6 de diciembre de 2010

Chocolaterapia

Mañana de adviento, sábado invernal. Fuera las calles huelen a leña, a algodón de azúcar. Dentro son las diez y la cocina se enciende. Mi madre y yo bostezamos, nos reímos, desayunamos juntas. Mi padre escucha a Haendel en el salón. Y yo decido no salir de casa en todo el día, arroparme bajo una manta, leer los nueve libros que me he comprado en la preciosa y navideña feria del libro antiguo, hojear el Telva de este mes, tan rojo y tan dorado... y llenar la bañera de burbujas con sabor a chocolate. Cuando llega Diciembre me gusta llenar mi cama con mantas mullidas, mi cuarto de estar con bolas doradas y mi cuarto de baño con geles, espumas y cremas dulces, muy dulces. Pero no es tarea fácil. Marcas tan adorables como Korres o The body Shop tienden a unir la vainilla y la canela, por lo que sus propuestas más festivas despiden un aroma especiado que no me termina de convencer. Las cremas (hidratantes o de ducha) que en el mercado llaman "al chocolate" suelen tener un matiz terroso, como de polvitos Nesquik que tampoco me gusta. Me ocurrió con el gel "Carrément chocolat" de Bourjois, con la crema al cacao de Titillapapilla e incluso con una manteca de chocolate amargo de Angel´spa que me vendieron en Gea. Y la lujosa línea de praliné blanco de Sephora que tan magistralmente describe Kitty a mí me huele a avellana..., no es un olor desagradable pero tampoco es lo que yo estaba buscando. Ha sido largo el camino que he tenido que recorrer hasta encontrar el chocolate perfecto para mi bañera..., pero ya ha concluido. Hace un par de semanas, mi tía Carmen se adelantó en un mes a mi cumpleaños regalándome este botecito mágico, cuyo nombre le había silbado yo al oído. ¿Quieres saber cuál es la clave para que tus productos corporales al cacao resulten divinos, huelan a pura delicia...? Ahí va un apunte: no busques en ellos sólo la etiqueta del "chocolate". Resulta mucho más natural el olor a bombones, a tentadoras galletas rellenas. A diario, para dar calidez a una estimulante ducha fría, prefiero el gel espumoso Moussel, que huele a mi infancia: a limpio, al jabón de toda la vida. Pero para un lujurioso baño de sábado navideño..., I love chocolate & orange. Crema de ducha que se vende por 5,99 euros en las perfumerías Douglas y crea una espuma hidratante que huele a auténtica galleta Pim´s, al chocolate más cítrico.

Y para exfoliar la piel del cuerpo... Sephora. Pero no los impecables nuevos botes plateados, sino la línea normal. El scrub de chocolate praline huele a cookie, a pastelería, a caja de cartón rebosante de bombones artesanos.

Ya no hace falta pecar para gozar del chocolate... ¿o quizás sí?

P.S.: Las fotos de los dos productos son mías, la primera ha sido encontrada en este blog.

12 comentarios:

  1. A mí el que me ha gustado es el que ha sacado Yves Rocher de Edición limitada esta navidad también de chocolate y naranja.
    Quiero pasarme a por la loción corporal, porque me parece sacrilegio separar el gel de su loción en esta ocasión.

    Besos y disfruta del chocolate!

    ResponderEliminar
  2. Mmmmmm Bea, lo voy a probar... Sobre todo porque en el tema crema corporal aún no he dado con mi medio chocolate...

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo una relación amor-odio con los productos de chocolate (con los no comestibles, claro).
    Tuve hace un año o así un gel del Instituto Español que me costó la vida misma acabarme. Era demasiado empalagoso. Ahora tengo una manteca de chocolate de Sephora que sí que me gusta. El otro día, una amiga me dio a oler un gloss de chocolate de Estée Lauder... Desagradable a más no poder.
    Vamos, que hay que elegir bien y oler mucho antes de comprar porque puede ser todo un fracaso.
    Me falta oler este de Douglas. Siempre lo veo, pero nunca lo "cato" por lo que te he contado antes. La próxima vez que vaya, no se me escapa :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Me he pedido de Yves Rocher lo que quedaba de la colección de chocolete y orange, más bien poco, creo que quedaba el balsamo y el gel de manos. Pero la verdad que aunque quedara mas cosas no se si me animaría porque tengo la manteca de cacao del Lidl y estoy deseando que se acabe!!!!! que empalague!!!!!
    Me tira al ojo pero no al olfato, a menos que me lo pueda comer, que eso es otro cantar!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. ¿Sabes? estoy emperradísima con una cremita o una manteca de chocolate... en el Lidl tenían la de coco, mango y chocolate, la de chocolate olía raro :S la de coco es comentario a parte... la de mango genial. Así que sigo con las ganas de chocolate... estoy esperando a después de reyes y caerá la de Douglas... porque me tienta muchísimo.

    Chocolaterapia en si, como la de la foto, no podría, corro peligro de morir de empacho xDDDDDD

    Un besote!

    ResponderEliminar
  6. Mira nada más que te digo una cosa; tenerte cerca debe ser un placer, aunque estés callada: seguro que hueles a gloria. Jajaja BESOS!!

    ResponderEliminar
  7. Buff, esta mañana me levanto pensando en chocolate y leo esta entrada y muero directamente.
    Ese Gel lo olí en Douglas y me chifla.
    La nueva línea de Sephora a mí tb me huele a avellanas y no me gusta nada.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. Me tienta mucho el scrub de Sephora, hace tiempo que no uso productos de chocolate, me acuerdo de un gel de glicerina con chocolate que me encantaba, a ver si lo encuentro de nuevo!

    ResponderEliminar
  9. Ñam, ñam!! Yo no soy muy dada a los aromas golosos, pero reconozco que la combinación chocolate+naranja me ha tentado un montón. Viva las galletas Pim!!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola, que buena manera de disfrutar de un baño. A mi me resulta un poco empalagoso y eso que soy adicta al chocolate. Probaré el de Douglas que suena muy bien.
    Yo estos días estoy "estudiando" las pastillas de burbujas de Lush. He probado la Dorothy, que tiene gardenia y Azahar y deja un aroma muy suave en la piel y una que no encuentro en la web española, que se llama "Oh che Luna!", que está hecha de lavanda y deja el agua con un color precioso! Lo mejor es que duran unos tres baños y acabo de descubrir que en España son un euro más baratas, esto es, 3,95€ vamos un regalo! Este año creo que caerán algunas para los Reyes!

    Pilar

    P.S. Morgan, leí tus post sobre Kiko y me he comprado una paleta "Siberian", una maravilla!!

    ResponderEliminar
  11. Qué bien te lo montas, chica! Menudo planazo de belleza, y ya ni te quiero contar que después estarás dejando el aroma por todos lados!
    Un saludito!

    ResponderEliminar
  12. Me han dado ganas de comerme esos geles mientras te leía! ñam!! una amiga mía tiene el gel de ducha de la línea de praliné que comentas y me parece una pasada. Pero no he probado el que dices de las perfumerías Douglas, me fijaré la próxima vez. Me ha encantado la descripción de tu hogar navideño :-) un besazo!!

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...