17 de febrero de 2017

Mi ritual de belleza nocturno 2017: Missha, La Chinata, Darphin, Natura...

No hay momento más mágico (ni más cotidiano tampoco), que aquel en el que descubres que todos los productos que conforman tu momento de cuidado facial casan, se completan, combinan a la perfección y armonizan como en una sinfonía o puzzle de belleza: es lo que hace mucho, mucho tiempo no me ocurría a mí, y ahora me sucede.


Por eso es el momento de hablaros de mi rutina facial diaria en esta entrada de año, impar y luminoso. Porque entre regalos esperados e imprevistos y compras impulsivas o largamente pensadas, he reunido cinco productos y dos utensilios en mi tocador que recrean el perfecto ritual de belleza.
Ritual que se compone de dos instantes, limpieza e hidratación, aunque cada uno de ellos se dividen y se vuelven más o menos complejos según el momento del día, mañana o noche.
Quiero detallaros aquí cada uno de los pasos que sigo antes de acostarme, ya que por la mañana hay muchas ocasiones en las que milagro es que consiga pasarme un algodón aplicado en agua micelar y aplicarme la crema hidratante antes de volar hacia mi lugar de trabajo:

1. Limpieza


El desmaquillado y limpieza de mi cutis cambió radicalmente para mí a finales del pasado año, cuando en mi visita a Sevilla para presentar mi último poemario entré en la tienda Natura y encontré este cuco cepillo facial, que me costó la "friolera" de nueve euros  con noventa céntimos.

Tiene las cerdas redondeadas y dulces pero firmes, y desde que lo utilizo mi piel está limpia y radiante sin haberse sensibilizado un átomo. Las propietarias de pieles reactivas a veces pensamos que el hecho de limpiar en profundidad es poco menos que el lobo feroz, cuando lo cierto es que los poros taponados por culpa de la suciedad no eliminada enrojecen mucho más el cutis que un buen pulido con un cepillo delicado.

Lo humedezco con el agua de oliva de La Chinata, aplico un guisante de gel limpiador de arándano de Missha y ¡a limpiar! Este gel que huele ligeramente a pastel americano, posee una fórmula sublime y desmaquilla y limpia mi piel, ambas funciones, como ningún producto hasta ahora. Me deja la cara fresca, como respirando aire campestre, con sensación de salud y frescor..., pero sin rojez ni tirantez alguna. Lo solía comprar en Beautik y tristemente mañana cierra sus puertas, pero lo buscaré en la red o donde sea. Lo necesito para vivir.


Tras el desmaquillado aclaro un poco con agua, mineral o del grifo según el estado de mi piel, y vuelvo a pasar el cepillo por mi rostro, esta vez empapado en el Agua de Oliva de La Chinata, que cuesta tres euros con noventa y huele a campo y me deja la tez fresca e hidratada. Acto seguido le llega el turno al contorno de ojos.

2. Hidratación

Como contorno estoy utilizando el aceite milagroso de La Chinata que realmente es un milagro. Milagro que cueste menos de trece euros y contenga tal cantidad de principios activos preciosos, entre ellos el extracto de siempreviva de poderes antiedad y el relajante absoluto de mimosa, y tal asombrosa ausencia de ingredientes dañinos.
Lo he usado disuelto en una crema facial (supuso el cambio del no ser al ser para la crema en cuestión), pero solo, como contorno de ojos, está hidratando y regenerando la zona como ningún otro producto lo hizo nunca.
Lo aplico mediante un suave masaje con el rodillo que me regalaron los Reyes magos, de auténtico jade, comprado en un mercadillo medieval: el movimiento rotatorio y la agradable frialdad de la piedra elevan este gesto a la categoría de pequeño spa cotidiano.


Por último llega el turno al sérum y a la crema hidratante: después de un tiempo utilizando sueros de vitamina C he vuelto a mis orígenes gracias al generoso regalo de Lucía, lectora de este espacio: ella me ofreció un frasquito de Intral de Darphin lleno al ochenta por ciento y lo estoy disfrutando noche a noche. La camomila, que es sin duda mi principio activo favorito junto a la manteca de karité y el aloe vera, es también el segundo ingrediente de esta fórmula como de cuento de hadas. Nada más pulsar mis dedos impregnados en ella sobre la piel noto que me envuelve la calma, pese a que el olor no ser su punto fuerte. Amo este producto como recuerdo no haber amado ninguno en mucho tiempo, es mi suero de cabecera y aunque soy muy consciente de que cuesta sobre los setenta euros prometo ahorrar para reponerlo cuando se termine porque ¡merece la pena!

En cuanto a tratamiento hidratante (crema propiamente dicha), me estoy despidiendo del "Face night elixir" de Puze Czesch que ya no se venderá más en las tiendas Sé Happy, aunque aún quedan algunas existencias. La verdad es que suspiro por reponer la crema de día de aloe vera de The Body Shop, pero mientras tanto disfruto de este tubito que por ocho euros ofrece un cóctel de manteca de karité y aceite de macadamia, dos conocidos y queridos ingredientes, y extracto de turba y lúpulo, dos elementos exóticos que calman a la perfección mi cutis.

#NoFilter #NoMakeUp but lips
Aquí tenéis una imagen en la que he utilizado Layout para hacer el collage pero ningún otro filtro (en las demás usé mi amado Artinligth de  Perfpix para dotar de luz a unas fotografías realizadas a las 8 a.m), y sin maquillaje ninguno, "au naturel" como proclaman las revistas, sólo una ligera pasada de labial Peach Fizz de Guerlain... y el ritual completo de limpiador, tónico, sérum, contorno y crema.
Éste es mi penúltimo gesto antes de irme a dormir: toda una isla de confort para meterme en la cama a leer a Jane Austen, Harry Potter o Calderón con la piel y la inocencia de un niño.

17 comentarios:

  1. Entenderéis que me cueste comenzar el "reto Ziaja " 😂😂😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo entendemos muy bien, a mí me parecía una locura.
      M.

      Eliminar
    2. Yo también pienso que es una temeridad.

      Eliminar
  2. Tengo que probar ese aceite de La Chinata.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. De hoy no pasa que me haga con el aceite milagroso. No te preocupes en exceso por el limpiador de Missha, es relativamente fácil de encontrar y, si no, hay dos de TonyMoly excepcionales (de brócoli y granada fermentados).
    Un producto que he introducido en mi rutina este año y que no puedo dejar de recomendar es tres gotas de aceite esencial de naranja mañana y noche, después de limpiar y tonificar y antes de hidratar.

    ResponderEliminar
  4. Tengo que probar ese aceite de La Chinata. Miedo me doy cuando vaya a la tienda.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Vaya piel tan bonita al natural!
    Besos.
    B.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a ti y a tantas blogueras, mi piel va mejorando mucho. Un cambio importante ha sido ser mucho más consciente de lo que llevan los limpiadores. Desde que uso productos sin SLS mi piel está mucho menos roja, menos irritada. Combino el Gentle Foaming Cleanser de Clarins (pieles secas y/o sensibles), que quizá te podría ir bien (es suavísimo) con una crema lavante Boreade para pieles mixtas a grasas sensibles (este no es para ti) de Noviderm (bueno y económico). Yo también he descubierto un utensilio de limpieza que me ha sorprendido por su suavidad. Es un paño de microfibra (cualquiera que sea mullido) con el que, mojado, me aclaro los limpiadores. Aclaran y secan a la vez, lo que evita empaparte la cara de agua. La arcilla pura Rhasoul (o como se escriba) es una maravilla para muestra piel, porque además de purificar, calma muchísimo, notas un frescor muy agradable. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La arcilla roja es una maravilla!

      Eliminar
    2. La que yo tengo, de Aromazone, es un polvo fino marrón claro, medio grisáceo...

      Eliminar
  7. se te ve la piel preciosa. Me apunto ese gel de missha ya que voy necesitando uno. Besos

    ResponderEliminar
  8. Tengo un rodillo de jade y hace meses que no lo uso, ¡Gracias por recordarmelo! Me han gustado muchas de las cositas que enseñas, gracias!
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Gracias por vuestros comentarios.
    M., los productos de Ziaja allí los tengo y cuando se me termine la crema de Pure Zcesch comenzaré el reto, pero no antes 😜

    B. y Ro, gracias por el piropo aunque eso es ahora...

    El aceite os lo recomiendo muy mucho.

    Lucía pues los SLS nunca los he mirado, ya tengo bastante con el alcohol denat, el petróleo, el perfume y la Dimeticona...

    Ali si el rodillo es pequeño te lo recomiendo para esa zona.

    ResponderEliminar
  10. Me parece que tienes una rutina espléndida de la que te copiaré ideas y productos (el aceite de La Chinata, el gel de arándanos...). Por eso yo no empezaría el reto Ziaja. La belleza de la piel también es salud, y se trata de ir construyéndola y asentándola poco a poco. No me gusta dar un paso hacia delante y otro atrás. Feliz domingo, Rocío hermosa!!

    ResponderEliminar
  11. Por aclamación popular abandono el reto Ziaja 😂 Gracias a Dios gasté menos de diez euros en él.
    Lucía y Gretel: he usado durante mucho tiempo arcilla rosa de Cattier y es una maravilla

    ResponderEliminar
  12. Pues la verdad es que si te va bien, disfruta de lo que usas y luego te planteas el "reto", por cierto, estoy usando algo con mucha camomila en el pelo, aun estoy en fase de testado, pero te ire contando a ver qué tal va.

    Besotes

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Que piel niña que piel tienes!!
    Me encanta tu rutina, sensorial y estupenda.
    Tengo que probar esa espuma limpiadora de Missha.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...