13 de marzo de 2016

Las bases de maquillaje que no me han enamorado: Clinique y Bell

En este post quiero hablar de la primera base de maquillaje que compré al venir a Logroño, deslumbrada por los recuerdos..., y de la última que he probado, fiada en las críticas positivas que había escuchado y en la experiencia aceptable que tuve con la Illumi Corrector, de la misma firma. Ambas son muy distintas pero tienen en común haber sido la primera y la última que han pasado por mi neceser riojano, y haberme defraudado bastante: ninguna de las dos me gustó.

Añadir leyenda
La base Superbalance de Clinique sí se puede calificar como todo un mito para mí, ya que era el maquillaje utilizado por mis primas "mayores" cuando yo era adolescente, y ver su envase de líneas rectas y limpias sobre la encimera del tocador me parecía la cumbre del "chic".
Hace cinco años aterricé en esta ciudad y no tenía base fluida..., ya que la Double wear light de Estée Lauder, que era la que usaba yo en aquella época, se me había terminado. Fui a Bodybel, y como estábamos ys a finales de febrero el tono uno me quedaba demasiado claro y el dos demasiado oscuro (motivo, junto a cierta pesadez, por el que acabé descartando ese fondo fluido que durante casi dos años fue mi traje a medida), y me acabé llevando el frasco vintage por consejo de una dependienta.

Sólo puedo decir una palabra: grasa. Grasa a mansalva. De equilibrio nada, se trata de una base muy hidratante... y bastante siliconada. Para mis primas, cuya piel ha sido siempre más bien seca, puede ir bien, a mí me agobiaba y me sobraba por todas partes. Y el tarro que tan glamuroso me pareciera antaño, era un auténtico engorro al no poseer dispensador y ser la fórmula en textura gel.


El fiasco de la base correctora hipoalergénica de Bell


He recordado mis problemas con los tonos de la base Double wear light, porque con la iluminadora de Bell me sucede lo mismo. Yo soy muy pálida pero sonrosada, por lo que suelo elegir el tono dos que sigue siendo muy claro pero con matiz dorado. Sin embargo, subtono dorado no es lo mismo que subtono amarillo: el primero "calienta" mi tez de forma natural iluminándola como con luz de vela, que es el efecto que busco..., mientras que el segundo la disfraza.

Con harto dolor de corazón y no poca vergüenza ofrezco un detalle de cómo queda la base iluminadora de la gama "Hyppoalergenic" de Bell, tono dos: es muy muy amarilla, pero el uno me pareció muy muy rosa. Y no se extiende nada bien, por lo que deja ese simpático cerco en la mandíbula.
Además de que es pura silicona: ¿de qué sirve quitarle a un producto los parabenos si dejas toda la petroquímica en primera fila? ¿Es para calmar tu conciencia y poder hacer publicidad? Y por eso, su uso continuado durante no más de tres días me ha regalado dos bonitos cráteres en la mejillas.

En cambio, la base Illumi corrector de Bell, tono dos se me ajustaba como un guante, iluminaba mi piel, era fácil de aplicar y extender... Y dejaba mi piel impoluta, aunque a la larga ensuciaba un poco, pero nada que una buena limpieza nocturna y buenos productos de tratamiento no supieran contrarrestar. Por todas estas razones, la elijo con los ojos cerrados, mientras que la nueva base iluminadora... ni la volveré a comprar ni la recomiendo a mujeres pálidas pero rosadas y de piel sensible y reactiva como la mía.

16 comentarios:

  1. Lás tima que no te hayan ido bien.
    A mi la illumi de Bell se me ajusta mejor, pero porque yo soy amarillenta.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. 2 entradas muy útiles, especialmente porque analizas bases no muy conocidas. Sin embargo, y sin desmerecer tu trabajo, lo que más me ha gustado de ambas son los pendientes que luces :-)

    ResponderEliminar
  3. La primera , desde luego , la descarto totalmente. La segunda me tentada por las buenas críticas que tiene , pero tendría que mirar tonos. A mi rosados son los que me van bien, pero claro , no Rosa "peggy" jajaja
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. qué pena que o te hayan ido bien, la illumi de bell me gusta mucho, la otra no la he probado

    besos

    ResponderEliminar
  5. Iris y Bea: a mí también me gusta la Illumi.
    Sandalia, les dedicaré post:)

    ResponderEliminar
  6. La Ilumi es muy buena, sobre todo en relación calidad/precio, y el color es versátil: el tono 2, al menos, sienta bien a alguien de piel rosada como tú, y a alguien de piel cetrina como yo. Pero yo empiezo a tener problemas para encontrarla, no sé si están pensando en retirarla o es que se agota. Probé la CC Cream de Bell y "mancha" la piel muchísimo más. Acabo de descubrir los iluminadores en polvo de Nyx, los mejores en low cost, sin duda: no son purpurina, sino algo bastante sutil. Otra cosa: te mandé un email, ¿lo viste? Abrazos. Carmen.

    ResponderEliminar
  7. Pues a mí, la Illumi me fue muy mal. El tono 1 se oxida en mi piel y me queda oscura. La base se asienta en mis finas líneas de expresión, haciéndome parecer más mayor y, lo peor, es grasa y hace que me brille la zona T (¡en mi piel normal a seca!). Un espanto.

    ResponderEliminar
  8. Pues mira que pensaba que la Superbalance equilibraba que se supone lo que hace es hidratar zonas secas e igualar zonas grasas pero si da tanta grasa como dices definitivamente la descarto y apostaré por otra como la Matte o la Antiblemish, gracias por la reseña.
    Un beso!
    El Tocador de Mia.

    ResponderEliminar
  9. La Illumi acaba dando grasa, pero mucha menos que la CC o la iluminadora. Espero que no la retiren, ha sido un superventas y es ya un clásico de la firma.
    Carmen, touché! Hace eones que no miro el correo, intentaré mirarlo mañana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Míralo anda, que tengo una barra de labios en busca de hogar, si te parece te lo mando.

      Eliminar
  10. Hola Rocío! Pues justo a mi la superbalanced me provocaba lo contrario: sequedad. Tenía que usarla con una buena capa debajo de la hidratante rosa de Clinique y eso sí, no se me movía en todo el día y aguantaba perfecta, pero debía tener esa precaución (de hecho, fue la que usé en mi boda). Es más, cuando fui a por otra base una consultora de la firma me preguntó horrorizada si allí en el stand me la habían recomendado ellas (y no, fue en otra perfumería). La verdad es que cada piel es un mundo. La nueva de Bell no la he probado pero la Illumi sí y me encanta.
    Si tienes ocasión, que te prueben en Sephora la BB de BareMinerals, creo que puede gustarte... Un besazo!

    ResponderEliminar
  11. Ilumi la probé y no me gustó, su textura era demasiado grasa para mi tipo de piel y me veía la piel muy artificial. La de Clinique ni olerla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Pues a mi la Superbalance me va genial. Y eso que tengo la piel grasa. Pero el acabado me queda perfecto. Sin embargo la Illumini un desastre... Me saca brillos por todos lados. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que una cosa es el acabado, que efectivamente era bonito, y otra el efecto sobre la piel a medio plazo: cuando hablo de grasa me refiero a que me ensució muchísimo los poros.
      Sí tienes la piel grasa es normal que la Illumi te saque mucho brillo.
      Gracias por comentar.

      Eliminar
  13. Es que estas bases... tienen química a cascoporro. Siento que te haya irritado la piel guapa.

    Besotes

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...