29 de julio de 2015

Por menos de cinco euros: los pinceles mágicos de Catrice (Illuminating & Bronzing highlighter)

Lo que ayer era solo una intuición, hoy es una declaración de amor rendido.
Nunca me han gustado especialmente los Touch eclat, clones, semiclones y parecidos razonables. El mítico pincel dorado de YSL se me mete por las (pocas) líneas de expresión que tengo en la ojera y me forma pliegues..., pero vi estos dos pincelitos en Beautik por cuatro euros con cuarenta y nueve céntimos la unidad y los preciosísimos tonos me recordaron intensamente a los iluminadores High beam y Sun beam de Benefit... por la cuarta parte de su precio.

Los pinceles mágicos de Catrice

En primer lugar, el envase es cómodo, no mancha y por ahora no se atasca, ni sale el producto por donde no debe, algo que me sucedió con un formato similar de Elizabeth Arden hace mucho, mucho tiempo, y aún con el pincel dorado de YSL.

Los "chauches"


En segundo lugar, el color es sublime. El iluminador claro ofrece un tono rosa muy claro y plateado pero sin purpurina, metalizado y cremoso, para encender el rostro más cansado de la tierra.
El bronceador luminoso ofrece un tono bronce sublimado, metalizado también y con una preciosa y precisa proporción entre matices oros y rosados, no queda naranja, no aporta mucho color, solo un punto cálido a los pómulos.

Luz natural

En el anterior post pudísteis verlos en acción pero en exceso, acompañando un look muy marcado que requería mucha luz. Aquí os los presento en un look muy dulce de día, en pleno campus de la Universidad de Navarra donde me invitaron a impartir una conferencia. No usé otro colorete que el Bronzing highlighter y aún así mi rostro no parecía plano.

A plena luz del sol para verlos mejor

Otro punto a su favor es el hecho de que, pese a ser un producto cremoso, se funde perfectamente con una base en polvo como es la polvera color piscina de Shiseido.
En los ojos, el jumbo 14 de Deborah Milano y el rímel hipoalergénico de Bel. Y en los labios, el omnipresente Organza de L´Oreal París.
¡Amor, amor, catástrofe... por menos de cinco euros!

11 comentarios:

  1. A mi me gustan estos iluminadores, lo que no soporto es su formato, no te dan ningún control sobre la cantidad que sale, se queda en el pincel..un poco cochino todo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Tu pelo se ve precioso a la luz del sol. Qué acierto el barro.

    ResponderEliminar
  3. No conocía estos iluminadores, pero me encanta el formato, tengo el High Beam de Benefit y a veces por no usarlo no me lo pongo, por pereza, que lleve el pincel es un gran punto a favor, además genial de precio.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ahora mismo estoy usando el de YSL, pero este parece una opción bastante buena, saludos!

    ResponderEliminar
  5. Sí, el formato tiene esa dualidad: es muy cómodo y es sucio, por lo que regularmente limpiaré el pincel como cualquier otra brocha.

    Yo también estoy muy contenta con mi pelo :)

    ResponderEliminar
  6. Queda super natural casi imperceptible y fresco.
    Las fotos inspiran tranquilidad y tu sonrisa alegría.

    ResponderEliminar
  7. Qué bonito queda!

    ResponderEliminar
  8. Son preciosos los dos...me tientas mucho, hoy!
    BESOS!

    ResponderEliminar
  9. Las fotos trasmiten paz.

    ResponderEliminar
  10. Tengo el rosita y me parece preciosooo. Me haré con el bronceado seguro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Son muy chulos, pero es la clase de producto que seguro que me saca granos a más no poder.

    Besotes

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...