17 de enero de 2017

Primer Haul Primor Logroño: cuidado capilar con XHC y facial con Phytorelax

Hace un mes y medio, la cadena de perfumerías Primor hizo felices a los residentes en la Comunidad Autónoma de La Rioja abriendo un local en el Centro Comercial Berceo de Logroño. Esta hobbit pija lo anunció a bombo y platillo en su perfil de IG, con fotos y algún pequeño fragmento animado... De hecho, tenía material para hacer un vídeo pero se me ha quedado obsoleto porque lo dejé dormir y terminaron las fiestas..., y ya no es ninguna novedad.


En cambio, sí que pienso que un "haul" siempre es interesante, al menos despierta nuestro lado cotilla, y si viene contrastado por opiniones ya firmes, mejor que mejor. Llevo utilizando estos cuatro productos de los que os voy a hablar todo un mes, y ya puedo cantar sus alabanzas y censurar sus carencias con cierta autoridad.

A Primor voy a buscar esencialmente cosmética, ya que de maquillaje, salvo unas pocas exclusivas como las sombras de Accesorize o los productos de Physicians formula, me surto en otras tiendas: las marcas de lujo las encuentro en Sephora, y las marcas baratas como Essence, Catrice y Sleek prefiero buscarlas en Beautik. Puede que sea una tonta fidelidad la mía pero me gusta observarla porque conozco a la gente que hay detrás de estos dos locales en Logroño y sé que también luchan por comer cada día.
Sin embargo, hay dos rincones de esta perfumería que pienso fatigar a fondo: el de la parafarmacia que ofrece suculentos descuentos y un maravilloso conjunto de estanterías que han bautizado como "Naturalium" y que cuenta con magníficas marcas de cuidado facial, corporal y capilar con formulaciones muy respetuosas y precios de risa.


 
Allí encontré el champú hidratante de árbol de té de Xpel Hair Care que reseñara Tita Hellen, y que por un euro con cincuenta ha revolucionado literalmente mi cabello... para mucho mejor. Junto a la espuma milagrosa de Aussie, que también encontré en Primor aunque este producto sí puede comprarse en otros lugares, en cinco minutos y con un solo golpe de secador consigo este cabello despreocupada pero elegantemente ondulado.
El champú de XHC es magnífico: sin siliconas, fluido y ligero pero hidratante de veras, ¡es que lo tiene todo! Y deja mi pelo suelto, sin electricidad, calmado y limpio durante ¡hasta cuatro días!


Descubrí algunos productos para cuidar mi piel sensible, de una marca llamada Phytorelax perteneciente a Laboratorios Harbor, que están enriquecidos con toneladas de aloe vera y camomila; me llevé un agua micelar con cuatro funciones que me ha llegado al corazón. Limpiar mi piel cada noche con ella es un placentero ritual, y aunque la uso como segundo paso porque sin mi cepillo de natura y mi gel de arándanos de Missha ya no puedo vivir, cuando por una prisa inaudita la he utilizado en solitario ha desmaquillado y tonificado mi cutis con solo un par de pasadas, dejándolo fresco y radiante.


Como podéis ver en esta imagen, el jugo de aloe vera y el extracto de camomila aparecen en los primeros puestos del inci... y las siliconas, alcoholes y derivados del petróleo brillan por su ausencia. Este agua micelar cuesta 3,95 euros y directamente se ha convertido en mi favorita, por delante incluso de firmas muy queridas por mí como Nuxe o Isdin...
La misma formulación impecable tiene la crema que compré, al imbatible precio de 6,95 euros, pero ésta se me ha atragantado un poco. Quizás porque después de mis adoradas cremas de aloe vera y de vitamina C de The Body Shop era difícil acertar, pero este producto pincha en dos categorías muy importantes para mí: textura y aroma.



No sé si se percibe en todo su esplendor en la imagen, pero la textura de esta crema se parece muy mucho a la de un puré de patatas denso con grumitos. Y al no poseer fragancia, huele a una mezcla de medicamento y como tierra que no seduce en absoluto. Los resultados en la piel tampoco son tan buenos como los del tratamiento de TBS anteriormente citado: las mejillas incluso quedan algo tirantes y descubro en ella rojeces que habían desaparecido. Voy a terminarla tuneándola un poco, añadiendo algunas gotitas mágicas, y luego volveré a mi anterior rutina hidratante.

La misma pequeña decepción me he llevado con el famoso bálsamo en forma de huevo de EOS, que hallé en una estantería de Primor y me embargó la emoción a raudales..., para terminar descubriendo que las clásicas barritas de Crazy rumors que también se adquieren en Primor le ganan la partida, pero eso lo contaré en un nuevo capítulo de estas crónicas primorosas.

13 comentarios:

  1. Vaya joya de agua micelar has encontrado...Me parece maravillosa tu fidelidad a las tiendas que conoces, consumir es una manera de relacionarnos con nuestra comunidad y valorar el trabajo de otras personas, sea de cara al público o desarrollando fórmulas. Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pd: me imaginaba lo de EOs, ya había escuchado que eran un poco tostón...

      Eliminar
  2. Me dejas con ganas de ese capítulo sobre los EOS. Me ha gustado mucho la micelar y te veo el pelo precioso ahora, me encanta cómo lo llevas, más desenfadado y "libre".
    BESOS!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por seguir descubriéndonos marcas nuevas, que en cuestiones de cosmética soy super cotilla. No he visto yo esa seccción de Naturalium, que siendo Primor será para perderse, que luego las dependientas piensan que vamos a robar con las que leemos los INCIS hasta hartarnos. Bss

    ResponderEliminar
  4. tienes el pelo precioso. A mi me encantan los peinados asi. Besos

    ResponderEliminar
  5. EOS no es que sea malo, es peor que Crazy Rumors en todos los sentidos (calidad, precio, no hay con aroma a miel, envase horrendo e incomodísimo...). No he encontrado nada mejor que el Crazy Rumors de miel en cuestión de bálsamos labiales.
    De cosas así, "tipo Primor", me han gustado mucho el champú y el acondicionador de la marca Herbal y los productos de la marca polaca Green Pharmacy (muy "green" no es pero tiene un par de cosillas para el pelo muy recomendables).
    Yo compro todo lo que puedo en Primor porque me sale muy bien de precio y hay mucha variedad. El servicio el cliente es pésimo pero, en Madrid, eso es la norma. En lo que llevamos de semana he tenido dos experiencias muy desagradables en este sentido. Y estamos a martes...

    ResponderEliminar
  6. Anónimo cuánta razón tienes. Ro, muchas gracias. Y gracias al mono Gretel y a Gadi por sus comentarios. El tema de la fidelidad a una tienda es raro pero yo lo siento...

    ResponderEliminar
  7. A mí los bálsamos Eos y tipo Eos no me van. No hidratan, y son un engorro para aplicárselo. Donde esté Crazy Rumors o Sierra Bees, que se quite todo lo demás.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Hummmmm ese champú

    ResponderEliminar
  9. Es verdad lo de nuestro lado cotilla y lo que nos gusta un haul.
    M.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por esa fidelidad!! Por cierto me has generado ganas de probar el agua micelar, jeje. Un beso guapa

    ResponderEliminar
  11. El agua micelar tiene muy buena pinta!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  12. Sí, es un champú que reduce mucho la creación de sebo, así que hay que tener cuidado porque realmente te puede resecar la cabeza si no escuchas a tu piel. Sin embargo de phytorelax, la crema corporal me result poco nutritive e hidratante, no me valía en absoluto, pero claro, si no lo pruebas, no lo sabes.

    Besotes

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...