30 de marzo de 2015

Little Black Dress & mimosas: outfit de primavera y esmaltes de gel de Essence

Mi primavera comienza siempre con la celebración del cumpleaños de mi abuela: gran fiesta, reunión familiar, comida, regalos, primer café en una terracita... y estreno.
En esta ocasión mi madre me trajo de Sevilla, buscando en el baúl de los recuerdos, una auténtica joya vintage de mi armario: un fabuloso LBD de gasa y charol que me compraron cuando tenía unos dieciocho años y que llevaba casi dos lustros sin usar, porque es una talla ¡40!

LBD: A tempo
Bolsito: Noco
Gafas: Ray Ban
Zapatos: Pitillos
chaqueta: Gerry Webber

Lo acompañé con unos tímidos tacones de seis centímetros que acabo de comprar y que suponen también todo un reto, ya que llevo tres años y medio absolutamente plana, desde que me rompí el peroné. Pero ya no tengo el centro de gravedad desplazado y fui del todo segura con ellos: el charol de la punta hacía juego con las flores del vestido:

zzapatos Pitillos

Actualicé el conjunto sumándole una chaqueta Biker en ante coral de Gerry Webber, una cadena larga con el colgante de La Barquillera que me regaló mi padre, anillo onírico, reloj clásico en acero de Marea y... ¡uñas en color mimosa!
Las mimosas son mis flores favoritas junto a los tulipanes, y mi acorde olfativo preferido. Llevo queriendo un esmalte de uñas amarillo mimosa desde que lo lanzara al mercado Chanel, y cuando vi este alegre tono entre los nuevos esmaltes de gel de Essence supe que sería mío.

Esmalte Love is in the air de Essence

La textura es gordita, demasiado para mí, pero eso es porque el acabado de este color concreto es muy sólido. Tengo otros tonos más vaporosos a los que dedicaré post dentro de unas semanas y no parecen tan engorrosos de aplicar.
Lo que resulta curioso es que maquillé una mano con sólo dos capas de esta laca, mientras Mila de Beautik me probaba la base y el "topper" nuevos de la marca en la otra mano, y adivinad... Ésta última fue la primera en lascarse ese mismo día. Es problema de la base: mi uña la repele y tengo pruebas gráficas (que pueden herir algunas sensibilidades; la que avisa no es traidora.)

El fiasco de la nueva base de uñas de Essence 

Nunca vi nada igual.
Por lo demás, fue un estreno de primavera alegre, acharolado y luminoso, y yo iba oliendo a un clon del agua de Chloé..., pero ésa es ya otra historia. 

29 de marzo de 2015

Piel radiante y boca color labio con la colección Nude Purism de Catrice

En su ultima edición limitada, Catrice ha querido regalarnos una piel sobrenatural gracias a un suave iluminador beige en forma de panal que automáticamente se ha convertido en la prenda fetiche de la colección, el objeto de muchos desvelos femeninos..., y hay razones poderosas que sustentan este entusiasmo.

Nuevo expositor de Catrice en Beautik Logroño

Me llamó Mila, de Beautik Logroño, para decirme que quedaba un solo ejemplar y que me lo reservaba. Ayer tuve la oportunidad de ir a la tienda, ya que no quería abusar de su generosidad, y pude contemplar la edición al completo.

Cuarteto de Catrice Taupe-less

De los quads, el llamado Taupe-less me gustó muchísimo, pero tampoco me lo llevé a casa porque de sus cuatro sombras sólo me tienta una: un precioso tono topo con matices ciruela.

Sombra topo de Catrice

Sí que se metió en mi neceser un labial de los de la colección: con un formato idéntico a los antiguos slimshine de Mac y un envase metálico ligero, la firma ofrece dos rosas empolvados, un beige y mi elección: "Delicate rosewood", un color labio dulce pero con una sutil viveza: me parece un clon suavizado del Dolce vita de Nars o del Mademoiselle de Chanel.

Delicate rosewood de Catrice

Y por último, Mila me entregó el fabuloso iluminador. Es rosa maquillaje con subtonos piel, carece de purpurinas y su acabado es suavísimo: tres cualidades que presagian acierto:

Iluminador Nude purism de Catrice

Gracias a esa delicadeza, se puede utilizar el nuevo iluminador de Catrice sin discreción, con mano poderosa. Se integra en la piel y es capaz de suavizar y matizar otros colores sin eclipsarlos. Es un sueño hecho maquillaje..., y por muy pocos euros. 

27 de marzo de 2015

Reflexiones en la bañera (XIX: probando Treets)

Cubrir la bañera con un manto de calma y de blancura espumosa es ahora un poco más fácil... y mucho más barato. En mi reciente viaje a Murcia y mi visita a Muak Up Shop descubrí una marca holandesa, muy similar a Rituals pero más económica y con productos libres de siliconas y parabenos: Treets.

Vitrina de la firma Treets en Muak Up Shop

Treets ofrece varias líneas: una de vainilla y lavanda, otra de menta, bombas de baños, saquitos de semillas para calentar y aliviar así dolores musculares..., pero lo que a mí me interesaba encontrar era su "polvo mineral espumoso", perteneciente a la gama de mango dulce y jazmín, desde que lo vi en una de las famosas potiduchas de Arro.
Lo encontré, me lo llevé a casa, y ayer,  sumergida en un manto blanco y dulce, me puse a reflexionar mientras un olor a jabón floral y sensual me envolvía.

1. No sigo a ninguna gurú de belleza en Youtube. No me gusta nada el fenómeno gurú: no entiendo ni las oleadas de entusiasmo irracional que despiertan ni la malicia de ciertos antros cobernéticos donde diversos anónimos las critican a placer.

2. Pero en realidad no veo vídeos de maquillaje por una razón más pragmática: tengo poco tiempo y prefiero utilizar Youtube para ver y escuchar música (lo último que me obsesiona es "Un zombi a la intemperie" de Alejandro Sanz, ¡brutal!), y dejar la cosmética para el mundo Blogger. Así que no he visto casi ningún vídeo de Arroín80 pero en cambio no me suelo perder su sección de potiduchas: así descubrí estas sales de baño tan especiales.


Polvo mineral espumoso de Treets


3. Llenas la bañera de agua caliente, disuelves en ella una taza de este polvo mágico, y el baño se impregna de un aroma a jazmines tropicales, cítricos y dulces a la vez. Y cuando entras en la bañera, el agua se ha vuelto blanca y cremosa, con islas y penínsulas formadas por la espuma.

4. ¿No os suena todo esto a algo conocido? ¿No recordáis el fabuloso "Baño blanco de loto de Kenzoki?" El polvo mineral espumoso de Treets logra ese mismo efecto por una quinta parte de su precio: en vez de treinta y cinco euros por veinte sobrecitos, pagas menos de siete euros por aproximadamente veinte baños.


5. Tienen también un gel de ducha con ese embriagador aroma, en ese formato "espuma de afeitar" que también comercializa Rituals y que no me acaba de convencer pese a su fama. Mucho más jugo le estoy sacando a la loción corporal de la línea, ligerísima y tan nutritiva como una manteca. Posee ese codiciado efecto de "hidratación durante cuarenta y ocho horas".

6. En medio de este mar de sensaciones paradisíacas, me sorprende un volcán cobernético.  De nuevo hay sinvergüenzas que plagian contenidos en Internet, como advierte La Tía Maruja aquí y aquí. De trolls y plagiadores nos libre Dios, y contra ambas plagas hay que alzar la voz fuerte y serena.

7. Últimamente he vuelto a leer comedias de los hermanos Álvarez Quintero y a ver capítulos de El mentalista. Os recomiendo ambas: las comedias para pasar un rato delicioso disfrutando de personajes inolvidables, y la serie para extasiarse ante la belleza de Patrick Jane. ¡Manos poderosas! 

23 de marzo de 2015

Mi domingo marciano: brunch, green smothie y sesión de elíptica en el Gym

Qué hermosas son las primeras horas del día, sobre todo en fin de semana: suelo aprovechar las mañanas de los sábados para dormir, leer en la cama, visitar a mis sobrinitos y hacer ronda de librerías y perfumerías... En cambio, los domingos suelo ir al gimnasio y al spa. En este post voy a hablaros de mi plan de domingo saludable, o en clave de humor, mi Domingo Marciano.

Brunch dulce de domingo

Desayuno cualquier tontería antes de salir, un vasito de leche desnatada o una mandarina, algo para decir que no hago deporte en ayunas, y luego cuando llego a casa... me preparo un buen brunch dulce consistente en:
- Medio plátano de Canarias
- Cuatro fresones de Huelva
- Mezcla de ambas frutas fileteadas: la combinación fresa - plátano resulta deliciosa.

Normalmente acompaño mi ensalada de frutas con un batido de avena y stevia, pero a veces mi cuerpo pide salsa (de chocolate), y entonces opto por uno de los nuevos postres de Vitalínea.

Mi Green smothie

A la hora de comer elijo espárragos,  piña natural y el ya famoso Green smothie, del que acabo de inventar una nueva versión.

Ingredientes:
- 100 gramos de lechuga de hoja de roble
- Media manzana verde Granny Smith
- Media mandarina
- El otro medio plátano de Canarias
- 1/4 litro de agua mineral
- Media cucharadita de Sazonador Fiesta lime de Mrs Dash.
Puedo prometer y prometo que está buenísimo. Con estas medidas se consiguen dos botellines de medio litro, para comida y cena.

En la elíptica...

Y mi domingo, como ya he mencionado, suele comenzar o terminar en el Gym. En este post quería contaros que he sido infiel a la cinta de correr por la elíptica. Los motivos que me han llevado a este cambio son:

1) La elíptica no daña articulaciones, no causa impacto... La cinta a largo plazo puede cargar rodillas y tobillos.
2) La elíptica quema exactamente el doble de calorías y además hace que todo el cuerpo partícipe del ejercicio, incluso yo que sólo trabajo el tren inferior lo puedo percibir.

La elíptica al principio cuesta mucho porque es actividad física seria: llevo dos semanas practicándola y en los primeros cinco días sólo aguantaba cinco minutos en el nivel uno. El sexto día, por pura tozudez, decidí resistir diez minutos enteros y verdaderos, y ahora llevo varios días haciendo entre veinticinco y treinta minutos a nivel tres, con una pausa para beber agua. Luego termino con un poco de cinta, en plan relajado: andar cinco o diez minutos como guinda final. Sigo esta rutina cinco días a la semana, en ella quemo trescientas calorías y, sobre todo, me siento muy, pero que muy bien.

Y esa es la mayor ventaja que posee esta maquinita: cuando corría en la cinta sentía un subidón de endorfinas al final, pero en la elíptica también disfruto del proceso. No es que no me cueste, pero la sensación es como de escalar una montaña o de flotar contra un viento salvaje: cierras los ojos y tus piernas bailan al son de Michael Jackson. ¡Sensación de vivir! 

21 de marzo de 2015

Un clon de la sombra Satin taupe de Mac en Pierre Rene (Muak Up Shop Murcia)

En Murcia hay una calle llamada Puerta nueva, muy cercana a la catedral y al hotel La Huertanica, que destaca por una esquina coqueta y una tienda con tocador blanco en el escaparate: Muak Up Shop.

Muak Up Shop Murcia

No tropecé con ella por casualidad: antes la había buscado en la red, ya que se estaba agotando mi tubito (or not to be to) de Illumi Corrector de Bell, que vista la cantidad ingente de silicona que gastan casas lujosas tipo Chanel se ha convertido en mi base fluida favorita, así, sin apellidos: ya no es mi maquillaje low cost favoritísimo sino mi maquillaje favoritísimo sin más.

Aquí comienzo un nuevo párrafo para explicar que otras bases de Bell que he probado me han parecido malas: la CC cream, la hipoalergénica... Me sucede mucho con Bell y Ziaja, marcas polacas low cost: hay dos o tres cumbres cosméticas y el resto es bastante flojo. Es lo que suele ocurrir con otras marcas low cost como Essence o Deliplús.

Yankee Candle en Muak Up Shop

Pensaba reponer mi tubito mágico en la estación de autobuses de Madrid cuando recordé que viajaría en tren, (aquí podría insertar un icono poniéndose colorado), por lo que investigué un poco en Internet para encontrar puntos de venta en Murcia y di con esta joya.

Lo primero que me sorprendió gratamente fue ver, al entrar, un mueble de una marca que me apetecía descubrir y que protagonizará mis siguientes reflexiones en la bañera... y un embriagador mueble de velas Yankee Candle. Ángel, el dependiente, me dijo que el aroma del mes era White gardenia, un olor floral,  sensual y limpio a la vez, y me llevé una vela votiva por dos euros con seis céntimos. Ángel me aconsejó colocarla en un vasito de cristal de los de yogures "artesanos", dedicaré post a este formato nuevo para mí cuando encienda mi nueva vela.

Pierre Rene en Muak Up Shop

Se sucedieron varios hallazgos importantes en esa visita: el que hoy nos ocupa es Pierre Rene, la marca de la triada Otrade que me quedaba por probar. Sentía mucha curiosidad por sus sombras de ojos y por su Elixir de ácido hialurónico, que comercializa la línea Medic de la firma a un precio de quince euros.
Ya sé que podemos comprar nosotras el ácido hialurónico y fabricar gel con agua destilada, como muestra la Tía Maruja en este video, pero yo conozco mis límites y aún no me siento preparada para hacer algo así.

INCI del Elixir de ácido hialurónico

El elixir de Pierre Rene me ha parecido buenísimo: obviamente son primeras impresiones, llevo tres días utilizándolo, pero lo bueno de tener una piel reactiva es que sabes muy pronto lo que te va mal. Este sérum tiene un INCI bastante impecable. Hubo un tiempo en el que creí ser alérgica al ácido hialurónico, pero sólo lo era a algún componente del sérum de Apivita: Deo gratias, pues ya voy cumpliendo años y necesito un cuidado especial para "los treinta y tantos".

Elixir de ácido hialurónico de Pierre Rene

Me gusta muchísimo la ausencia de olores extraños y la textura gelatinosa pero muy maleable. Se extiende muy bien sobre la piel y a mí me la deja hidratada, calmada y... ¡estirada! Últimamente mi piel había vuelto a las andadas, cubriéndose de rojeces, y en tres días este suero ha puesto fin a la sequía y a la irritación.

Sombra Mocca de Pierre Rene

Me ha parecido que esta marca posee una calidad muy superior a sus dos compañeras de grupo: como si Bell escalara un puesto con relación a Ziaja y Pierre Rene subiera varios escalones de golpe.
Esta apabullante sombra fue mi otra compra de Pierre Rene. Por tres euros y medio, se me antoja el clon perfecto de la sombra Satin taupe de Mac, pero con un acabado aún más escarchado y metálico y con una textura aún mejor.

Mocca de Pierre Rene

La firma tiene dos tipos de sombras, para paletas e individuales, ni que decir tiene que yo prefiero estas últimas. Y, dentro de ellas, me quedo con las que poseen esta textura como en Mousse, aterciopeladas y muy cremosas, que se pueden y se deben aplicar con los dedos.
Termino esta primera parte de mi crónica con una foto de mi rostro desnudo, vestido tan sólo con el elixir de Pierre Rene y la sombra Mocca en los párpados... Además del rouge All fired up de Mac: no he podido evitarlo.

Look Nude Pierre Rene

Desde los tiempos de mi compra de la sombra Diamond lil de Stila en París (febrero de 2008), no había sentido un flechazo semejante por una sombra de ojos. El síndrome de Stendhal me acomete y ya hablo incluso como un poeta renacentista: ¡sufro por la razón de la sinrazón de la vuestra fermosura!

19 de marzo de 2015

Murcia, qué hermosa eres: un hotel, un museo, un "dinner" y... ¡una tienda de maquillaje!

Murcia me ha hechizado. El aire huele a naranjos y hay en sus calles esa alegría típica de una ciudad del Sur.
Me abrumaron un poco la distancias: reservé habitación en el hotel La Huertanica porque lo aconsejaban desde la página web del congreso..., y resultó luego que se celebraba en el campus del Espinardo, ¡a casi una hora en tranvía!
Sin embargo me alegré de dormir en La Huertanica y lo recomiendo de todo corazón, ya que por treinta y ocho euros la noche puedes divisar este fermoso panorama:

Mi vista privilegiada

Una de las catedrales más bonitas de España se ofrece a tus ojos mientras descansas en la terraza de tu habitación. Aconsejo pedir alojamiento en la cuarta planta, y si puede ser la 409 que fue la que yo pude disfrutar. Baño limpio con bañera, cama de matrimonio de uso individual, tele que no encendí (con semejante balcón...), un personal de lo más amable y unos alrededores que combinan sabiamente la belleza del arte y la del maquillaje.

Catedral de Murcia

Rezar en la catedral de Murcia, rodeada de rejas doradas, pequeños arcos ojivales, baile de luz y silencio es... toda una experiencia religiosa XD, pero también recomiendo vivamente visitar el museo catedralicio que fue, junto al Ramón Gaya y al casino real, la joya de mi estancia en Murcia.
Cuesta cuatro euros con permiso para fotografiar y sólo contemplar el retablo de San Miguel del siglo XV murciano merece la pena:

En el museo de la catedral

La noche de mi exposición salí a cenar con un antiguo amigo que ha terminado allí, pero la primera noche salí sola a la aventura y encontré un auténtico "Dinner", una cafetería típica americana:

Tommy Mel's Murcia (calle Barrio nuevo)

Estuve dudando a la hora de entrar o no en el apetecible Tommy Mel's, porque las hamburguesas o los "milkshakes" no son hoy por hoy opción para mí..., pero al final entré para disfrutar de la ambientación y de una maravillosa ensalada César y una botella de agua mineral (lo sé, mi vida es pura emoción).
Un par de detalles auténticos: la camarera llevaba unas zapatillas Converse All Star, y en el hilo musical sonaban viejas baladas de Elvis y deliciosos temas de swing.

Tommy Mel's
Tommy Mel's

¿Qué os recomiendo si visitáis Murcia y no tenéis sobrepeso? Naturalmente, la extensa carta de postres con el Banana split y los panqueques a la cabeza. De lo salado, las hamburguesas y patatas fritas ya no me tientan, pero hubo un burrito de pollo, mantequilla de cacahuetes y plátano (Wrap Menphis), que me hizo llorar de envidia... No sé cómo me contuve.

Muak Up Shop

Pero, por supuesto, acabé desahogando toda esa tensión de gula no resuelta en una espectacular tienda de maquillaje profesional que encontré en la calle Puerta nueva: en Muak Up Shop me reencontré con firmas queridas como Yankee Candle o Bell, y descubrí otras nuevas para mí como Treets o Pierre Rene.  To be continued...


17 de marzo de 2015

Al fin un Rouge favorecedor: Cherry de Mac + gloss rojo de Sephora

Ya es hora de contaros cómo he dado con la varita mágica, la fórmula exacta del carmín que logra favorecerme.
Cuando dije que el rouge a mí me hacía cara de cabaretera, varios comentaristas respondieron que aún no había dado con mi rojo ideal, y Miss Potingues se atrevió a recetarme un color "Manzana de caramelo de feria", palabras seductoras que fueron para mí toda una inspiración:

Con mi rouge y mi pijama...
¡... Arreglá pero informal XD! 

Aún no he hallado ese tono encantado de cuento de hadas, pero pensé tras leer ese comentario que lo que a mí me sienta bien son los tonos afrutados; fresa, frambuesa, cereza... Y fue así como, sin comprar ni un solo producto nuevo, buscando en el baúl de los recuerdos... cromáticos, llegué a este descubrimiento, cuando decidí desempolvar mi viejo perfilador "Cherry" de Mac..., dándole un toque glaseado con un brillo rojo charol por encima.

Cherry de Mac/ Shiny the red de Sephora

El gloss en cuestión es el 18 Shiny the red de Sephora. Y el resto del look consiste en mejillas naturalmente sonrosadas con el colorete mineral Petal power de Mac; sombra de ojos dorada (jumbo Daring game de Kiko), mucha máscara de pestañas y cejas bien marcadas con el nuevo gel de Essence, en el tono para "blondies".

Gel de cejas número uno de Essence

Cambiando de tercio... ¡feliz día de San Patricio!

Blusa de Adolfo Domínguez: 39 euros en rebajas


Hoy celebran su día los irlandeses y los trabajadores sociales, hoy celebra su onomástica mi adorado Mentalista... y hoy participo con una comunicación en un congreso internacional en Murcia, por lo que estoy estrenando esta magnífica blusa verde botella que me regaló mi madre en las rebajas de Adolfo Domínguez.

Creo haber encontrado el rojo de mi vida: una combinación afrutada, sofisticada, brillante... ¡y muy dulce! 

13 de marzo de 2015

Parejas estupendas: Convertible Color de Stila & brocha dúofibra de Real Techniques

El colorete en crema presenta muchos retos a la mujer actual: debe ser maleable, cremoso... y ligero también, para no saturar la piel taponando sus delicados poros. Una diatriba que evoca esas soluciones culinarias a medias para conseguir una riquísima créme fraiche pero con pocas calorías. "Espesa y ligera", se llamaba una crema descremada (¡milagro de milagros!), que nos ofreció una amiga francesa la última vez que visitamos París y cenamos en su casa.

Convertible Color de Stila en el tono Gerbera
Brocha dúofibra de Real Techniques

Esa textura de ciencia ficción, cremosa pero volátil, es la que encontré el año pasado cuando gracias a la web Asos pude conseguir el deseo cosmético no satisfecho de mi adolescencia: un Convertible Color de la mágica firma creada por Jeanine Lobell.
Un envase de cuento de hadas nos abre las puertas a un mundo de color melocotón suave y a una fórmula jugosa pero respetuosa con la piel...
Eso sí: si soñábamos con usar los dedos para ruborizarnos, tenemos que despertar. Precisamente porque no estamos hablando de mantequilla sino de cera alba, la crema del Convertible no se deshace de forma adorable sobre nuestros dedos ni resbala por nuestras mejillas: es necesario para su aplicación un pincel sintético y no muy tupido si no queremos cargar la piel.

Cuando vi el set de pinceles dúofibra de Real Techniques en Beautik me enamoré, pero sabía que en realidad sólo iba a usar la brocha para colorete y quise esperar. Por eso, al verla sola por siete euros con noventa céntimos, bailé de alegría...
Al ser sintética puede pringarse con soltura. Las cerdas blancas se mojan antes que las negras, permitiendo un acabado descargado y muy fresco. Se lavan en un santiamén y no sueltan pelo por ahora.

Gerbera de Stila + Pintalabios mágico marroquí

Aquí podéis ver a la pareja en acción. La foto está tomada a las puertas de la madrileña pastelería Mamá Framboise, en la dulce espera de una merienda con mis primas: un rubor feliz para una tarde feliz.

11 de marzo de 2015

Por menos de seis euros: colonia Maderas de oriente en perfumerías Primor

En los últimos tiempos he adquirido nada menos que tres perfumes a precio más que asequible: dos en la perfumería Primor y uno en la perfumería de Mercadona. Puede que nunca lleguen a ser el Perfume de mi vida..., pero sí el olor que abrigue mis lunes de enero o que refresque mis sábados de julio, y eso ya es una parte muy valiosa de mi vida.
Comienzo este periplo hablando de una fragancia con historia, intensamente española, coqueta y muy retro: un aroma de invierno para recordar.

Maderas de oriente: 5,95 en Primor

¿Quién no ha tenido quince años y trescientas pesetas en el bolsillo? Ése era más o menos el precio de una de esas polveras verdes de maquillaje Maderas de Myrurgia que me encandiló por vez primera con la adolescencia recién estrenada.
Un envase de plástico y embrujo y un nombre poético, ("Arabesco" y "Jerez" fueron algunos de los tonos que solía utilizar yo), prometían un tacto aterciopelado, un acabado sedoso, unos ingredientes de la piel de Barrabás que entonces nada nos importaban, y un olor maravilloso que me recordaba a mi abuela Cecilia y al verano en Maestu, a la ropa blanca tendida al sol, los polvos de talco... Era abrir la polvera y aspirar un aroma de felicidad tranquila.

En algún momento supe que ese olor poseía su propio perfume, nacido en 1917, pero por mucho que buscaba nunca lo encontré. Hasta ese sábado en el Primor del Centro Comercial Príncipe Pío de Madrid, cuando un frasco elegante, comercializado ahora por Nelia Cosméticos, me guiñó el ojo desde su cartel de "últimas rebajas": menos de seis euros me pedían por un pedazo vivo de mi última niñez.
Más que una colonia para mí es todo un perfume, un abrigo para mi piel en los días de viento y lluvia que ahora terminan. Como quien compra una prenda fuera de temporada y la guarda en el armario con ilusión, así me hice yo con este frasco. Acabo de leer su pirámide olfativa en Fragántica: de todas esas notas que se declaran yo distingo la rosa de Damasco, el iris y el almizcle, que son los acordes que le dan ese aire empolvado y radiante a la vez,  de tocador de dama antigua. 

9 de marzo de 2015

Desmadre en Madrid, 3. Colección Poppy de TBS y Long lasting eyeshadow 8 de Kiko

La Tía Maruja, Subflava y yo compartimos un desaforado amor por la firma The Body Shop: siempre que quedamos, por no se sabe qué intrincadas sendas acabamos en alguna de sus tiendas, admirando algún producto nuevo o antiguo.
En Navidad fue su magnífica línea capilar y su manteca de vainilla de edición limitada, que en el último momento no me llevé y que ha provocado ríos de arrepentimiento en mi corazón, por lo que en el último sábado que pasé en Madrid iba imbuida de una determinada determinación de hacerme con la brocha de colorete en forma de amapola de su nueva edición limitada: "Poppy".


Colección " Poppy" The Body Shop

Se trata de un pincel sintético, libre de crueldad animal, pero suavísimo... y bellisimo. Lo he lavado ya dos veces y no ha perdido ni uno de esos pelitos que conforman una delicada corola roja. Me parece especialmente adecuado para conseguir el efecto de rubor campestre, ya que su forma hace que se adapte como un guante a "las manzanitas" de las mejillas, es decir, a la parte más carnosa de los pómulos.
Me dijeron que al ser el último día de rebajas podía llevarme otro artículo de la colección con un cuarenta por ciento de descuento, y no lo dudé: de los nuevos lápices labiales en formato "jumbo" me hacía guiños desde la vitrina el naranja, que más que melocotón resultó ser un oro rosa de lo más intrigante: su textura es mate pero su acabado es escarchado y centelleante, casi metálico.

Conseguí ambos productos por veintisiete euros, y acto seguido nos fuimos a Kiko para ver, precisamente, las últimas gangas que podían quedar en la tienda.

Jumbo de Kiko número 8: 3 euros en rebajas

Vimos lacas de uñas de las que ya no recuerdo el precio pero vamos, era irrisorio. Para mí no compré ninguna, pero vi que La Tía Maruja se enamoraba de un tono vainilla con motitas rojas y negras de la colección Cupcake, y lo pillé.
A la hora de pagar nos dispersamos, por lo que no pude ver que, al final, Maru había caído en la tentación y se había llevado el mismo tono que yo pretendía regalarle..., por lo que al final cuando nos encontramos con Tita Hellen para cenar juntas en Rodilla se lo entregué como regalo sorpresa (¡y tan sorpresa!) Se ve que le gustó mucho porque nos ha ofrecido una bonita manicura con él.

Los jumbos Daring game de Kiko estaban a tres euros y  son impresionantes: me da muchísima pena que se liquiden. Deberían saltar al lineal fijo al menos los tonos más claros, porque cumplen una función de "pre base" estupenda. Yo tengo el dorado que, solo o con algún otro color por encima, se ha convertido en el uniforme de mis párpados: en esta última visita me hice con el número ocho, un rosa frío metalizado muy pálido.


Vampire's love de Essence sin pre base

Ya el jumbo dorado me había empujado a resucitar una paletita de Essence cuyos colores me fascinan, y no así su pigmentación ni su duración: Vampire´s love posee dos tonos cálidos y cuatro fríos, y si con el jumbo anterior logré buenos y duraderos looks con los tonos verde oliva y negro dorado, ahora le llega el turno a los otros cuatro colores de la paleta.
Sin nada por debajo, tenemos un ciruela muy bonito, un gris bastante poderoso, un rosa que no se ve y un plomizo plateado que podría ser  una hermosura pero se queda a medio camino.


Con pre base

Con el jumbo de Kiko, los tonos se aclaran un poco y resplandecen, resurgen sus matices ocultos y sobre todo duran, duran y duran.
He creado un look que incluye mis tres compras de aquel inolvidable sábado: en la piel llevo la base Photo Perfexion Light de Givenchy que compré en Navidades y no he podido estrenar hasta ayer, pues siempre elijo el tono 3 ya que el 2 es demasiado rosado. Con la brocha en forma de amapola he marcado el centro de las mejillas con el colorete Luminoso de Milani, sin difuminar hacia las sienes.
Y en los ojos he usado el jumbo de Kiko para iluminar el lagrimal y la línea de agua, creando también un lienzo con él en todo el párpado, desde la pestaña hasta la ceja, difuminando mucho a partir el hueso ciliar.
En el centro del párpado móvil apliqué la sombra plateada de la paleta de Essence, y en la esquina externa, marcando rabillo a lo Amy Winehouse, la sombra color ciruela. Bajo la ceja he difuminado la sombra rosa bebé.

Look TBS + Kiko

En los labios podéis ver qué color tan magnético posee el lápiz labial de The Body Shop. A pesar de ser mate resulta bastante cremoso, y se puede trabajar capa sobre capa. Puede parecer una pátina antigua de un retablo gótico, a la luz rosada del atardecer... o un caramelo de fresa envuelto en papel dorado

6 de marzo de 2015

Desmadre en Madrid, 2. Cajitas y neceseres kawaii para maquillaje

En literatura, la función poética del lenguaje que formulara Jakobson lo inunda todo: resulta vital "envolver" el mensaje que deseamos transmitir, el contenido, con palabras bellas, un papel de regalo adecuado... Un buen continente. Con el tiempo he descubierto que ese afán me persigue también en el terreno del color, y de ahí nacen mis pasiones por los neceseres bonitos y las cajas de sabor retro.

El término kawaii procede del Japón y puede traducirse por so cute! en inglés o por ¡qué mono! en castellano. Alude al concepto de ternura que, junto al de delicadeza presente en los haikus, es muy japonés. El mundo está falto de ternura, lo dice el Papa Francisco, y en tiendas de Madrid como Soufflé y Zakka podemos rodearnos de esa ternura para luego regalarla a los demás.

Neceser de Soufflé: 4 euros

Durante el pasado fin de semana pude ver a mis primas Cecilia, María y Carmen: son casi mis hermanas. Rememoramos nuestros veranos y navidades juntas, merendando té sin pasteles en Mamá Framboise (Fernando VI, 23) y perdiéndonos en la dulzura de la calle Barquillo.
Lo que más admiro de mis primas es que parecen tener un Máster de Moda: saben siempre a dónde ir, qué comprar y cómo combinarlo. Saben lo que está de rabiosa actualidad y saben tener estilo propio. Por eso, cuando quedo con ellas, sé que mi agenda va a ser lo más "in". Nos detuvimos en una galería llamada Yellow Korner para ver fotografías, y terminamos en Soufflé (Piamonte, 5) para comprar muñequitos Sonny Angel (japoneses, cómo no.)
Me llevé un Sonny Angel, pero como aún tengo solo dos (el primero fue un regalo de Navidad) y no sé todavía si me decidiré a hacer colección, aún no los enseño. Lo que me cautivó fue este neceser de rejilla y plástico transparente con una enorme estampación de Hello Kitty.

Mi nuevo neceser


Me costó solo cuatro euros: ¿Quién dijo que lo kawaii era por definición caro? En mi niñez las monerías de la firma Sanrio eran prohibitivas, pero ahora se han democratizado bastante. Aclaro que no me muero de amor por Hello Kitty desde el punto de vista estético, pero sí por los recuerdos que evoca en mí: además este neceser me parece muy bonito..., y muy útil.

Terminé la tarde en Fuencarral con Tita Hellen, Subflava y La Tía Maruja.  Hicimos un recorrido muy amplio que incluyó visita a The Body Shop, Kiko, el Corte Inglés de Sol y cena en Rodilla (un sábado a lo grande, ya veis), pero hoy me detengo en una tienda de la misma calle Fuencarral que nos descubrió Subflava y que se llama ¡Zakka!
Zakka (Fuencarral, 90) recuerda a un Ale hop pero sin horteradas. Se trata de un bazar barato  de estética a caballo entre lo "vintage" y el mundo "cupcake" salpicado con notas de humor (por ejemplo unos patos de los de llenar la bañera cuando éramos pequeños pero de peluche que vi a la entrada.) Hay muchas cosas para la cocina, me llevé un vaso medidor con una ilustración de panqueques y un pastillero retro, pero lo que más me gustó de la tienda fueron sus cajas de lata.

Caja de lata de Zakka: 3 euros
Bien guardados...

Adoro las cajas de lata pero suelen ser carísimas: por eso, cuando encontré esta preciosidad por tres euros pensé en mis coloretes, sombras y labiales de nars que estaban criando polvo y decidí alquilar para ellos esa casita tan cuca. Pronto os enseñaré mi tocador tras este nuevo orden... con sabor kawaii.

4 de marzo de 2015

Mi mes en la cinta de “running”… y mis nuevas zapatillas Kalenji


He celebrado mi primer mes corriendo en la cinta, y es hora de hablar de mi experiencia. 

Aclaro que va a ser una entrada larga, y que todo lo que voy a decir en ella lo haré desde el punto de vista de una “pardilla” nada experta en estas lides: una persona que está perdiendo peso y que necesita hacer ejercicio moderado, y hasta le ha encontrado el disfrute al asunto pero que en ningún caso pretende dar lecciones sobre algo que está descubriendo cada día, como un niño entusiasmado que comienza a andar.

"Encuentra tu ritmo,  disfruta tu carrera"

Opté por el gimnasio porque hacía mucho frío y salía de la piscina con el pelo húmedo, es decir, como una solución puntual y siempre con la idea de que volvería a nadar en primavera. Ahora no lo tengo tan claro: ambos deportes poseen ventajas e inconvenientes sobre el otro.

Lo que me gusta de la piscina es el agua y el placer de flotar, la mística azul. Nadar es un ejercicio completo, sí, pero yo no nado a crawl sino a braza, y las cervicales se saturan. Estaba aprendiendo un crawl adaptado, por lo que no es ése no es el punto débil del deporte azul.

Lo que me gusta del gimnasio es que el tiempo de desnudarse y vestirse es más corto, el pelo sufre infinitamente menos, la piel no sólo no padece sino que se oxigena… Y, sobre todo, el ejercicio es mayor porque te marcas una velocidad y la mantienes, y te contabilizan las calorías perdidas. Además, una vez te subes a la cinta, eres el amo de la cinta, la cinta es para ti y tú eres para la cinta, mientras que en la piscina algunas tardes éramos cinco personas en una misma calle…

Ésto Sí que son suelas

En mi ciudad hay un circuito deportivo municipal maravilloso que se llama Logroñodeporte y tiene su centro de culto en el polideportivo Lobete que es moderno y limpio y ha ganado varios premios. En Lobete hay piscina, pista de hielo para patinar, balneario… y una sala de máquinas con seis o siete cintas, cinco o seis elípticas y un batallón de bicicletas, además de un ala desconocida para mí y llena de potros de tortura para conseguir tableta de chocolate y bíceps. Yo ya era socia de Logroñodeporte, por lo que pagaba treinta euros al trimestre. Para acceder a la sala de musculación y fitness necesitas comprar un bono mensual de diez euros. Eso significa que por un billetito azul al mes puedes correr en la cinta durante treinta días: el precio es inmejorable.

Yo ya iba predispuesta hacia la cinta, pero es que tras preguntarme por mis lesiones y objetivos, la monitora me lo recomendó. Ni la bicicleta de spinning ni la elíptica son para mí: a la primera no me llegan bien los pies y a la segunda no me llegan bien los brazos. Soy esencialmente torpe y paticorta: no lo digo por falsa modestia ni por dar pena sino porque es verdad: otras cosas tengo. Una piel muy bonita, una fuerza de voluntad desconocida hasta ahora que a veces decae pero que siempre renace, y un don para la emoción, la comunicación y la poesía. Ésas son mis bazas… y no mis brazos ni mis piernas. En la cinta puedo sudar sintiéndome cómoda.

Empecé trotando ligeramente durante veinte minutos, a velocidad cinco, en plano. Gastaba ochenta calorías. Ahora troto a velocidad seis durante media hora, en una ligera cuesta (inclinación tres). Quemo ciento cincuenta calorías. Hago primero veinte minutos, luego hago sentadillas y acabo con diez minutos más suaves, a velocidad cinco con cinco.

Zapatillas Kalenji Eliofeet

Y me he comprado unas zapas Kalenji Eliofeet con amortiguación. He visto por la red que, por supuesto, las zapatillas de Decathlon “son lo peor” y que merece la pena invertir en algo bueno, que incluso hay quienes desprecian las Nike y compañía, que deben ser “Asics” o  “Mizuno”… Ppero yo no sé si voy a volver a la piscina, mis anteriores zapatillas eran Adidas y fueron calificadas como “de paseo”, éstas me costaron cuarenta euros así que lo worst de lo worst tampoco serán, son comodísimas y me dan sensación de nube… y me hacen feliz como una perdiz.

Correr me hace sentir muy bien. Provoca ese efecto “cómo molo” del que ya había leído en algunos blogs. Aunque no corra al aire libre, aunque velocidad seis no sea correr aún. Salgo del gimnasio renacida…, y mido las tentaciones en medias horas de runnig para ver si me compensan o no.

3 de marzo de 2015

Crema hidratante "by Adaldrida" y aceite de coco Spectrum: usos y abusos

Tras diez días utilizando mi propia crema hidratante elaborada, sobre todo, a base de aceite de coco Spectrum, -comprado en iHerb-, tengo dos noticias: una buena y una mala.

Con alegría debo decir que se mantiene sana gracias al antioxidante Auxina E y al conservante que posee el gel de aloe vera Grisi, segundo componente principal del invento.
Pero con tristeza debo decir que para poner indiscriminadamente en toda mi cara no sirve... ¿Por qué?
Pues porque la piel sensible es muy caprichosa, y cuando pensabas que era seca, se vuelve grasa y te grita: "¡rubia, basta ya de nutrición que me saturo y me sobro!" Y lo grita de la peor manera posible: en forma de granos.

Crema hidratante " by Adaldrida "

¿Dije dos noticias? En realidad tengo tres, y la tercera es buenísima: a mi madre Sí le funciona, ya que su cutis es seco y maduro, y yo misma he descubierto un mundo de posibilidades para este mejunje de bricolaje cosmético.

Afortunadamente, como los granos se debían a un exceso de nutrición y no a un saco de petróleo refinado y siliconas, ha bastado interrumpir el tratamiento y aplicar una mascarilla que acabo de inventar también (si queréis, hago crónica), para borrarlos de mi cara.

Pero es que, entre estas idas y venidas, descubrí que mi cremita deliciosamente verde brilla de verdad cuidando el contorno de mis ojos.
De hecho, es uno de los mejores contornos de ojos que he tenido: no escuece nada, hidrata muchísimo y deja la zona calmada y como estirada.
También funciona de maravilla en las cutículas: me ha gustado más que el aceite de Sally Hansen y la Créme Abricot de Dior juntos. Y es muy, muy eficaz en irritaciones corporales.

Aceite de coco Spectrum

Así que ahora sé por experiencia propia que el aceite de coco no es bueno para hidratar ni mi melena ni la piel de mi rostro porque las empacha..., pero en cambio sirve para crear:
- Contorno de ojos
- Crema de cutículas
- Crema corporal
- "Aquaphor" casero

... Y lo más importante: ¡es el mejor desmaquillador del universo! Tenían razón las sabias blogueras que lo recomendaban para este fin: ni Cleanse off oil de Mac ni productos "mágicos" más o menos naturales: donde se halle la triada mágica por excelencia (aceite de coco/ agua micelar/ discos de algodón Sensitive), que se quite todo lo demás.
Como desmaquillante no me produce grasa porque lo retiro, incluso aplicando luego loción limpiadora Cetaphil. Me envuelvo en una nube de caricias... buenas, bonitas y muy baratas.