11 de enero de 2017

Wishlist de La Frikilería & billetera en forma de Game Boy de Nintendo

Cada vez soy más friki.
En la acepción de "ser obsesionado con cierta literatura o cine o particularidad de la cultura pop" me declaro absolutamente friki. Y tiendas como La Frikilería no me ayudan nada a mejorarme de lo mío: es todo tan especial y radiante que me seduce y arrastra como un ciclón hacia la frikidez, palabra que acabo de inventar aunque no las tengo todas conmigo porque, si el sustantivo es frikidez, el adjetivo será... ¿fríkida?

Mi nuevo billetero en forma de game Boy de Nintendo
¡Fríkida, más que fríkida!
Pensaréis que al vivir lejos de La Rioja y no poder visitar a menudo la calle Múgica de Logroño estáis a salvo de contagiaros pero no, nadie es inmune, porque La Frikilería tiene un magnífico perfil de facebook y de Instagram, y tiene tiene tiene una página web desde donde lanza sus cantos de sirena al mundo entero. Claro que la sensación que se percibe al visitar la tienda en vivo es única... Yo la descubrí hace un año y medio gracias a mi amiga Anita, y ya le he dedicado un par de vídeos de mi canal: enamorada me hallo. Aclaro que ni esos vídeos ni este post están patrocinados, aunque no haría ascos a una bonita colaboración.

Aún con su etiqueta en el mostrador de la tienda
El caso es que los Reyes me dejaron también un pequeño aguinaldo, y para sacudirme la morriña (mis amigos dicen que parezco Rosalía de Castro), proyecté una visita en el lunes más lunes de todos los lunes, el nueve de enero. Fui con mi amiga maría, quien me inoculó la pasión por los funkos, y aunque iba con ganas de ver figuras de vinilo tenía muy claro que tras las navidades no iba a caer con algo tan "caprichoso"; en cambio, necesitaba un billetero, y me apetecía que fuera especial.



Junto a mi bolso, llena ya con mis tarjetas

Yo nunca he jugado a la Game Boy por mi proverbial torpeza, pero justo por ese motivo constituye un mito para mí, porque en mi niñez veía a mis amigos y compañeros jugar con ella y siempre supuso para mí un objeto de deseo inalcanzable.
Me encanta esta cartera porque no abulta, la puedo llenar sólo con mis tarjetas y billetes dejar todo lo demás (llaves, monedas y bálsamos labiales) en mi monedero en forma de cinta TDK. Hasta ahora lo llevaba todo junto y encontrar el carnet era a veces misión imposible.
Me ha costado 22 euros que duelen, pero son justo el importe del regalo y la verdad es que llevo un tiempo mirando billeteros y no bajan de ese precio y más allá.

Hacer deporte así debe motivar mucho...

Y ya que estamos...os muestro una pequeña lista de deseos de la tienda: en primer lugar me encantaría tener esta bolsa de Gryffindor como mi bolsa de deportes. Es ideal, adoro ese color azul y por supuesto ese estampado, tiene el tamaño exacto para llevar mis zapatillas..., y cuesta 35 euros, así que me voy a sentar, me voy a tranquilizar, voy a respirar hondo... y a ver qué sucede.


Y ahora entro ya de lleno en lo fantástico: el resto de objetos que muestro son puras frikideces que no tienen utilidad más allá de la contemplación de la belleza, por lo que su adquisición se me antoja bastante lejana, pero que dejo aquí como mi lista de deseos de esta tienda encantada.
En primer lugar encontré la varita de Dumbledore, a tamaño bolígrafo aunque no creo que tenga ese uso. Cuesta once euros.


Por supuesto que vi funkos de Harry Potter, y María casi me suplicaba que me llevase a Ron Weasly   hacer compañía a Harry. No era mi momento pero esta figura es adorable: lleva el jersey que les teje la señora Weasly en Navidad. Sin embargo un funko que me tentó muchísimo,además estaba en tamaño pequeño y sirve de llavero, es el de Tristeza de la película de Disney Inside out:


Es una pocholada. Como casi todo lo que hay en esta tienda, aunque echo de menos más artículos de El Señor de los Anillos, y me encantaría que hubiera una figura de Galadriel o de Aragorn, a lo mejor basándose en ilustraciones de Alan Lee, o una alfombrilla para la entrada de mi casa que dijera: "dí amigo y entra". Si encontrara algo así, me la compraría sin reflexionar sobre mi economía en enero, ¡y sin esperar a cobrar a fin de mes!

14 comentarios:

  1. Por qué? Por qué? Por qué?
    Pues no va ahora y se me antojan mil cosas? Le regalé a mi hermano un funko de star wars más bonico que todas las cosas, un soldado imperial muy salao. Y ahora al ver la página que has puesto, quiero la mitad de la tienda pues me encanta star wars y juego de tronos... Quiero un toda ya! Ay, rubita, si te dieran un euro por cada vez que me creas un capricho...
    Besos, bonita.
    B.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un yoda, quería decir. Qué cansino es el corrector...B.

      Eliminar
  2. Pues tienen cosas chulísimas. Me meto yo ahí con mi hija Marina y nos tienen que sacar a rastras, jajaja
    BESOS!

    ResponderEliminar
  3. Es muy curioso lo que ocurre con el préstamo "freaky". Tan pronto lo usamos como sustantivo, él es un freaky, como de adjetivo, él es muy freaky. Cosas de coger palabras de otro idioma por contagio. Ese muñequiño de Tristeza me roba el corazón, a pesar de no ser nada fríquida o frikida. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En inglés, de hecho, freaky es otra cosa, para estas cosas dicen nerd. Es como pasa con el "ticket" de compra, es una palabra inglesa pero ellos no la usan ni de lejos en ese contexto. Así somos...;)
      B.

      Eliminar
    2. Bueno, no estoy "totalmente" de acuerdo. Depende de la connotación, como siempre. Si eres rarito con ciertas cosas "extrañas", hasta la obsesión, pueden considerarte "a freak", porque das hasta grima...

      Eliminar
    3. Vivo en Irlanda y creeme, un freak es otra cosa para ellos.

      Eliminar
  4. En Cartagena encontré una tienda parecida y me dio cada antojo...Vi unas tazas a las que se les encendía la espada láser con el calor de la bebida y sé que algún día las acabaré regalando a los hombrecitos de mi familia.

    ResponderEliminar
  5. A mí los funkos me parecen monos, pero no pagaría lo que cuestan.
    La billetera de Game Boy, sin embargo, me haría temblar el pulso, y ganaría ella, por supuesto.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el pequeño debate filológico que se ha planteado: para mí el término friki tiene dos acepciones: la más cercana al inglés Freak me parece que significa raro, rarito, y en ese sentido no quiero y espero no ser friki, pero en el sentido de fan absoluto, apasionado de algo, soy muy muyyyy friki y a mucha honra 😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En inglés coloquial "freak", que se usa mucho más que freaky, se utiliza para referirse a gente tipo "monstruo", con pintas raras, desaliñados, sucio o que no presta mucho atención a su vestimenta, o al contrario que le gusta de hecho ir así. Pueden estar obsesionados con algo o no. Suele usarse con gente de círculos sociales reducidos, que no se relacionan mucho con gente que no es como ella. Que dan miedo, vamos. Un "nerd" se parece en parte en el significado, pero no son tétricos ni dan miedo, suelen ser cerebritos o gente pensante. Vamos, al menos, yo interpreto el uso así.

      Eliminar
  7. Ayyy, la game boy...aun la conservo y funciona. Como sólo tenía dos juegos los machaqué tanto que a día de hoy mis dedos saben automáticamente como jugar

    ResponderEliminar
  8. A ver, teorizando: friki viene de freak que era el término para denominar a las personas que trabajaban de "fenómenos de feria", entre los que existía, pero se llevó al castellano porque el mundo del merchandising de estos productos al principio estaba poblado de "seres asociales" con gustos raritos (entre los que me incluyo totalmente).

    En EE.UU. hay dos terminus actualizados: está el nerd que sería el friki empollón, el que disfruta acumulando conocimientos aunque no tengan aplicación y luego el geek, que es el que está más centrado en ocio "alternativo" (que ya no lo es tanto) como películas, juegos de rol, videojuegos... con el que comparte también conocimiento no aplicable y ser poco hábil socialmente fuera de su entorno.

    Aclarado esto, si el adjetivo es friki, el sustantivo es frik (castellanizadamente).

    Por lo demás muy fan de la baldolera y la cartera, el boli no me llama tanto. De hecho estoy por comprarme una game boy de las antiguas para echarme unas partiditas...

    Besotes

    ResponderEliminar
  9. Mola la billetera.
    Reconozco que no soy de estas cosas pero sé que sois muchos que os gustan.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...