15 de enero de 2017

Reflexiones en la bañera (XXVIII: Propósitos de Año Nuevo 2017)

Regreso sana y salva del típico bajón posterior a Reyes, y he superado la que para mí es la auténtica primera semana de enero, pues del uno al seis yo lo computo como una deliciosa prolongación de diciembre...
En esta ocasión a la murria se le añadió el estrés, pero en el primer fin de semana tras las navidades retomo mis rutinas y recuerdo que antes de que El Corte Inglés empezara a anunciar a bombo y platillo las fiestas..., yo ya era feliz.

In my room...
Vivir sola es algo que de pronto, cuando mis padres se van, recuerdo que no me gustaba especialmente..., y tengo que volver a construir mis pequeños ritos cotidianos; ésos que me hacen sentir bien y recitar aquello de "mi casa..., mi castillo".
Una de esas rutinas placenteras que no practico cuando tengo invitados en casa y casi todos los días hay eventos es reflexionar dentro de una bañera crujiente de espuma: algo completamente necesario para encarar con buen humor los propósitos de Año Nuevo.


En este caso estrené el gel de melocotón y pera de la gama Fruity de Ziaja, que he comprado en Beautik y que tiene la sensualidad aterciopelada del melocotón y el frescor algo ácido de la pera: es afrutado sin empalagar y me evoca los veranos de mi infancia...
Yo no acertaba a vislumbrar el motivo de ese ramalazo a niñez feliz y a vacaciones con mis primas que me llegaba nada más abrir el bote ..., cuando Myriam de Beautik dijo que a ella le recordabamucho a un champú, sí: ¡¡¡Fructis de Garnier!!! ¡Qué recuerdos! No huele exactamente igual, es un aroma más cuidado pero igual de rico y con esa mezcla frutal de ácido y dulce.
Y ahora sí que sí van, un por uno, mis propósitos para este 2017:

Trabajando con alegría con esta "mani" de Nails Factory
1. Ser feliz y hacer felices a los demás:
No me tomo este propósito como una obligación (sé que muchas estáis empachadas de tanto decreto ley que parece mandar vomitar arco iris a todas horas), sino como un reto y un proyecto: ¡la felicidad es un concepto constructivista! No soy tan ingenua de pensar que si sonrío todos los días a los demás y me sonrío a mí misma ya no va a haber dolor, la vida será chupi y no se me vendrá ni a mí ni a los que me rodean ningún cataclismo encima..., pero siempre seré libre de elegir la forma de encarar las cosas, y en ese sentido me propongo tres metas para vivir día a día de forma agradable:
- Sonreír y piropear a los demás cuando se lo merecen, ver lo amable de cada persona, que siempre lo hay aunque esté escondido.
- Cultivar rutinas que me hacen feliz, como leer y actualizar el blog, y también ir al spa, hacerme la manicura...
- Y vivir todos los días desde la gratitud: porque tengo tanto que agradecer a Dios y a los demás, que no hacerlo será una ingratitud absoluta.


2. Regreso al deporte cinco días en semana:
Me fue muy bien cuando hacía media hora de elíptica más algo de máquinas o una hora de nadar cinco días en semana, y si lo hice puedo volver a hacerlo. Pero no solo se trata de eso, sino de recuperar la ilusión por el ejercicio, y para eso me  acabo mde comprar un mp3 (llevaba casi tres meses sin música y no es lo mismo), yyyyy...
¡¡¡la bolsa de deportes de Gryffindor de la Frikilería!!! Me la compré ayer como premio por haber entregado unos papeles muy importantes y que llevaron detrás muchísimo trabajo. Ya sé que puede parecer infantil..., pero un equipamiento deportivo atractivo motiva muchísimo.


3. Regreso a la comida creativa y a las frutas y verduras frescas:
Creo que mi pequeño fracaso en 2016 ha consistido en llamarle dieta y obligarme a ella cuando no lo es: se trata de comer bien e ilusionarme con una compra tan vitamínica como ésta: he descubierto que en los supermercados BM trocean la fruta fresca delante de ti y la tengo lista para medias mañanas y tardes llenas de sabor, que traen las mandarinas de Valencia como lo hacían en Eroski (esta cadena ha cerrado algunos locales en mi ciudad), y que hay también snacs sanos para cuando necesitas hidratos de carbono con control, como estas barritas de semillas de lino dorado, té verde y pasas.


4. Regreso a las infusiones: ¡la imaginación al poder, y si hay que comprar por internet, se compra!
En Nochebuena mi madre me regaló esta preciosa tacita de té con tapa e infusor, y le voy a dar vida. Tengo aún el rooibos de naranja de esta tienda y el rooibos de Navidad de Teterimundi, pero confieso que hace unos días hice mi primer pedido por la red a Teterum para tener conmigo un buen cargamento de Rooibos en latte, mi infusión favorita de todos los tiempos, aquella que me sacia las ganas de dulce como ninguna..., prometo en breve plazo de tiempo y post de infusiones como los de antaño..., ¡y algún que otro post de "outfit y dieta creativa"!

17 comentarios:

  1. Todos estos propósitos son estupendos y seguro que en muy poco tiempo dan buen fruto. Lo de la bolsa me parece muy bien porque hay productos de maquillaje más caros y menos útiles.
    A mí me gustaría que este año fuera de coherencia. Quiero mantener una rutina facial consistente y coherente pero también quiero llevar la parte espiritual "al día", con más proximidad a los sacramentos y más cultivo de la amistad con Dios. También quiero incrementar mis donaciones de sangre a dos año, simplificar mi vida y reducir mis apegos. Creo que este va a ser un año de fuerte introspección para mí.
    Los comienzos de año empiezan con energía y buenos propósitos, a ver cómo los acabamos.

    ResponderEliminar
  2. Creo que para las que trabajamos uno de los hábitos más importantes es tener las comidas de la semana más o menos planificadas. Al menos, de lo más importante es tener la ración de verduras ya hechas para cuando llegamos a casa. Yo no podría vivir sin la olla express, comemos pure de verduras (con poca o ninguna patata) casi a diario. Es la forma más cómoda de asegurarte comer bien. Si llegas a casa a las tantas y tienes que ponerte a ello, es probable que tires por la rapidez de la pasta, al menos a mí me pasa. Y compro lechuga en bolsa, que aunque más cara, también me aseguro de comer una ensalada diaria con variedad de lechugas, que también se agradece. Con el ejercicio siempre me ha pasado lo mismo, solo soy constante si me apunto a alguna clase con horario, piscina, gimnasio o lo que sea. Entonces soy muy disciplinada y tienes el plus de conocer y hablar con alguien, que también es importante en el factor motivación. Yo nunca me planteo propósitos de año nuevo, para mí el año empieza en septiembre. Bss

    ResponderEliminar
  3. Ánimo con todos tus propósitos. Yo he mantenido el 2,3 y 4 incluso en las fiestas (aunque el tres se resintió, como es lógico el 24, el 31 y el 6, jajaja). Para este año me propongo enfadarme y sentirme mal en muy pocas ocasiones, porque quiero ir relativizando muchas cosas que en realidad, no son primordiales. También me propongo ser más cercana: no me considero, ni mucho menos, fría...pero quiero correr menos, y mirar más a los ojos :)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. deseando leer tus post de comida creativa. Me han fascinado los palitos de semillas de lino dorado. Lo que no se es si podre encontrarlos en mi ciudad ;(

    ResponderEliminar
  5. Suerte con tus propósitos! yo no suelo hacerlos ya que se que no los voy a cumplir

    ResponderEliminar
  6. Rocipici, les haré post porque hoy he probado el primero antes de ir al gimnasio y es magnífico y muy saciante.
    Gadi me encanta eso de mirar a los ojos a las personas, forma parte también de mi primer propósito.
    También tengo propósitos del trabajo y de vida interior pero esos los guardo para mí 😳Y propósitos del blog de seguir mejorando, sobre todo en el terreno de las fotografías: pronto lo veréis

    ResponderEliminar
  7. ME ha encantado este post, me resulta muy inspirador, y hay mucha verdad detrás de cada intención que nos podemos aplicar más de una.
    La taza me parece una monada.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Me gustan todos y cada uno de tus propósitos, y conforme iba leyendo, me he dado cuenta de que están completamente interconectados. En el plano físico, la alimentación y el deporte te darán un subidón de endorfinas, que repercutirá en tu felicidad, y así tu mente estará más receptiva a crearla y entregarla. Aunque por ti misma desprendes bastante amor :). Y es que la salud es vida, y la vida, el "prius" de todo!! Yo compro muchas infusiones por internet, y anda que no hace ilu recibirlas!! Ánimo con todos ellos, que realmente son propósitos,pero también, y más que eso, son placeres!!

    ResponderEliminar
  9. Buenos propósitos... Te deseo suerte para cumplirlos. La bolsa de deportes es muy moloner.
    M.

    ResponderEliminar
  10. Son grandes propósitos, creo que te van a aportar mucho autoconomiento de ti misma, que al final es para lo que sirve todo esto, para vivir mejor y aprender.

    Por cierto teterimundi también tiene página para comprar te.

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. ME GUSTAN TUS PLANES. YO seguiré intentando pasar a la acción,es como cuando voy a la farmacia y compro el medicamento...solucionado. También me pasa con las cremas,objetivo conseguido solo por comprarla.
    Para crear hábitos tengo que ponerles fé.
    Bs

    ResponderEliminar
  12. Amazing photos dear! :D
    Great blog! I'm following you, follow back?
    http://omundodajesse.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
  13. Muchas veces nos amargamos la vida por estupideces, frustraciones y desengaños. Basta con poner coto a las emociones negativas para sentirse mejor con una misma y con el entorno (esa es mi experiencia vital). Me gustan tus propósitos.

    ResponderEliminar
  14. Me gustan tus propósitos para el nuevo año y comparto la mayoría de ellos y me apunto el te, un beso

    ResponderEliminar
  15. Me encantan tus propositos de año nuevo
    mens sana in corpore sano y eso luego se refleja en el exterior
    la bolsa de grifindor es una monada
    y las infusiones son muy importantes para no caer en tentaciones :)

    ResponderEliminar
  16. Yo nunca me he hecho propósitos absolutamente para nada, es algo que no va con mi carácter, no me hago propósito de ir al gimnasio porque es algo que odio!!!! ja ja ja, tampoco digo que voy a retomar el te... ¡porque tampoco me gusta!, desayuno chocolate todas las mañans y por su puesto no me hecho ni me hare el propósito de dejarlo... ¡¡¡¡faltaría me hacen una desgraciada, ja ja ja, sin taza de chocolate, eso sí con agua, prohibido fastidar el chocolate añadiéndole la leche!!!, en fin que cada una somos un mundo (afortunadamente) y siempre he funcionado sin propósitos y debo decir que no me he organizado nada mal, sin ser excesivamente organizada... en resumen, ¡voy sobre la marcha!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  17. Pues muy buenos propósitos, coincidimos en varios, los tés, el deporte y la fruta.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...