7 de febrero de 2017

Paleta Sweet Peach de Too Faced, primera parte: Look Caramelized Peach

Me habéis pedido esta reseña en todos los tonos posibles, recorriendo la escala de súplicas que la cortesía puede otorgar, y me sabía mal no satisfaceros..., pero es que la lluvia me impedía lograr las imágenes que yo deseaba. Sin embargo, he decidido publicar fotografías imperfectas porque el tiempo parece que no va a mejorar...

Filtro Perfpix para Instagram

Y como no quería hacer una descripción al uso, con todos los swatches en fila como podéis ver en infinidad de bitácoras y con una definición de una calidad mucho mayor que la mía, he decidido ofreceros una opinión global, panorámica de la paleta, y una minuciosa entrada sobre mis cinco sombras favoritas por ahora, con un improvisado maquillaje bajo la lluvia. Como con el uso comenzaré a amar y a familiarizarme también con los otros tonos, dejo abierta la posibilidad a una saga en la que la dulce "Sweeet Peach" de Too Faced sea la clara y radiante protagonista.

Filtro Perfpix para Instagram

Se trata de una sinfonía de dieciocho tonos dulces y cálidos, muy de invierno, pero también tonos alegres y amelocotonados como su propio nombre indica, es decir, muy de primavera. Sin embargo no sucede como con la Naked 3 de Urban Decay, pongamos por caso, que la miras y dices "ah, qué bonito, una armonía de rosas, una belleza", y la contemplas arrobada pero no terminas de comprarla nunca porque sabes que no tienes párpado para tanto rosa.
No: con esta paleta tienes de todo, sabes que vas a pagar casi cincuenta euros, sí, pero que  vas a usar todos y cada uno de sus tonos, que son de la marca Too Faced por lo que no te van a fallar, pues ya al rozar su superficie con los dedos entras en un universo de pigmento aterciopelado y en technicolor...

#NoFilter, ni en esta imagen ni en las siguientes

Hay tonos piel, mates y brillantes, preciosos topos (muchos tonos topos, mates y brillantes y metalizados y de subtonos más o menos fríos, el paraíso de una hobbit amante del tono topo en los párpados), algunos tonos maquillaje mates muy bonitos, tres sombras bastante oscuras sin ser negras, y un verde plateado muy especial. Ah, y hay dos sombras de color melocotón, sí: pero no más. Las justas.
Lo que sí desprende la paleta entera es un sublime olor a golosina de melocotón, que no empacha ni satura pero se hace evidente: hoy tras maquillarme para ir a mis tribunales de defensa de Trabajo de Fin de Máster, una de mi compañeras me dijo "¡mmmm, hueles a melocotón!"

Caramelized
La siguiente entrega de la saga quiero dedicarla a las sombras "taupe" de la paleta, como adoradora que soy de la sombra Satin Taupe de Mac y de cualquier color que se le parezca en algo, pero como primera toma de contacto, y con fotografías realizadas (quiero recalcarlo) bajo luz artificial, os quiero hablar de mis colores preferidos así, a primera vista y a primer tacto.
Y el gran favorito, ese tono que se ha convertido en todo un comodín para cualquier día y ocasión, es "Caramelized". Un color castaño, entre caramelo y oro viejo, metalizado y muy pigmentado.

White Peach/ Nectar

En segundo lugar me gustan, y mucho, los tonos piel o vainilla de esta paleta. Por primera vez encuentro sombras beis que no desaparecen en la piel al difuminarse, que envuelven y visten el párpado. White peach es un casi blanco para iluminar el lagrimal que posee dos genialidades: no brilla, por lo que la luz nace sólo del color y por eso no se apaga; y no es un blanco frío ya que tiene ese halo melocotón. Y Nectar cuenta con las mismas virtudes más una tonalidad más oscura, más piel pero piel media, no una piel nórdica.

Just peachy

Y, por supuesto, entre mis cinco primeras elecciones se cuentan las dos sombras color melocotón: "Just Peachy" es más bien rosada, perlada y con bien de purpurina pero tan integrada en el color que no se hace burda. Tiene un matiz melocotón que emerge cuando la aplicas sobre la piel. Es una sombra que brilla y ese fulgor no desaparece, es duradero. Y no va soltando "polvo de hadas" en el camino.

Candied peach

"Candied peach": una sombra de base mate con algo de purpurina por encima, pero no mucha; en un tono melocotón alegre. Si no digo desde ya que estas dos sombras usadas a la vez encienden las mejillas a modo de colorete, reviento. Lo podéis ver en este look improvisado, retratado bajo la lluvia:

Caramelized Peach

En todo el pómulo apliqué el tono "Candied Peach" con una brocha de colorete normal, y luego con la que tengo tipo Yachiyo, imprimí un toque de sombra "Just Peachy" en el centro de la mejilla.
En los ojos, iluminé el lagrimal con "White Peach" y el arco de la ceja con "Nectar", apliqué la sombra "Caramelized" en todo el párpado móvil , y "Just Peachy" en la cuenca, a modo de transición. Recordad que estaba en la oficina: lo difuminé todo con los dedos y aún así el color duró toda la tarde.
A todo esto, era la hora de comer y llovía, mis compañeros se marchaban a sus casa o entraban en el comedor... Sólo una hobbit pija aguantaba, debajo de la lluvia, con el rostro radiante y un inefable aroma a melocotón.

15 comentarios:

  1. Muy guapa. La paleta es una preciosidad y la sombra Caramelized, maravillosa.
    Me ha encantado el final del post de hoy :)
    BESOS!

    ResponderEliminar
  2. Mira que te gusta el melocotón, y lo poco que me agrada a mí (el olor, que no el color)
    Caramelized, preciosa.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Tengo 6 eurillos por mi cumple en Sephora, y aunque me resisto a gastarlos (me da rabia que cada vez hagan menos descuentos y encima condicionados) una voz dentro de mí quiere que vaya a por esta paleta. Es simplemente preciosa. Me ha encantado tu repaso general, y tu puntualización de que la sombra purpurinosa no suelta "polvo de hadas". Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Pues ya podrías haber esperado a currarte más las fotos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que mala educacion! Se gasta su dinero en la paleta, saca tiempo para hacer la entrada del blog y recibe esta respuesta. Alucino

      Eliminar
    2. Gracias, segundo anónimo. Ya dije que las fotos eran malas pero había prometido la reseña ya varias veces y decidí no hacer esperar más al respetable. Al final lo que importa es mi opinión escrita, que unas fotos que en ningún caso van a ser pro, aunque luche por mejorarlas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Es una belleza pero, tras tu reseña, creo que la chocolate original se ajusta más a mis "necesidades". Qué bonita...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La chocolate me lleva años tentando y, al final, es ésta la que me he llevado... y creo que por este año gasté mi cupo de paletas :)

      Eliminar
    2. La que te has comprado es más tú

      Eliminar
  6. Yo no la quería... de verdad. Se imponía la cordura de tener muchas sombras, de no necesitarla, pero la "vendes" tan bien... Tengo una tarjeta regalo de 35€ que va teniendo un destino definido... ;)

    ResponderEliminar
  7. Yo te agradezco mucho este post.
    M.

    ResponderEliminar
  8. Muy bonita¡¡¡¡ y las uñas que se te ven en la primera foto también es un color bonito :):)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el número 17 de Nails Factory, Chukita: en mi IG tienes más fotos.

      Eliminar
  9. Yo también he caído con la paleta, quería desde hacía tiempo una paleta de tonos cálidos y esta ha sido la única que me ha convencido por completo. Pero no estoy de acuerdo con la descripción de la naked 3, parecen más rosadas por la disposición de las sombras y el color de fondo de la paleta (maldito metamerismo), la empiezas a usar y los tonos son bastante diferentes. Por cierto aviso de que hay varios clones de sombras de mac en ella: liar-sable, mugshot-satin taupe y nooner se parece bastante a haux.
    Disfruta de tu paleta!! muac

    ResponderEliminar
  10. Madre mía que look tan bonito, eso es aprovechar una paleta y el resto tonterías. Me ha gustado mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...