17 de marzo de 2017

Haul & Outfit: Renatta & Go o el color taupe... también en los vestidos

En Instagram (y en este espacio) me pedisteis que os enseñara más vestidos, que los luciera más porque -decíais-, me hacen más... ¡alta! Y como alta no soy, pero sí obediente, he aquí un haul & outfit en el que muestro mi última adquisición, inaugurando así una nueva saga de posts visuales (o "vagos"), con mucha imagen y poca letra).

Photo by María del Cano #NoFilter

Vestidos tengo muchos en mi armario: de Elogy, de 100% México, de Mit Mat mamá o incluso de H&M y de Zara, pero es verdad que todos pertenecen a temporadas bastante remotas... En mi fin de semana madrileño decidí poner remedio a esa situación digamos obsoleta incluyendo una mañana de compras por Fuencarral con mi madre y ambas descubrimos una tienda fantástica:

Filtro Artinlights de Perfpix para IG

Renatta & Go es una firma joven, alegre, de diseño económico y muy cómodo: prendas fluidas, de algodón (eso sí, se arrugan), y en su mayoría de talla única, yo quepo en ellas y no es prenatal, ¡hurra!

Ídem
Por último, el diseño del local mismo es una mezcolanza entre industrial y retro que me gusta mucho, las chicas son estupendas y cuando llegamos, a las diez y media de un lunes, no había nadie y compartimos probador y espejos en un momento íntimo y divertido de comunión madre-hija, ante la sonrisa cómplice de la dependienta.

Photo by una desconocida en el Espolón
#CómoSomosLasBloggers, #QuéCosasSeNosOcurren
Y me llevé un vestido y dos chaquetas con formato kimono, las tres prendas dentro del espectro "color taupe" que yo tanto amo.
El vestido lo vimos en verde cacería y a mí no me decía gran cosa, pero la chica lo sacó en este gris que mi madre denominó "rata" pero que para mí siempre será topo, y me enamoré. Lo mejor que tiene son las mangas abullonadas y con puño, y el escote de goma hippie que te permite descubrir los hombros como en la primera imagen..., amén del cautivador color topo.

Photo by María del Cano
Para combinarlo, me llevé una chaqueta de tela de mil rayas, en distintas tonalidades que combinan fresa, lila y topo en sus variantes más pastel. El vestido me costó dieciocho euros y la chaqueta, otros dieciocho.

Photo by una coleguita de #unir

Estábamos ya pagando cuando protagonicé una de las raras historias de amour fou, flechazo e idilio inminente con una prenda de ropa: esta chaqueta kimono en pana y color topo (no rata, no, ¡topo!), que ya doblaba el precio (36 euros) y que mi madre me regaló.
Como habéis observado, esta obsesión mía por el color gris amarronado, raro y precioso, que comenzó por fetichismo y coleccionismo puro y duro de sombras de ojos en polvo y en lápiz de esa tonalidad que prestaba profundidad y misterio a la mirada, se ha ido contagiando también a la ropa: adoro esta clase de gris.


Es verdad, y ahí le doy la razón a mi madre, que luminoso no es (no lo podía tener todo), pero yo le aporto luz al conjunto de dos maneras distintas: una, rompiendo un maquillaje monocorde (sombra de ojos Satin Taupe de Mac + Lingerie de Nyx en el tono Embellishment), con mejillas melocotón, y dos, optando por un complemento que es una llamarada de alegría y fulgor: el corazón de ámbar que mi padre me trajo de Praga hace la friolera de ¡veinticinco años!

13 comentarios:

  1. El corazón de ámbar es precioso pero, a mí, lo que hechiza es el colgante de la caracola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya tienes memoria, anónimo, porque sólo recuerda haberlo sacado en un post de Reyes...., pero prometo algún outfit con él:)

      Eliminar
  2. Las dos primeras fotos del vestido topo <3amor infinito...

    ResponderEliminar
  3. Lo de color topo o rata va aser una cuestión generacional, una amiga de la edad de mi madre también lo llama gris ratón.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. El vestido topo me encanta, y más chaqueta de rayas es una monada. Me ha gustado ese truco de darle luz con maquillaje y complementos.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  5. Perdoname pero la chaqueta costaba 836 euros? O yo no lo he entendido bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía lo que hace un paréntesis convertido en ocho . Gracias, ya lo he cambiado.

      Eliminar
    2. Gracias por contestar. Ya me parecía un poco cara jeje

      Eliminar
  6. Me gustaba más el otro vestido, pero las chaquetas son amor
    M.

    ResponderEliminar
  7. Estoy flipando: en el suplemento colecciones de Telva aparece el kimono de rayas 😳😳😳

    ResponderEliminar
  8. Ese colgante de ámbar tiene que ser mágico. Las prendas kimono favorecen mucho, hiciste unas compras estupendas, chiquilla!! 😙

    ResponderEliminar
  9. Lo bueno del primer vestido es que si luego ves que te queda anchote, le puedes poner un cinturón y ponertelo como un vestido ablusonado y darle otro aire.

    Me gusta mucho el kimono, muy fan de esas prendas.

    Besotes

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...