30 de mayo de 2013

Por menos de 6 euros: Bad girl bronze, el lápiz grueso de Rimmel London: poema, reflexiones y compraraciones con Nars

Los colores escandalosos de Rimmel London han invadido mi vida, mi tocador y mi rutina matutina.
Han convertido el maquillaje en lo que debe ser: trampa y cartón a ritmo vertiginoso, tris tras ni lo ves ni lo verás, pero contigo me quedo. Es rápida su aplicación... pero perdura. El deseo confesable de cualquier mujer trabajadora, a su alcance por solo cinco euros con noventa céntimos.
Adoro las primeras horas del día. Cuando ya he sacudido todo el sueño de mis perezosos ojos, salgo de casa y la vida me regala una estampa de calma: con lluvia o con sol, las calles parecen recién hechas, por eso todo es azul. Os regalo un poema inédito que escribí hace un par de días, disfrutando de ese momento mágico:



9 a.m.
Nueve de la mañana: sol llovido
y las calles lavadas y vestidas
y hasta peinadas para que comience
el festival de taxis y periódicos,
barrenderos y tazas de café.
Y de pronto, naranjos deshaciendo
la rutina feroz desde tus ojos,
y el baile de tu abrigo deteniendo
todo por un minuto reluciente:
lunes y maravilla sin remedio.


...es una hora muy lírica, sí, pero nunca tenemos tiempo de contemplarla. En ocasiones no me quedan minutos ni para maquillarme y voy pintándome en el ascensor..., así que Rimmel London se ha compadecido de mí.


Bad girl bronze de Rimmel London (imagen de Google)


Esta firma inglesa, que otrora comercializara el maquillaje Cool Matte que tanta frescura aportó a mis veranos, ha lanzado al mercado una colección de lápices gruesos pero nada grasos, que de verdad resisten sudor y lágrimas y que electrizan mis párpados: solo necesito una capa de máscara de pestañas waterproof y estoy lista para la batalla.
Tengo un vibrante tono turquesa y un gris humo que aporta misterio a la mirada, pero hoy me quiero detener en este precioso tono bronce  lleno de fuerza que me recordó, por un lado, al famoso kohl Teddy de Mac, y por otra parte, a la sombra Galápagos de Nars.
Ya no poseo el lápiz Teddy, pero recuerdo su tono achocolatado, rico y con un toque rojizo. Bad girl bronze es menos dulce y rojo, pero sigue siendo más sedoso y chocolate que la sombra Galápagos.
Nunca he sido propietaria de este superventas de Nars, pero ya que tengo un mueble a mi disposición en Sephora, ayer decidí probarlo en el dorso de mi mano.


Izquierda, Galapagos- Derecha, Bad girl bronze


La foto fue tomada justo después de probar la Galápagos y cuando la mancha del lápiz de Rimmel London llevaba en mi mano unos veinte minutos. Estaba sumergida en un día de llovizna como demuestra el paraguas que aparece en la imagen, pero los colores son fiables.
De este experimento saco dos conclusiones:

- En cuanto al color, el pigmento de Rimmel es más vivo y aterciopelado, más cercano al chocolate que al bronce en sí, y más sólido al carecer de tropezones de glitter dorado.
- No quiero hablar mal de mi firma favorita, Nars, pero sin prebase debajo la Galápagos no me dice gran cosa, y aguantó intacta menos de media hora. El lápiz de Rimmel London perduró como un campeón hasta desaparecer bajo la espuma de mi baño nocturno.

Me han vencido y convencido los jumbos de Rimmel. Por menos de seis euros, también ellos son una maravilla sin remedio.

28 de mayo de 2013

Los terminados de Adaldrida: Mayo 2013

En este mes tan poético he dicho adiós a varios tarros mágicos... o engorrosos, además de a varios tubos de rímel que protagonizarán reseña en exclusiva.
Hubo hallazgos como joyas y grandes decepciones cosméticas. En el número uno encontraréis lo que más me ha encandilado, y en el último puesto el horror hecho potingue.
Ofrezco crónica diminuta de todos ellos salvo del agua micelar Dermik de Mercadona, que incluyo en la foto porque he dado fin a otro bote... pero de la que hablé ya en otras ocasiones.


He tratado la foto dándole color azul para aclararla,
porque fue tomada en día de lluvia


1. Declaro mi amor absoluto por el champú en seco Gliss de Swarkopf. No reseca ni electriza el pelo como hacen otros (el de Klorane fue una auténtica pesadilla), sino que lo refresca y espacia lavados, da volumen al cabello y hasta me aporta una fijación ligera que consigue domar mi flequillo rebelde. Limpia, fija y da esplendor.

2. La bruma para almohada de L´Occitane es un auténtico gozo: te acuestas, cierras los ojos y puedes imaginarte en medio de un campo de espliego. El aroma está muy conseguido porque los aceites son naturales. Relaja y de qué manera: repetiré.

3. Mascarilla capilar de coco de Babaria. Me costó un euro en Carrefour, fue compra de última hora al pasar por caja cargada de tomates, yogures y tabletas de chocolate sin azúcar Valor (maravilloso.) Lo vi y dije... ¿y si un solo euro me cambia la vida? Me ha servido para desenredar el cabello tras lavarlo y para aportarle aroma a piña colada y verano. No es mal producto pero no evita la electricidad ni el encrespamiento, por lo que no repetiré. Prefiero pagar más dinero por una solución definitiva.

4. Aceite de árbol de té al 25% de laboratorios Profas. Es el primer aceite de árbol de té que conseguí, y cuando se me terminó el de Soria natural (que sí que es puro), decidí darle uso para acabarlo y porque no tenía ni un euro para hacerme con uno "de verdad". Contiene vitamina E pero también perfume y dos mystirilinosécuántos, misterios químicos. Funciona a medio gas, se nota que no es un aceite concentrado. No repetiré.

5. No he conseguido terminar el sérum de ácido hialurónico de Apivita: lo estuve aplicando en mi rostro durante un mes entero, para ver si mi piel se acomodaba al nuevo principio activo..., y en cada una de las aplicaciones respondía con la misma rojez intensa, casi flúor.  No repetiré.

De los seis terminados lo único que añoro profundamente es el champú, que solucionaba imprevistos y tardes de prisas: ¡repetiré!

27 de mayo de 2013

Mi primavera huele a Rituals: bruma de cuerpo para el día, aceite perfumado para la noche

Por el día, huelo a mandarinas con un fondo de agua.
Huelo a naranjos llovidos, a Primavera en Sevilla: a charcos donde flotan hojas fragrantes y tal vez un trozo de fruta desgajado, caído del árbol.
Así huele Happy mist de Rituals. Es una bruma para cuerpo y cama, para rociar la almohada y toda nuestra piel, dejándonos avasallar por la calma bulliciosa de los cítricos más dulces. Es una bruma y un misterio: no contiene alcohol pero su fijación es impresionante. Si bien es cierto que, al mismo tiempo que salpico mi garganta, suelo impregnar también el pañuelo o el vestido porque no mancha y se queda intacto el olor. Un olor como de jardín frente al mar, como de cuadro de Sorolla, un olor que me hace feliz.

Por la noche, huelo a sábanas limpias y a velas encendidas. Huelo a flores que derraman miel en un jardín del Sur una noche de verano. Así huele Shanti chacra,de Rituals.


Izquierda: Shanti Chakra- Derecha: Happy mist


Hace unos días estuvo conmigo mi mejor amiga, Merl, que llegaba desde el Sur. Tras abrazarme, susurró: "mmmm..., qué bien hueles." Eran las dos del mediodía y yo había evaporado Happy mist en mi ropa y en mi piel a las ocho menos cuarto de la mañana.
Cuando le dije que el "perfume" que usaba se vendía en Rituals por menos de trece euros, quiso acompañarme a la tienda de mis sueños. Y allí se enamoró, al mismo tiempo, de la bruma que utilizo por el día y del aceite perfumado que gobierna mis noches.

Son dos fragancias completamente opuestas. Shanti chakra cuesta solo tres euros más, tampoco posee alcohol y se anuncia como un óleo nutritivo para el cuerpo, cuyos ingredientes principales son el aceite de almendras dulces y el de rosa centifolia. Pero es a su vez uno de los perfumes más embriagadores que yo haya tenido: un perfume que hidrata y embellece el cuerpo a la vez que lo sublima. A lo largo de la tarde y la noche perdura un aroma de aventura y de hogar al mismo tiempo: una mezcla de rosa y miel con un fondo limpio de jabón.

¿Por cuál de ambos se decidió mi amiga? Habéis acertado: al igual que yo, no pudo elegir solo uno. Y a ambas nos hace especial ilusión saber que olemos igual... una en el Norte y otra en el Sur.

25 de mayo de 2013

Duelos en la cumbre: dos versiones en tono a Be Delicious de Donna Karan

Hace un mes le regalé a mi madre un frasco hermoso del perfume número 106 de Equivalenza, inspirado en la deliciosa Be delicious de Donna Karan. Es un aroma (el original) que a mí me empalaga un poco pero que a ella le entusiasma por ese punto afrutado que posee. Y, hace un par de días, me comentó que está como niña con perfume nuevo, que muchas personas le han preguntado qué colonia usa que huele tan bien..., y que "le gusta aún más que la original".

Este tipo de afirmaciones hay que manejarlas con cuidado, ya que ni mi madre es nariz ni lo soy yo: nuestros gustos olfativos se basan en simples impresiones y admiro demasiado el trabajo de Donna Karan, cuyas creaciones me evocan elegancia y felicidad, como para tomármelas a la ligera. Prefiero pensar que he regalado a mi madre un perfume frutal y con identidad propia de una tienda que me fascina: las comparaciones son ociosas.
Pero es que ayer me topé con otra "versión" de este mito de la perfumería, y en seguida pensé en ofreceros un post de duelos en la cumbre.


Perfumador de Fragancias del mundo


Ayer  disfruté de una tarde inolvidable junto a varios amigos poetas, en el aula de cultura de La Rioja y La Unir... Y, al final, uno de ellos me regaló este precioso perfumador de cerámica. Lo había comprado en un local de la marca Fragancias del mundo. Y el "perfume" elegido para rellenar su interior fue... ¡Be delicious de Donna Karan!
Gracias a este regalo puedo comparar empíricamente dos empresas que trabajan en "tendencias olfativas": veamos cuál es el veredicto:

- En cuanto al continente gana Fragancias del mundo, de hecho el regalo propiamente dicho es el precioso perfumador. No sirve para llevarlo de viaje porque no tiene tapón, incluso parte del perfume se había derramado en la cajita que lo envolvía..., pero es un objeto hermosísimo para adornar nuestro tocador.

- En cuanto al contenido el vencedor absoluto es Equivalenza. Su versión de Be delicious es delicada, dulce y más potente de lo que yo suelo usar pero sin llegar a ser invasiva. Prefiero para mí otras equivalencias de la marca (por ejemplo la fresquísima de I love love de Moschino), pero es una opción elegante y sofisticada.
En cambio la tentativa de Fragancias del mundo es bastante soporífera... a mí me provoca dolor de cabeza. Estoy estudiando la manera de descargar el precioso envase y eliminar el olor para que pueda albergar otro aroma, ¿alguien sabe la manera?

22 de mayo de 2013

BB cream a mi medida: crema de Nenúfar de Bodyfarm + Double Wear Light de Estee Lauder. Look suave en tonos fresas

Aprovechando que ayer me hizo fotos un buen fotógrafo, Nacho Torra de la Universidad de la Rioja, durante el taller de escritura que impartí, me he atrevido a mostraros mis dos últimos descubrimientos para conseguir una piel jugosa y una cara risueña a las siete de la tarde, asunto recurrente en mi vida cosmética, ya que todos los eventos culturales suelen llover sobre mí tras atravesar un largo desierto laboral.


Foto de Nacho Torra, de la UR
La he recortado


He descubierto que el tono ideal para animar una tarde y no parecer cansada es el rojo fresa: un color suave y alegre.
En mi caso se trata de una combinación ligera y primaveral: Chubby stick intense de Clinique en el tono Super strawberry + colorete Hervana de Benefit. Del rubor hablé hace algún tiempo: parece pálido pero si das un par de vueltas con una brocha precisa conseguirás teñir las mejillas de un tono frutal, dulce pero poderoso, a medio camino entre el color algodón de azúcar y el mítico batido de fresa que tantos buenos recuerdos evoca.
El Chubby de Clinique es cremoso y golosísimo: hidrata mucho el labio dejándole un color fresa radiante y tierno a la vez. Pero ninguna pintura de guerra surte el efecto deseado sin no vestimos la piel con hidratación. Y si juntamos...

Water Lily Cream de Bodyfarm, imagen de Google
Más...



Double Wear Light de Estee Lauder, imagen de Google


...conseguiremos una BBcream a medida y un acabado precioso, "puedo prometer y prometo". Ambos productos son de calidad y se funden amorosamente. De esta base, que es mi maquillaje líquido favorito, he hablado en repetidas ocasiones, de hecho fue una de las protagonistas del divertido (y científico) experimento del terror.
Pero para cuando necesitemos un acabado más ligero sin perder del todo su esencia, podemos mezclarla con una de las cremas de día más buenas, bonitas y baratas que haya encontrado en el mercado (la venden en Bodybel). Por solo 9,90 euros, Bodyfarm regala a nuestra piel un auténtico "chute" de vitaminas (E, C y F) sin agredirla en absoluto, ya que los ingredientes fundamentales de la crema son el aloe vera, el azúcar y la cera de jojoba, además del estracto de nenúfar. Su textura es acuosa y consistente, desaparece en la piel regándola por dentro y por supuesto está libre de petroquímicos, alcoholes y siliconas.

Vitaminas + agentes calmantes + un toque de corrección firmada por Estee Lauder + labios de color fresa = una piel calmada y a la vez despierta... ¡a las siete, ocho y nueve de la tarde!

20 de mayo de 2013

Regalos por mi santo: crónica de un derroche

Ayer fue Pentecostés: mi santo.
- ¿Por qué se celebra el Rocío en este domingo?, me preguntaste.
- Porque la Virgen es la esposa del Espíritu Santo, como reza la canción de Triana:

"Es tan sin mancha su alma
y tan clara su pureza,
que hasta el Espíritu Santo
se prendó de su belleza".

El día de mi santo, cambiante como una isla de espuma, nos evoca la idea de un Dios enamorado que fecunda a María con su rocío divino. Y tras este arranque de nostalgia trianera, paso a ofreceros crónica de los regalos que me hicieron: post de cotilleo, de makimarujeos sin maquillaje, porque ningún regalo fue cosmético... ¡para agenciarme cosméticos estoy yo!


Anillode oro  diseñado por mi madre

Mis padres me han sorprendido y emocionado con una pulsera y un anillo de oro que tienen detrás una historia entrañable. La pulsera era de mi abuela, es decir, es una herencia, pero como mi abuela tenía muñecas anchas, sobraban varios eslabones...

Pulsera y anillo


y mi madre diseñó un anillo con ellos pidiendo a un joyero que añadiera oro plano tipo alianza gruesa. El conjunto queda espectacular. Lo que más me gusta es la creatividad de mi madre, que puede dar el salto como diseñadora de alta joyería, y el hecho de que todo haya sido producto del reciclaje: para el oro se aprovechó una cadenita a la que no se daba uso, y aunque el regalo es de valor inmenso, el desembolso no ha sido un despropósito.


Mochila Bimba & Lola

Mis primos Claudia y Rodrigo me han regalado una mochila de Bimba & Lola, a la que voy a dar muchísimo trote. Adoro su color entre verde esmeralda y turquesa profundo.

Cajita de música de cerámica

 
Esta caja de música como de de cuento de hadas es un detalle de mi tía Pilar: lo que más me gusta son las alas como vegetales y las setas de auténtica atmósfera mágica. Me encantan las cajas de música y las bolas de nieve, pero es muy difícil encontrar alguna buena bonita y no muy cara.

Mis tíos Javier y Eva me han regalado un juego de toallas de Zara Home que son la Suavidad absoluta, la más pequeña voy a utilizarla para secar el rostro tras la limpieza nocturna. Mi tía Ana, bolsitas plastificadas para guardar la toalla y las chanclas al volver de la piscina cubierta, y mi abuela un poco de dinerito que voy a invertir en un algo muy romántico... ¡pagar a mi dentista!

18 de mayo de 2013

Artesanía en La Rioja: Della Sera, Nueva Antiqua... y Enoregalo


Si visitas La Rioja, hay una calle que no puedes dejar pasar: Portales, con sus arcadas de piedra, su iglesia al fondo coronada por torres y por árboles de color grosella, su aire de película en blanco y negro... y su tienda de cosmética artesana contigua a una heladería artesana también.

C/ Portales, 28 (Logroño)


Della Sera produce helados originales y saludables: con esto no quiero decir que no engorden, ojalá, pero lo hacen en menor medida y con menos química que los de una casa comercial. Y tienen sabores de pura lujuria: chocolate a la naranja, galleta maría, mojito... y los más autóctonos como racima de uva, que sabe a bodega y a uvas pisadas a pie; sombra de higuera, que sabe a verano en el mediterráneo, y mazapán riojanito que sabe a navidad.

Vinoterapia en Nueva Antiqua


De los productos de Nueva Antiqua he hablado varias veces en el blog. Detrás de esta cuidada firma autóctona, de sus precios más que competitivos y de sus envases casi medicinales con etiquetado de sabor vintage, se encuentran Beatriz, farmacéutica creativa que trabaja con principios activos de primera calidad y con sus propias manos, y Amaia, que comercializa los productos en su tienda llamada Enoregalo.
LLevo ya varios años utilizando la gama de vinoterapia de esta casa: los precios oscilan entre los once y los veinticinco euros y todos los productos están libres de parafinas, siliconas y parabenos. Y lo mejor de todo: puedes comprar online.
Te recomiendo:


Jabón de vino de Rioja

- Jabón de Rioja: si te gusta lavarte la cara con una pastilla de jabón, éste es tu producto. Es rico en polifenoles de uva, un potente antioxidante. Posee pepitas de uva que realizan una exfoliación muy suave, y deja la piel tan limpia que chirría, pero nada tirante. Esta pastilla huele a mosto, a bodega... ¡a helado de racima de uva de Della Sera!

- Tónico de la gama Vinoterapia: cuesta doce euros y es arte embotellado. Su formulación es magistral: a los polifenoles de uva (vitis vinifera) se le une el agua de rosa de damasco, el estracto de avena, el jugo de aloe vera y la camomila.

- Contorno de ojos de la gama Vinoterapia: cuesta diecinueve euros con noventa céntimos y nutre refrescando al mismo tiempo. No irrita los ojos. Contiene colágenos natural y agua y aceites de la uva, y cuenta su formulación también con silicio, que refuerza la piel y que es, por ejemplo,  el elemento que hace que el agua termal de La Roche Posay sea mi favorita.


Y eso no es todo, amigos...


Pero la tienda de Portales ya no se llama Nueva Antiqua, aunque comercialice sus productos, sino Enoregalo. Amaia no solo vende maravillas cosméticas sino que renueva su tienda con todo tipo de complementos, y en esta primavera el local ha sido invadido por una estética retro, romántica y parisina. Hay tentadores colgantes y broches que son también artesanía, puesto que están hechos a mano por una artista zaragozana llamada Anacor que utiliza las ya míticas ilustracciónes de GorJuss.
Y, por último, ha aterrizado en la tienda la marca londinense Santoro, que vende complementos cute pero también deliciosos bálsamos de labios...

A fin de mes me haré con algún broche y alguna vaselina. Y, como Amaia me ha regalado muestras de la famosa crema hidronutritiva de Nueva Antiqua, prometo segunda parte, crónica y review.
To be continued...

16 de mayo de 2013

Por menos de 5,5 euros: aceite seco 24K Gold Progress de Deliplús

Hace un par de semanas estaba haciendo la compra en Mercadona..., y mis pasos me guiaron hacia la perfumería. Quería comprar agua de avena, pero la han "reformulado": ahora es un caldo de siliconas donde flotan tres o cuatro átomos de avena. Iba a marcharme decepcionada cuando mis ojos tropezaron con un frasco dorado, tintineante, centelleante. Vi renacer mi amor y lo sumé al carrito. La gama 24 Gold Progress de Deliplús nunca defrauda.

El Aceite seco (secreto de belleza) es un combinado de aceites nobles que huele a hechizo árabe y que sirve para hidratar la piel del rostro, incluido el contorno de ojos, y el pelo.


Delante de mi atril...

- Puntos en contra: Está pensado para formar parte en el ritual nocturno, ya que la rosa mosqueta es fotosensible. Por supuesto, incluye siliconas. Pero lo hace en muy bajo porcentaje y desde luego muy por detrás de los aceites. El aceite de almendras dulces es el tercer ingrediente en la lista, y le siguen el escualano, el aceite de argán  y el de rosa mosqueta. No hay alcohol, parafinas ni parabenos. Solo se han permitido un ligero resbalón en la fórmula, y al ser poca cantidad de silicona, mi piel se lo puede perdonar.

- ¿Es un clon del huile prodigieuse de Nuxe? No.  Como diría Gila, "son amores distintos". O ingredientes distintos: el elixir de Nuxe contiene aceite de macadamia y avellana, mucho más grasos, por lo que mi cutis sensible no podría soportarlo. Y, por supuesto, cuesta unos treinta y cinco euros en vez de cinco.

- Puntos a favor: la generosa botella de setenta mililitros cuesta solo cinco euros. Es un mejunje rico pero muy ligero para ser aceite, por lo que hidrata y mima la piel y no la satura. Puede nutrir el rostro por la noche sin atosigarlo, y en mi caso ha conseguido reducir rojeces y aplacar irritaciones. Es también un buen tratamiento para combatir las pequeñas líneas marcadas en el contorno, y no escuece lo más mínimo los ojos.
Y su aplicación es muy cómoda gracias al dispensador que incorpora: ¡Dios salve al flis-flis que facilita la rutina nocturna de las working girls muertas de sueño!

14 de mayo de 2013

Reflexiones en la bañera (VII)

Hay bañeras grandes y pequeñas. Tinas antiguas incrustradas en caoba, redondas y enormes bañeras de hidromasaje. Bañeras hondas, bañeras raquíticas. Bañeras espumosas... y bañeras cristalinas que recuerdan a un trozo de mar en una pecera.

Ayer deshice la bomba de baño de lavanda que Mareas me envió. Desprende un aceite aromático y muchas briznas campestres que lo salpican todo. Dejó un olor muy sutil pero relajante, y una fosforecencia de color verde en el agua.
Me suelen gustar los baños llenos de espuma, burbujeantes, y sin embargo hay una extraña calma al estrenar el agua caliente y translúcida.


la bañera llena y la bomba casi  deshecha

Os dejo mis reflexiones mientras me bañaba con este maravilloso regalo:

1. Mmmmmmmm. Zzzzzzzz.
2. La vida es bonita y buena, y merece la pena vivirla y... cuántas gracias tengo que dar a Dios por tener una bañera, una radio y una novela de Agatha Christie.
4. A "primer lavado" me entusiasma el champú Carpe Diem de Rituals, y tras varios usos puedo decir que el aceite seco Gold24 de Deliplús usado con mano ligerísima es maravilloso. Tengo que hacerles una reseña conjunta.
5. Pero añoro tanto los productos capilares de Lush, eran espectaculares. Cuando viaje a Sevilla me haré con un buen puñado de champús sólidos y con una botella de Crema americana,  un acondicionador que no me empacha el pelo ni lo aplastucia, además de oler a muñeco Nenuco.
6. Y sin embargo no debo hacerme ilusiones: en la Rioja no serán lo mismo, porque el agua de Logroño es terrorífica.

He dudado mucho a la hora de publicar este post porque ignoro el nombre y la marca de la bomba, pero supongo que en Lush o en cualquier otra casa tendréis algo parecido.

13 de mayo de 2013

Muestreando con Mareas: Rituals, Korres y Sabta, + sorpresa para el baño

Mareas es la autora de un blog que muchas de mis lectoras ya frecuentan. Tiene un gusto exquisito para recomendar cosmética, un talento insospechado para reflexionar en pocas palabras, y una generosidad inquebrantable.
Hace poco me escribió para decirme que tenía un vale por 20% de descuento en Rituals y ella no lo iba a gastar..., por lo que me lo enviaba.
Lo he disfrutado con alegría antes de "cerrar el grifo" en cuanto a compras cosméticas se refiere por unas semanas, porque como diría mi padre, "si me vuelcan no cae nada". Ya iré desgranando mis dos o tres compritas de Rituals en próximas reseñas.


Muestreando con Mareas

El vale no venía solo: iba acompañado de tres detalles que van a reinar durante los próximos días en mi tocador.

- Sobrecito de crema de yogur con spf 50 de Korres: ya la conozco, es demasiado densa para mi gusto y acaba cansándome su olor, pero como fotoprotector solar es muy buen producto y le voy a dar uso.

- Un frasquito y un "jar" con: agua de rosas y contorno de ojos suave de Sabta. Qué ilusión me ha hecho, llevaba tiempo deseando probar tratamientos faciales de Sabta. Apunto aquí primeras impresiones, consciente de que un par de días de uso no dan para más:
El tónico refresca la piel y la ilumina, aunque no veo que la calme.
El contorno de ojos es como el cervantino bálsamo de Fierabrás: un auténtico milagro. No irrita los ojos y serena la piel, la afina y la hidrata muchísimo. Me ha hechizado, aunque en un futuro pedido escogería la versión más nutritiva.

- ¡Y una bomba de baño! De marca ignorada, huele a lavanda y será la protagonista de mis próximas Reflexiones en la bañera.

Termino este post con un poco de propaganda lírica (0 cuña publicitaria): En la revista SumaCultural han publicado una preciosísima y apabullante reseña de mi nuevo poemario: aquí está.

11 de mayo de 2013

Avon llama a mi puerta: barra de labios Shine Attract y bronzer Avon Glow

La hija de la señora que viene a planchar y cocinar a mi casa ha comenzado a distribuir productos Avon.
Su madre, como haría cualquier madre atenta y preocupada, preguntó a las mujeres para las que trabaja si estaríamos interesadas en ver el catálogo. Me imagino que a mí me interrogó con más esperanza que a las otras, ya que todos los miércoles entra en mi dormitorio y puede ver mi tocador: sabe perfectamente cuál es mi debilidad.



Y, por supuesto, decidí echar un vistazo al catalógo y hacer un pequeño pedido. Nunca hasta ahora me había cruzado con la firma Avon y lo cierto es que las barras de labios Shine Attract me producían curiosidad. El solo hecho de que las anuncie Reese Witherspoon habla en su favor, pues nunca he visto una actriz con una sonrisa más abierta, llamativa y abundante. Reese tiene labios finos como los míos, y sin embargo siempre me ha gustado cómo se los maquilla, y cómo le favorecen los tonos rosados y melocotón.


Avon Shine Attract en Red Passionate: 7,95 euros

Lo primero que me atrajo al abrir el paquete fue el envase de esta barra de labios: metalizado, luminoso, minimalista y muy ligero. Y luego me dejé sorprender por el interior.
Se trata de un labial muy hidratante y con acabado jugoso, acuático: el color queda atrapado en una cápsula dentro de otra capa gelatinosa y translúcida que aporta brillo y tratamiento. Esta capa superficial contiene aceite de jojoba y vitamina E, y realmente protege y nutre la piel de los labios.


Passionate Red

Había tonos rosados y anaranjados que me llamaban desde el papel, y sin embargo pensé en hacer una elección práctica: lo que yo necesitaba no era otro coral amelocotonado sino un rojo para diario, de esos que tanto me gusta llevar en primavera y verano. Un rojo alegre y muy cremoso.
Passionate red es un color cereza de acabado moldeable: a mí me gusta dar una ligera capa por toda la superficie de la boca, y luego saturar el centro, en clave labio mordido pero dulce. Deja una sensación de confort muy placentera, y la duración es media tirando a alta.


Avon Glow, Pieles claras, textura brillante: 10,95 euros

Para acompañarlo, decidí probar los míticos polvos de sol de la marca, que hasta hace poco se llamaban Arabian Glow y ahora se llaman Avon Glow. El estuche, de color bronce tornasolado con espejo interno, y la pastilla prensada con un relieve en forma de sol me parecieron en el catálogo de gran calidad, y lo son. Me decidí por la textura brillante: no me gustan los bronceadores completamente mates. Cuando aplico polvos de sol a mi cara no busco naturalidad sino brillo, ya uqe mi piel nunca será naturalmente morena.

En mi piel...

El tono es maravilloso: tiene un matiz rosado que le aporta calidez y viveza. No amarillea la tez en absoluto, y puede ser usado como rubor. El brillo es volátil y diminuto, en forma de finísimo shimmer que acaba desapareciendo, o mejor dicho, fundiéndose en la piel, integrándose con el maquillaje.

Avon ha llamado a mi puerta... y me temo que seguirá llamando.

9 de mayo de 2013

Touch of Happiness: el nuevo ritual de Rituals

Cuando dije que entrar en un local de Rituals es atravesar el umbral de una esfera feliz, aún no había llegado a las tiendas el nuevo ritual de la firma, cuyo eje es una crema de cuerpo llamada Touch of Happiness.

Un ritual es un conjunto de tratamientos que van encaminados a envolver tu rutina de hidratación e higiene y convertirla en un momento interior, sereno, placentero. Mantecas, exfoliantes, brumas ligeras, aceites densos que te atrapan y giran en torno a la misma melodía olfativa, desarrollando ligeras variantes para componer una sinfonía cosmética.
Las notas de este ritual son frescas y picantes pero con un fondo de calma, ya que la felicidad de la mujer actual se compone de momentos trepidantes y de espacios tranquilos. El limón japonés (yuzu) se mezcla con la chispeante mandarina, el cítrico más dulce. Y a este binomio se le une el cedro para aportar fuerza, persistencia y calidez.

Os ofrezco mis primeras y rápidas impresiones sobre la nueva línea de Rituals, los productos en los que invertiría y los que no me tientan especialmente:


Laughing Buddha, de Rituals: (entre 8 y 16 euros)


Mi favorita es la espuma de ducha: a una textura novedosa y sensorial se le une un aroma de naranjas recién cortadas y maderas nobles. En segundo lugar, la crema de cuerpo, que es untuosa pero tras un breve masaje se convierte en una ligera emulsión, y el exfoliante, que se compone de aceites nutritivos y sal y un olor como de naranjos felices en tu piel.

En un segundo plano quedaría el desodorante. Es uno de los productos más embriagadores del ritual, huele exactamente como la espuma y es un auténtico gozo..., pero contiene sales de aluminio, por lo que lo utilizaría como ambientador de hogar y no como desodorante.

Y por último hay un producto que no compraría: el aceite de ducha. Es muy suave pero huele precisamente a aceite con un deje final a naranja. No me gustó.

Hace unos días me pasé por la tienda al atardecer y Edurne me regaló el mejor descanso a mis horas de trabajo: masajeó mis dos manos con el exfoliante, las lavó bajo el claro chorro de agua con la espuma limpiadora para acabar incorporando la crema hidratante en suaves círculos. Fue "casi una experiencia religiosa", porque lavar al peregrino cansado... ¡es un gesto con hondas raíces evangélicas!

7 de mayo de 2013

Una primicia: ¡Nars en Sephora Logroño! (Y mis tres recomendaciones de la marca)

Aviso: he reservado el post sobre nail glow porque me apetecía que hoy apareciera en mi blog esta buenísima noticia

Hoy estuve en Onda cero, hablando junto al vicerrector de mi universidad y junto al novelista riojano Andrés Pascual del Taller de Escritura Creativa que organiza la UNIR (y la Fundación San Millán) en el mes de julio, para chicos y chicas de quince a dieciocho años... Es la segunda edición y ya participé el año pasado, impartiendo un par de sesiones. Los alumnos lo pasan bomba canalizando su creatividad, y yo he disfrutado muchísimo del rato de tertulia: la radio tiene una alquimia que atrapa, sobre todo si es Marisa Salcedo quien te entrevista.


Mueble expositor de Nars Sephora (Logroño)

Y, para que la tarde terminase en pura magia, al pasar por los almacenes Sephora encontré... el mueble expositor de Nars recién armado. La noticia es de hoy, ya podremos disfrutar de mi marca favorita en  Logroño. Impoluto, virgen, minimalista y a medio vestir... lucía el mueble más apetecible del mundo, o al menos de mi mundo.
Labiales sin estrenar, coloretes sin huellas, dúos de sombras intactos y la perspectiva de muchas tardes rondando, acariciando la idea de engrosar la colección con un nuevo ejemplar. Por ahora me he limitado a probar los brillos labiales de larga duración: me he llevado el tono Odalisque y le haré una crónica pronto.

Nars lips en Logroño

La tentación ha venido a vivir muy cerca, pero el encanto de Nars es que al tratarse de maquillaje descaradamente caro, se evitan las compras compulsivas y cada compra se piensa, se desea..., como un largo noviazgo con final feliz. Si vives cerca de La Rioja y no conoces Nars, te recomiendo tres productos para realizar una inversión:

- Colorete Luster: permanece toda una tarde intacto. Es lírica pura hecha pigmento: un tono dorado y melocotón que aporta un efecto pómulo húmedo y saludablemente quemado por el sol, puedes verlo aquí y aquí.

- Colorete Taj mahal: su color vitamina dura todo el día y regala un rubor soleado, naranja y oro al mismo tiempo: puedes verlo aquí.

- Labial Dolce vita: es el color labio por excelencia, dulce y femenino, rojizo y castaño al mismo tiempo, de acabado transparente. Puedes verlo aquí.

Hoy había sarao poético en Sevilla y sentía cierta nostalgia..., pero la Divina Providencia ha sabido pagarme con generosidad, ¡como Dios manda!

5 de mayo de 2013

Peluquería Dania en Logroño, y 2x1 en packs de series en Media Markt

Sigo en la idea de buscar (y reseñar) la peluquería perfecta, y hoy he encontrado una alternativa magnífica en la ciudad en la que vivo: Dania, en la esquina de las calles Gran Vía y Vara del Rey.

Voy con poquísima frecuencia a la peluquería: si me pongo "cabezota", hago una única visita anual. Esto se debe a que no tengo canas, tengo una tía y una madre que sirven para peinar y hasta para cortar flequillos..., y mi base es clara por lo que la raíz de las pocas mechas que me hago no desentona.
Pero a veces mi pelo promueve una moción de censura contra mí. Se amotina, se aborrasca, se atrinchera... y es el momento de visitar la peluquería.

Dania es un salón moderno, limpio y que utiliza productos Kerastasse. Tiene las paredes pintadas de rombos color algodón de azúcar y muchas ofertas: ahora hay un vale por el que peinarte solo cuesta cinco euros, y los miércoles cortan el pelo a los caballeros por solo seis euros con noventa y cinco céntimos.
Lo que más me ha gustado es que, al igual que Marisol en Haro, las peluqueras te escuchan, te miran y si pides algo sensato te obedecen.



Dania (Logroño) Lavado + Corte + Mechas 2 tonos, 46,85 €

Yo quería cambiar pero sin tocar mi largo, ya que en su última visita, hace menos de un mes, mi madre saneó las puntas de mi cabello. Me gusta la melena larga pero descargada. Y el color que parezca mío, porque al fin de cuentas soy rubia y no me voy a retocar las mechas en al menos medio año.
Me ha atendido Rocío y lo primero que me ha propuesto es: mechas naturales y corte a capas manteniendo el largo. Maravulloso.
Si veis algunas briznas cobrizas, debo decir que la culpa es mía: siempre fantaseo con la idea de volverme pelirroja, se lo comenté a Rocío mientras me ponía las sempiternas mechas "de mi color", y ella sonrió con picardía y dijo: puedo alegrarlo un poco.

He terminado el día en Media Markt, me apetecía chafardear alguna serie (no tengo tele en casa pero sí un apètitoso cañón). Quería conseguir alguna temporada de El mentalista, Miss Marple o The West Wing, que son las que suelo ver. Y resulta que hasta el miércoles están en oferta 2x1, así que me he traido a casa una temporada de Miss Marple, tres temporadas de El Mentalista y un pack de siete pelis de la Herpburn, (entre ellas, guerra y paz, sabrina y vacaciones en Roma), por algo más de setenta euros.
Un sábado redondo, y lleno de color.

3 de mayo de 2013

Por menos de cinco euros, Mercadona ya tiene su versión de los Chubby de Clinique

Mercadona de mi vida y de mi corazón. Me gusta comprar en tus locales más que a un niño una piruleta roja. Te tengo en mi memoria unido a grandes momentos de amistad cotidiana. Recuerdo risas infinitas  mientras portaba dos litros de leche: caminar por tus pasillos en buena compañía y con la cesta llena es el mejor broche posible de un lunes lunero, Mercadona.

Debo añadir que tu sección de perfumería fluctúa, que tienes descontento al personal por culpa de las subidas de precio y de siliconas en tus productos... Y sin embargo yo tengo el vicio insano de mirar solo la parte bonita de las cosas, no lo puedo evitar. Así que hago como que no miro los focos relucientes de tus nuevos muebles expositores, las cremas reformuladas con poco gusto ni las sombras en polvo con muchísimo polvo..., sencillamente no compro, y voy siempre a los productos Gold24 y Dermik, pasando luego por las novedades, a descubrir maravillas.


Perfumería del Mercadona- Hydro brillo en primer plano

Y sí que hay maravillas, Mercadona. Tienes el clarividente don de hacer versiones de lo que gusta a las mujeres. Solo con decirte que Arroin80 se pregunta cuándo tardarás en sacar un clon del peine tangle teezer ya te puedes hacer una idea (por cierto, ¿cuándo?) Tu esponja konjak es el mejor exfoliante que he probado en la vida, deja la piel de porcelana... por unos pocos euros. Y ahora le ha tocado la pedrea a los bálsamos de labios con color, pero con mucho color, en un formato lápiz dorado y con una fórmula cremosa que deliciosamente recuerda a los chubby sticks de Clinique..., por solo cuatro euros y medio. A mí me sigues pareciendo barato, Mercadona. Y sumamente creativo.



Hydro brillo de Deliplús: de abajo arriba, nº2, nº3 y nº4: 4,50 € c/u

Hay colores maravillosos, una vez más. De los cinco tonos que ofertas, me llevé tres, y no pude evitar probármelos en la misma perfumería.

De abajo arriba: nº2, nº3 y nº4


Pero vamos a verlos en profundidad. Los tres tienen rasgos comunes: un acabado jugoso, acuático, un brillo como de fruta en verano. Una hidratación más que generosa y una duración razonable.
El número dos es un rojo tomate, parecido al Two to tomato de Clinique aunque un poco menos traslúcido, más opaco. Me gustó pero no es el rojo de mi vida.
Los números tres y cuatro me han encandilado, son perfectos y van a ser mis armas de color habituales en esta primavera.


Hydro Brillo de Deliplús nº3


El número tres es un color algodón de azúcar con un fuerte subtono lavanda: justo el rosa que más me enamora. La textura es láctea y acuarelada. Es uno de los rosas más bonitos que haya tenido nunca, Mercadona, y acaba de apartar de mí el deseo lujurioso de hacerme con el labial Roman Holiday de Nars pese a poseer el formato lápiz.


Hydro Brillo de Deliplús, nº4

El número cuatro es un melocotón dulce, un perfecto equilibrio entre las tonalidades rosadas y naranjas, una oda a la feminidad y a la primavera. Y me recuerda poderosamente al tono Mega melon de los antiguos Chubby de Clinique, ya bastante inencontrable.

Has dado un salto cualitativo en cuanto a labiales se refiere, Mercadona. Rendida me dejas. Me despido de ti hasta la próxima genialidad que inventes.

1 de mayo de 2013

Marionnaud: verde lima para mis uñas y un buen cepillo iónico para mi pelo enfadado

Hace una semana publiqué un post sobre Vitoria que no acabó de convencerme, y por eso lo eliminé. Aunque tenga derecho a disponer de mi pluma y mi blog a mi libre albredío, os pido disculpas por tan súbita desaparición: vuelve hoy, aunque muy reconvertido y con un claro protagonista: mi visita a Marionnaud.

En Logroño no existe ningún local de esta cadena de perfumería que descubrí en París y que respira calma y eficacia a precios razonables. Marionnaud posee productos insólitos o al menos difíciles de encontrar. No fue la única razón que tuve para ir a la ciudad de mis abuelos y de las trufas...

Goya, en la calle Dato: ¡¡¡una poderosa razón!!!

pero sí fue uno de los muchos motivos que me alentaron a visitarla. Una ciudad que he amado tanto no puede convertirse en extraña solo porque mis abuelos ya no vivan allí, ni en ningún otro lugar de la tierra. Fui sola y pasé todo el día caminando al sol, jugando con la sombra, ahora me pongo el abrigo, ahora me lo quito..., puro País Vasco en primavera.
Tras recorrer calles y plazas recordando veranos y navidades, comí de pintxos en el Saburdi y coroné la breve manduca con un helado enorme en Breda, equilibrándolo con un largo paseo por la Florida.



Mi compra en Marionnaud

...Y llegué a Marionnaud. Quería comprar una herramienta que terminara de una vez con la electricidad de mi pelo, ya que no solo es cuestión de cómo lavas la cabellera sino también de cómo la peinas. Y encontré este cepillo iónico de cerámica que ando probando y que tras unos diez días de uso me ha cautivado.
El cepillo me costó menos de diez euros, unos 9,90 creo recordar. Es ligero y su material no parece cerámica pero tampoco plástico. Desenreda muy bien el pelo y le aporta un brillo sano... y sin ponerlo de punta.

Mi pelo tras ser cepillado

Una muestra: por supuesto, mi cabello no queda liso porque no lo es, ni tampoco yo deseo que lo sea. Tengo el cabello ondulado y su forma natural me gusta, pero con otros cepillos quedaba estirado, encrespado... electrizado.


Esmalte Early Green de Gosh, 4,49 euros


Y, como sabéis, aadquirí un esmalte verde lima, el tono "Verde temprano" de la marca Gosh, que me ha parecido impecable: se aplica con facilidad, seca muy rápido, no se lasca al rozarse... Y tiene un acabado sólido, cremoso y muy brillante. El color es alegre sin llegar a ser ácido, tiene poderes relajantes, te lleva de la mano a una ladera fresca y recién segada, dascalza por el césped y bebiendo uno de esos cócteles a base de mucha lima.

Vitoria, take two... To be continued, siempre to be continued!