16 de marzo de 2016

Si aún no tienes regalo para papá... ¡busca en Lush! (VLOG 3)

"Papá se lo merece todo" sería un buen eslogan para ofrecer al Corte Inglés, ¿verdad...? Y en ese todo entra también una ración de mimos, verse guapo más allá de la moda metrosexual que ya quedó obsoleta. Y Lush es una opción original si aún no hemos comprado nuestro regalo para el autor de nuestros días.

Regalar a un hombre puede ser tarea muy difícil, misión imposible... Si tenemos la suerte de disfrutar de un novio/amigo/padre "friki" el panorama se despeja, pues el rasgo principal de un friki es que ama algo con abspoluta entrega y veneración: en el caso de mi padre sólo aciertas de verdad con libros de ensayos filosóficos o científicos y con biografías..., pero mi madre se me había adelantado.

Pastillas dentífricas Mile of smiles de Lush

...Y como tenía que ir a Lush a comprar un fermoso tarro de crema para las cutículas (que pronto reseñaré en este espacio), decidí darme un paseo para adquirir algún objeto de tocador, que a lo mejor no le hará la ilusión del siglo , -el auténtico regalo es pasar tiempo juntos-, pero al menos lo utilizará: es la gran baza de productos básicos (jabón, desodorante, espuma de afeitar, esa gran triada...), presentados en envases que gritan "lo que llevo dentro no es un básico, es un regalo!".

En Lush encontré dos sugerencias muy interesantes: una botellita de pastillas dentífricas y un dado de jabón con aceite esencial de naranja y la palabra "Dad" (papá en inglés) grabada en sus aristas. Compré este último para mi padre, ya que celebrábamos su cumpleaños. El aceite de naranja olía dulce y ácido, como un caramelo de mandarina, y lo representa muy bien: mi padre es radiante, chispeante...

Pastilla de jabón "Dad", de Lush

Las pastillas de higiene bucal pueden ser un regalo muy bueno para padres aventureros, pero en este caso en realidad eran para mí: constituyen un gran invento para quienes como yo detesten el tacto de la pasta de dientes de toda la vida. Ha habido temporadas en que me daba tanta grima que tenía que lavarme única y exclusivamente con colutorio. Por favor, decidme que no soy tan rara.

No sé si estas tabletas son novedad, al menos para mí sí lo son: contienen cincuenta gramos, cuestan entre seis con noventa y cinco y ocho con noventa y cinco euros, hay varios sabores (de los cuales el más apropiado para padres me parece el llamado "Boom!", con carbón activo).  También hay hierbabuena, lima, frutos rojos y mi elección, "Mile of smiles", con varios tipos de aceite de menta, además de ácido tartárico,  bicarbonato sódico y fosfato de calcio como primeros ingredientes.
¿Y cómo funciona esto? La idea es que muerdas una pastilla, mojes en agua el cepillo de dientes y luego emulsiones. Yo ya lo he probado: sale muchísima espuma, y la sensación de limpieza es inédita, el frescor colosal, y te ahorras el paso de introducir un ente pastoso en la cavidad bucal :)

Al final, el auténtico regalo fue compartir todo un fin de semana en Madrid y disfrutar los tres juntos de la maravillosa exposición sobre Alicia en el país de las maravillas. De Lush, de esta exposición y de un maravilloso plan de sábado en Madrid hablo en mi tercer vlog en YouTube:


El momento más alucinante tuvo lugar  cuando aterrizamos en Sol para comer el domingo, y nos vimos inmersos en una congregación de aullidos (literales), porque los manifestantes clamaban por los derechos de los lobos. Mi padre, de pronto, en uno de sus arranques de genialidad chispeante dejo que mi madre, él y yo deberíamos organizar una contra manifestación en favor de los derechos de Caperucita Roja.

19 comentarios:

  1. El carbón activo es genial para el mal aliento. Lo venden en cápsulas en los herbolarios y su precio no llega a cinco euros. Siempre tengo un bote en caso para "aquellos días" en los que ni el colutorio más potente acaba con el problema (noches en vela, malas digestiones, etc.).

    ResponderEliminar
  2. Me encantan tus vídeosueños. La pastilla de jabón me ha parecido una idea muy interesante.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Tu padre tiene mucha chispa!
    erlineli

    ResponderEliminar
  4. Si tu padre tiene bigote, la cera de bigote Smugglers soul es maravillosa. Mi marido la adora. Ahora que viene la primavera, qué mejor regalo que un libro de o sobre el maestro Eckhart. Eckhart vive.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se llama Veerappan, de Lush. Como huele igual que la colonia Smugglers soul, me confundí.

      Eliminar
  5. Tengo esa costumbre del día del padre algo abandonada. Al menos este año lo celebraremos en familia. Siempre es un placer escuchar tu voz en tus vídeos tan amenos! Besos.

    ResponderEliminar
  6. A mi nunca me ha dado grima la pasta de dientes pero esas pastillas son interesantes!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. La pastilla de jabón me tiene hechizada. A ver si la semana que viene me voy a Valencia y paso a cotillear.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por vuestros comentarios: no sabía de las bondades del carbón activo ni de ese producto de Lush...

    ResponderEliminar
  9. Oooooix cómo me gustan tus vlogs.
    M.

    ResponderEliminar
  10. Disculpame pero como mujer el comentario de tu padre sobre mujeres (y champán) a 2 euros me ha resultado ofensivo. Sere suspicaz pero esa equiparación y cosificacion me parece machista.

    ResponderEliminar
  11. Karin, era una broma! Ya sé que hay personas que piensan que con el machismo/ racismo/ clasismo no hay que hacer ni bromas, pero también podemos decir tú o yo "champán y hombres". Equivale a juerga,
    Si nos ponemos así, mi padre está casado desde hace 39 años y siempre ha sido fiel a mi madre...
    Pero a lo mejor debo retirar esa parte para que no piense gente demasiado sensible lo que no es. Si al final lo elimine,,eliminaré también tu comentario y el mío.

    ResponderEliminar
  12. Vengaaaaa qué poco sentido del humor

    ResponderEliminar
  13. Adaldrida, lo entiendo, hasta cierto punto, como broma privada (quizá lo que me chirría es lo del dinero). Pero bromas aparte, no se trata de ser 'demasiado sensible'. Infórmate sobre micromachismos, existen y, aunque pienses que no tienen importancia, hacen daño (porque la realidad se construye en buena parte con lo que pensamos y decimos) y si seguimos así las cosas no cambiarán y las mujeres seguiremos siendo personas de segunda categoría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es pura ironía, ni el champán vale dos euros ni las mujeres valen dos euros (ni dos mil, las personas sean del género que sean no se compran).
      Veo que lo mejor va a ser quitar la frase, no estoy dispuesta a que se malinterprete e insulte a mi padre.

      Eliminar
    2. No, no, yo en ningún momento he insultado a nadie, únicamente me pareció un chiste poco afortunado y di mi opinión de manera educada.
      Pero me parece acertada tu decisión, porque hay mucha gente que quizá no sea tan correcta :p

      Eliminar
  14. Hola Rocío, las pastillas dentífricas me parecen cuanto menos curiosas, ya contarás como te van.El otro día me animé y entré por primera vez en Lush, jabon sólido Godiva y barrita de masaje fueron mis compras. Ya contaré mi experiencia.
    En cuanto al comentario sobre mujeres y champán, a mí me arrancó una sonrisa,ironía fina, pero que quieres hija?, siempre hay personas sensibles que no saben leer entre líneas. Conociéndote, aunque sólo sea por este medio tengo claro que no es ningún machismo.Sigue así y no cambies nunca, preciosa.

    ResponderEliminar
  15. Mi padre está muy concienciado con el machismo desde que el otro día salió un programa sobre tíos diciendo "piropos" a las mujeres y mi padre iba a soltar uno muy bestia para hacer el chiste y se cortó y le dije "venga, dilo entero, que a mi ya me lo han soltado". Se quedó pálido al pensar que yo soy chica (creo que nunca pensó que eso me pudiese pasar a mi, no creo que haya pensado nunca en que yo pudiese recibir esos comentarios, no es que sea tonto, es que simplemente no ha caído en ello).

    Desde entonces le veo más cuidadoso con los comentarios de ese tipo y más preocupado. No es que ahora piense en que todas las mujeres son hijas de alguien (que lo somos, ninguna ha nacido de un huevo kinder), es que nunca sabes cuan cerca puedes tener el problema... Aún así, creo que el comentario no es que las mujeres cuesten dos euros, es una de vivir a tope hasta que se nos acabe la guasa... y eso también lo piensan muchas mujeres (o al menos yo lo he pensado así).

    Yo soy muy fan de la pasta licor del polo, pero me has intrigado con las pastillas...

    Besotes

    ResponderEliminar
  16. Maximina, por qué defiendes a Adaldrida si Karin simplemente ha hecho un comentario acerca de otro desafortunado de su padre? Adaldrida es una persona adulta que se expone mediante su blog y ha de asumir que no todo lo que escribe va a ser del gusto de sus lectores. No somos niños, comportémonos como adultos.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...