7 de octubre de 2015

La conciliación laboral-deportiva: sneakers negras + camisa de cuadros vichy

Octubre es un mes para retomar rutinas y renovar armarios.
Ambas acciones van de la mano en esos días de medio lluvia, cuando sales de la oficina y todo tu ser grita "¡quiero ir a casa!", pero tu particular Pepito Grillo  (es decir, tú misma en tu mejor versión), tira de ti hacia el gimnasio...
Y hay que ponérselo fácil a la conciencia: lo mejor es ir al trabajo vestida más o menos como para hacer deporte, y  huir de la tentación que supone parar en casa a recoger la mochila.

Otro momentazo "selfie en los probadores" 

Pero ¿cómo se logra eso? Una solución es vestir un conjunto básico de mallas negras y top negro que sea formal y a la vez puedas sudar a gusto (teniendo otro par en casa de repuesto), y para encima elegir algo coqueto que marque la diferencia en el lugar de trabajo.
Por ejemplo, una preciosa camisa de cuadros pero alejada del estilo leñador, más bien de estética "lady". La compré por quince euros en una tienda local de Logroño que se llama Dana; es de la marca Cashew Flower y de la talla 46. Completan el look unos zapatos rojos de cuña y una bolsa de tela con gatos estampados que me compré en Tiger por dos euros y que no sólo me servía de bolso sino que en ella guardaba mis deportivas de Decathlon.

... Pero ya ni siquiera tengo que llevar el calzado en una bolsa, pues he conseguido unas sneakers absolutamente discretas: negras, mates, con velcro... ¡incluso rozan la elegancia!

Zapatillas en otoño 

Está claro que no son un par de tacones de Jimmy Choo, pero se estilan mucho las zapatillas deportivas en contextos urbanos. No hablo de llevarlas a una boda o evento muy formal, pero un día cualquiera en el trabajo, sí.
Y hoy las he llevado a la oficina con un outfit geométrico en blanco y negro y he preguntado a mis compañeras más elegantes y exigentes si podría llevarlas. La respuesta ha sido afirmativa: las puedo usar perfectamente en ambientes formales siempre que las combine bien: resulta obvio que si las llevo con un chándal, el problema no serán precisamente las zapatillas.

Una buena suela...

Me chiflan porque tienen algo de amortiguación y suelas con relieve, ideales para andar y para la elíptica. Son de Joma, una marca a la que tengo cariño porque firmaba mis patines de cuatro ruedas de cuando era niña. Costaban treinta y ocho euros en una zapatería local pero me las han dejado por treinta.

Y tú... ¿cómo concilias trabajo y deporte?

18 comentarios:

  1. Tú sí que sabes.
    Yo como siempre paso por la casa, me cambio aquí (es lo que tiene vivir en un pueblo pequeñísimo, lo difícil es evitar los sitios mas bien jajaja).
    BESOS!

    ResponderEliminar
  2. Hola, ¡cuanto tiempo! La verdad es que al trabajar en una oficina ubicada en una casa me resulta muy fácil cambiarme y si camino cerca de casa pues allí hago el cambio pero me parece genial tu idea de vencer el cambio con un mix trabajo deporte que además, hace muy bien el pego. Un besazo

    ResponderEliminar
  3. La camisa me encanta!
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Me vas a perdonar, pero discrepo absolutamente con tus compañeras de trabajo: son unas deportivas, y se ven como deportivas. Que tengas más o menos arte para combinarlas, vale, pero en un ambiente formal, no las veo ni de broma.

    Ahora, yo las combinaría con unos vaqueros y un look informal (no deportivo, ni sudaderas, ni historias)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He matizado un poco : no me refiero a eventos formales sino a llevarlas al trabajo...

      Eliminar
    2. Eso sí, para ir a trabajar, mientras no tengas que ir de azafata, perfecto.
      Besotes, linda!

      Eliminar
  5. A mí sí que me parecen bien para el trabajo, están muy de moda las sneakers. Y son muy bonitas.

    ResponderEliminar
  6. Opino igual, yo no las veo para ir al trabajo. Pero cada uno tiene su idea de la moda, la camisa me parece chulisima. Silvia

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco las veo para trabajar. En sneakers solo veo mas de oficina las new balance con pantalón vaquero y look nada deportivo para compensar. El resto son demasiado chandaleras. Y con mallas menos aún. Lo siento.
    Elvia, desde Africa .

    ResponderEliminar
  8. Yo sí las veo... con el conjunto de la camisa de cuadros por ejemplo quedará bien.
    M.

    ResponderEliminar
  9. Yo también soy pdi y me importa un pito el tema formal. Me salió un juanete por ir un año con tacones y nunca más.

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa! Hoy discrepo contigo, son zapatillas y no las llevaría a la oficina (salvo algunas de cuña y según sea el ambiente de trabajo, claro!!). Soy más de llevar bolsa de deporte con todo lo necesario para cambiarme en el gimnasio y evitar la tentación del sofá de casa. Todo esto en el supuesto ficticio de que fuera al gym, claro, jajajaja! Un besote!!

    ResponderEliminar
  11. Yo no he ido en la vida a un gimnasio y por tanto no he tenido que romperme la cabeza en este sentido, la camisa es muy chula y las zapatillas son zapatillas, para ir de coctel, no pero yo te veo un look de lo más apañadito!!!!
    Aunque demasiado abrigado para Valencia que vamos de verano todavía!!!! ja ja ja


    Besos

    ResponderEliminar
  12. El trabajo y el deporte fatal... llevo un mes trabajando en horario comercial y no logro adaptarme... te sigo guapa!


    www.marelifestyle.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Uff, pues yo hace varios años que no hago nada de deporte.. pero cuando iba al gym, me cambiaba de ropa en casa y salía...

    me encanta la camisa azul de cuadros...

    tampoco me gustan mucho las deportivas como ropa de "trabajo" de una oficina, aunque si es con lo que mejor estás, pues adelante...

    Besos,

    ResponderEliminar
  14. :):):) creo que por mayoría vuelvo a los tacones...

    ResponderEliminar
  15. Antes cuando trabajaba de lo mío, casi todas íbamos en deportivas (Thor las proteja), pero ahora en algunos sitios me piden a veces hasta taconazos, lo cual no es cómodo en absoluto, así que sólo gimnasio.

    Eso sí, son muy retro pero requete molonas.

    Besotes

    ResponderEliminar
  16. A mí me gusta llegar y cambiarme de ropa porque el ejercicio lo hago en casa. Yo voy estupendamente con zapas para currar, la verdad porque ando mucho.
    Me gustan tus zapas y vas muy bien con mallas.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...