31 de marzo de 2016

Reflexiones en la bañera (XXIV: nuevas sales Epson de Treets Traditions)

Ayer mi bañera me lanzó un serio ultimátum.
Llegué a casa dispuesta a tirarme al sofá para ver un par de capítulos de Downtown Abbey o El ala oeste aunque estén más que repetidos, porque andaba muy, muy, muy cansada, y de repente me sorprendió nada más abrir la puerta de mi "toilette"' juro que con el único fin de lavarme las manos, diciendo "¡yuju!, ¡estoy aquííí! Vale que no quieras gastar agua, hija mía, pero llevas dos meses y medio sin hundirte en mi gozosa superficie... ¿Es que ya no te gusto..? ¿Ya no me quieres...?"
Me dijo hazme lo que quieras, hazme enloquecer... Luego yo se lo tuve que hacer.

Sales Epson de Treets Traditions

Setenta y cinco días sin auto regalarme un baño gozoso, Dios mío, ¿qué he estado haciendo yo en estos meses?
El caso es que llené de nuevo la bañera anoche ¿y qué utilicé para aromatizar mi  ratito en el paraíso? ¡Otro producto de Treets traditions comprado en Renascence! Me temo que se han convertido en mi firma y mi tienda favorita cuando de baños gozosos se trata, desbancando a The Body Shop, superando a Rituals y a años luz de Ziaja..., claro que según y cómo, y ésa fue mi primera reflexión en la bañera.

1. Tradicionalmente siempre me han gustado los olores dulces... y ahora empiezan a cansarme, ¿me estaré haciendo mayor? ¿Es un gen que se desarrolla pasados los treinta y cinco?

2. Sin embargo tengo una teoría: una marca barata "patinará" mucho menos ofreciendo uno de esos olores dulces que otro pretendidamente natural. De Ziaja me enamora su gel de arándano rojo, pero si intentara emular la lavanda (algo que hasta ahora no ha hecho, creo), me parecería muy artificial, supongo.


Magia azul

3. Es en esos aromas naturales: lavanda, eucalipto..., donde demuestran todo su poderío las nuevas gamas de Treets Traditions. Sus líneas más afrutadas y tropicales no me atraen en absoluto, de su oferta "dulce" la única que me gusta de verdad es la de rosa empolvada y sólo a ratos (me chifla por ejemplo su manteca corporal, que es hidratación pura...), mientras que podría ducharme literalmente en todos absolutamente todos los productos de la gama de lavanda.

4. Por eso me daba mucha pena que ya no vendieran sales Epson de lavanda, que me hacían sentirme en Maestu recogiendo espliego..., pero entonces Edurne me dijo ¿has probado las de eucalipto? Destapó el tarro y ya no hubo marcha atrás. Amour fou en plena naturaleza.

5. Lo curioso es que en mis anteriores visitas a la tienda los envases de tono azul noche me llamaban a gritos, pero supuse que conformaban la línea masculina... simples prejuicios. La gama azul es la gama de eucalipto, que Edurme asimila al "hamán" y yo identifico con bosques en las serranías sureñas, de Huelva o Cádiz. Frescura mentolada, verde y con un deje dulce como resinoso al fondo.

Detalle de set en Renascence


6. Las nuevas sales Epson relajan igual que las antiguas, y el aroma es aún más envolvente sin saturar, te aísla y te hace sentirte en medio de un balneario, en ese sentido puede que la palabra "hamán" utilizada por Edurne fuese más certera de lo que yo creía...

7. Por supuesto, este producto ha desatado mi pasión y curiosidad por la línea azul. Cuando estuve en la tienda, me encantó ver que Edurne había empezado a elaborar cofres con distintos productos, y haciendo uso de una sana creatividad: por ejemplo, como "base" del set que nos ocupa no hay una cesta más o menos mona, no... ¡hay un molde para bizcocho que puede introducirse en el horno! Ideal para regalar a una amiga o hermana adicta a la repostería que quieres que empiece también a cuidar los detalles del tocador...

Bruma de almohada de lavanda

8. Cuando tengo un minuto libre, pienso en los nuevos rumbos que está tomando YouTube para mí. Me ha dado fuerte por los vlogs: es el contenido que más me gusta ver junto a los unboxings, por lo que he decidido que sea ése mi enfoque, voy encontrando un hueco a mi pequeño canal. Me gusta mostrar pedazos de mi realidad cotidiana, porque para describir un producto ya tengo el blog y prefiero escribir.

9. Y justo cuando más contenta estaba, cuando empezaba a progresar con el programa Movie maker sin depender de mi sufrido primo el del iPhone, como un audaz bebé dando mis primeros pasos... se me estropea el editor. Ya no me carga los vídeos... ¿Qué puedo hacer? ¿Alguna sugerencia?

10. Después de un baño tan relajante, me esperaba la camita. Mi tercer producto favorito de Treets traditions es la bruma de almohada de la línea de lavanda. Mucho más barata que la e L´Occittane e igualmente embriagadora. La compré en Navidades para mi madre, lo compartí con ella durante nuestro fin de semana en Madrid y caí rendida.
Últimamente me cuesta dormir,  y ayer la combinación de estos dos productos me hizo cerrar los ojos como un bebé... ¡y hasta me regaló sueños azules, de esos que te hacen sonreír durante todo el día y que inspiran un buen poema!

27 de marzo de 2016

El efecto luz de vela: Múltiple South beach de Nars/ VLOG especial de Semana Santa

Anoche disfruté de la ceremonia de la Pascua de Resurrección, ese momento mágico en el que una catedral se oscurece por completo, a la entrada se enciende un fuego que ilumina el Cirio pascual y termina en una explosión de luz y música, Lumen Christi!
... Todo eso y más forma parte de mi quinto vlog en YouTube: una breve panorámica sobre la Semana Santa riojana y una sinfonía coral sobre mis vacaciones en Haro: procesiones, basílicas, perfumerías y mucho, mucho running en plena naturaleza, que acabo de subir a mi canal.

Outfit de Resurrección en Los Agustinos (Haro, La Rioja)

... Pero antes, os adelanto mi outfit de Resurrección, fiesta que disfrutamos por adelantado ayer sábado celebrando en familia el cumpleaños de mi abuela en el hotel Los Agustinos... Destacada fecha para la cual lucí mi vestido azul eléctrico de Ba&Sh arreglado por mi madre, y sobre todo acompañado por el magnífico poncho chaleco tres cuartos  comprado en tienda local de Madrid que estiliza "que es una barbaridad", medias marrones de Filodoro y zapatos de charol azul eléctrico de la firma Nature.
Rematé el conjunto con un bolsito que fue un regalo de mi primo el del iPhone, y es de la marca Parfois como el conjunto de pendientes y colgante de circonitas.

Look Luz de vela con Nars


En general quería hacer énfasis en la idea de luz de vela que envuelve este tiempo luminoso y acogedor, para lo cual elegí un nude poderoso, dulce y festivo, un labial cremoso a caballo entre el tono chocolate y el malva, maquillé mi rostro con la base Toleriane teint de La Roche Posay y "calenté" la piel utilizando un precioso bronceador en crema con matiz amelocotonado de Nars, a juego con los labios, coordinándolo con párpados y sien:

Ingredientes del look

El labial elegido fue el Organza de L´Oreal París, todo un hito en mi tocador. En mejillas, sien y párpados me decanté por el múltiple South Beach de Nars, que mi amigo Pablo me compró en Kiss and Makeup durante su luna de miel en Nueva York: anda muy perjudicado, ya ni sube ni baja y hay que ayudarse con los dedos..., pero queda bastante producto y me encanta cómo enciende la piel, como el cirio pascual en medio de la noche.

Me encanta este producto, no sólo por su valor emocional o por su color de playa soleada, sino por su textura en crema con acabado polvo pero brillante que presta un resplandor arrebolado al pómulo, regala profundidad al párpado y hasta lo he llegado a utilizar en labios, aunque necesita mucho bálsamo por debajo porque los múltiples de Nars, o al menos este, no son nada grasos: en años y años que lo tengo (al menos siete), no se me ha estropeado y nunca ha estropeado mi piel, provocando volcanes o islitas rojas en mis mejillas como acostumbran a hacer los rubores en crema repletos de siliconas y parafinas...

Unas horas después...

Y su mejor baza es su fantástica duración: las mejillas lucen encendidas durante toda la tarde, y aplicado como base en los párpados triplica la permanencia de la sombra de ojos Sun Workship de H&M, a ras de pestañas superiores e inferiores, e intensifica el halo de misterio que regala la máscara de pestañas Audacious.


Ahora sí: éste es el vídeo de mi espléndida Semana santa en la capital del Rioja: religión, familia, naturaleza y maquillaje se yuxtaponen en mi particular locus amoenus, un marco incomparable de belleza y descanso que parece no tener fin. ¡Feliz Resurrección!

25 de marzo de 2016

Manicura Versátil versus Nails Factory... y maquillaje de primavera en Art Deco

Llevaba veinte días luciendo uñas color rosa cuarzo "by Nails Factory", y cuando empezaron a ponerse feas ocurrió "la fatalidad": llamé para retirarlas y no había ya ninguna hora disponible. Así que tuve que "buscarme la vida", y recorriendo Logroño encontré un salón de estética en la calle Jorge Vigón llamado Versátil, donde me dieron hora para hacerme la manicura por sólo cinco euros. Allí acudí a la cita, feliz como un regaliz.

Mirad qué uniforme más cool...

Una chica encantadora consiguió retirarme el esmaltado permanente  por medio del "método del papel de plata", que yo nunca había conocido: envolvió cada una de mis uñas en un disco fino de algodón en forma de media luna empapado en un removedor especial, cubriéndolas luego con papel albal durante diez minutos:

... como si fueran mechas

Me sorprendió muchísimo: al retirar papel y algodón, el esmalte salía casi solo, en capas: sólo hizo falta insistir un poco con un palito de naranjo.
En cambio, en Nails factory te dan dos cuencos profundos llenos de removedor y debes mojar en ellos tus uñas, lo cual da bastante frío, y luego te retiran el color con un palito de naranjo metálico. No utilizan la lija y no dañan tus uñas, pero es más tedioso y engorroso, y algo menos suave.

suavizando mis cutículas

En cambio, creo que en Nails Factory te cuidan mucho más las uñas en la manicura propiamente dicha: liman de un modo impecable, aplican capa de calcio, hidratan de varias formas y dejan las cutículas perfectas, además de extender o no color permanente después. En Versátil no quise que me maquillaran las uñas porque quería descansar, tras tres meses de pintura, pero me dejaron las uñas cuidadas y nada dañadas, lo cual también dice mucho en favor del esmaltado de Nails Factory.

Así quedan...

En resumen: ambos lugares poseen grandes virtudes, aunque yo sigo prefiriendo Nails factory por cómo nutre las uñas y cómo las cuida además de sus preciosos colores. Pero lo bueno de Versátil es que no sólo hacen manicuras, sino que es un centro de estética donde te maquillan, hacen tinte y permanente de pestañas (tentador...), y venden maquillaje de Art Deco. Firma alemana, creo recordar, de gama media y gran calidad y originalidad que hasta ahora solo había visto en Douglas...

Colección de primavera de art Deco

Y no solo venden (y trabajan con) productos de la marca, sino que están perfectamente al día con ella, pues en el mostrador del salón vi un najestuoso mueble expositor con las novedades primaverales...
Me ha parecido muy alegre y femenina la primavera en Art Deco y en Versátil: sombras rosas, en fresa y malva mate, amarillo limón y azul noche, además de un topo muy bonito. Ninguna me tienta, aun así, porque todas son mates.

sombras de primavera en Art Deco

El colorete es la típica polvera joya para coleccionistas que da pena utilizar por romper el dibujo en relieve. También es mate, en un degradado de tonos fresa, coral y melocotón... y tampoco me tienta mucho a pesar de su belleza, o precisamente por su culpa: no me gusta el maquillaje que hay que conservar en una vitrina, y las filigranas grabadas en la superficie del pan empujan a ello.

Colorete de primavera en art Deco

Lo que sí me apetece muchísimo probar son sus nuevos labiales mates y confortables: realmente se ven cremosos y pigmentadísimos. De los seis tonos que aparecen en el expositor primaveral, me atraen dos:

173

El 173, un rojo afresado de base azulada, llamativo y alegre pero elegante y dulce,

165

Y el 165, un coral cremoso algo apagado pero también optimista.
Me encanta que un centro tenga su oferta de color tan al día, los expositores relucientes y todo impoluto y bien abastecido. Y lo mejor es que Versátil está en mi camino  hacia el polideportivo de Lobete, en plena calle Jorge Vigón... ¡Creo que éste es el principio de una gran amistad!

22 de marzo de 2016

Mi rituaI de belleza integral: I ❤️ Nuxe... y más (VLOG 4)

Nuxe gobierna mi tocador, la peluquería Mishea de Logroño se ha adueñado de mi cabeza y el herbolario CataNatura, también de Logroño, se ha hecho con la llave de mi despensa en estos últimos tiempos: son las tres conclusiones que saco al reflexionar en profundidad sobre mis rutinas de bellezas diarias. Un ritual que va mucho más allá de la sombra con la que visto mis ojos, que últimamente no es una sino dos, como sabremos más adelante...

Mi cuarto de baño por la mañana

La belleza recorre nuestra vida de lunes a domingo, en cada pequeño gesto, para latir en nuestro cansancio y fundirse en nuestro descanso.
Así, cuando me relajo en el spa de Lobete estoy embelleciéndome, pero también cuando "sudo la camiseta" en la cinta de correr del mismo centro deportivo. Cuando maquillo mis ojos, pero también cuando dejo que Myriam de Mishea moldee mis cabellos con sus manos prodigiosas. Cuando elijo una máscara de pestañas de Nars, pero también cuando elijo mandarinas de Valencia para picar entre horas. También, por qué no, cuando elijo chuches bío en "mi súper ecológico". Cuando entro en la perfumería Muro en busca de la Creme fraiche de Nuxe, pero también cuando entro en una iglesia románica en busca de paz, con la música clásica de fondo y la lamparilla del Sagrario tililando misteriosamente...  Todo en nuestra vida es y puede ser Belleza.

Por eso en este post voy a relatar sólo una parte de mi ritual diario: en el vídeo que dejo al final de la entrada encontraréis la secuencia completa.

The Body Shop & Nuxe

He probado mil aguas micelares y otras tantas cremas hidratantes para piel sensible (I've sailed a thousand ships, diría Madonna), pero Nuxe es el lugar al que siempre regreso, algo así como un hogar para mi piel. Me despierto rociando mi piel con la gozosísima agua micelar de esta firma de parafarmacia francesa, a base de agua de rosas, y luego aplico la famosa Creme Fraiche, que aporta hidratación, nutrición y suavidad a mi cutis sin saturarlo.  Amo esta combinación de productos, y en mi última visita a la perfumería Muro encontré un set de oferta en el que te vendían la talla de viaje del agua y la crema en tamaño normal por el mismo precio de la crema sola, es decir, veintinueve euros.
Por la noche mi ritual gira en torno a ambos productos de nuevo, pero como en sinfonía coral se unen otros productos, enriqueciendo la rutina.

Contorno de ojos con células de clementina Bio Beauté by Nuxe

Un par de días a la semana exfolio mi piel con el exfoliante a los frutos rojos que me regaló Cosuki Naru: es de Bio Beauté, la firma ecológica de Nuxe, y es una oda a la delicadeza con aroma a mermelada de la abuela y sensación de limpieza absoluta.  Antes del agua micelar aplico manteca de  desmaquillado  de The Body Shop, sólo en los párpados y en zonas del rostro donde haya un maquillaje más potente. Una vez limpio el rostro, lo pulso con un par de gotas de mi aceite a la camomila, elaborado por mí, a modo de sérum. Y tras la sin par crema fresca... ¡contorno de ojos!
Mi último hallazgo, la niña de mis ojos (nunca mejor dicho) es este contorno de Bio Beauté by Nuxe que me costó dieciséis euros en la perfumería Muro. Posee el sello Ecocert, es respetuoso con esa delicada zona, pero sobre todo te hace sentir un océano de hidratación fresca en ella, atenuando finas líneas de expresión. Ningún contorno había logrado tanto en tan poco tiempo: no es que desaparezcan las líneas, es que parecen rellenarse, descongestionarse, descansar al fin.

Pareja estupenda en días de mucha prisa

...Y, como en la mayoría de las mañanas nos toca correr (también la velocidad guarda su belleza escondida), he llevado al cuarto de baño estos dos tarritos para lograr en cinco segundos un maquillaje limpio y profundo "de última hora": con extender la sombra en crema In and on bronze de Maybelline por todo el párpado móvil y la cuenca, y aplicar luego encima un toque de sombra el polvo YDK de Urban Decay, peinar las cejas y aplicar máscara de pestañas Audacious, un toque de maquillaje solar de Be+ y colorete melocotón de Essence, ¡estoy lista para presentar batalla!

Look diario

... Aunque, por mucho que luchemos por amar nuestra realidad más cotidiana, ésa que va de lunes a viernes..., no hay nada como una mañana de sábado, ¿verdad? Por eso comparto aquí con vosotras mi nuevo Vlog donde muestro un sábado más repleto de belleza, la que reparten a manos llenas las personas que encuentro en mi ciudad.



19 de marzo de 2016

#Whatsinmybag? El poder de los multiusos y las tallas de viaje

Por fin ha entrado algo de sensatez en mi cabecita, por fin hicieron mella en ella los consejos de mi madre..., y  abandoné por fin los enormes, descomunales bolsos que alimentaban mi complejo de caracol, siempre con la casa a cuestas, y que no le hacían bien a mi espalda ni a mi figura, en favor de los siempre más armónicos y favorecedores bolsos "medium size":

Foto tratada con filtros de luz Afterlight
¿Qué había/hay en mi bolso?

- Enorme bolso metalizado de Zara; Bolso de piel (herencia de mi abuela Cecilia)
Un libro o revista para leer: iPhone 6S con función eBook, aunque sigo prefiriendo el papel
- Tres barras de labios nadando en el bolso: "Pintalabios" de Guerlain 
- Neceser medio de L´Occitane: Mini neceser de maquillaje, de Verde doncella, una #TiendaChula de Logroño 
- Tangle teezer: Peine de carey #NoLoHaréMás (una comentarista me advirtió de que el carey se obtiene matando cruentamente a las tortugas, yo en mi ignorancia suprema y feliz creía que era un tipo de resina vegetal, por lo que cuando pierda el peine volveré a la madera a pesar de lo mucho que amo los árboles, y no recomiendo comprar nada de carey.)
Enorme billetera con veinte mil papelujos: Tarjetero de Kath Kidston con mi DNI y mis tarjetas/ monedero de boquilla retro del Tiger con el dinero justo para subsistir
- Gafas de visión MO
- Caramelos de menta del Pescador
- MP3 con auriculares de Primark en forma de unicornios
- Llaves de casa en un llavero de Agatha París que compré a los quince años, regalé a mi abuela al ver lo mucho que le gustaba y heredé veinte años después cuando ella se fue al Cielo...

...Pero lo confieso, lo que más ha aligerado mi equipaje es el hecho de cambiar el maletín  de la señorita Peppis que siempre llevaba a cuestas por un mini neceser: ponga un mini neceser en su vida.
El mío es retro, en forma de cinta de casette de las de mi niñez y adolescencia, y la encontré en Verde Doncella, tienda de Logroño a la que ya dediqué un post.

Mi mini neceser

Al verlo en el escaparate creí que iba a costar un ojo de la cara pero me pidieron sólo cinco euros por él: en realidad pagué diez porque me gustó tanto que le compré uno igual a mi amiga Cris, luego ella me regaló una pulsera de Vaduva... Va forrado por dentro con una tela rosa melocotón de polka dots ideal, y en él llevo:

- Corrector Healthy mix de Bourjois: en realidad me aplico base en casa o en la oficina, así que... ¿a qué viene cargar con un tubo inmenso en el bolso? Este corrector tiene ingredientes naturales y también siliconas, pero nunca me ha ensuciado la piel. Cuesta once euros en Bodybell pero la última vez que lo compré estaba rebajado a ocho euros.

- Coloretes: sí, dos. Uno más melocotón y otro rosa palo. No he podido evitarlo, pero a cambio son de Art Decó, de una paleta que tenía: afortunadamente no había tirado las tapitas. Estos rubores son minimalistas, caben el cualquier sitio. El 33 es un rosa batido de fresa delicado y muy femenino, y el 44 es un melocotón rojizo muy sedoso, casi cremoso. Me costaron siete euros cada uno, pero eso fue hace mucho tiempo. Ahora creo que andan por nueve noventa.

- Sombra de ojos oscura en lápiz: el mejor formato para un mini neceser. llevo el número 3 de la colección Secretale de Bell que compré hace un mes en Beautik, es un topo de matiz malva muy bonito. Me costó casi cinco euros.

- Barrita de cacao de Crazy Rumors: la conseguí en Primor hace meses, creo que por unos tres euros pero no recuerdo bien, y la uso para hidratar mis labios y para fijar mis cejas.

- Mega Gloss transparente de L´Oreal París: como siempre llevo algo de color en el bolso, para el mini neceser he elegido un brillo translúcido, que viste los labios de forma elegante y además puede aportar un punto de luz al lagrimal, efecto mojado a las pestañas, acabado jugoso a las mejillas y definición "glossy" a las cejas.

- Rímel: dos tallas de viaje, lo único que he comprado ex profeso para este nuevo neceser.


Foto tratada con filtros de luz Afterlight


Siempre me han dicho que mis pestañas necesitan la combinación de dos máscaras distintas que persigan diferentes efectos, y me he animado a probar la Roller lash de Benefit en su tamaño mini, que cuesta doce euros en Sephora pero con la tarjeta me salió por ocho euros y medio, y una máscara de Clinique que encontré de oferta en Bodybel por seis euros.
El rímel de Benefit curva y separa mis pestañas como ninguno lo ha hecho nunca, y el de clinique las viste de un negro acharolado sublime. Como es un poco suntuoso, antes de que se seque (y manche mis párpados) utilizo el truco que aprendí de Aparichi Makeup: poso repetidas veces mis pestañas sobre mi dedo índice..., y luego limpio mi dedo, claro.

Y así vamos por la vida, (casi) ligeros de equipaje, ¡como dijo el poeta!
El único punto flaco que le veo a mi nuevo neceser es que ninguno de los productos que lleva trae incorporado un espejito, espejito mágico..., por lo que he incluido en mi bolso mediano este espejo tan coqueto de la marca #Superbritánico que me regaló mi amigo Joaquín en su boda.

Y aunque sea hoy el día del Padre..., este post de makimarujeo va dedicado a mi madre.

16 de marzo de 2016

Si aún no tienes regalo para papá... ¡busca en Lush! (VLOG 3)

"Papá se lo merece todo" sería un buen eslogan para ofrecer al Corte Inglés, ¿verdad...? Y en ese todo entra también una ración de mimos, verse guapo más allá de la moda metrosexual que ya quedó obsoleta. Y Lush es una opción original si aún no hemos comprado nuestro regalo para el autor de nuestros días.

Regalar a un hombre puede ser tarea muy difícil, misión imposible... Si tenemos la suerte de disfrutar de un novio/amigo/padre "friki" el panorama se despeja, pues el rasgo principal de un friki es que ama algo con abspoluta entrega y veneración: en el caso de mi padre sólo aciertas de verdad con libros de ensayos filosóficos o científicos y con biografías..., pero mi madre se me había adelantado.

Pastillas dentífricas Mile of smiles de Lush

...Y como tenía que ir a Lush a comprar un fermoso tarro de crema para las cutículas (que pronto reseñaré en este espacio), decidí darme un paseo para adquirir algún objeto de tocador, que a lo mejor no le hará la ilusión del siglo , -el auténtico regalo es pasar tiempo juntos-, pero al menos lo utilizará: es la gran baza de productos básicos (jabón, desodorante, espuma de afeitar, esa gran triada...), presentados en envases que gritan "lo que llevo dentro no es un básico, es un regalo!".

En Lush encontré dos sugerencias muy interesantes: una botellita de pastillas dentífricas y un dado de jabón con aceite esencial de naranja y la palabra "Dad" (papá en inglés) grabada en sus aristas. Compré este último para mi padre, ya que celebrábamos su cumpleaños. El aceite de naranja olía dulce y ácido, como un caramelo de mandarina, y lo representa muy bien: mi padre es radiante, chispeante...

Pastilla de jabón "Dad", de Lush

Las pastillas de higiene bucal pueden ser un regalo muy bueno para padres aventureros, pero en este caso en realidad eran para mí: constituyen un gran invento para quienes como yo detesten el tacto de la pasta de dientes de toda la vida. Ha habido temporadas en que me daba tanta grima que tenía que lavarme única y exclusivamente con colutorio. Por favor, decidme que no soy tan rara.

No sé si estas tabletas son novedad, al menos para mí sí lo son: contienen cincuenta gramos, cuestan entre seis con noventa y cinco y ocho con noventa y cinco euros, hay varios sabores (de los cuales el más apropiado para padres me parece el llamado "Boom!", con carbón activo).  También hay hierbabuena, lima, frutos rojos y mi elección, "Mile of smiles", con varios tipos de aceite de menta, además de ácido tartárico,  bicarbonato sódico y fosfato de calcio como primeros ingredientes.
¿Y cómo funciona esto? La idea es que muerdas una pastilla, mojes en agua el cepillo de dientes y luego emulsiones. Yo ya lo he probado: sale muchísima espuma, y la sensación de limpieza es inédita, el frescor colosal, y te ahorras el paso de introducir un ente pastoso en la cavidad bucal :)

Al final, el auténtico regalo fue compartir todo un fin de semana en Madrid y disfrutar los tres juntos de la maravillosa exposición sobre Alicia en el país de las maravillas. De Lush, de esta exposición y de un maravilloso plan de sábado en Madrid hablo en mi tercer vlog en YouTube:


El momento más alucinante tuvo lugar  cuando aterrizamos en Sol para comer el domingo, y nos vimos inmersos en una congregación de aullidos (literales), porque los manifestantes clamaban por los derechos de los lobos. Mi padre, de pronto, en uno de sus arranques de genialidad chispeante dejo que mi madre, él y yo deberíamos organizar una contra manifestación en favor de los derechos de Caperucita Roja.

15 de marzo de 2016

Descubriendo el colorete y la brocha de la colección "Wake up, spring!" de Essence

Ayer, un mensaje de whatsapp iluminó mi lunes: era Myriam de Beautik Logroño, anunciándome que había llegado a la tienda la niña bonita de la primavera, la colección "Wake up, spring!" de Essence...
Nada más salir de la oficina me dejé caer por allí para ver con mis propios ojos el colorete melocotón tan alegre y la brocha tan original que han inventado los creativos de esta marca alemana que no deja de sorprenderme.

Maravilla de colorete
Quería dedicar a estas dos preciosas herramientas de color una reseña rápida, donde lo importante sean las imágenes y que ellas mismas hagan su propia loa y alabanza...
Porque Essence ha creado un rubor vitalista, vitamínico, de envase tripartito con espejo trasero al más puro estilo L´Oreal... ¡y con un ligero brillo! Acabó el reinado mate, y las mejillas aparecen muy luminosas para disfrutar los primeros rayos de sol.
El colorete que despierta la primavera en Essence es tímido, adecuado sobre todo para una piel clara, por lo que me parece el compañero ideal para restar efecto mate en el que hoy por hoy es mi colorete melocotón favorito, el Peach de L'Oreal París: juntos logarán en tus pómulos un acabado radiante, demejillas soleadas para estrenar color en el Domingo de Ramos.

La brocha

La brocha es amplia de pelo sintético y de un corte que evoca la "Ita" de Nars pero con cerdas más sueltas, menos tupidas, y suaves, suaves, suaves. Un mundo de suavidad invade nuestro neceser.

Así queda en la piel
Y éste es el resultado del rubor en solitario, aplicado con la brocha: una piel radiante, limpia y sin barroquismos innecesarios.

13 de marzo de 2016

Las bases de maquillaje que no me han enamorado: Clinique y Bell

En este post quiero hablar de la primera base de maquillaje que compré al venir a Logroño, deslumbrada por los recuerdos..., y de la última que he probado, fiada en las críticas positivas que había escuchado y en la experiencia aceptable que tuve con la Illumi Corrector, de la misma firma. Ambas son muy distintas pero tienen en común haber sido la primera y la última que han pasado por mi neceser riojano, y haberme defraudado bastante: ninguna de las dos me gustó.

Añadir leyenda
La base Superbalance de Clinique sí se puede calificar como todo un mito para mí, ya que era el maquillaje utilizado por mis primas "mayores" cuando yo era adolescente, y ver su envase de líneas rectas y limpias sobre la encimera del tocador me parecía la cumbre del "chic".
Hace cinco años aterricé en esta ciudad y no tenía base fluida..., ya que la Double wear light de Estée Lauder, que era la que usaba yo en aquella época, se me había terminado. Fui a Bodybel, y como estábamos ys a finales de febrero el tono uno me quedaba demasiado claro y el dos demasiado oscuro (motivo, junto a cierta pesadez, por el que acabé descartando ese fondo fluido que durante casi dos años fue mi traje a medida), y me acabé llevando el frasco vintage por consejo de una dependienta.

Sólo puedo decir una palabra: grasa. Grasa a mansalva. De equilibrio nada, se trata de una base muy hidratante... y bastante siliconada. Para mis primas, cuya piel ha sido siempre más bien seca, puede ir bien, a mí me agobiaba y me sobraba por todas partes. Y el tarro que tan glamuroso me pareciera antaño, era un auténtico engorro al no poseer dispensador y ser la fórmula en textura gel.


El fiasco de la base correctora hipoalergénica de Bell


He recordado mis problemas con los tonos de la base Double wear light, porque con la iluminadora de Bell me sucede lo mismo. Yo soy muy pálida pero sonrosada, por lo que suelo elegir el tono dos que sigue siendo muy claro pero con matiz dorado. Sin embargo, subtono dorado no es lo mismo que subtono amarillo: el primero "calienta" mi tez de forma natural iluminándola como con luz de vela, que es el efecto que busco..., mientras que el segundo la disfraza.

Con harto dolor de corazón y no poca vergüenza ofrezco un detalle de cómo queda la base iluminadora de la gama "Hyppoalergenic" de Bell, tono dos: es muy muy amarilla, pero el uno me pareció muy muy rosa. Y no se extiende nada bien, por lo que deja ese simpático cerco en la mandíbula.
Además de que es pura silicona: ¿de qué sirve quitarle a un producto los parabenos si dejas toda la petroquímica en primera fila? ¿Es para calmar tu conciencia y poder hacer publicidad? Y por eso, su uso continuado durante no más de tres días me ha regalado dos bonitos cráteres en la mejillas.

En cambio, la base Illumi corrector de Bell, tono dos se me ajustaba como un guante, iluminaba mi piel, era fácil de aplicar y extender... Y dejaba mi piel impoluta, aunque a la larga ensuciaba un poco, pero nada que una buena limpieza nocturna y buenos productos de tratamiento no supieran contrarrestar. Por todas estas razones, la elijo con los ojos cerrados, mientras que la nueva base iluminadora... ni la volveré a comprar ni la recomiendo a mujeres pálidas pero rosadas y de piel sensible y reactiva como la mía.

11 de marzo de 2016

Mis bases de maquillaje favoritas: Be+, La Roche Posay, Benecos

Hace tiempo dije en este espacio que no me terminaba de convencer la base iluminadora de Bell, pero que me daba pereza dedicarle una reseña porque no quería escribir un "post destroyer": respeto demasiado esta marca low cost del grupo Ortrade, que me ha dado productos como la máscara hipoalergénica o los jumbos de ojos, básicos imprescindibles en mi tocador. Y cuando una firma me llega al corazoncito, se me nubla el juicio crítico, por más que en general me gusta más alabar que criticar.

Hoy, Be+, La Roche Posay & Benecos

Así que me he metido en un fermoso huerto: para explicar por qué digo "no" a esta base fluida, decidí explicar antes por qué digo "sí" a otras opciones de maquillaje, líquido o en crema, en definitiva, por qué me he vuelto tan exigente: pónganse cómodas.

En realidad, la clasificación de mis bases de maquillajes, las últimas que he estado utilizando, se podría resumir en el clásico binomio "me gusta/ no me gusta", pero para llegar a la conclusión de que la base de Bell me disgusta, debéis saber que estoy acostumbrada a bases muy buenas. Muy muy, buenas, lo cual no se identifica en absoluto con "muy, muy caras": sus precios oscilan entre los diez y los veinticinco euros.
Hace más de un año decidí renunciar a los fondos fluidos de alta perfumería, que me aportaban siliconas y quebraderos de cabeza... y comenzó mi peregrinaje por la farmacia y el herbolario. Hallé tarros mágicos cuya magia está escondida, como buena alquimia: cero glamour, cero publicidad en las revistas, e... iba a decir cero siliconas pero eso es imposible, digamos un porcentaje mínimo.

Maquillaje compacto Be+

El compacto solar de Be+ ha sustituido en mi neceser a la famosa polvera azul de Shiseido: alguna lectora me pidió una comparativa entre ambas, y yo diría que se trata del mismo concepto pero en dos texturas y para dos épocas del año diferentes: el compacto de Be+ es cremoso aunque nada graso (y sin siliconas apreciables), pero si te brilla la piel no te la va a matizar. Lo veo ideal para invierno, aunque por otro lado posee un factor solar de cincuenta, mayor que el maquillaje solar de Shiseido. Además, es diez o doce euros más barato, porque cuesta, según su lugar de compra, entre veintidós y veinticinco euros.
¿Algunas desventajas frente a mi polvera color piscina? Dos, además de la ausencia de efecto mate: la primera es la duración. Este producto posee un acabado precioso, de auténtico maquillaje como se aprecia en la fotografía..., pero a las cuatro horas hay que retocar. Y la segunda, el tono, que resulta ser el más "claro" y aún así queda muy dorado en mi piel, aunque aplicado con brocha plana puede tolerarse.

Toleriane teint de La roche Posay

Y llegamos a la niña bonita, mi base de maquillaje favorita desde hace meses... y lo que nos queda por vivir juntas. Si 2014 fue el año en el que descubrí mi crema de día perfecta (Toleriane Ultra de la Roche Posay), en 2015 Toleriane teint me conquistó.
¿O debo decir que fue una reconquista? Porque yo había utilizado este tubito hace mucho, mucho tiempo, cuando empezaron mis problemas de rosácea, pero entonces no me gustó porque usaba mucho producto y me quedaba muy artificial, algo que, según los mejores maquilladores, es uno de nuestros fallos más habituales al aplicarnos la base. Y si con cualquier maquillaje líquido hay que seguir la regla del "menos es más", con éste más aún porque es... ¡estirable! Lo dice el envase y es cierto como la luz del día. una gotita se crece en nuestros dedos al trabajarla, cunde una vida entera.
Si das con la dosis adecuada, ni siquiera necesitas brocha: aplicada con los mismos dedos sobre la piel hidratada deja un cutis perfecto, como de bebé, como bien muestra la fotografía. Y dura, y dura, y dura. Es uno de los maquillajes más duraderos que conozco. No tiene (casi) siliconas, y las que posee son volátiles. Dependiendo de farmacias y promociones, puede costar catorce euros o diecinueve.

Maquillaje natural de Benecos

Por último, quiero hablaros del maquillaje natural de Benecos, que me costó sólo diez euros en CataNatura. En su día le dediqué un vídeo en mi canal (aquí), y me reafirmo en lo dicho..., a medias: con el tiempo, este maquillaje tan natural te acaba ganando pero sabiendo siempre que hay unos límites, porque es un producto honesto que corrige la piel pero no la "disfraza", como veis en la imagen.
No es un maquillaje que arranque estrellas a tu piel como lo haría, por ejemplo, la Pure radiant de Nars que es la única "base" comercial que realmente me tienta, a pesar de saber muy bien que mi amiga la dimeticona corre en primer lugar en su lista de ingredientes... Es algo irracional, no es amor no es amor es una obsesión, la veo en blogs y vídeos de YouTube y digo "quiero esa luz, la quiero para mí..." es la teoría del fulgor.
La base de Benecos no ilumina aunque tampoco acartona. Yo elegí el tono más claro, que como veis no aporta la calidez típica de "luz de vela" que poseen los dos maquillajes anteriores. Deja un acabado mate natural. Dura bastante, pero hay que trabajarlo muy rápida porque se seca, como ocurría con la primera versión de la ¿mítica? Colorstay de Revlon. Pero, a cambio... es limpia como ella sola:

¡¡¡El experimento del terror!!!

Sí, he vuelto a manchar mis manos con experimentos empíricos y he pasado estas dos bases de maquillaje líquidas por el filtro del terror. La fotografía fue tomada tres horas después de aplicar el chorretón sobre el papelito absorbente. Toleriane de la Roche Posay se ha comportado con dignidad, pero muestra un buen cerco. El maquillaje natural de Benecos sigue sin soltar ni gota. Ni gota ni gota, la grasa no se nota. Y no se nota, señoras y señores, porque no existe. Eso tiene un precio, el hacerlo un poco menos apetecible a nuestros ojos...

Digamos que, desde el punto de vista de la grasa que tapona el poro (al igual que nuestras arterias), la Pure Radiant de Nars sería un buen hojaldre relleno de nutella, tentador pero en definitiva el mal; la Toleriane teint sería una galleta de cacao de Santiveri, un vicio sano, sólo treinta y seis calorías, una alegría para el cuerpo... Mientras que el maquillaje natural de Benecos es una radiante y saludable manzana Granny Smith.

9 de marzo de 2016

Otro post de makimarujeo: un sábado en Logroño con Adaldrida (¡vlog en YouTube!)

Sí, me he lanzado a la piscina de los vlogs en YouTube.
Me parece muy divertido y refrescante salir a la calle, cámara del móvil en mano, a grabar todo lo que pasa a mi alrededor, los mejores minutos de disfrute de un sábado cualquiera vivido en mi ciudad actual, Logroño, y compartido con una amiga: desde la contemplación platónica de la belleza divina en misa de doce en la concatedral..., hasta el goce profano de las pulseras tipo "Invisibobble" de la riojana firma Vaduva que hallé en la feria de stock de rebajas que se celebraba en esos días...

Captura de pantalla 1: Santa María de la Redonda

Todo comenzó aquí, en plena calle Portales, y a la calle portales regresamos tras varias idas y venidas... Por ejemplo, fuimos a la perfumería Muro y ese fragmento no lo grabé, ay pena
penita pena, pero aún me da vergüenza pedir permiso para grabar en tiendas ni nada, además no sé cómo presentarme, porque "youtubber" exactamente no soy, si acaso una bloguera que utiliza puntualmente su canal para ilustrar los posts de su blog, aunque este status (o "no status") con el presente vídeo y con el anterior creo que puede cambiar...


Captura de pantalla 2: Librería Castroviejo

Decía que volvimos a Portales a la fermosa librería Castroviejo: en este caso decidí grabar frente a su escaparate que es un mundo abreviado dentro de la cultura: estuvimos dialogando mi amiga Cris y yo acerca de los libros que allí se encontraban, para descubrir que se estaba reflejando un árbol en el cristal dejando una preciosa estampa:

Captura de pantalla 3: escaparate de Castroviejo

Acto seguido fuimos ¡a gastar! al LogroStock, aunque yo gasté exactamente menos de cinco euros, ya que lo que encontré fue una preciosa funda de móvil retro que estaba rebajadísima a 2,99 euros y ¡al fin! encontré los coleteros al estilo Invisibobble pero lo suficientemente anchos como para utilizarlos como pulseras, que es el uso que yo quiero darles, y por ochenta céntimos cada una:


Captura de pantalla 4: mis pulseras de Vaduva

El toque gamberro y disfrutón de la mañana lo pusimos en el stand de Moviáticos, una tienda de complementos para la telefonía móvil que hay en la Gran Vía de Logroño y que llevaba una marcha imponente, con una música tan cañera saliendo de sus altavoces que no pude evitarlo: ¡se me escaparon los pies! Y Cris aprovechó para grabarme en pleno bailoteo...


Captura de pantalla 5: Bailando en LogroStock

Era la felicidad del ritmo en buena compañía, y hallando chollos, que me rebosaba... Si os habéis quedado con ganas de más, aquí os muestro mi "primer" vlog (el anterior se lo debo en gran proporción a la prima de mi padre que grabó la mayor parte), subido a mi canal de YouTube.


Si os gusta este tipo de makimarujeos... habrá más. To be continued, siempre to be continued!

7 de marzo de 2016

Rosa Cuarzo y Azul Serenity, colores del año en Pantone..., y tonos de temporada en Nails Factory

Debemos agradecer a Pantone, firma que conoce como ninguna el inmenso poder de la colorterapia, que vele por nuestra calma interior en un mundo gobernado por el estrés, y haya nombrado como colores del 2016 dos tonos pastel de lo más relajantes, el Rosa Cuarzo y el Azul Serenity.

Vía Google imágenes
Reloj: Swatch Irony
Pulseras: Vaduva/ Acnur

Y es que tal decisión posee extraordinarias e importantes consecuencias: en seguida las actrices han inundado la alfombra roja con modelos en estas dos tonalidades, para regocijo de algunos comentaristas y desesperación de otros (como Molinos del blog "Cosas que (me) pasan", que en sus hilarantes despellejes acusa a las actrices vestidas con estos colores de infinita languidez...) Del mismo modo, tanto Cuarzo como Serenity comienzan a protagonizar colecciones de primavera en maquillaje, y ya he podido ver ambos tonos entre las novedades de temporada de Nails Factory.

Tono 301 de Nails Factory
Anillo charro: joyería local de Salamanca

Fui al local del Centro Comercial Berceo a retirar mis uñas azul noche con la idea de no "echarles nada encima", dejarlas descansar, pero Diana, que me atendió con esmero y que resultó ser la dueña de la franquicia en Logroño y en Pamplona, tras limpiar, limar e hidratar me dijo que tenía las uñas perfectas, sin descamación alguna, y que si quería podía maquillarlas de nuevo.
Lo cierto es que yo nunca he probado ninguna otra casa de color semi permanente y no puedo comparar, pero ante quienes dicen que este tipo de manicura debilita solo puedo asegurar que en mi caso, Nails Factory más bien ha reforzado mis uñas: quizás porque no retiran lijando, o porque aplican una capa de calcio en cada sesión, pero tengo las uñas mucho más fuertes desde Navidad.
El caso es que Diana me mostró los cuatro nuevos colores de primavera y caí presa de amores ante un tono azul tormenta (o "Serenity") y un rosa nude que bien podríamos denominar como Cuarzo.

301
Como acababa de elegir una manicura azul (aunque oscuro), me decidí por el rosa. Un rosa que con una sola capa aún hace predominar su matiz beige crema, pero en la segunda capa y en el producto de acabado, tan brillante, sale a relucir la ternura del cuarzo. Este tono me recuerda a la colección de piedras minerales que inicié en tercero de EGB, por lo que despierta en mí una oleada de sentimientos tiernos: inocencia, verano, excursiones, mi padre y yo riendo en las barcas de pedales por el Guadalquivir, después de haber acudido a la enésima edición de la feria Mineralia...

Anillo: Swaroski

Estuve hablando en animada conversación con Diana, y entre otros temas salió a relucir mi secreta pasión por las uñas stiletto y mi proyecto a largo plazo de hacerme un acrílico, por ejemplo para una boda o incluso para otra presentación de mi libro, quién sabe. Diana parecía conocer bien mis uñas, había incluso curioseado este espacio ("es parte de mi trabajo", me dijo), y me advirtió que si algún día me dejaba crecer las uñas no me dejaría limarlas en stiletto, ya que "tengo una curvatura C preciosa". Ahí queda eso. Y yo sin saber que existe un don llamado Curvatura C, y que yo lo poseo.
La manicura quedó muy dulce y limpia, como de niña buena... un rosa cuarzo que al contemplarlo, ¡realmente infunde serenidad!

5 de marzo de 2016

Mi primer vlog en YouTube: presentación de "La noche que no existe"

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida..., y en pleno bodorrio en Bilbao, una prima de mi padre (Cris Cañedo, ¡gracias!), me regaló un "lápiz" con tres preciosos vídeos del recital que ofrecí en la madrileña librería La fugitiva el pasado veinte de febrero...
Así que, a riesgo de parecer muy pesada, he decidido alargar el momento Francisco Umbral, y venir aquí... ¡para hablar de mi libro! Porque las imágenes que os ofrecí en la anterior entrada eran escasas, y porque me apetece (ay, la vanidad del poeta...)

Photo by Cris Cañedo

Uno de los momentos más emotivos ocurrió durante la firma: mi sobrina de cinco años, hija de uno de mis primos, vino toda orgullosa a enseñarme su cuadernos de dibujo ya completo, con todas las actividades realizadas, y así ella me mostró su obra y yo le mostré la mía. Tengo muchas fotos entrañables de este precioso intercambio, pero a lo mejor a mi primo no le gustaría que mostrara a su hija en la red por lo que subo únicamente ésta, en la que sólo se la ve de refilón mientras yo le presentaba "mi libro. Hay otra preciosa en la que ambas posamos, la he recortado para comentar con más detenimiento el look de ese día:

Photo by Cris Cañedo

Aquí podéis ver lo bonito que queda el labial Margarita de Nyx, el rubor Rose d´Oro de Milani y, por supuesto, la base de maquillaje Toleriane Teint de La Roche Posay: ando preparando un par de posts de bases de maquillaje, las que me gustan (verbigracia, ésta de LRP), las que ni fu ni fa (como la base de Benecos) y las que me disgustan (como la iluminadora de Bell, con la que no consigo congeniar.)


Sin más os dejo con mi primer (ilusionado aunque imperfecto) vlog. La próxima cita será el próximo 28 de abril en Logroño, ¡estáis invitadas!

3 de marzo de 2016

La tentación vive en... Sephora: paleta "L' amour, toujours l' amour" de Nars

Ésta será mi última entrega de la saga "La tentación vive en..." esta primavera, ya que honradamente abandono mi potidieta cuaresmal en vista de que no puedo combinarla con la auténtica dieta que estoy siguiendo en estos momentos (soy humana... demasiado humana).
Pero aún hubo antes de la debacle un acto de contención heroica (modo ironía on), al entrar en los almacenes Sephora de Gran vía de Logroño y ver que ¡habían renovado el mueble expositor de Nars!


Nuevo mueble de Nars en Gran Vía (Logroño)

No se trata de un gran cambio, porque han traído aún el mueble pequeño supongo que por problemas de espacio y todavía noto grandes ausencias (como en Make Up For Ever, que no trae a Logroño su magnífica base de maquillaje Face and body, lo único que realmente me tienta de la firma...) Sin embargo, verlo todo nuevo y reluciente ya resulta muy consolador, y descubrir las novedades  de mi marca de lujo favorita vale un imperio.
Pude probar la nueva crema coloreada "Velvet", que tiene tantas siliconas como la "Radiant" y por eso no es para mí (si voy a usar silicona prefiero tener la piel radiante), descubrí la nueva paleta "Pro Cheecks" y no me encandiló especialmente (pronto haré una entrada de maquillaje-ficción contando qué rubores elegiría yo para mi paleta ideal de mejillas de Nars...), y cuando ya pensaba aquello de "nada nuevo (o sugestivo) bajo el sol"... descubrí la paleta de doce sombras "L´amour, toujours L´amour"... y casi muero de lo mismo.


Paleta L´amour, toujours l´amour

Yo no era muy aficionada a las paletas de sombras de ojos, pero eso cambió desde que me regalaron la de Kat Von D: ahora me parece que son uno de los productos más versátiles dentro del maquillaje, eso sí, si das con los colores perfectos y las texturas ideales... y esta sublime combinación lo ha conseguido.

Comenzamos por el título, una cumbre de la poesía y el romanticismo en márketing cosmético. Me haría muy feliz que los creativos de Nars se alejaran definitivamente de lo chabacano y lo explícito, y no sólo me refiero a nombres como Orgasm sino por ejemplo a "Sin". Pecado: cómo les gusta a los que en principio no son creyentes jugar con ciertas cosas. Nos mola el concepto de pecado porque lo asociamos siempre a lujuria, y como dice mi padre esta cultura nuestra anda obsesionada con "el sexo mandamiento", pero pecar es otra cosa: es  odiar, tratar mal a la gente, dejarse llevar por la ira, la envidia, la soberbia... ¿hay algo bonito o atractivo en todo es? No.



Primera fila de la paleta

Pero vayamos a las sombras de "L´amour...".  Doce son y sólo hay cuatro mates, y aún éstas son cremosas, pigmentadas y "fáciles". Creo que hay que valorar el salto cualitativo que ha dado Nars, una casa que no es barata precisamente, en sus sombras de ojos: antes eran normalitas en cuanto a pigmentación y durabilidad, aunque siempre fueron espectaculares en cuanto a color.
La primera fila posee cuatro sombras básicas y por ello de mayor tamaño. Un marrón humo que me recuerda a mi amada Cordura II pero sin la chispa dorada que ésta poseía, un marrón topo satinado maravilloso, un beige crema achampanado y muy pigmentado, y una sombra luz fría y mate (que no falte).


Segunda fila

Un azul metalizado y tornasolado, un topo mate, un dorado cálido tirando a oro viejo o latón, con matiz naranja, absolutamente obnubilante, y un blanco roto que tiene pinta de aportar mucha luz.

Última fila
...Y la última fila es ya como para acabar rematadamente chiflada por esta nueva creación. Un negro surcado por mil burbujas de oro, un antracita con tornasol verde al estilo de la famosa y preciosa sombra "Erika" de Lancôme. un azul noche mate y un color ala de mosca, azul verdoso rojizo al estilo de la fabulosa "Label whore "de Too Faced (ay, los nombres...) cierran esta sinfonía de color y belleza.
Para comprobar la permanencia de las sombras, pasé un pañuelo de papel por las yemas de mis dedos: éste fue el resultado


Asombroso
La paleta más romántica de Nars cuesta la friolera de cincuenta y nueve euros, que si racionalizamos y dividimos entre doce sombras de acabado sedoso y calidad suprema, no me parece ningún disparate. Creo que no es necesario decir que salí de la perfumería sin ella en el bolsillo... pero va a protagonizar todos mis sueños cosméticos en esta primavera que se adivina ya.