29 de enero de 2015

Bésame mucho: hoy, el efecto piruleta

Mi primer "pintalabios", ese momento en el que vi mi boca encenderse y supe que de mayor iba a llevar siempre una de esas preciosas barras en el bolso, fue en primero de EGB, una tarde de lluvia y... ¡piruletas de corazón marca Fiesta! Al mirarme en el espejo del cuarto de baño quedé extasiada ante mi boca teñida de rojo dulce, y ahora me cautiva ese recuerdo. Labios húmedos, acuarelados, de un color tierno y alegre, rojo golosina.

En el mercado cosmético, ahora mismo, ofrece ese mismo acabado el maravilloso Benebalm de Benefit, al sin par precio de veinte euros. Como la carne es débil no puedo jurar que no vaya a caer en esta cara tentación, pero de momento resisto y os presento mis dos alternativas:

Baume prodigieux de Nuxe en Rouge charismatic/
Lip gloss "Cereza" de Jesús Gómez, S.L.

Conseguí la primera hace casi dos años y medio en la perfumería Muro, y entonces me costó unos trece euros que volvería a pagar sin despeinarme.
El "Baume prodigieux" de Nuxe se declina en tres tonos además del transparente, ofrece una hidratación ligera pero muy profunda y cómoda, al contrario de lo que ocurre con el engorroso Reve a miel.
Pero lo mejor que tiene este tubito es su color rojo fresa, rojo labio, rojo de niña saboreando una piruleta:

Rouge charismatic de Nuxe

La segunda opción es baratísima y "monísma", viene envasada en una latita de lo más retro que justamente nos retrotrae a nuestra infancia, y he estado a punto de no reseñarla porque no tiene marca.
Yo la conseguí gracias a Myriam, una de mis mejores amigas de la Universidad Internacional de La Rioja, que un día la sacó de su bolso.

Vaselina de cereza "marca ignorada"

Por lo visto la venden por tres euros y medio en la peluquería donde trabaja su hermana: Israel Hurtado, en Logroño (aquí su Facebook.) En el dorso de la lata sólo vienen los ingredientes, con el petrolatum a la cabeza, un nombre (Jesús Gómez), y una dirección de un polígono industrial de Valencia, gracias a lo cual he investigado y sé que el distribuidor está relacionado con La casa de los aromas y la página Flor de mayo, ambas especializadas en cosmética y fragancias.
Supongo que podrá conseguirse en peluquerías y mercerías de barrio.

Los datos

Y diréis, "¿todas estas pesquisas por una latita de colegiala?" Pero es que esta vaselina no es lo que parece. Hidratar, hidrata poco, como suele suceder con los productos con base de aceite mineral, pero por menos de cuatro euros tiñe el labio por horas sin fin, bañándolo con el mismo tono de las golosinas Fiesta:

Bonito, ¿no?

Un efecto piruleta infinito que recrea en nuestra boca el eterno color labio, no labio mordido ni labio borrado, sino el labio inocente y fresquísimo de nuestros juegos entre chuches... en primero de EGB.

27 de enero de 2015

Parejas estupendas: Toleriane ultra de La Roche Posay bajo mi maquillaje


En invierno hace frío. Mucho frío. Y desde que vivo en el Norte, en estos meses helados suelo despedirme con tristeza de mi adorada polvera azul piscina de Sisheido, hasta la próxima primavera.
Porque, aunque amo el acabado de terciopelo perfecto que aporta a mi piel sin saturarla, en invierno se me acartona un poco el rostro debajo de esta maravilla turquesa, y mis poquísimas líneas de expresión se agudizaban...

... hasta ahora

Puedo  culpar al frío, a la textura en polvo o a mis treinta y siete años..., pero ahora sé la verdad: no estaba hidratando bien mi piel por la mañana.
De noche utilizo productos ricos y densos para nutrir bien el cutis, pero por el día siempre busco un cuidado ligero, muy ligero. Y no había encontrado una fórmula que concentrara nutrición y ligereza... hasta ahora.

Toleriane ultra de LRP es un tubito esbelto de dispensador airless completamente hermético que ofrece una cremita de textura acuosa y acabado fresco. Parece que la piel va a bebérsela como un sorbete, pero deja poso. Un poso que no es pringue sino plenitud, como si acabara de aplicarla en cada momento del día. Hasta descubrirla, no conocía en toda su extensión el significado de las palabras "piel jugosa", y menos aún la paradoja de que esa sensación se construyera sin un átomo de grasa o brillo fuera de lugar.
Y un día me dije... es tan cómoda que podría aplicar encima mi añorado maquillaje solar de Shiseido. Y lo hice.

Antes...

Incluyo una fotografía que aborrezco, para demostrar que sí tengo líneas de expresión: ésta soy yo cansadísima y con el contorno de ojos claramente descuidado. A continuación ofrezco una foto en la que salgo feliz, un sábado, sin más cuidado en esa delicada zona ni más maquillaje que esta pareja estupenda. En ambas imágenes llevaba el mismo maquillaje...

...y después

... la clave radica en la hidratación.
Como está formulada sin alcohol, perfumes ni parabenos, el Toleriane ultra se puede aplicar en esan delicada zona (¡no me escuece!), y las líneas desaparecen incluso debajo de un maquillaje en polvo.
Me veo la piel mucho más relajada: el objetivo primordial de este fluido es calmarla al máximo, y lo hace gracias al agua termal, a la manteca de karité y al escualano.

Lo mejor: puedo maquillarme inmediatamente, mis rojeces están desaparecidas en combate, sustituye al contorno de ojos diurno...
Lo peor: como el resto de cremas de LRP, lleva dimethicone, y yo pienso lo mismo que Hellen respecto a ese particular. Sin embargo, he descubierto que las formulaciones que incluyen karité antes de esta silicona... neutralizan su poder, ¡desarman al genio maligno!

25 de enero de 2015

Mythic oil souffle d'or de L'Oreal Professional: el look dorado

Hace un sol frío como de cuento de hadas, invierno dorado que invita a pasear y a vestirse de colores cálidos... de la cabeza a los pies. ¿Por qué no comenzar por la melena?
Me ha crecido muchísimo el pelo. Afortunadamente, tengo las puntas saneadas y me encandila volver a una melena larga. Me doy cuenta de que antes utilizaba la tijera como instrumento de control: a cabello más corto, cabeza menos encrespada, solía pensar.

Mi pelo en la actualidad

Pero hace ya algún tiempo dije adiós al "pelo pollo", gracias al Agua de lluvia de Secretos del Agua que no me cansaré de recomendar. Luego escalé puestos por la esforzada senda del pelirrojismo, que era mi sueño de niñez y adolescencia, pero mi peluquera, Myriam de Mishea en Logroño -que es lista y artista-, propuso un baño de mi color natural debajo de las mechas, por lo que cuando crece el pelo no se ve un efecto raíz sino un acabado californiano algo hippy y muy luminoso.
Mi último reto era encontrar un champú que protegiera y sublimara el tono que tanto tiempo me ha costado conseguir... y lo he encontrado.

La lámpara de Aladino...

No han conseguido convencerme del todo los aceites capilares, por lo que no suelo estar al tanto de elixires sublimes o productos "míticos", pero en mi último paso por la perfumería Primor de Príncipe Pío encontré este champú de color miel dorada repleto de pepitas de oro en su interior. La botella  centelleante ejerció sobre mí la atracción de la piedra imán, y por siete euros con setenta y cinco céntimos se metió en mis bolsillos.
Mythic oil souffle d'or de L'Oreal Professional: un champú ligero y muy hidratante para pelo fino por fin. Cero siliconas. Filtro solar que protege el color y burbujas doradas que lo realzan. Aceites de argán, de azafrán y de cártamo, gracias a los cuales puedes aplicarlo solo, sin más mejunjes, secar al aire y peinar con el cepillo de pala de Primark, y queda suelto, brillante y nutrido.

Champú + rubor Luminoso de Milani +
Sombra Satin taupe de Mac + jumbo 11 Kiko

Para acompañar la imagen de halo soleado, teñí mis mejillas con el colorete Luminoso de Milani, mis labios con el increíble labial Peach Parfait de Revlon que pronto protagonizará un post, y en los ojos mezclé la sombra de ojos de larga duración en "stick" número  11 de la colección Daring game de Kiko con la sombra Satin taupe de Mac. El resultado es un velo dorado semi transparente en los párpados que duró todo el día.

Look de sábado dorado

Visita a mis sobrinitos, paseo al sol por el Parque del Ebro, vermú ecológico en el Ritz y larga y cálida sobremesa en casa de mi abuela. Con sólo cuatro productos se construye un look de sábado dorado.

23 de enero de 2015

Batido de avena con una "miajilla" de cacao... y reflexiones sobre la dieta

El blog de Lola.mine es un faro de sabiduría que últimamente me alumbra... Gracias a él, he emprendido la aventura culinaria de encender fogones para prepararme un "porridge" algo tuneado y conseguir así un desayuno sano y rico, rico.

preparando el terreno...

El batido de avena es una buena opción para golosos y hambrientos por la mañana: ya se sabe que hay que "desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo", y la avena es un hidrato muy rico en propiedades, posee proteínas y vitaminas y pocas calorías.
Los ingredientes para dos tomas son:

1. Medio litro de leche "más ligera que una semidesnatada": yo amo la leche de vaca, pero entiendo que no a todo el mundo sienta bien, por lo que se puede sustituir por leche de avena.
Mi marca favorita es Central Lechera Asturiana porque han conseguido dar un gran sabor a un  producto ligero con sólo un uno por ciento de materia grasa.

2. Tres cucharadas soperas de copos de avena. Los compro en Mercadona, pero son de la marca alemana Bruggen. Son buenísimos, finos y muy suaves.

3. Una cucharada de postre de cacao en polvo Valor. Mi idea es conseguí stevia de avellana en iHerb, pero para esta primera vez no tenía en casa nada para endulzar el batido, así que me permití este pequeño capricho.

a la cacerola...
... y al fuego

Desempolvé las chapas de mi vitrocerámica, arrimé a la lumbre una cazuela con la leche, y un poco antes de hervir añadí la avena. Estuve unos diez minutos removiendo, a fuego vivo, la mezcla con cuchara de madera. Queda un engrudo tipo papilla de desayuno americano, con grumitos.

Último paso: minipimer

Lo vertí en el vaso de la batidora, añadí más leche y la cucharita de cacao... y lo trituré con la Minipimer.
El resultado es un batido cremoso, con proteínas y energía como para resucitar a la Bella Durmiente... e impedirle cometer tonterías insanas entre horas.

El batido...

Varias personas me han preguntado: ¿es verdad que con el tiempo te acostumbras y no te cuesta tanto hacer dieta? La respuesta es: no, pero...
NO deja de costarte, NO dejas de sufrir tentaciones ni de pasar hambre en momentos puntuales, pero dejan de apetecerte ciertas cosas. El McDonals ya ni te lo planteas. Miras uno donut y sólo ves niveles de glucosa subiendo como la espuma. Aprendes a priorizar. Sigues muriendo de amor por el chocolate, pero sabes que tu felicidad no depende de la merienda. Parece que vuelas, no te cansas (casi) nunca. Te cierran los abrigos, te caben los vestidos. Y eso te hace feliz.

21 de enero de 2015

Los Favoritos de Adaldrida: 2014

En 2014 he crecido como bloguera, conociendo productos capaces de cautivar los sentidos más críticos..., y enamorándome un poco más si cabe de otros que ya reinaban en mi tocador. Y quería compartir mis deslumbramientos cosméticos con mis lectores antes de que finalice este frio enero.

Mi ritual de belleza/
foto mía con filtro Waterlogue by Merl

1. Ritual de belleza:
En el pasado año logré completar una rutina facial. Siempre he intentado utilizar buenos productos, pero no me importaba que éstos estuvieran aislados.
Sin embargo, en verano descubrí el agua micelar de Nuxe y el sérum de la línea Creme Fraiche, comprobé que juntos multiplican la calma que aportaba mi crema de cabecera, y formaron junto a ella un rito completo. Aquí os lo conté.
Del mismo modo, a lo largo del año he utilizado el aceite desmaquillador de Essential aroms, de TBS, de Rituals y de Mac, y puedo decir que se ha convertido, en bálsamo o líquido, en mi textura favorita por su eficacia y la experiencia sensorial que regala al rostro al acabar el día.

Convertible Color de Stila


2. Rostro:
Mi base de maquillaje por excelencia sigue siendo la polvera azul piscina de Sisheido, pues cubre la piel con naturalidad, la protege del sol y aporta un acabado sedoso. En invierno prefiero bases líquidas pero aún busco la ideal: la más utilizada en 2014 fue la Illumi Corrector de Bell que sería perfecta si no tuviera tantas siliconas en su formulación.
El podio de los coloretes preferidos en el pasado año se reparte entre mi ya tradicionalmente adorado Luster de Nars y el Convertible Color de Stila en el tono Gerbera, auténtico reencuentro y amor cosmético donde los haya. El color que aporta es melocotón cremoso, y ando buscando una brocha dúofibra porque tiende a amontonar pigmento y no consigo difuminarlo en mis mejillas como merece.

Diamond lil de Stila

3. Ojos:
El indiscutible favorito del año para oscurecer los párpados ha sido la sombra Diamond lil de Stila, que pedí a Asos loca de felicidad por reencontrar uno de mis grandes amores cromáticos. Aquí luce en toda su intensidad este tono que ha desbancado al famoso Satin taupe de Mac en mi neceser: es un color humo metalizado, nocturno y brillante, oscuro pero amable, nada gótico. Ayuda a crear profundidad y embrujo, lo que suelo llamar "la mirada de Laura Ponte"...

Peach fizz de Guerlain

4. Labios:
La barra de labios que me ha hecho perder pie en los últimos tiempos es, sin duda, la reedición de los KissKiss de Guerlain, vestida de negro charol y en un color melocotón alegre y sereno. Los otros grandes favoritos del año son: el labial solidario de Astor, referencia Peachy Pink en rosa pastel, y el sublime Spice, Spice Baby de Too Faced, a caballo entre el color marrón glacé y el dulce de leche sin dejar de ser un tono labio.

Peach fizz de Guerlain
Peachy Pink de Astor

Spice, Spice Baby de Too Faced

En el pasado año he descubierto algunas tiendas que ya forman parte de mis más queridas rutinas: Asos, Nails Factory y La botica de los perfumes son las tres que vienen con más facilidad a mi memoria..., y al mismo tiempo he seguido sintiéndome como en casa en perfumerías como Muro, Sephora y Beautik.

19 de enero de 2015

Reflexiones en la bañera (XVIII: Higos, machismo y amor)

La última vez que visité Lush me hice con el perfume Sun, que me está resultando muy agradable para diario pero que es un poquito suspiroso (tiende a durar un suspiro en mi piel, como (casi) todos #snif...), y cien gramos del famoso jabón Figs and leaves que protagoniza estas nuevas reflexiones en la bañera.

Higos y hojas de Lush

1. En ocasiones no buscamos bañarnos entre infinitas burbujas, y preferimos la calma del agua cremosa: un pedacito de jabón de Lush no llena la bañera de espuma desbordante, pero la cubre de una capa fina de hidratación, una bruma fragante que nos envuelve.

2. Adoro el aroma de higos, pero sin el matiz verde y algo leñoso que le dan algunos perfumes como el de Caudalie o el de Roger et Gallet. Este jabón es encantador porque prima el aspecto dulce y jabonoso del higo. Huele limpio y a íntimo, a pijama de invierno o al abrigo de la persona que amamos.

3. ¿Por qué las mujeres nos maquillamos y los hombres no?, me preguntó Cristina. Es algo cultural, le respondí. Y la piel deben limpiarla e hidratarla ellos también, y si no lo hacen, es vaguería.

4. En realidad, quería decir que la belleza de ellos es varonil ("ruggedly handsome", diría Melanie Griffith), y la nuestra es delicada y creativa... pero ahondar en esas diferencias sutiles ahora mismo es políticamente incorrectísimo.

5. Sin embargo, le dije en broma pero con un punto de convencimiento: "los hombres no necesitan maquillaje, brillan por sí solos". ¡Eso es machismo!, comentó mi amiga, riendo. Y yo: "no, no es machismo, ¡es admiración!"

6. Porque cada vez estoy más convencida de que nos maquillamos para nosotras mismas y para las otras mujeres, que son quienes más saben valorar el efecto de un buen look. Luego mi padre se extasía ante mi madre recién levantada...
De la misma forma, cuando un hombre te interesa, sus ojeras lo hacen aún más interesante a tus ojos. Y eso no es machismo... ¡Es amor!

18 de enero de 2015

"Nunca me han maquillado". (En Beautik, maquillando a Cristina)

Ayer quedé con Cristina, una de mis mejores amigas en Logroño, para hacer un poco de deporte por el Parque del Ebro. Entre chistes y digresiones filosóficas me confesó que nunca se había maquillado ni cuidado la piel... y que quería empezar.

Foto by Mila, de Beautik Logroño

Me contó que de repente tuvo la genial idea de comprarse un cacao con color en vez de uno transparente, por cambiar un poco, y como no tenía ni idea había entrado en mi blog: tras una primera lectura, acababa de comprar el Baby lips rosa de Maybelline.

Comprenderéis que la anécdota  me emocionase. Y, aprovechando ese buen propósito de año nuevo, terminamos la velada en el Beautik de la calle San Antón en Logroño.
Begoña y Mila se emocionaron también ante la idea de una absoluta "primera vez" y nos dejaron el tocador de la tienda. Podéis imaginar nuestro regocijo y disfrute.

Detalle del Antes

En la fotografía de cabecera, Cristina aparece a cara lavada: sólo me había dado tiempo a poner corrector en sus ojeras. En esta segunda foto veis su segundo frente de batalla: el acné hormonal.
Y, como el noventa por ciento de las chicas españolas, el presupuesto de mi amiga es reducido, así que le aconsejé invertir en productos de farmacia para limpiar e hidratar (por ejemplo, agua micelar de Bioderma y la fantástica hidratante oil free de Sebamed), y comprar en cambio sus primeros "potis" en esta cadena realmente barata y con buena calidad relación precio.

Full coverage "Yellow" de Nyx

Mi recomendación fue hacerse con: corrector de ojeras y corrector de granitos por un lado a modo de "chapa y pintura", un colorete luminoso para encender las mejillas, un neceser de brochas de Ecotools y un buen rímel para abrir la mirada. Me parece el kit básico.

Mi producto favorito para las ojeras dentro del low cost es el tarrito amarillo  de Nyx, es muy cremoso y natural. No me gustan los tonos muy claros porque dejan la zona gris. Deposité una cantidad pequeña en el lagrimal y fui trabajando hacia el exterior a pequeños toques. Los granitos los escondí bajo la barrita correctora Pure Skin de Essence número uno. Luego apliqué polvos compactos Pure Skin en el tono Sand con la brocha Domed bronzer de Ecotools, una capa muy fina.

Colorete Rose Gold de Sleek

Respecto al rubor no tuve duda alguna: si no posees coloretes en tu neceser, necesitas estrenarte con un rosa favorecedor que tenga un punto melocotón, es decir, el Rose Gold de Sleek es tu color.
Usé la máscara de pestañas Fly with me de Nyx, aunque me temo que tendrá que comprar la de Avene o LRP en farmacias por lo mucho que lloraron sus ojos.
El resultado fue éste:

¡Radiante!

La verdad es que me sentí orgullosa al verla tan guapa. A lo que no me atreví fue a pintarle la raya porque al fin y al cabo no soy maquilladora y eso no se me da nada bien, pero Begoña de Beautik se animó a delinear su párpado superior con un rotulador de Prestige, y las esquinas inferiores con un precioso gel liner azul de Essence:

Delineado: Prestige & Essence

Desde aquí deseo agradecer su amabilidad a Begoña y Mila de Beautik: con ellas me siento en casa.
No me creo lo que estoy viendo, decía Cristina, alternativamente, al espejo y a mí. Y éste es sólo el comienzo de una gran amistad... cosmética.

16 de enero de 2015

Uñas de charol gracias a Nails Factory... en la cena solidaria del 125 aniversario de La Rioja

El charol es limpio y deslumbrante.
Dice niñez y zapatitos nuevos, dice fiesta, burbujas doradas y copas de champán. Y en una manicura, el acabado charol dice elegancia y embrujo a manos llenas.

Luz natural

Uñas de charol en la cena que acabo de disfrutar. Son las dos de la madrugada y ando insomne por mi cuarto: el poeta Beades diría que después de la Belleza es imposible dormir.

Diario La Rioja, hoy

Y ha sido una noche embrujada, en la que el Rector de UNIR me invitó al que bien puede ser el acto social del invierno en Logroño: la cena que conmemora el 125 aniversario de la fundación del diario La Rioja.

Un marco incomparable (el restaurante La Merced de Logroño), una causa solidaria (todo lo recaudado es para la cocina económica), una compañía inmejorable (mis colegas más queridos), discursos emotivos y un menú de sabor retro que además incluía verdura..., lograron una velada que de la pura emoción me provoca insomnio.

Luz artificial, en la cena

Para el acto decidí retirar mi manicura dorada, que resistía ahora y siempre al invasor pero tras quince días me apetecía cambiar, y volver a vestir mis uñas de fiesta.
En el Nails Factory del Centro Comercial Berceo de Logroño las  limaron con forma cuadrada y las miraron antes y después de pasar por la lámpara.
Este verde es serio y divertido a la vez, y me recuerda al famoso The Body Shop green, que para mí era toda una incógnita, quería saber cómo funcionaba. ¡La ocasión merecía un poco de atrevimiento!

15 de enero de 2015

Primer Haul Primark: regalos de Navidad y compras en Rebajas

Desde que una de mis primas trabaja en Primark, toda mi familia se ha "primarcado".
Esto, que parece un trabalenguas, responde a una realidad. Desde que aterrizó en el Centro Comercial Berceo de Logroño, Primark nos ha hechizado. Mi primo el del iPhone, a la sazón hermano de la afortunada trabajadora, ha elegido mis regalitos de cumpleaños y Navidad en esos almacenes...

Vela Autumn forest de Primark

... Y yo, que tardé en entrar en la magia porque las multitudes me aturden, he acudido por primera vez en mi vida a las Rebajas de enero, en busca de un bolso negro acolchado que diz que habían rebajado a cuatro euros, oiga.

Comienzo este primer haul con la magnífica vela perfumada que mi primo pidió a los Reyes Magos para mí. Recibí también otra de vainilla, pero era bastante normalita si tenemos en casa la archideliciosa Vanilla Cupcake de Yankee Candle.
En cambio, Autumn forest es una vela nada vulgar, compleja y con un aroma de hondura. Cuando comienza a arder parece que va a oler a rosas porque tiene ese matiz empolvado y jabonoso, pero en seguida se vuelve verde y huele a hojas en la lluvia. Al final deja un aroma como de leño verde ardiendo en una chimenea. Es una vela estupenda, y supongo que muy barata.

Muñeco de nieve de Primark

En mi cumple, mis primos me sorprendieron con este achuchable muñeco. Lo adoré a primer abrazo. Tenía miedo de que mi madre lo considerara una pola, pero le gustó mucho también.
Una pola, dentro del lenguaje familiar de mi familia paterna, es un objeto kitsch que su dueño ama por razones equis pero que objetivamente carece de valor y desentona a más no poder.

Esto es una pola como una catedral...
But i like it!

Mis padres están en contra de las polas y yo también en teoría, pero cuando son juguetes que remiten a mi infancia se me nubla el buen sentido.
Estos son los regalitos, pero es que ayer, como he mencionado, me di una vuelta por el Primark buscando un bolso bowling acolchado y negro que mis tíos compraron por cuatro euros (sin el descuento costaba once.)

Bolso chanelero de Primark

No lo encontré, pero fue aún mejor, ya que me traje un bolsito chanelero, con gran cabida, de bandolera con cadena, por cinco euros. Le voy a dar un hermoso tute, aunque sea un bolso-pola.

Cepillo de pala de Primark

También encontré por dos euros uno de estos cepillos que están tan de moda, tipo pala. Púas iónicas anunciaba y efectivamente, ¡no electriza el pelo! Anonadada me hallo. Menos mal que no compré el súper cepillo de cerdas de jabalí. Pobres jabalíes, y pobre Obélix.

Neceser y funda de gafas: 3 € c/u

Y por último, no pude resistirme a dos monadas que me costaron tres euros c/u: un neceser de bolso de estética cupcake y una funda de gafas paradisiaca.
¡Larga vida a Primark!

13 de enero de 2015

Labios de terciopelo, (1): Colección Pin Up de Flormar

Dedico este post a Subflava.

Están de rabiosa actualidad los labios de terciopelo. Labios mates pero sedosos, como de película del Hollywood dorado.
Pero para conseguir esa suavidad "retro", tan tentadora, hace falta descansar en barras de labios de calidad. Y Flormar ofrece una fórmula de edición limitada que contiene mantecas de karité y de cacao, filtro solar y vitamina E..., encerrados en un color de cuento de hadas y un envoltorio de tocador de dama coqueta.

Labial Violet orchid de Flormar/
Máscara de pestañas ciruela de Essence

Encontré a Subflava en un local de esta marca milanesa, cerca de la boca de metro Callao de Madrid, antes de merendar con Tita Hellen y la Tía Maruja.
Contemplando los labiales de la colección Pin Up, Sub comentó que los colores estaban pensados como para Halloween: había un naranja calabaza, un negro negro y un amarillo que se llamaba "Yeah, it's yellow!"
Yo adoro el color lavanda, así que mis ojitos se quedaron obnubilados ante el color "Violet orchid".
Y me llevé la barra de labios, literalmente, puesta.

Look pin up ciruela

No recuerdo bien su precio, me parece que fueron unos ocho euros, lo que sé es que me hubiera gustado llevarme algún otro tono: había un fúcsia muy bonito y un naranja vitamina impactante.

La pareja perfecta para este labial es la máscara de pestañas "All eyes on me" de Essence en el tono "Deep purple", regalo navideño de Subflava que ha supuesto una auténtica sorpresa.
Mis pobres pestañas rubias mantienen con los rímeles de color una relación de amor-odio, pero entonces Sub dijo que era una máscara negra con reflejos morados... y su definición fue lo que me acabó de enamorar.

11 de enero de 2015

Green smothies: fáciles, sabrosos y muy saludables. Mi versión

He llevado a buen puerto una aventura culinaria sana cual manzana, apuntándome a la moda más "detox" de los últimos tiempos, al grito verde que triunfa tanto entre actrices y modelos de allende el mar como entre blogueras castizas de nuestro suelo patrio... "And i feel fine".

Mi plan de fin de semana...

Mis navidades fueron bastante austeras, de hecho adelgacé casi dos kilos, pero luego estuve en casa aquejada de CVA, (catarro de vías altas y faringe hiperémica, un diagnóstico muy profesional...) El caso es que durante un par de días he arramblado con las galletas de avena presupuestadas para dos semanas, y tengo la ligerísima sensación de que debo depurar el cuerpo.

Los ingredientes


El Green Smothie es un batido que sustituye una comida o cena y que lleva una verdura de hoja verde y un par de frutas. Ayer, tras leer atentamente varios blogs y rastrear YouTube, me lancé con mi propia versión. Compré los ingredientes en la sección de quinta gama dentro de la frutería de Carrefour:

- 200 gramos de espinacas frescas: es mi verdura favorita y una gran fuente de hierro.

- 75 gramos de plátano: es la medida que tengo permitida. El plátano tiene azúcar pero también potasio y proteína: hace que el batido sea de verdad completo y que su sabor sea exquisito.

- 75 gramos de frambuesas: una forma exótica de incorporar vitamina C. También presta aroma al resultado final.

Añado un vaso de agua mineral y trituro con la minipimer. Gracias al medio plátano el experimento "liga" y queda cremoso y suculento. Es mejor no poner mucha agua, ya que su misión es saciar.

En pleno proceso...

Con estas medidas da para dos vasos hermosos, es decir, para dos comidas o cenas.
Lo mejor para sentirse toda una "it girl" sería comprar uno de esos vasos propios de cafetería americana para lucir bebida saludable por la calle... Lo más parecido que yo tengo es este biberón adulto con medidor:

El resultado

Cena ecológica y llena de glamour, revista Telva y lectura de La divina comedia de Dante... un magnífico plan de fin de semana hogareño.

9 de enero de 2015

Mi primer descubrimiento olfativo del año: Sun de Lush

Comienza la búsqueda del perfume de mi vida, realizando así uno de mis propósitos de Año nuevo. Y la primera parada es... ¡Lush!
Madrid, cuatro de enero de 2015.
Las navidades lanzaban sus últimos destellos, los más emocionantes: luces encendidas y tiendas repletas de voces, risas, personas que se encuentran. Parada de metro Callao, cuatro blogueras y un destino: la nueva tienda de Lush en la calle del Carmen.

La Tía Maruja, Subflava y yo
Foto by Tita Hellen

Sí, ya tenemos aquí un nuevo episodio de la saga fuga "Blogueras por el mundo", sección fructífera y espero que muy larga en el tiempo por lo feliz que me hace. Me encantó ver a Subflava y a la Tía Maruja de nuevo; pero lo que más me gustó fue que Tita Hellen se uniera al grupo.

Subflava, Hellen y yo
Foto by La Tía Maruja, tuneada por Hellen

Parece que Lush posee el don de reunirnos: la primera vez que quedé con varias blogueras fue justo en su local de la calle Fuencarral. En esta ocasión estuvimos mirando ofertas, productos para el cabello, jabones..., pero yo llevaba la idea fija de comenzar una historia de amor con alguno de sus embriagadores perfumes, y de pedirle consejo cosmético a mis compañeras de excursión.

Sun de Lush

Pulvericé en varios "mullets" algunos aromas de la casa y se los di a probar: todas estuvieron de acuerdo en que este es mi olor.
Lo que yo le pido a una fragancia es: que me enamore a primer contacto, que no huela a best seller de moda, que sea accesible y que contenga mimosa en su pirámide olfativa. Y este frasquito cumple con todas estas condiciones.
Sun es un perfume solar, muy alegre pero muy seductor, y concentra lo que soy y lo que fui a un tiempo: sus notas son naranja, mandarina, mimosa y sándalo, por lo que parece un híbrido entre Aqua Allegoria Mandarín Basilic de Guerlain y Summer by Kenzo, los que hasta ahora han sido mis perfumes soñados, amados... y añorados.

La botella de 30 centilitros cuesta 29,90 euros, lo encuentro con facilidad en las tiendas de Lush pero no tengo la ingrata sensación de compartir aroma con la mitad de la población del planeta Tierra. La salida cítrica no esconde ni su profundidad ni su sensualidad: es optimista y femenino a la vez. Huele a lunes en la oficina y a sábado en una fiesta. Huele a verano y a Navidad. Me hace sentir poderosa y me hace sentir en casa. Me hace feliz.

6 de enero de 2015

Reyes 2015: ¡he debido de ser muy buena!

En este año los Reyes han sido muy especiales, ya que mis sobrinitos de un año y medio han correteado entre envoltorios y paquetes.
Hoy, un post de makimarujeo con pocas palabras y muchas imágenes. La primera, una instantánea de nuestro salón en la noche más mágica del año:

Reyes 2015

Y sólo es una parte: mis regalos y los de mi primo el del iPhone.

Colgante de La Barquillera

Mi padre ha pedido a los Reyes para mí un colgante preciosísimo, hecho a partir de un fósil de caracola, comprado en una tienda propia de "Ali Babá y los cuarenta ladrones": La Barquillera en Madrid.

Colgado sobre mi vestido


Aunque todavía más me ha gustado (y emocionado más aún), un CD que grabó mi padre con varias conversaciones con mis abuelos que ya están en el Cielo, y que este año ha editado.

Regalos

Mis tíos Javier y Eva han pedido a Baltasar un precioso collar de Agatha Ruiz de la Prada. Con un dinerito de mi abuela he invitado a mis primos al aperitivo de Reyes y he repuesto el labial Lip Butter Peach Parfait de Revlon, que es uno de mis básicos.
Mi primo el del iPhone pidió a Melchor para mí dos velas de Primark, una de vainilla francesa y otra que huele a "hojas de otoño" (ya os contaré si calma mi saudade post Navidad), y y y...

Regalos electrónicos

¡Un cargador de móvil para el bolso! Mi tía Ana me regaló un calentador de tazas,  mi tía Pilar y mi prima María un par de cuadernos bonitos, y mi prima Teresa un expositor de anillos en forma de mano:

Regalo chulo donde los haya...

 Llevo años buscando algo así y me ha encandilado...

Caperucita roja

Y mi padrino me ha regalado un libro de literatura infantil maravilloso: Caperucita roja, teatrito y recortables.

Las Navidades han sido fantabulosas. Y en mi próximo post reseñaré mi primer descubrimiento olfativo y mi última quedada de Blogueras por el mundo.