7 de mayo de 2016

Paleta "Lights of orient" de Essence + nuevo kohl de Sephora = embrujo árabe

Las ediciones limitadas de Essence son lujo democrático, un oasis al alcance de la mano. De la última, "Lights of orient", elijo con los ojos cerrados la paleta de sombras: bajo un envase de embrujo (árabe) encontramos seis tonalidades preciosas y muy útiles, que compré justo el día en que terminé mi temario para la Unir.

Paleta Lights of orient

Cuesta cinco euros y medio y tiene todos los colores que pueden apetecerme para vestir mis párpados: un blanco piedra para iluminar el lagrimal, un preciosísimo tono oro viejo tipo Woodwinked de Mac, un rosado y un color rojizo, y dos castaños ceniza, uno satinado y otro mate.


Los seis tonos de la paleta

Las sombras son sedosas y muy pigmentadas, y duran una eternidad aunque he utilizado el primer de Milani, que saldrá en mis favoritos de mayo porque es una maravilla y he caído en la cuenta de que sólo reseñé su compra, hace ya unos meses en una de mis visitas a Madrid.
Para enfatizar la mirada, he utilizado un par de productos que compré en Sephora esa misma tarde: la máscara Better than sex de Too faced en talla viaje, que reseñaré más adelante pero que a primera pasada deja pestañas enormes, negrísimas y bien definidas, y el nuevo "kohl" líquido de Sephora, ¡tan fácil como jugar con los dedos!

Fingertip kohl de Sephora

Seis euros con noventa es lo que cuestan estos comodísimos delineadores en formato tintero pero con una cualidad que los hace únicos, aptos para jugar: ¡se adaptan al dedo como si fueran un dedal! Y así puedes "hacerte la raya" con lo que bien podría ser la prolongación de tu propio índice. Hay que intentar descargarlo un poco de tinta porque sino "pinta" demasiado. Lo compré en tono azul eléctrico mate, tono que aún no he probado, y en gris antracita brillante, el que utilizo en este look, junto a la sombra ceniza satinada en todo el párpado móvil, la sombra ceniza mate en las esquinas externas para dar profundidad y un toque embrujador de la sombra rojiza en la cuenca del párpado:

Look de embrujo árabe

Para este look elegí, además, la base Toleriane teint de La Roche Posay, el rubor Wake up Spring! de Essence, y un labial que se metió en mis bolsillos en aquella tarde, colándose de rondón ya que los labiales líquidos y mates no suelen gustarme nada, hice votos de no comprarlos..., pero vi esta tonalidad de un encendido y a la vez dulce rojo sandía y se me olvidaron todas mis promesas. Eso sí, cuando llevaba tan sólo un cuarto de hora el labial sobre la piel de mi boca recordé con horror mis propósitos, y, sobre todo, la razón que los sustentaba...
Se trata del Lip Cream Stain de Sephora en el tono Watermelon slice, que como acabo de aclarar  no me convence por textura, pero cuyo color es alucinante. Lo vi, me enamoré, lo probé sobre mis labios, me miré al espejo, volví a enamorarme un poquito, y en cuanto quise despegar los labios y algo parecido al pegamento me lo impidió, en cuanto noté que mi boca se cuarteaba por momentos, el amor se convirtió en odio...
Ha terminado en el neceser de mi amiga Micaela, aunque puedo prometer y prometo que buscaré este mismo tono en otra marca y otro acabado, probablemente en Murcia, ¡adonde viajo mañana!

22 comentarios:

  1. El tono podría ser un Mía Moore de The balm... Echa un vistazo también a las barras de Nabla y wet n wild...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias, cuando vaya a Primor lo veré...

      Eliminar
  2. pues le tengo ganas a esta paleta ¡me encanta Essence!

    el packaging es una monada y los tonos que incluye son preciosos

    ResponderEliminar
  3. Una pena que no te asiente bien el labial, porque el tono es precioso. Busca el Papaya Punch de Sleek, es muy similar, aunque recuerdo que era algo seco.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado el concepto de "lujo democrático" :)
    La paleta es preciosa!
    Muaks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí Essence ha dado el salto este año: las brochas Make me pretty, sobre todo la de polvos naranja, el fantabuloso rubor Wake up spring! y esta paleta con ese envase y esas sombras, marcan la diferencia y se convierten en lujo democrático.

      Eliminar
    2. No me gasto ni un pavo en productos alemanes.

      Eliminar
  5. Había un tono exactito en YSL (en los labiales clásicos dorados): una especie de sandía geranio flúor divino. El acabado era satinado, eso sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, lo miraré. No me importa que sea satinado, de hecho lo prefiero: por ejemplo los labiales de Sleek no me gustan por secos.

      Eliminar
  6. Te echo de menos!
    Lo del delineador dedal es de lo más innovador que he visto últimamente, es una idea genial!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí que te echo de menos, arregla el wasap y vuelve al grupo, munjé...

      Eliminar
  7. Papaya Punch es precioso, cierto, pero muy muy seco, como casi todos los labiales sleek de esa colección (que tiene un envase muy elegante). Ahora han sacado unos semimates que se llaman algo como Velvet Lip y resecan mucho menos. Tiene tonos bastante encendidos que quizá te encajasen bien. También el Lips are on fire (no sé si de Essence o de Catrice) puede entrar en esa gama sandía-geranio encendido casi flúor... A mí son tonos que me encantan y tengo muchísimos. Encajan muy bien con el rubor y las sombras. Besos. Carmen.

    ResponderEliminar
  8. He visto la paleta de Essence en una perfumería y ha sido amor a primera vista, aunque desgraciadamente no he podido comprarla porque el día anterior me había hecho con una de Makeup Revolution en tonos parecidos. El kohn de Sephora me encanta, tiene un formato muy original.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Que paleta más bonita.
    Que bien te quedan esos tonos tan potentes en los morretes¡¡ (tengo que probar esos labiales de Sephora).
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Últimamente he visto mucho esta paleta, y la verdad es que es preciosa.
    Muy curioso el formato del eyeliner de Sephora.
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  11. No he llegado a ver la paleta, porque la verdad, ha sido visto y no visto en los stands. Pero estás fabulosa con esas sombras.

    Muas

    ResponderEliminar
  12. Hola rocio, descubri tu blog ayer y llevo sin parar d leer todo un dia. Queria preguntarte sobre la base d maquillaje de benecos. En un post dices q te encanta y q esta dentro d tus bases favoritas pero en otro dices q ha sido un bluff. Me tienta esa base pero np se si ira bien a mi piel incluso he ido a verla esta tarde a cata natura ya q vivo en Logroño como tu. Me puedes hablar un poco más d la base por favor. gracias

    ResponderEliminar
  13. Hola Ana.
    Si vives en Logroño te animo a probarla, es muy natural y barata.
    La base de Benecos me encanta por sus ingredientes y porque no ensucia la piel, pero: el acabado es demasiado seco para mí, hay que trabajarla rápido. Y lo que es un bluff es la duración, aguanta poco sobre la piel. Tiene virtudes y defectos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias p contestar tan rápido. La verdad q hay dos cosas de esa base q me echan para atras, bueno en realidad tres, q no sepa trabajarla q se me vaya y parezca q no vaya maquillada y sobre todo que me salgan granos aunque veo q sus aceites son no grasos pero....

      Eliminar
    2. Granos no te van a salir, Ana:es muy respetuosa. Respecto a lo de trabajarla, te aconsejo brocha o beauty blender húmeda.

      Eliminar
  14. Llevo tiempo con ganas de un delineador similar pero temo no saber usarlo con propiedad. La paleta...¡me pierde el lujo oriental y todo lo que lo evoque! Te has hecho un maquillaje de ojos atrevido y precioso. Un abrazo y felicidades por el trabajo acabado y la satisfacción del deber cumplido!

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...