11 de marzo de 2017

Bésame mucho: hoy, Dolce vita de Nars

Un clásico en mi tocador, en mi neceser y en este espacio. Un rouge para todos los días. Una barra de labios con historia de ida y vuelta, o con historia e intrahistoria: la oficial, la del creador François Nars, la que lo convirtió en súperventas de la marca, y la mía, escondida y recóndita y de amor absoluto: un idilio entre esta preciosa barra de labios y esta hobbit pija amante de los labiales.



Este tono universal, mi segundo labial favorito de todos los tiempos tras en Peach Fizz de Guerlain, ha alegrado mi neceser por tres veces: creo que con ninguna otra barra de labios he reincidido con tamaña persistencia.

En primer lugar me la regaló un gran amigo mío cuando aún la firma no se podía encontrar en España, salvo dos puntos excepcionales y muy elitistas con Ekseption en Madrid y la perfumería Urbieta en Sansebastián. Mi amigo, el poeta Pablo Moreno, viajó a Nueva York en su luna de miel y fue expresamente a Kiss And Make Up para compra este labial y el múltiple South beach para mí, y aunque eran encargos no quiso cobrármelos a su vuelta, por lo que se convirtieron en los regalos más preciosos y exclusivos que hubiera podido yo recibir.
Lo terminé, me lo bebí literalmente, me embrujó su tono "mi labio pero mejor"..., y en el momento precios la blogger mareas me ofreció otro ejemplar.


Y también este lo terminé..., cuando de repente recibí hace unos días un mensaje de mi padre, que a la sazón había ido a París a impartir una conferencia en la Sorbona, diciendo: "estoy frente al Sephora de los campos elíseos, ¿quieres algo?"
Y sí, quería poseer de nuevo este dulce labial, rosado y castaño, rojizo y dulcemente neutro. Se lo envolvieron en papel de color "el tono lo he elegido yo", me dice rebosando orgullo, y le regalaron un vial generoso de perfume "la muestra la escogí yo", añade mi madre, y qué buen gusto ha demostrado..., de nuevo, como siempre.


Ya tengo de nuevo en mis manos el auténtico pintalabios de una dama, natural y femenino, color labio, de lunes a viernes..., y me lo han dado mis padres en este delicioso fin de semana que estoy disfrutando en la capital.

12 comentarios:

  1. Tu padre es ese hombre que todas necesitamos en nuestras vidas.
    Yo tuve este labial en formato velvet lip matte y, desde que tengo el tono Cannes de Nyx, no lo echo de menos pero es taaaan boniiiito...

    ResponderEliminar
  2. Es un tono de labial básico, de los de fondo de armario.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Tengo un labial de un tono parecido (no recuerdo la marca,pero se que es una no muy cara) y me dura mucho porque me maquillo poco,pero no quiero que se me acabe nunca. Es de hace tiempo y un día lo intente encontrar sin exito. Es un color para todo

    ResponderEliminar
  4. Un color precioso y sobretodo una historia preciosa

    ResponderEliminar
  5. Es un tono precioso y en este caso, de los que me sirven a mi también porque es subido. Tu padre tiene un arte que no se puede aguantar.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  6. No sé de quien soy más fan, si de Lord Scutum o de Merl. Me encantan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pero el que me regaló el labial primero es otro amigo, que tengo muchos #sonmitesoro

      Eliminar
  7. Tiene un color muy bonito, me gusta muchísimo


    Besos

    ResponderEliminar
  8. Labio color labio, muy tú
    M.

    ResponderEliminar
  9. No sé qué me embelesa más,si el labial o la historia

    ResponderEliminar
  10. Sin duda un "nude" muy bonito, la verdad.

    Besotes

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...