31 de diciembre de 2016

Agua de tocador Lilas de Álvarez Gómez y último VLOG del año

Os contaré un bonito cuento de Navidad para terminar bien el año.
Había una vez una hobbit pija llamada Adaldrida que consiguió cuatro días de vacaciones a finales de diciembre y pudo viajar a Madrid para reunirse con una parte de su familia paterna, y pasear por las tiendas de la calle Hermosilla con su prima Cecilia como hacían ambas cuando eran adolescentes...
En la comida navideña, al ir a abrazar a su tía Maite, Adaldrida se sintió embargada por un acorde floral maravilloso, como de paraíso pastoral... Y bastó con sólo musitar con deleite "¡qué bien hueles!" para que al día siguiente su tía le regalara un precioso frasco del perfume que tanto de cautivó.


Así es mi familia.
El perfume en cuestión es el Agua de tocador Lilas de Álvarez Gómez: "el aroma de Proust", dijo mi tía. Y se ha convertido en mi último hallazgo olfativo de 2016 y en la primera fragancia que me enamoró a primer olfato, de una vez y para siempre, desde que descatalogaron Summer By Kenzo.
Amo esta colonia que por su feminidad y duración parece un perfume, aunque sutil. Se trata de un "soliflore" en torno a la lila, flor romántica por antonomasia, pero con un adorable fondo jabonoso que te envuelve como un abrigo y te hace sentir bien..., muy bien. Cierro los ojos y me imagino delante del tocador de mi abuela Cecilia, probando pastillas de jabón inglés envuelto en papel cebolla que hace frufrú.

Pero es que el cuento no ha terminado: esa misma tarde quedé con mis amigas del grupo Blogueras por el mundo y nos dimos algún regalito: Tita Hellen me sorprendió con un fantástico Pequeño Pony de color malva, de crines de purpurina y grandes ojos Barbie: ya sé que puede parecer una cumbre de la horterez cursi pero a mí me evoca mi infancia... Y concuerda tanto con el (nuevo) Perfume de mi vida, que he bautizado mi nueva adquisición como "Lilas", y ya lo tengo en mi tocador haciendo compañía a "Fanta".

Todo este ambiente de cuento de Navidad urbano, tiendas encantadas, velas y un Niño que lo hace posible todo es el que he pretendido que reine en mi segundo vlogmas, el último Vlog del año:



Con él y estas primeras impresiones de mi nueva fragancia os dejo. Mañana, si me da la vida, publicaré en este espacio mi look de Nochevieja y Año Nuevo, pero por si no llego a tiempo..., ¡de todo corazón os deseo un muy feliz 2017!

11 comentarios:

  1. Sólo a ti se te ocurre. Pero es muy chulos ole pequeño Pony
    M.

    ResponderEliminar
  2. Lilas es el olor de mi madre :)
    Feliz año, guapa!

    ResponderEliminar
  3. Eres poetisa hasta la médula.
    Feliz año, Rocío/Adaldrida.

    ResponderEliminar
  4. Me has dado mucha curiosidad por ese olor.
    A mi ayer me regalaron una fragancia también y me encantó.
    Un beso y feliz año, primor!

    ResponderEliminar
  5. Me allegro mucho verte y que te mole el pony. Y la colonia era estupenda.

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Mmmm cómo debe de oler... ¿Y la de mimosa de Other stories que veo en el vídeo?

    ResponderEliminar
  7. Avellaneda, muchas gracias...
    Anónimo, es muy rica, mañana hablaré de ella pero aún tengo que probarla bien antes de dar mi veredicto 😂

    ResponderEliminar
  8. Qué sensaciones tan bonitas transmite este post

    ResponderEliminar
  9. Feliz año Rocío, yo soy muy rara para los olores y me gusta que sean muy muy frescos, así que no sé..... ¿¿¿??? Ya sabrás la medalla de oro al mérito en las bellas artes que le han concedido a Manuel Borrás ¿no? una alegría para la editorial

    Besos


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sabía, millones de gracias por avisar

      Eliminar
  10. Feliz año para ti también.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...