21 de enero de 2017

Solstice de Sleek: la paleta que lo ilumina TODO... hasta mi nuevo Vlog de YouTube

La paleta Solstice de Catrice fue uno de los objetos de culto, de los mitos en bucle que tuvieron su minuto de fama en el pasado año 2016: ocupó páginas y páginas cibernéticas, corrieron ríos de cíber tinta sobre ella, pero a mí no me tentaba en exceso. Nuestro momento llegó justo cuando se calmó un poco la marea..., pues en plenas navidades pensé que sería perfecta para celebrar el fin de año.


La primera vez que la usé no me acabó de enamorar porque no le di el acompañamiento debido: un maquillaje muy iluminado necesita limpieza, claridad y alegría. La rescaté en los días posteriores a Reyes, para encender mi tristeza post vacacional, y la llevaba con un rostro casi desnudo, un falso "no maquillaje", y labios hidratados y no muy oscuros: es justo lo que necesita la paleta para triunfar.


Al contrario de los envases habituales de la marca, que al menos a mí me dejan algo fría, en esta ocasión el envoltorio es apabullante: una paleta dorada al más puro estilo Clarins pero con un precio que aún es propio de Sleek (menos de trece euros), algo manchadizo pero sublime, la verdad.
Y cuando se abre la cajita mágica aparecen cuatro centelleantes iluminadores: uno en crema, el único que pensaba no utilizar porque lo supongo cargado de siliconas, pero al ser color piel achampanado y sin purpurina me parece perfecto para iluminar el arco bajo la ceja, una de las pocas zonas de mi rostro que no enrojecen fácilmente.


Los otros tres tonos tienen textura de polvo y mil burbujas plateadas y doradas nadando en su superficie, pero una vez aplicados en la piel, incluso bajo el sol como ha sido en caso más reciente, no se ve una purpurina evidente, basta, carnavalesca..., el brillo se funde en la piel encendiéndola, sí, pero con un destello integrado.


El primer color es un rosa liláceo casi blanquecino que aporta muchísima luz fría y que a mí me encanta como base de un maquillaje inocente de ojos: llenar con él la totalidad del párpado móvil, desde el lagrimal hasta la cuenca, delinear luego a ras de pestañas con un lápiz natural y terminar con rímel no muy exagerado.
Debajo de éste hay un iluminador color piel con un matiz cálido, casi melocotón, que como podéis suponer es mi favorito y me fascina en la parte alta del pómulo y en las "manzanitas de las mejillas". Y a su lado, un iluminador clásico, blanco roto champán con matiz dorado, que utilizo en el arco de Cupido.




Yo últimamente la combino con el rubor rojo fresa de la paleta Cheeks & Lips de Nars y con uno de mis nuevos labiales Smart fusion de Kiko, muy duraderos e hidratantes: éste es el 429, un color vino suave que combina muy bien con mi foulard de terciopelo regalo de Reyes, en tonos muy Gryffindor...
Podéis ver la paleta en acción en el último vlog que he subido a mi canal, en el que paseo por Sephora y Tiger Logroño con mi amiga Cris, intento comprar una rebaja puntual, os presento a la perrita de mi amiga María y abro el paquete que me enviaron de Teterum.


Pero, sobre todo, en este vídeo hacemos el gamberro sin parar, no dejo de reírme y se me ve muy... ¿iluminada? ¿Será la paleta Solstice de Sleek, o la felicidad que ya ha vuelto a mi vida?

12 comentarios:

  1. Realmente pinta de estar pasándolo muy muy bien. Me gustan tus fotos con ése fondo.
    M.

    ResponderEliminar
  2. ...Jajajaj "por un lado comes, y por otro, dibujas", qué risas. Da gusto verte tan contenta, y tan bonita.
    La paleta me ha tentado intermitentemente...ahora lo hace permanentemente, tras leerte/verte, jajaja
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Luego veré el vídeo, pero, de momentome encanta verte así de feliz e iluminada.
    Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito se ve <3

    ResponderEliminar
  5. A mí me encantan tus vlogs no lo dejes porfi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias: a veces pienso dejarlo porque evidentemente no tienen calidad ni lo pretendo: es lo que tiene grabar con el móvil, ya que no voy a comprarme trípodes ni cámaras porque no soy pro... Lo cual me hace plantearme el tema de si seguir o no.
      Pero he pensado que me gusta así, imperfecto pero divertido: gamberrear un poco con trozos de mi realidad y hacer disfrutar un poco a la gente...

      Eliminar
  6. No me llamó especialmente la atención la paleta hasta ahora...De hecho, me iba a hacer con un iluminador de Benecos y ahora me has hecho dudar. Rocío, tú estás llena de luz, por dentro y por fuera!!

    ResponderEliminar
  7. Lo he visto en persona en el primor y definitivamente no es para mi, es silicona pura y como iluminadores tampoco me matan, prefiero invertir en la paleta de Spice and Sugar 2 de Make Up Revolution, tengo mucho capricho.

    Anda que no lo habéis pasado bien!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Definitivamente es pura silicona, el iluminador en crema no lo puedo usar ni debajo de la ceja (hoy he amanecido con la zona enrojecida), pero los otros tres en polvo merecen muchísimo la pena y encima de una base respetuosa con la piel no dañan.
      No te pienses que una paleta de MUR va a tener menos dimethicone 😂

      Eliminar
  8. Estás radiante Rocío!!Brillas con luz propia! Un besote!

    ResponderEliminar
  9. ¿Dejar los videoblogs!!!!? NOooooo, no nos puedes hacer esto, y privarnos de tu sonrisa y alegría. Ya imagino que, a veces, es un rollo estar filmando, pero esa es la gracia, que solo grabes lo que temhace gracia y no la obligación que tienen las pro, como tú dices. Yo valoro mucho el tiempo que le dedicas a todo esto, porque, aunque amateur, se lleva su tiempo. Estás radiante. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  10. Es muy bonita esta paleta. Yo tengo otra, también dorada que nunca recuerdo su nombra y la tengo que rescatar porque la he usado poco.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...