan los labios y las uñas rojas, el fuego es rojo, y si lo compenso con mejillas inocentes (nada de Taj mahal) el resultado puede poseer equilibrio...


Uñas Nails Factory + Rouge Adora Kat Von D

El color de las uñas creo que es el número cinco de Nails Factory: nunca había tenido una manicura tan impecable ni tan roja. El rojo elegido para mis labios fue el Adora de Kat Von D, que si me seguís sabréis que llevaba exactamente un año deseándolo, y en un arrebato y tras mirarme los lunares en el dermatólogo (tarea terrorífica), decidí saltarme la potidieta y adquirirlo en los almacenes Sephora: yo, como nuestros ínclitos políticos, "no me arrepiento de nada".

Outfit Rojo Fuego

No me arrepiento de nada..., como no sea el no haberlo comprado antes: ahora sí que puedo decir que conozco una barra de labios roja ideal, perfecta para mí. El acabado es metalizado y mate al mismo tiempo, refulge como una joya y a la vez posee ese acabado como de terciopelo que tanto se estila y tanta elegancia desprende. Y dura horas, ¡horas! en los labios sin resecarlos: ése era el punto débil de otros labiales de la marca que he probado y en este caso, no sé si por el matiz metálico o por una formulación distinta, mi boca no se resintió ni por un solo momento.

Bajo el top color fuego llevé la blusa negra de Amitié, y así podía desbocarse sin sonrojo ni preocupación, y como complementos llevé un bolso negro de piel de bandolera que fue de mi abuela, pendientes de "perlas" de medio cabuchón que compré en Parfois por 3,99 euros y... una cruz muy especial.

Look Rojo fuego

Se trata de una artesanía realizada por una amiga de mi madre, en madera dorada con "perlas" también de medio cabuchón. Un regalo de esos para no olvidar nunca. El resto del look se compone de:

1) Base de maquillaje "Born this way" de Too Faced: definitivamente la adoro, regala un efecto piel de bebe alucinante y no era ella la culpable de mis granitos, sino la nunca suficientemente vituperada crema hidratante Harmony de Essential'aroms: sobre esto escribiré pronto.
2) Colorete Orgasm de Nars: de todos los que tengo es el más neutral para combinar con labios rojos, enciende las mejillas con un rubor rosa y dorado al mismo tiempo, brillante  pero discreto.
3) Lápiz waterproof de Givenchy en el tono Chesnut: me apasiona el efecto de misterio que deja en la mirada, así que "me  vine arriba": lo apliqué a ras de pestañas inferiores y superiores... ¡Y hasta hice un rabillo!
4) Máscara de pestañas Excesive Lash de Makeup For Ever: separa las pestañas, las alarga, las curva y ¡no hace excursiones extrañas por la ojera!

21 de octubre de 2016

Bésame mucho: hoy, labios de fresa (Bell, Catrice, Yves Rocher)

A lo largo de los siglos, innumerables poetas han comparado los labios rojos de su dama con una fresa: húmeda y exuberante, llena de vida, sensualidad y dulzura a la vez. Por eso el color fresa resulta tan apetecible para un buen "rouge": labios de fresa, sabor de amor, pulpa de la fruta de la pasión...

Sí, los labios de golosina los compré para esta foto...
...y pequé luego con ellos :)

Pero desde que terminé mi chubby stick de Clinique en el tono Super Strawberry no encontraba un labial de este tono: Por eso, cuando en una escena de la preciosa película "The Holiday", una de las hijas de Jude Law le pregunta a Cameron Díaz por el nombre de su carmín y ella responde: "beso de fresa", yo no hacía otra cosa que pensar: lo quiero, lo quiero...
Y, sin embargo, en los últimos tiempos he tenido suerte y he recolectado tres labiales en tres diversas tonalidades que pueden abarcar este concepto, y os hablo de ellos aquí, de menos a más, es decir, de mi menos favorito a mi más favorito, teniendo en cuenta que me arrebatan los tres:

205 Bell

El de Bell es el más antiguo que tengo y de hecho no pensaba incluirlo porque en principio ésta iba a ser una reseña de jumbos labiales color fresa, pero hay algo mágico en el número tres y se me acabó "colando" en el retrato por afinidad de color.
Se trata de un rosa "chicle de fresa" muy vitamínico, algo ácido, muy duradero y un poquito seco (pero nada escandaloso, como un labial de supermercado más) que le compré a Edurne en una visita que hice a Renascence hace ya tiempo.
Su único punto débil es que al mecanismo del envase le cuesta subir y bajar por lo que acabé cargándome la punta, afortunadamente después de eternizar su esbelta figura en esta foto. Como soy una fetichista y no me gusta ver destrozos labiales en mi tocador ni en mi neceser, he destinado esta buena barra de labios a mi cajón de potingues de mi mesa en la oficina, porque resulta muy cómoda para impartir clases.

Merl´Oh!, de Catrice

El de Catrice es uno de sus nuevos Lip artists mates de Catrice, y lo compré en mi última visita a Beautik antes de ponerme a potidieta... con treguas (aquí vendría bien un icono poniéndose colorado). Los partidarios de los labios mates dicen que estos jumbos no lo son del todo, pero para mí suficiente, como se puede ver en la foto: se me amontona un poco en los pliegues. Sin embargo se lo perdono todo debido al tono fresón oscuro tan alucinante que regala  y a su... ¡nombre! No sé si recordáis que el apodo de mi mejor amiga, de la que hablo bastante en este espacio, es "Merl", y justo este "pintalabios" es muy apropiado para ella, tanto por color como por textura. Me apetece mucho regalárselo para que todo el que la contemple caiga en éxtasis y pueda exclamar al verla: ¡oh!

Rouge Aquarella- Yves Rocher

Y llegamos a mi preferido: un rojo fresa alegre, jugoso y apetitoso que compré en Yves Rocher la última vez que me depilaron allí las cejas. Se llama Rouge aquarelle y efectivamente deja los labios acuarelados, como de niña feliz que pinta con los dedos y come fresas en el campo, o piruletas en casa de sus tíos en Navidad. Es el labial que usé durante mi último fin de semana en Madrid, del que ya tenéis el prometido vídeo blog:



Para viajar es un labial comodísimo: en formato lápiz pero de mina blanda, no necesita sacapuntas y aporta un festival de hidratación. ¡Larga vida al rojo acuarela de Yves Rocher!

19 de octubre de 2016

La tentación vive en... Rimmel London: "nuevo" maquillaje Fresher skin, todo un deja vù

Hace unos días he podido vivir un emotivo, entrañable reencuentro, después de más de quince años de espera. Sí, porque los chicos de aquella primera edición de un vanguardista programa musical volvían a reunirse ante las cámaras, y todos los ojos españoles, empañados en lágrimas, vivieron pendientes de un hipotético resurgir de aquella historia de amor que nos alegró primero y entristeció después a todos...

A qué me recuerda este tarrito mágico...

... O no.
En serio, yo ni siquiera tengo televisión así que no sabía que Bisbal y Chenoa nos tenían pendientes de un hilo, pero ayer viví mi propio y emocionante reencuentro: descubrí el maquillaje Fresher Skin de Rimmel, en tarrito y en formato gel, que en un segundo me llevó de la mano a mis veinte años, cuando usaba y abusaba de una base de maquillaje en mousse adictiva para mí y que, triste y previsiblemente, acabaron retirando: Cool Matte de Rimmel London.
Qué sensación. Qué recuerdos: frescor a raudales, pureza, un acabado de melocotón en la piel. Era el paraíso de las bases low cost. Kate Moss saludaba desde su cartel promocional, a golpe de retoques y sonrisas... y de repente todo terminó. Por qué, Rimmel, por qué. O también podríamos decir: ya está bien, Rimmel, ya está bien.

INCI

Pero ha vuelto. Con otra modelo para publicitario y el envase de otro color, un aguamarina que  enamora, aunque sigue conservando el formato tarro de boca ancha, tipo crema hidratante, tan cómodo como poco higiénico... Pero el interior es el de siempre: he vaciado una gota de producto en mi piel y... ¡menudo flashback viví! La misma sensación de frescor y ligereza en la piel. La misma tez fresca e impoluta al aplicarlo. Y además en el dorso de la caja se detallan los ingredientes y son amor. Hay química, claro que sí, el maquillaje fluido necesita química, pero no hay siliconas oclusivas, alcoholes ni parafinas evidentes y en cambio hay glicerina y ¡arcilla! en un lugar destacado de la fórmula.

Riyal blush

Para terminar de redondear la golosina, que además cuesta menos de ocho euros, Rimmel ha lanzado unos coloretes en crema como de juguete, ideales para llevar en el bolso, y aunque se cumplió escrupulosa la potidieta, ¿adivinan quien babeaba ante este melocotón fresco y radiante?

17 de octubre de 2016

Labial Lingerie & Rubor Ombré blush de Nyx: enamorada estoy

He disfrutado de un fin de semana idílico en Madrid, de exposiciones y museos con mi madre, de restaurantes japoneses y tiendas de diseño con las blogueras Subflava y La Tía Maruja, y de todo ello estoy preparando un vídeo blog (para variar), en el que no aparece en absoluto mi rápida visita a Nyx.

Mis compras en Nyx

Os diré la causa: dicha visita no resultó nada idílica, ni mágica, ni mítica ni épica ni ninguno de los manidos pero eficaces adjetivos esdrújulos que suelo utilizar para decir que algo fue sencillamente inolvidable. Si los productos de Nyx me enamoran hasta el infinito, sus tiendas me horrorizan hasta más allá:
Imaginad una hobbit pija succionada por un tubo infernal de ruido, gente amontonada, productos amontonados pero sin probador y vendedoras que quieren venderle lo que ella no desea comprar, y os haréis una idea. Con lo bonito que es crear un espacio único y encantador: en Logroño, sin salir de mi ciudad, Edurne lo ha logrado con Renascence, y se me puede objetar que es una tienda particular, sí... Pero franquicias como Beautik y Equivalenza son también en Logroño rincones especiales gracias al ciudado personal de sus encargadas.

Ombré blus in Mauve me 

Pero dejémonos de negros lamentos para centrarnos en la alegría de las compras: los productos que me llevé a casa son excepcionales y sí, Nyx me seduce. Compré dos "necesidades" y dos "caprichos", y los cuatro productos me han enamorado.

Necesitaba una máscara de pestañas y me llevé la "Doll eyes" que ya conocía y apreciaba, por más que me intentaran hacer comprar la novedad más nueva del planeta... Adoro cómo separa, define, alarga y curva cada pobre pestaña mía.
Nunca he tenido un perfilador de color carne para abrir el ojo, delinear el labio de forma limpia etc..., y cuando vi que la youtuber Dirty closet recomendaba el Wonder pencil de Nyx, me decidí a probarlo. No me he hecho con él todavía en lo que se refiere a iluminar la línea de agua, pero para un perfilado de labios invisible me encanta: el número uno posee un color beige luminoso absolutamente sensacional.

"Chuaches"

Y llegamos a lo que fue el verdadero motivo de mi visita: quería ver con mis ojos los famosos nuevos coloretes Ombré y los (ya no tan) nuevos labiales líquidos mates Lingerie.
Los rubores de color degradado son como para enloquecer y perder pie definitivamente al contemplarlos. Esa polvera redonda y plana, ese espejo panorámico y esas dos tonalidades que parecen crear un poema visual barroco a fuerza de claroscuros...
Mi única pega es que los tonos, como ocurre en los coloretes Dual Intensity de Nars, son demasiado llamativos para mí, por eso me decanté por este rosa lavanda, a pesar de que el color no suele favorecerme: lo intenté con el Sin de Nars y con el Antique de Sleek, pero ambos tenían quizás demasiada purpurina, siendo de base mate, y parecían ensuciarme la piel. Este rubor no es mate ni brilla: en la foto podéis ver la zona lila, el iluminador y la mezcla de ambos.


Lingerie tono Embellisment
tras cuatro horas desde su aplicación

Pero mi gran, gran acierto de la mañana de sábado en Madrid es haberme atrevido, por fin, con uno de estos labiales líquidos ultra mates que tanto se estilan y tanto miedo me daban.
Lingerie: un nombre sublime, una textura increíble y un acabado magnífico. Cuando te lo aplicas en los labios sólo sientes suavidad, a los pocos segundos se convierte en un tatuaje sobre tu piel. No se mueve, no irrita los labios y admite el bálsamo de labios sin interferir en el color, aunque en esta fotografía aparece al natural, perfilado  el labio con el wonder pencil...  Es una maravilla.
Y el tono Embellishment casa a la perfección con el colorete: un color malva con matiz gris como mandan los cánones actuales, pero que por encima de las modas me fascina: es enigmático y dulce, serio y naif a la vez.

14 de octubre de 2016

Haul "Ya es otoño... en el Corte Inglés": Elogy, Easy Wear, Amitié & Zendra

Para vestirme, teniendo dineros, mi primera opción son las boutiques de El Corte Inglés: marcas españolas, diseñadores de primera fila, cortes impecables y mucha, mucha elegancia.
Después de varias temporadas recurriendo a H&M (mi elección en tiempos de penuria), y algunas incursiones puntuales en El Corte Inglés para comprar prendas de Elogy, la firma del talentoso Juanjo Oliva..., en mi reciente visita a Sevilla mi madre me sorprendió con una "tarde de chicas" en nuestro almacén de confianza para abrigar mi otoño:

Amitié y Zendra

No tengo los precios exactos , pero nada nos costó más de treinta euros. Algunas de las prendas las compré yo, otras me las regaló ella...
Lo que más me gusta es este conjunto de blusa negra de vestir de Amitié, arrugada a propósito y brillante, talla M, y pantalones de Zendra que imitan terciopelo. Son de la talla 48, ¡cómo cuesta bajar el tren inferior! Sin embargo en mis tiempos de vaca(s) gorda(s) llegué a usar la 54...
Este conjunto me lo he puesto ya en varias ocasiones y allá donde va, triunfa.

Zendra

Para restarle seriedad (y frío) se le puede añadir esta chaqueta tres cuatros, tipo capa de punto, de Zendra también y talla S (el tallaje tiene que estar mal, es una prenda súper oversize). No tiene botones (¿cuándo terminará la moda de no poner botones a las prendas que se suponen de abrigo?), y el color gris, entre piedra y topo, me enamora. Es el complemento perfecto a este deslumbrante conjunto negro y al labial Grey Matter de Kiss.

Amitié

También compré en Amitié uno de estos tops brillantes como para Noche vieja... o tribunales de TFM ^^. Talla M también. Me encanta su color fuego, su brillantez y esa forma adorable de marcar la cintura. No me gusta que de escote es muy desbocado y se acaba viendo el tirante del sujetador, y que es bastante corto y no me tapa el trasero, punto delicado. Pero para eso me compré en H&M un mini vestido básico gris de punto de algodón muy calentito, que os muestro también en esta foto. La clave está en usar leggins o incluso medias negras tupidas.

...y Elogy

Y, por último, la única compra que hicimos en Elogy, la marca que "me vició" a las boutiques el Corte Inglés. Como advirtió una lectora, es de punto muy caliente, aunque en Logroño ya no me sobra.Es talla S (Elogy tiene un descontrol en el tallaje importante, tengo prendas L, prendas M y... por primera vez en mi vida prendas S, que yo atribuyo a la moda oversize pero que motiva muchísimo.)
En todas las fotos llevo el que ahora es mi bolso fetiche, la mochila dorada que compré en Top Queens a mi prima Claudia. La amo, y también amo el chubasquero azul noche que compré el las boutiques del Corte Inglés aquí en Logroño (Centro Comercial Berceo), estrenándome con Easy Wear, marca que para mí era muy difícil de vestir porque al contrario de otras firmas como H&M, Gerry Webber o Elogy talla muy pequeño...

Bonus track: Easy Wear

Este impermeable es talla XL y cuando me lo compré no me cerraba todos los botones, ahora puedo cerrarme uno más. Es absolutamente alucinante lo bonita que es esta prenda, la clase que tiene, el brillo oscuro y enigmático que desprende... y lo bien que protege del temporal: ayer llovió muchísimo y ¡no tuve necesidad de abrir el paraguas!

12 de octubre de 2016

Arándanos, please! (AriZona drinks, Orbit, The Body Shop... & Missha)

Aquí está el post friki sobre los arándanos.
Porque resulta que los arándanos son un súper alimento: antioxidante, anticancerígeno. En pastillas, en zumo, por vía tópica o "todo al natural", ¡los arándanos son guerreros! Cuidan la piel por dentro y por fuera, previenen ciertos tipos de tumor y tratan las infecciones de orina. En resumen, nuestros amigos azules te convierten en Superman o en su ¿defecto? en Superwoman...

Arándanos en mi tocador, ¿dónde está Wally?

... Ah, sí, y además están riquísimos, porque desprenden esa mezcla de sabor tan sabia, entre ácida y dulce, que te hace pensar en Navidad, postre de la abuela y/o película americana, ya sabes, tortitas con huevos revueltos, mantequilla y arándanos caramelizados que hacen al protagonista pensar, "¡soy tan guay, desayuno un uno por ciento de fruta!"
Me he dado cuenta de que los arándanos gobiernan mi vida desde formatos sorprendentes, algo frikis... Ya no se trata de las píldoras Solgar que se compran en iHerb o del zumo Granini que se adquiere en tu supermercado amigo..., no.

AriZona

1. Bebida de arándanos de AriZona:

La descubrí en la estación del AVE y me alegró el viaje. Sí, reconozco que el 50% de su atractivo reside en la botella, que he guardado, pero eso no bastaría para hacerme comprar las otras modalidades, con botellas más bonitas pero sin sabor a arándanos.
Entendámonos: esta bebida no es té, no es sana, está casi a la altura de pecar con un Kas de Naranja. Posee un cuatro por ciento de zumo de pera y un uno por ciento de zumo de arándano, más azúcar en primer lugar (ojo al dato), extracto de té blanco y miel. Para una lista tan criminal de ingredientes, luego sólo posee 30 calorías por cien mililitros, y habida cuenta que me lo bebo en dos sentadas, no es tan dañino, pero aún así lo dejo como un vicio de viaje o de celebrar algo gordo porque... ¡sabe rematadamente bien!

Orbit

2. Chiche de arándano sin azúcar Orbit:

Lo compré cuando no tenía pastillas dentífricas Lush, como remedio puntual cuando no puedo usar pasta de dientes. Suelo detestar los chicles pero estos saben realmente a arándanos, dejan sensación de limpieza y un aliento delicioso. Sin embargo, ahora que ya tengo mis píldoras mágicas, los dejaré en el bolso para momentos de emergencia, ¡no quiero otro vicio más en mi vida!

The Body Shop- Missha


3. Arándanos en mi tocador:

La línea capilar de arándano de The Body Shop huele a tarta de película "made in USA", y el aroma permanece en el pelo, que queda limpio, suelto, brillante. He probado el champú y la bruma protectora y desenredante. Me gustan mucho los dos, pues además carecen de siliconas y sulfatos. Hasta en estos momentos de cabello gruñón, me funcionan bien.
El gel limpiador facial de arándanos de Missha ha sido mi última reposición, tras terminar el de la gama Super Aqua. Éste es también un cóctel de buenos ingredientes: glicerina, ácidos estérico, láurico y potásico y té (camellia sinensis) en primer lugar... El aroma es sutil pero real porque sí contiene extracto de arándanos. Me encanta lo mate y limpia que deja la piel, aunque en invierno volveré a la mencionada línea que me apasiona.

Hasta aquí el reinado de la fruta azul en mi vida. ¿Con cuál de las opciones os quedáis?

11 de octubre de 2016

Nuevas sombras retrospective de Catrice + labios grises = Look Raro*

(*) Donde raro no es un adjetivo despectivo sino todo lo contrario: especial, original, que me gusta... Recuerdo que la primera vez que me gustó un chico, lo único que se me venía a la cabeza era pensar; "¡Es único! ¡Es tannn... raro!" Lo mismo me ha ocurrido con este intenso ahumado en grises y azules mates gracias a las magníficas sombras Retrospective de Catrice... al que le acompaña un labio gris y ... raro:

Look Raro

Sí, he ido así a la oficina. Y no, no he dado clase de Didáctica de la Literatura de esta guisa... pues la cámara pide luz y no oscuridad.
Al fin decidí comenzar mi lista de reseñas nuevas por este look, ya que la sombras protagonistas pertenecen a una colección efímera de Catrice, y no permanecerán por siempre entre nosotras, y creo que merecen la pena. Las sombras mates de esta edición limitada fueron hechas para ser contempladas detenidamente: su pigmentación asusta y encandila a la vez.

EL Retrospective de Catrice

Retrospective: una edición limitada que ofrece esmaltes de uñas y labiales líquidos mates que no están mal pero que son del montón, como muchos; un colorete tricolor que ya nos ha presentado Deliplús de Mercadona y que al parecer se inspira en Clarins, y tres sombras de ojos únicas.
Tengo la gris y la azul oscura, que por solo cuatro euros con cuarenta y nueve céntimos cada una me recuerdan intensamente a la Slate y la Navy de las sombras mates de Bobbi Brown, por su espléndida pigmentación. De nuevo "toco de oído" porque no poseo el objeto comparado, pero pasé muchas, muchas horas obnubilada en el mueble expositor de la firma ante estas dos sombras mates,tocándolas, planeando su compra..., para acabar recordando que no poseía los veintitantos euros que pedían por ellas.

Labial Grey Matter de Kiss

He extendido la sombra gris, un gris marengo claro mate pigmentadísimo y de textura cremosa, por todo el párpado móvil y la he difuminado hacia la cuenca del ojo, bastante arriba, respetando el arco subciliar que lo he iluminado con el jumbo Milk de Nyx. Con otro pincel tipo lápiz, apliqué la sombra azul que es preciosísima y oscurísima, por la esquina externa y la cuenca bajando casi hasta el lagrimal, #Drama, para luego delinear a ras de pestañas superiores con un pincel biselado y la
misma sombra. Como último toque, incidí en el centro del párpado móvil con la sombra gris. Rímel ignorado (es decir, uno que había por casa para terminar, pero nada especial) y, eso sí, la piel va muy trabajada y luminosa con la base Magic Cushion de Missha y el colorete Preppy pink de Kiko que me chifla.

Me lo he pasado bomba ideando y poniendo en práctica este ahumado... y la guinda del pastel:


Look raro

¡¡¡Un labial gris!!! La idea partió de una reflexión que me hice acerca del famoso Lolita de Kat VonD: todo el mundo le alaba el matiz grisáceo, pero cada vez que me lo pruebo, además de acabar con los labios hechos papilla de lo sequísino que es, en mi piel queda muy, muy marrón. Y aprovechando esta capa de punto gris que  próximamente veréis en el "haul", me dije voy a buscar un labial gris de veras, ya que están de rabiosa actualidad los tonos raros.
Podéis ver la barra de labios "Grey matter" de Kiss en todo su esplendor aquí:


En mi nuevo vlog que, aleluya, sucede en mi ciudad, Logroño...

9 de octubre de 2016

Reflexiones en la bañera (XXVI: Mimosas, potidieta y nuevos posts)

Había olvidado cuánto amaba mi bañera llena, burbujeante, fragante... Y si mi bañera llena huele a mimosas, la amo mucho más. Y si ese aroma brota de todo un ritual corporal completo que puedo conseguir en mi ciudad por menos de veinticinco euros..., el amor se convierte en delirio.
Arropada de nuevo por un mar de espuma y por mi fragancia preferida, me dispongo a reflexionar profundamente.

Mi bañera... y yo dentro, fotografiada con filtro Perfpix

1. Zzzzzzz...

2. He vuelto a encontrar la tienda de Equivalenza en el Centro Comercial Berceo, y en su escaparate descubrí con gozo y alegría una nueva línea corporal de... ¡mimosa y limón! Entré a olfatear incluso con miedo, de lo emocionada que estaba, y Ana me abrió los tarritos, me vendió la gama entera y me regaló un neceser de tallas de viaje con la línea anterior, ambientada en La Habana y con un olor a limón, ron y hierbabuena de lo más festivo... Pero en ningún caso lo cambio por esto que tengo ahora en casa: con sus nuevos rituales, esta firma entra de lleno para mí en la alta cosmética low cost.

3. Sí, lo sé: acabo de inventarme un concepto porque sí... Pero es que la espuma de ducha y el exfoliante cuestan seis euros con noventa céntimos, y la manteca corporal nueve con noventa euros, y las consistencias y aromas son tales que me hacen plantearme no pisar otras perfumerías en lo que a cuerpo se refiere. Calidad + aroma lujuriante + bajos precios = Alta cosmética Low Cost (ACLC, porque todo concepto importante debe tener sus siglas en esta nuestra sociedad). Patento el nombrecito y me forro.

Espuma...
 
4. Volviendo a los productos, la espuma de ducha es ya un formato conocido (creo que lo inventó Rituals y lo democratizó Treets). Esta tiene una peculiaridad que me encanta: la presión no es tan fuerte y puedes dosificarla mucho mejor: no sale como si fuera nata montada o espuma de afeitar que crece y crece, es algo más líquida y por eso me enloquece tanto. Su debilidad es su fortaleza, ¡qué paulino todo!

Exfoliante

Al exfoliante le ocurre lo mismo, no rasca, mamá, y yo se lo agradezco. Si estás esperando una dermoabrasión corporal éste no es tu producto, pero si quieres afinar tu piel a diario con una textura gelatinosa, como gomosa, muy sorprendente y agradable y trufada por mil partículas minúsculas, sí es tu producto..., y el mío.
La manteca corporal es maravillosa. Palabras mayores. Tiene una textura de nata batida absolutamente deliciosa y mantiene la piel hidratada todo el día.

5. Y el olor... el olor es el que desprenden los buenos perfumes basados en mimosas: desprenden una mezcla perfecta de calma y lujuria.
El limón al principio parece brillar por su ausencia pero luego descubres que refresca y contrarresta la excesiva exuberancia de la mimosa, en un equilibrio perfecto. Podría morir de amor oliendo estos frascos mágicos, pero tiene una utilidad más pragmática y menos platónica: permiten el perfumado en capas.

La creme de la creme...

6. Efectivamente, llevo años buscando un buen perfume con mi nota olfativa favorita desde que descatalogaron Summer by Kenzo (y lo sabes..., porque lo digo siempre que puedo). El problema es que todas las alternativas son muy caras porque pertenecen a la perfumería nicho; Annick Goutal, L´Artisan parfumeur, Jo Malone...Pero de pronto encontré mi media naranja olfativa en L´Occittame por unos cuarenta euros, algo que no es barato pero sí razonable, no inalcanzable..., y resulta ue en mi piel parece evaporarse.
Pues si me lavo, exfolio e hidrato el cuerpo con estos tres productos, la fragancia del perfume que aplico después permanece. Ya no tengo que seguir buscando: Flor de oro y acacia de L´Occitane es mi perfume de invierno... si lo combino con Mimosa y limón de Equivalenza.

7. Aquí debería terminar el post para no aburriros ni cansaros, pero no he reflexionado mucho, ¿cierto? Ayer pensé seriamente ponerme a potidieta, ahora que estoy más calmada. Mi potidieta comenzaría el día del Pilar y terminaría en el Black Friday. Sólo la pienso romper cuando se me acabe la crema hidratante o el agua micelar, y el próximo sábado en madrid: voy a visitar Nyx. El mes de noviembre quiero pasarlo sin comprar absolutamente nada de capricho, al ser un tiempo es propenso a la austeridad y a la vida estoica.


Maquillándome en el bus de camino al trabajo...

8. Pero no pienso abandonaros... Tengo al menos diez reseñas en la manga, y os las enumero para que opinéis sobre el orden de aparición:

- Un haul de mis compras de ropa para otoño que hicimos mi madre y yo en el Corte Inglés de Sevilla: Elogy, Zendra y ¡Amitié!
- Un look raro con labios grises y las nuevas sombras retrospective de Catrice
- Reseña de la nueva paleta Goodnight Sweetheart de Sleek
- Mi incursión en las barritas de proteínas.
- Post friki sobre los arándanos
- una revisión de los jumbos labiales: mates en Catrice, brillantes y color "labios de fresa" en Yves Rocher.
- Nuevas entregas de las sagas "Me equivoqué con..." y "Aún sigo enamorada", y una revisión profunda a los productos de Missha ue he utilizado durante los últimos meses.

Y sí, he elegido para ilustrar este debate la foto que veis porque lo resume: en ella llevo una de las prendas compradas, los labios grises y estoy estrenando la paleta de Sleek... maquillándome en el bus. ¿Por dónde comienzo? ¡Hagan sus apuestas, señoras!

7 de octubre de 2016

El nuevo Kohl Waterproof de Givenchy, ¿digno sucesor del kohl Ambré de Chanel?

Resulta muy común cuando se habla de "clones", cuando se susurra que un producto podría estar inspirado en otro, que el objeto comparado sea carísimo y el nuevo "sustituto" cueste muy poco dinero..., pero el precio no es la única razón que nos empuja a buscar dignos sucesores: ocurre a veces que añoramos un bien lujoso pero muy eficaz, descatalogado tal vez, y no nos importaría encontrar algo parecido aunque el precio fuese también idéntico.

Kohl waterproof en el tono Chesnut...

A mí me sucedió con el kohl ambré de Chanel: era un lápiz caro pero que me daba la vida. En un segundo tenía los párpados vestidos y conseguía un atisbo de aquella "mirada Laura Ponte" ue tanto me encandila: misterio y profundidad que se logran con tonos entre topo y chocolate un poco ahumados.
Pero empezó a ser muy difícil encontrar ese tono, porque llegaron los novedosos productos retráctiles al mueble expositor de Chanel y muy pocas perfumerías optaron por la convivencia de formatos nuevos y antiguos... Desde entonces vago como alma en pena buscando ese tono y esa consistencia, que se emborronaba de manera adorable a ras de pestañas superiores.

...de Givenchy

Pues ya lo he encontrado: cuesta diecisiete euros y es de Givenchy, y pago este precio (similar al antiguo) con mucho gusto, porque este nuevo lápiz me arregla cualquier maquillaje, de fiesta o de diario, en un abrir y cerrar de ojos, y es la versión corregida y aumentada del anterior por varias razones que os voy a desgranar a continuación.
No puedo prometer que los tonos sean idénticos, hace mucho que no tengo el kohl de Chanel, pero lo que sí me siento capaz de afirmar es que ambos logran el mismo efecto: un ojo definido y a la vez misterioso, una perfecta imperfección que se consigue emborronando y un color dulce, entre topo y cacao, ni muy frío ni muy cálido, ni muy agresivo ni muy deslavado.

Así queda en los ojos

En lo que hemos ganado infinito, y por el mismo precio, es en la duración: el lápiz de Givenchy posee una mina retráctil, y no sólo resulta mucho más cómodo sino que permanece mucho más. Y lo mejor de todo es que durante los primeros segundos de vida en el párpado es igual de maleable, se puede emborronar con los dedos al estilo tizas de la escuela..., pero cuando seca, seco queda "per seculorum".
La foto que os acabo de presentar lo demuestra: me maquillé a las ocho de la mañana y me retraté a la hora de comer; los labios estaban necesitando un retoque y el polvo de la cara, aunque aguantaba el tipo, no hubiera desdeñado una pasadita por la borla..., pero los ojos estaban perfectos.

Cinco horas después...

Cinco horas después, así estaba mi maquillaje: me había pintado los labios con otro color, el maquillaje compacto brillaba por su ausencia..., y en el párpado superior el tono Chesnut de Givenchy y la máscara de pestañas, que también merece una oda, resistían ahora y siempre al invasor. En el párpado inferior, justo es decirlo, se había desmoronado un poco y me pasé un bastoncillo con un poco de corrector, pero incluso cuando pensaba que no quedaría color en la línea de agua me sorprende la fotografía...


Ya sabéis que en Logroño no se vende Givenchy..., pero en Haro, en la portentosa perfumería Nan´Belle sí se encuentra. Os dejo con mi último vlog, en el que muestro los preciosos itinerarios rurales de esta querida ciudad riojana para hacer senderismo, me adentro una vez más en las novedades de la perfumería... ¡y hasta me atrevo a cantar, perdiendo la poca dignidad que me quedaba, por María Dolores Pradera!