25 de febrero de 2017

Esmalte Precious de H&M, o cómo salvar una manicura arruinada

El esmalte Precious de H&M presenta un precioso color oro antiguo, como de joya medieval, radiante y a la vez apagado, casi mate. Es una laca escarchada, poseedora de un brillo metálico tejido por millares de burbujas finas y centelleantes, es decir, carente de esos tropezones grandes de glitter que suelen ofrecer un acabado vulgar.

4,99 euros
Se trata de uno de los pocos esmaltes que tengo siempre en casa a mano, de hecho ahora mismo sólo conservo ése junto al azul de OPI que me compré en el aeropuerto de Oporto, y es porque constituye un auténtico comodín: puedes aplicarlo sobre cualquier color y textura.... y queda espectacular.
En solitario, con solo dos capas viste tus uñas de fiesta, pero sobre un esmalte digamos rojizo, burdeos, vino o rosa viejo adquiere un color "ala de mosca" con fondo dorado que me recuerda al tornasol de ciertas sombras dúocromas como Club de Mac, Label Whore de Too Faced..., licuado en textura líquida y brillante.
Y justo hace unos días se me presentó la ocasión de volver a disfrutar de él.

Tono 17 de Nails Factory mate

Yo tenía una flamante manicura de Nails Factory, realizada por un gran artista del local de Logroño, Tomás, con el número 17 en acabado mate: un rosa viejo o granate suave de lo más femenino que me duró intacta tres semanas, pero que justo en el pasado sábado decidió fallarme por fin, y se me cayó la uña del dedo meñique entera y verdadera. No un pico, no un desconchón, no: una uña entera que no había modo de disimular.
El domingo había quedado y me daba pena presentarme sin una uña..., así que en el último minuto se me ocurrió recubrirlo todo con un par de capas doradas:


17 Nails Factory + Precious H&M
Aquí tenéis las fotografías de la manicura rehecha: el resultado es un cobrizo también propio de orfebrería artesana, que vira según la luz del sol a un color ala de mosca con subtonos rojizos, azules y hasta verdosos. Estas imágenes, a diferencia de la primera que abre el post, no tienen filtro alguno, por eso podéis ver la diferencia entre el dedo meñique, más claro, más oro puro, y el resto mucho más oscuro, complejo y preciosista.
Sin haberlo preparado, encontré una pareja estupenda para construir una manicura barroca y reluciente.

11 comentarios:

  1. Me encanta la mezcla resultante.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Nunca se me hubiera ocurrido
    M.

    ResponderEliminar
  3. Nunca he usados esmaltes de esta marca, son buenos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los de acabado crema son como cualquiera de gama barata, pero amiga, los escarchados duran siete días y son preciosos.

      Eliminar
  4. Pues sí, la mezcla es más que interesante. ¡Me encantan estos experimentos, salen cosas chulísimas!
    BESOS!

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rocipici lo siento, estaba trasteando y he eliminado tu comentario por error; vuelve a ponerlo please, sabes cuánto valoro vuestros comentarios 🙈😭😭😭

      Eliminar
  6. Me ha encantado eso de "manicura barroca". Totalmente!! Yo ya paso de mis uñas, cualquier esmalte que les ponga lo escupen a tiras ajaja. Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
  7. Pues queda muy chulo, la verdad, me gusta mucho ese dorado y mira que no soy muy de dorados.

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Me gusta más el tono 17 de Nails Factory, es muy elegante y en cambio el dorado un poco cantosillo

    ResponderEliminar
  9. Te ha quedado bien pero me gustaba más el tono de Nails Factory.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...